Recetas tradicionales y saludables



Espaguetis con coliflor asada

Publicado el Oct 01, 2017. 0 comentarios

Luisa, autora de Cocinando con mi Carmela, nos trae una receta de pasta que te va a encantar: espaguetis con coliflor asada, una forma estupenda de complementar un plato de pasta que se convertirá en una receta habitual en casa!

Seguir leyendo »

Crema de coliflor con setas shitake

Publicado el Sep 24, 2017. 2 comentarios

 

La receta que nos trae Lola, autora de Loleta, Life, food&Market, te va a encantar. Es una crema de coliflor con un sabor más intenso que de costumbre, dado que las verduras, antes de darles un hervor, se asan al horno (y usa shitakes, que ya de por sí tienen mucho gusto). Una receta de lo más saludable y de fondo de armario: es perfecta para entrar en calor, ¡Que pronto llega el frío!

Seguir leyendo »

Salmón relleno de verduritas y especias

Publicado el Sep 17, 2017. 3 comentarios

Salmón relleno con verduras

Hoy os traigo una receta que me encanta: salmón relleno de verduras. Es una receta perfecta para el fin de semana o para quedar bien si tienes invitados. Tiene una presentación muy bonita, y prepararla no conlleva complicació

Seguir leyendo »

Cómo hacer requesón casero

Publicado el Sep 15, 2017. 14 comentarios

¡Te invito a preparar requesón en casa! Es de lo más fácil y el resultado es espectacular. Ya verás, déjate guiar por Loreto (de Sabores de Colores): con sólo 3 ingredientes que seguro tienes en casa obtendrás un requesón casero de lo más rico.

Seguir leyendo »

Arroz meloso con pulpo y almejas

Publicado el Aug 24, 2017. 8 comentarios

Hoy Carmen, autora de Yerbabuena en la cocina, nos trae una estupenda receta de arroz: fácil de preparar y muy sabrosa, este arroz con pulpo te encantará, y Carmen te comenta además varias opciones para variarlo y adaptarlo a tu gusto.

Seguir leyendo »

Salmorejo de remolacha

Publicado el Aug 17, 2017. 4 comentarios

Hoy toca receta de salmorejo de remolacha, una receta imprescindible para afrontar los calores del verano, librarte de estar mucho tiempo en la cocina y disfrutar de un primer plato que es todo un clásico. La receta nos la cuenta Leti, de Revelando Sabores, quien os acabará de convencer de porqué debéis preparar esta deliciosa receta.

Seguir leyendo »

Vichyssoise fría

Publicado el Jul 30, 2017. 1 comentario

Luisa, autora de Cocinando con mi Carmela, nos trae la receta de vichyssoise o crema de puerros, una receta de lo más fácil de preparar que triunfa dónde va. Las recetas que, como ésta, tanto te sirven para servir frías en tiempo de calor como calentitas en los meses fríos son de lo más socorridas, verás.

Seguir leyendo »

Pinchos morunos con verduras a la barbacoa y hummus

Publicado el Jun 01, 2017. 0 comentarios

El verano es sinónimo de comidas al aire libre, y la barbacoa es sin duda el complemento ideal. Miguel, autor de Pimientos Verdes, nos trae una riquísima receta para preparar en ella: ¡Auténticos pinchos morunos! Acompañados de verduras y de hummus tienes la comida resuelta. ¡A disfrutar!

Seguir leyendo »

Marmitako en cocotte

Publicado el May 28, 2017. 6 comentarios

 Beatriz, autora de To Be Gourmet, nos trae una receta de lo más auténtica, un marmitako hecho en cocotte. El marmitako es un guiso a base de bonito y acompañado de cebolla, patatas, pimiento y tomate. No dejes de prepararlo en casa, ¡Los clásicos viven siempre por una buena razón!

Seguir leyendo »

Dorada con cítricos

Publicado el May 14, 2017. 4 comentarios

 

Hoy te traemos una receta muy especial: la dorada con cítricos es una versión alternativa y realmente sabrosa a la tradicional receta de dorada con limón. ¡Y es que no sólo el limón sabe deliciosamente con los pescados!

Seguir leyendo »

Rabo de vaca guisado con vino tinto

Publicado el Mar 16, 2017. 2 comentarios

Receta de rabo de vaca en cocotte

Miguel (autor de Pimientos Verdes) nos trae una receta para preparar rabo de toro al vino (o rabo de vaca si es más fácil de encontrar). Tras una simple maceración en vino durante unas horas, podrás preparar esta receta con un resultado excelente en textura y sabor. ¡Verás qué rica!

