El jamón asado es un plato clásico de Navidad o no tan de Navidad; por ejemplo en Galicia es un plato muy popular con su salsita.

Imaginaos: un pedazo de patorra de cerdo que cocemos primero, para asegurarnos de que la enternecemos, y que acabamos de hacer asándola al horno para que suelte su grasa y quede perfectamente doradita. Ah, y la acompañamos con patatitas, boniato y cebolla. Lo que los americanos llaman comfort food en toda regla.

Sé lo que estáis pensando: sí, la patorra se puede hacer solamente al horno, el tiempo sería por lo menos de 2,5-3 horas, de las cuales al menos las 1,5-2 horas iniciales debería estar tapado el jamón para que no se reseque.

 

Receta de jamón asado de Navidad

Bandeja de hierro para asar Le Creuset y vasos de cristal reciclado Mediterránea

 

Ingredientes

  • Un trozo de paletilla de cerdo, con hueso o sin él, de 2,5 - 3kg
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 3 cebollas
  • Un ramito de romero
  • 2 hojas de laurel
  • Clavos de olor
  • Un chorretón de vino dulce
  • 100gr de miel
  • 3 cdtas. de mostaza a la antigua
  • Agua
  • 3-4 patatas
  • 1 boniato grande
  • Sal al gusto

 

Elaboración

  1. Empezamos por salar bien la paletilla la noche anterior y colocarla en una olla o cocotte grande.
  2. Al día siguiente, pelamos las zanahorias, el puerro y una de las cebollas, y las ponemos en la cazuela con el jamón, junto con el laurel, el romero y una cucharada de sal.
  3. Cubrimos de agua y llevamos a ebullición. Mantenemos la cocción a fuego bajo, con la cazuela tapada, durante por lo menos una hora y media, para asegurarnos de que queda tierno.
  4. Dejamos enfriar el jamón en el líquido de cocción. Guardamos el caldo de jamón para concentrarlo o para otro uso; se puede congelar, es excelente para añadirlo a guisotes de cuchara.
  5. Cuando esté frío, sacamos el jamón a una tabla y le quitamos la piel y algo de la grasa superficial, aunque esto último no es imprescindible (no tiréis la piel: se puede secar en el horno cortada en tiritas y quedan unas cortezas estupendas).
  6. Le hacemos unos cortes en cuadrícula en la grasa e insertamos un clavo de olor en cada cruce de las líneas.
  7. Calentamos un poco la miel en un bol, agregamos la mostaza y mezclamos. Pintamos todo el jamón con este condimento (debe sobrar para pincelarlo durante la cocción); lo ponemos en una fuente de horno grande.
  8. Pelamos las patatas y el boniato, así como las dos cebollas restantes. Cortamos estas en cuartos y las patatas y boniato en rodajas; lo ponemos todo alrededor del jamón.
  9. Vertemos 3-4 cucharones del caldo de la cocción en la fuente, así como el chorretón de vino dulce. Salamos todo bien, pues los tubérculos y las cebollas son dulzones.
  10. Metemos la fuente en el horno precalentado a 180°, a nivel bajo, y asamos 20 minutos. Sacamos la fuente, pintamos de nuevo con la miel, y lo devolvemos al horno otros 20 minutos o hasta que esté bien doradito por encima.
  11. Cuando esté listo el jamón, sacamos la fuente, tapamos todo con un papel de aluminio y lo dejamos reposar 10 minutos; esto sirve para que los jugos se distribuyan de nuevo a la superficie del jamón, que se ha resecado.
  12. Trinchamos en lonchitas y servimos con las hortalizas y algo de salsa.

Este jamón al horno con verduritas tiene un delicioso toque agridulce de la miel y la mostaza que le va que ni pintado a la carne de cerdo. Un plato fácil de hacer y que sale a muy buen precio aunque parezca casi de lujo, ¿no creéis? Perfecto para las próximas fiestas. Y si os sobra, es fantástico para bocadillos y sándwiches de todo tipo.

 

Receta de jamón con verduras

Bandeja de asar Le Creuset

 

Autor de la receta: Miriam de El Invitado de Invierno

Comentarios

RORI dijo:

Lo hice hoy para comer, esta muy bueno, pero lo encontre un poco seco. Cogi jamon en lugar de paletilla, podria ser ese el motivo?. Gracias!!!

Dejar un comentario