Seguir leyendo »

Curry de cordero con pan Naan

Publicado el Feb 26, 2017. 1 comentario

Receta de curry de cordero con pan naan

Hoy te traigo una receta que brinda homenaje a las especias: un curry de cordero de lo más sabroso, que llenará la casa de aromas que abrirán el apetito a toda la familia y os harán disfrutar a lo grande en la mesa.

Seguir leyendo »

Pollo en pepitoria

Publicado el Feb 09, 2017. 4 comentarios

Receta de pollo en pepitoria

El pollo en pepitoria es una receta que seguro disfrutaréis mucho en casa. La pepitoria consiste en cocinar la carne enriqueciéndola con yema de huevo duro y almendras molidas. Esta combinación resulta de lo más deliciosa cuando el pollo lo bañas además con un poco de caldo y vino y dejas que haga su chup-chup. Es una receta muy fácil de seguir que nos trae Carmen (Yerbabuena en la cocina) tal cual le ha enseñado la tradición familiar. ¡A disfrutar!

Seguir leyendo »

Clafoutis de fresas

Publicado el Feb 05, 2017. 6 comentarios

receta de clafoutis de fresas

Si hay un día ideal para preparar una receta dulce es el día de San Valentín: ¡Compartir un delicioso postre resulta de lo más romántico! Como es un día para disfrutar, y no para pasárselo encerrado en la cocina, la propuesta que nos trae Lola (del blog Loleta) es tan fácil y rápida de preparar como atractiva: receta de clafoutis de fresas, ¡Te encantará!

Seguir leyendo »

Cerdo al curry

Publicado el Jan 26, 2017. 2 comentarios

Receta de cerdo al curry

Luisa Morón (Cocinando con mi Carmela) nos trae un clásico que te encantará por su sencillez y a la vez intensidad de sabor. Se trata de la receta de cerdo al curry (que puedes también preparar con ternera), una propuesta estupenda tanto para el día a día como en días más festivos.

Seguir leyendo »

Fricandó de ternera

Publicado el Nov 27, 2016. 2 comentarios

fricandó de ternera

¡La receta de hoy es un clásico que no puedes perderte! Juana Guindilla, autora de La Cocina de Babel, nos trae la receta tradicional de fricandó de ternera, acompañada de unas ricas setas y preparada en cocotte. Una receta perfecta para fines de semana y celebraciones en familia. ¡Te encantará!

Seguir leyendo »

Lentejas verdes con trompetas de la muerte y foie

Publicado el Nov 18, 2016. 0 comentarios

lentejas en cocotte

Virginia, autora de Sweet&Sour, nos trae una actualización de lo más sabrosa de las tradicionales lentejas en cocotte. Esta receta resulta ideal para los meses de frío: está cargada de energía y también del toque más gourmet, porque las lentejas acompañadas de setas y foie resultan en un auténtico lujo para el paladar. ¡A disfrutar!

Seguir leyendo »

Risotto de calabaza

Publicado el Nov 06, 2016. 0 comentarios

Risotto de calabaza

Lola, autora de Loleta, Life, Market and Cooking, nos trae una receta en cocotte que disfrutaréis mucho en casa: un risotto de calabaza, sin complicaciones pero con un sabor delicioso y de lo más otoñal. ¡Qué lo disfrutéis!

Seguir leyendo »

Butifarra con setas y patata morada en cocotte

Publicado el Oct 30, 2016. 4 comentarios

Beatriz, autora de To Be Gourmet, nos trae un plato que puedes hacer en tu preciosa cocotte: una receta de butifarra con setas que te encantará, y que no hay mejor época para disfurtar.

Seguir leyendo »

Chile con carne

Publicado el Oct 20, 2016. 8 comentarios

Miriam, autora del Invitado de Invierno, nos trae una receta llena de sabor, con un punto picante que te encantará. ¿Conoces el auténtico chile con carne?

Seguir leyendo »

Espaguetis con pesto de espinacas y gambones

Publicado el Oct 09, 2016. 5 comentarios

 espaguettis con gambas

Si la pasta ya resulta de por sí un plato que acostumbra a gustar a todo el mundo, cuando la preparas con un pesto suave y la acompañas de gambones el resultado acaba siendo espectacular. Es una receta de Virginia, de Sweet&Sour, que tendrás lista en pocos minutos y sin complicaciones. Anímate a prepararla, ¡Te encantará!

Seguir leyendo »

Bacalao con samfaina

Publicado el Oct 06, 2016. 3 comentarios

receta de bacalao con samfaina

La receta de hoy no necesita muchas presentaciones, porque seguro que la mayoría ya la conocéis: la clásica receta de bacalao con samfaina. Miguel, autor de Pimientos Verdes, le da un toque de pimentón que le queda genial, y la presenta en la cocotte tipo cacerola, para llevarla directo del fuego a la mesa. ¡Buen provecho!

Seguir leyendo »

15 Recetas fáciles para preparar en cocotte

Publicado el Sep 27, 2016. 1 comentario

recetas en cocotte

La cocotte es un utensilio de cocina ideal: es una olla de hierro vitrificado muy versátil, que puede ir al horno y al fuego (ya sea gas, vitro como inducción), y te da muchísimo juego dado que puedes preparar en ella tanto un delicioso pollo al horno como legumbres, arroces, sopas o incluso pan y bizcochos. ¿De cuántos cacharros de cocina puedes hablar así de bien?

Seguir leyendo »

Albóndigas en salsa

Publicado el Aug 28, 2016. 3 comentarios

receta de albóndigas en salsa

Hoy Miguel, autor de Pimientos Verdes, nos trae un clásico que no puede faltar ni en vuestro recetario ni en vuestras mesas: una receta de albóndigas con salsa que resulta de lo más tradicional y sabrosa, llena de sabor y hecha para disfrutar... ¡Y repetir!

Seguir leyendo »

Cómo hacer conserva de bonito en aceite

Publicado el Aug 07, 2016. 15 comentarios

conserva de bonito en aceite

Si te gusta el bonito conservado en aceite, es ideal prepararlo en casa: te aseguras comer piezas de buena calidad, ¡Y ya sabéis que comer lo que uno mismo ha preparado gusta el doble! Así que hoy, Carmen, autora de Yerbabuena en la cocina, nos trae la receta para preparar bonito en aceite en casa. ¿Te la perderás?

Seguir leyendo »

Penne con salsa de requesón y pimiento

Publicado el Jun 03, 2016. 3 comentarios

penne con salsa

¡Hoy toca pasta! Una rica y fácil receta de penne (macarrones) con una salsa que le aporta mucho sabor. El título lo deja claro, pasta con salsa de requesón y pimiento... ¡Seguro que tienes ganas de disfrutar de la receta de Luisa, autora de Cocinando con mi Carmela!

Seguir leyendo »

Bacalao Club Ranero

Publicado el May 19, 2016. 3 comentarios

bacalao al pil pil

Hoy Virginia, autora de Sweet&Sour, nos trae una receta clásica y totalmente Bilbaína. El Bacalao "Club Ranero", junto con el Bacalao a la Vizcaína y por supuesto el Bacalao al "pil-pil" son uno de los platos más conocidos de la gastronomía Bilbaína.

Seguir leyendo »

Bizcocho marmolado en cocotte

Publicado el May 15, 2016. 2 comentarios

Muchos teníais ganas de volver a tener una receta de bizcocho en cocotte. Habíamos hecho ya alguno en ellas, y quedan tan fantásticos que no hemos podido dejar de repetir. El de hoy nos lo trae Rosa (Pemberley Cup&Cakes), y sí, resulta tan rico como parece. ¡A disfrutar!

Seguir leyendo »

Carrilleras de ternera con boletus en cocotte

Publicado el May 01, 2016. 7 comentarios

carrilleras con boletus para claudia&julia

La receta de hoy estoy convencida que os encantará: unas deliciosas carrilleras elaboradas en cocotte, ¡Sin muchas complicaciones pero aprovechando todo su sabor!

Seguir leyendo »

Espaguetis con tomates rama y ricotta asada de Jamie Oliver

Publicado el Mar 31, 2016. 6 comentarios

espaguettis de jamie oliver con tomates cherry

Me encantan las recetas que tienen un aire desenfadado pero que esconden sabor, ricos ingredientes y una atracción especial que te llama a coger el tenedor al momento. Así es la receta que nos trae Miguel, autor de Pimientos Verdes. No digo más: os dejo con la receta, ¡y yo voy a por el tenedor!

Seguir leyendo »

Lomo de cerdo al vinagre de manzana en cocotte

Publicado el Mar 13, 2016. 5 comentarios

lomo a la sidra

¡Nos encanta poner en marcha la cocotte! Cocinar en ella no tiene para nada que relacionarse con recetas complicadas, ¡Pero sí deliciosas! La receta que nos trae hoy Beatriz, de To Be Gourmet, es ideal: lomo de cerdo al vinagre de sidra, una receta que tiene mínima complicación en la cocina, pero con la que obtienes una carne tierna y sabrosa que te encantará.

Seguir leyendo »

Guiso de ternera a la cerveza

Publicado el Feb 18, 2016. 15 comentarios

ternera a la cerveza en cocotte

Cocinar en cocotte es siempre un placer, más todavía cuando preparamos las recetas de toda la vida a fuego lento, con buena materia prima y mucho cariño. Así es la receta que nos trae Raquel, de Los Tragaldabas, que nos propone hoy una deliciosa receta: guiso de ternera a la cerveza.

Seguir leyendo »

La cocotte ideal para cada receta

Publicado el Feb 17, 2016. 5 comentarios

pan y pollo en cocotte

Las cocottes de hierro Le Creuset son ideales para cocciones lentas y para preparar recetas tradicionales. Hemos hablado a menudo de ello, pero pocas veces hemos comentado las distintas cocottes que existen, que son muchas, y creo que es interesante hablar de qué cocotte es la más ideal para cada receta. Las cocottes son utensilios versátiles por definición pero puede venir bien saber para que es más apropiada cada una de las cocottes que tenemos en al tienda.

Seguir leyendo »

Porrusalda con bacalao

Publicado el Feb 04, 2016. 6 comentarios

porrusalda con bacalao en cocotte

Virginia, de Sweet&Sour, nos trae un plato típico de la gastronomía vasca, la porrusalda, en su versión más completa, sabrosa y deliciosa. Es un plato completo y saludable, que al servirse bien caliente es perfecto para los días invernales. 

Seguir leyendo »

Korma de cordero (Guiso hindú en cocotte)

Publicado el Jan 24, 2016. 9 comentarios

guiso hindú en cocotte korma

Loreto, autora de Sabores de Colores, nos traslada al mundo de las especies y los sabores intensos. El Korma es un guiso hindú que puedes preparar como ella ha hecho, con cordero, o con otras carnes como pollo, ternera o cerdo. Los pasos a seguir serán los mismos, por lo que te animo a prepararlo con lo que más vayas a disfrutar tu, y descubrir lo delicioso que queda!

Seguir leyendo »

Garbanzos con langostinos

Publicado el Jan 21, 2016. 9 comentarios

guiso de garbanzos con langostinos

En los meses fríos apetecen platos de cuchara que nos ayudan a entrar en calor. Hoy Luisa, de Cocinando con mi Carmela, nos trae un guiso ideal para estas fechas, muy sabroso y con una combinación ganadora, garbanzos con langostinos. ¡A disfrutar!

Seguir leyendo »

Sopa de pescado

Publicado el Jan 03, 2016. 9 comentarios

receta de sopa de pescado

Mi madre preparaba muy a menudo sopa de pescado en comidas familiares, por lo que es unos de esos platos que siempre me trae muy buenos recuerdos. Además es un plato fácil de preparar y muy sabroso, por lo que la receta que nos trae hoy Miguel Ángel, autor del blog Pimientos verdes, es ideal para estas fechas.

Seguir leyendo »

Lomo de cerdo al brandy

Publicado el Dec 31, 2015. 5 comentarios

receta de lomo de cerdo al brandy en cocotte

Siempre nos gusta ver propuestas para las celebraciones familiares -más ahora, ¡Que el día de Reyes está cerca!-. Loreto, autora de Sabores de Colores, nos trae una receta ideal: un lomo de cerdo con una salsa espectacular.

Seguir leyendo »

Becadas en cocotte sobre tosta de foie

Publicado el Dec 17, 2015. 0 comentarios

Hoy Virginia, de Sweet and Sour, nos trae una receta riquísima, que vale la pena no sólo para preparar becadas, sino que te servirá para cocinar cualquier ave, con el toque de esta salsa que resulta espectacular!

La receta la realiza en una cocotte Dofeu por la cocción que ofrece, pero si en casa dispones de una cocotte clásica la puedes preparar de igual forma. ¡A disfrutar! 

 

Estamos en plena temporada de caza, y qué duda cabe que es la mejor excusa para deleitar a nuestros comensales, en estas fechas navideñas, con recetas especiales, a base de aves, que han sido criadas en libertad, alimentándose con lo que ofrece la naturaleza, lejos de piensos y hormonas.

Hoy lo haremos con unas estupendas Becadas. Tened en cuenta que La Becada es considerada "la Reina" de las Aves, y un ave de culto para gastrónomos.

 

 

Esta ave migratoria procedente de los países Nórdicos es de tamaño algo menor que el de una perdiz. La reconoceréis por su pico largo y fino, de unos 6-8 cm. Se la suele llamar también Chocha y Sorda a pesar de su fino oído. En francés "Becasse" por su fino pico y en Inglés "Woodcock", o pollo de monte. En el plato tiene una carne y un gusto sublime, envolvente y con alto contenido mineral.

En esta ocasión, las vamos a guisar en cocotte, en concreto en la Cocotte Doufeu de Le Creuset, porque su sistema de condensación no deja que la carne en ningún momento se seque, a pesar de las largas cocciones. Los 90 minutos que van a estar guisándose estas becadas no resecarán su carne, ya que debido al contraste de temperaturas entre la tapa muy caliente y el del hielo que se deposita sobre ella, harán que los jugos que desprende la becada al cocinarse se condensen al tocar en forma de vapor a la tapa, y caigan de nuevo en forma de lluvia, sobre ellas. De esta forma la intensidad de su sabor se potencia. Ojo que os estoy escuchando.... sí, esta cocotte también se puede utilizar como una cocotte tradicional (sin poner hielo en la tapa y sin aprovechar la posibilidad de la condensación), yo lo hago.

En cuanto a la salsa, sublime, como no podía ser de otra manera viniendo de un paladar exquisito como el de David de Jorge. Vino, manzana, chocolate... un pequeño toque de Vinagre de Jerez y otro de Armagnac.

Las Becadas las maceraremos en frío toda la noche, con una mezcla de vino tinto, con un toque de vinagre de Jerez, otro de Armagnac, hierbas aromáticas y verduras. La maceración previa de las Becadas no solo servirá para ablandar la carne, sino que permitirá extraer los jugos de la propia Becada.

Los que no podáis encontrar Becadas, que son de las pocas aves que no se ha conseguido su cría en cautividad, o sencillamente no les guste la caza, las podéis sustituir por cualquier ave que más os guste. Desde unos picantones para una receta más de diario, a unas perdices, una pintada, unos faisanes para recetas de más ocasión... Eso sí, siempre ajustando los tiempos de cocción, hasta que la carne esté en su punto.

La presentación especial, porque estamos en Navidades y debemos cuidarla al máximo. Una cama de su intensa salsa reducida, una tosta fina de pan, una capa de foie o mi cuit, una capa de cebolla caramelizada y las pechugas y patas de la Becada empapadas en su salsa. Como contrapunto, un toque de mermelada de fresas al Champagne. Lo dicho, un plato sublime.

 

INGREDIENTES (para 4 raciones)

Para las Becadas guisadas:

4 becadas desplumadas y enteras.
2 cebolletas picadas muy finas
1 puerro picado
6 chalotas picadas
1 zanahoria picada
1 mazo atado de tallos de perejil
4 granos de pimienta negra
1 ramita de romero fresca
1 ramita de salvia fresca
0’75 l. de vino tinto joven
1/2 vaso de Armagnac o Brandy
1/2 vaso de Vinagre de Jerez Edmond Fallot
1 manzana reineta pequeña rallada
1 l. de caldo de carne
2 onzas de chocolate negro
2 curruscos de pan frito
2 Cucharadas de Aceite de oliva
1 Cucharada de mantequilla.
Sal y pimienta recién molida

 

Para el montaje:

8 lonchas de foie gras de Pato Serrano
4 cucharadas de cebolla muy pochada
4-8 tostas de pan del día anterior cortadas muy finas y tostadas
Mermelada de fresas al Champagne Tiptree
Hielos para la cocotte Doufeu

 

PREPARACIÓN

Como se trata de aves de caza y no de cultivo intensivo, vendrán con plumas. Así que en primer lugar, las desplumamos. Tened en cuenta que hay que hacerlo siempre tirando de las plumas hacia la cabeza para no desgarrar la piel. Esta operación debemos realizarla preferiblemente sobre un balde con agua, para que las plumas no vuelen.

Una vez peladas, las chamuscamos al fuego, para quemar las plumillas o cañones que puedan quedar y no hayamos podido retirar manualmente. Las limpiamos, conservando en un bol las vísceras bien picadas y las bridamos para que no pierdan la forma y se cocinen parejamente.
En este punto, podéis conservar la cabeza, retirando todas las plumas y pieles e introduciendo el pico por el buche. Y las patas, cortando el tendón para poder doblarlas bien. Yo no lo he hecho, a pesar de que esa presentación es la más tradicional.

Ponemos una cocotte y colocamos las becadas con la pechuga hacia abajo, cubrimos con la cebolleta, las chalotas, el puerro y la zanahorias picados muy finos, las hierbas aromáticas, la pimienta negra, el vino, vinagre de jerez, el Armagnac y el aceite de oliva. Tapamos la cocotte y llevamos a la nevera 12 horas.

Por otro lado, si vais a utilizar las vísceras, las cortamos muy finas con un cuchillo y las mezclamos con un chorrito de vinagre y otro de vino tinto. Cubrimos y al frigo también.
Al día siguiente, colamos las becadas y reservamos por un lado el líquido de la marinada y por otro las verduras.

Ponemos nuestra Cocotte Doufeu de Le Creuset a fuego medio y cuando esté bien caliente, añadimos el aceite de oliva y la mantequilla. Salpimentamos las becadas y las doramos bien por todos sus lados. Retiramos y reservamos.

En esa misma grasa, doramos bien las verduras y añadimos un atillo de tallos de perejil.

Añadimos la manzana rallada y seguimos rehogando.

Si utilizamos las visceras, las rehogamos hasta que se hayan consumido. Añadimos el chocolate y el pan frito.

Introducimos las becadas y las cubrimos con el líquido de la marinada y el caldo.

Cuando rompa el hervor, cubrimos la cocotte y depositamos los hielos sobre la tapa. Guisamos durante unos 90 minutos, a fuego suave-medio, de forma que mantenga el hervor suave de forma constante.

 

cocotte dofeu

Cocotte Dofeu Le Creuset

 

Cuando nuestras becadas estén listas, apagamos el fuego y las sacamos de su salsa, dejándolas entibiar a temperatura ambiente. Aquí bien podemos partirlas por la mitad a lo largo, o como yo he hecho, sacar las pechugas por un lado y las patas por otro.

Trituramos la salsa y una parte la reducimos a fuego lento.

Volvemos las Becadas a la salsa y damos un golpe de calor antes de servir.

Para cada comensal, ponemos una capa de salsa reducida, un par de tostas finas sobre ella. Cubrimos con un par de lonchas de foie cada tosta y una cucharada de cebolla pochada.

Acomodamos las dos pechugas y las dos patas de cada becada sobre cada tosta así montada. Regamos con un poco más de salsa y acompañamos con una lágrima de mermelada de fresas y champagne.

Un plato de lujo para una ocasión especial.

 

Consejos:

- La Becada se guisa habitualmente haciendo uso de sus vísceras, que es considerado el bocado más exquisito, como ocurre con el hígado del pato, o los higadillos del pollo y tantos otros casos similares. No en vano, este animal posee uno de los intestinos más limpios de la naturaleza, ya que prácticamente no mantiene el alimento en su interior el tiempo suficiente. Si no os atrevéis, simplemente desecharlas, pero no se lo contéis a nadie.


Felices Fiestas a todos....
A disfrutar,
Virginia.

Seguir leyendo »

Caldereta de pescado y marisco

Publicado el Dec 10, 2015. 2 comentarios

Se acercan épocas de celebración con familia y amigos, y por ello vienen muy bien recetas como la que hoy nos trae Carmen, de Yerbabuena en la cocina -una receta de siempre, que sin grandes complicaciones resulta ideal para cualquier situación.

 

La receta de hoy tiene un marcado símbolo tradicional, que resulta ideal para disfrutar en celebraciones especiales, y de cara a la Navidad puede ser un plato más que apetecible y rico con el que tendréis el éxito más que asegurado.

Dependiendo de la zona, hay distintos tipos calderetas y pueden ser tanto de carne como de pescado o marisco. En cualquier caso se trata de un guiso que tradicionalmente estaba asociado a la cocina sencilla, preparada en la calle y en grandes calderos con ocasión de alguna festividad, de ahí su nombre, hoy en día en muchos pueblos aún pervive esta costumbre.

 

caldereta de pescado

 

 

La caldereta de pescado y marisco tiene un origen marinero, se trata de un plato nutritivo y sabroso que podemos adaptar a nuestro propio gusto o bolsillo. La base principal son los distintos tipos de pescado, dependiendo de la zona y de la época del año, como salmonetes, mero, rape u otros más accesibles de precio como la lubina, el cabracho, etc; eso sí, preferiblemente debemos procurar que sean de roca, ya que su textura tersa y prieta los hace más adecuados. Para darle un punto más festivo o especial acompañamos de algún tipo de marisco, como langostinos, cigalas, mejillones, nécoras... un poquito de ésto y aquéllo según vuestras preferencias, que al ir en pequeñas cantidades, hace que este plato no resulte excesivamente caro. 

Otro hecho reseñable que caracteriza a las calderetas, y que al igual que las paellas ha llegado hasta nuestros días, es que aún se mantiene la costumbre de presentar este plato directamente a la mesa en la cazuela donde se ha cocinado, una tradición entrañable que podréis lucir en su máximo esplendor si preparáis esta receta en una cocotte baja Le Creuset como ésta, el hierro vitrificado hará que los alimentos se cocinen de manera uniforme y homogénea y que podáis pasar de la placa o fuego al horno sin ninguna complicación; por otra parte, su diseño tan espectacular aportará un punto de estilo a la mesa.

 

INGREDIENTES (para 4 personas)

1 Kg. Pescado variado de roca (mero, rape, lubina, cabracho… etc)
4 Cigalas terciadas
8 Langostinos
8 Mejillones
8 Almejas
2 Nécoras
1 Cebolla
1 Diente de ajo
1 Pimiento rojo
1 Zanahoria
400 g Tomate triturado
1 Cucharadita de carne de ñora
1 Onza de chocolate negro
Perejil
200 ml. Agua de abrir los mejillones y almejas
50 ml. Brandy
150 ml. Vino blanco
Pimienta
Sal
Aceite de oliva

 

 

 

 ELABORACIÓN

Ponemos un chorrito de aceite en una cazuela baja o cocotte, cuando empiece a humear, salteamos en ella durante un minuto las cigalas, los langostinos y las nécoras cortadas por la mitad. Salamos, retiramos y reservamos. 

En esa misma cazuela, añadimos un poquito más de aceite y agregamos la cebolla y la zanahoria que previamente habremos cortado en trozos pequeños. Sofreímos a fuego lento, pasados unos minutos incorporamos el pimiento rojo también cortado menudo y dejamos hasta que todo esté bien pochado. Agregamos entonces el tomate, carne de ñora. En un mortero machacamos el ajo, el chocolate y perejil y lo añadimos al resto del sofrito. Salpimentamos y dejamos cocinar alrededor de 20 minutos o hasta que veamos que la salsa ha perdido el exceso de líquido y se ha concentrado.

Mientras, ponemos los mejillones y las almejas en una cazo, añadimos un chorrito pequeño de vino, cerramos bien y dejamos que se abran al vapor. Cuando la tapa comience a ahuecarse, abrimos y retiramos los moluscos según se vayan abriendo, para que no mermen por exceso de cocción. Conservamos este líquido de cocción y filtramos.

Cortamos y salpimentamos el pescado en trozos regulares (si queréis quitar fácilmente las espinas, os recomiendo usar las pinzas para pescado de Rösle). También podemos pedir a nuestro pescadero que lo fileteen y retiren las espinas; en ese caso, debemos pasarlos por harina y darle una vuelta por la sartén para evitar que se rompa. 

Ponemos la cocotte con el sofrito al fuego, añadimos el brandy y flambeamos con cuidado para no quemarnos. Incorporamos el vino blanco y dejamos un par de minutos para que evapore el alcohol.

Acomodamos el pescado en la cazuela del sofrito, añadimos el caldo de los mejillones y almejas y metemos al horno previamente calentado a 180º alrededor de 15 minutos, dependiendo del grosor del pescado dejaremos un poquito más o menos.

Un par de minutos antes de terminar la cocción, incorporamos el resto de ingredientes, es decir, los langostinos, las cigalas, las nécoras, las almejas, los mejillones que teníamos reservados, damos un hervor para unificar todos los sabores. Servimos inmediatamente. 

 

caldereta de pescado y marisco en cocotte

 

Seguir leyendo »

Escudella barrejada

Publicado el Nov 22, 2015. 5 comentarios

Llegado el frío sientan muy bien los platos de cuchara. La sopa que hoy nos presenta Miguel Ángel, de Pimientos Verdes, aporta todo lo que necesitamos, empezando por la agradable sensación que proporciona una sopa caliente en el estómago. No te pierdas esta completa y sabrosa receta de escudella barrejada!

 

La receta que os traigo hoy debería convertirse en un básico en vuestra cocina este invierno. Para mí, es una de las mejores formas de comer sopa que existen, ya que todos los ingredientes van cortados en trozos pequeños y te comes de un bocado las carnes, las verduras, la pasta y las legumbres todo mezclado (de ahí su nombre, ya que barrejada quiere decir “mezclada” en catalán).

Puedes variar los ingredientes para adaptarla a tu gusto. Por ejemplo, puedes añadir apio o chirivía, poner alubias en lugar de garbanzos (o incluso cocinarla con ambas legumbres), utilizar fideos en lugar de galets, incorporar un puñado de arroz… al final el resultado será delicioso y reconfortante.

Para preparar mis sopas yo siempre utilizo mis cocottes Le Creuset. La que ves en la foto es el nuevo modelo Evolution en color azul Marseille, que es una auténtica preciosidad y además ahora el tamaño de 24 cm tiene un precio excelente en la tienda. No dejes escapar la oportunidad de adquirir una cocotte a este precio irrepetible.

 

receta de sopa mezclada en cocotte

Cuchillo de acero damasco Le Creuset y Cocotte redonda Evolution Le Creuset


Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 hueso de rodilla de ternera
  • 1 hueso de espinada de cerdo
  • 1 carcasa de pollo
  • 200gr morcillo de ternera
  • 1 muslo de pollo deshuesado y sin piel
  • 150gr panceta fresca
  • 150gr garbanzos
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 nabo
  • 1 patata
  • 100gr galets
  • 1 butifarra blanca
  • 1 butifarra negra
  • 3L de agua
  • sal


Elaboración

1. La víspera, pon en remojo los garbanzos con agua tibia y un puñado de sal.

2. Al día siguiente, lava y escurre los garbanzos. Resérvalos.

3. Pon 3 litros de agua en una cocotte y añade los huesos de ternera y cerdo y la carcasa del pollo. Dale un hervor. Retira la espuma que se forme con ayuda de una cuchara o una espumadera.

4. Incorpora los garbanzos y deja que la escudella cueza a fuego lento durante media hora.

5. Pasado el tiempo, añade el morcillo de ternera, el muslo de pollo y la panceta, todo cortado a dados pequeños. Deja que cueza durante una hora más, siempre a fuego lento.

6. Pela y corta en dados las zanahorias y el nabo. Corta también la parte blanca del puerro en trozos pequeños. Incorpora todas las verduras a la cocotte y deja que cueza 30 minutos.

7. Retira los huesos y la carcasa de la escudella y deséchalos. Pon a punto de sal y añade la patata cortada en dados y los galets. Deja cocer unos 15 minutos, hasta que la pasta esté en su punto. En el último momento, incorpora las butifarras, cortadas también en dados y deja que todo el conjunto hierva dos minutos. Sirve bien caliente en unas bonitas soperas o unos clásicos platos para sopa.

 

soperas cerámicas

Soperas Le Creuset

Seguir leyendo »

Fabada asturiana en cocotte

Publicado el Oct 04, 2015. 12 comentarios

¡Adoro el otoño! Me encanta sentir el frío de la mañana al salir de casa mientras pienso en cuánto lo echaba de menos. Hay otra sensación que también disfruto, y es la de esos platos tan reconfortantes que te ayudan a alejar el frío. 

Sin duda la propuesta que hoy nos trae Carmen, de Yerbabuena en la Cocina, es uno de estos platos: la fabada asturiana tradicional es uno de los platos más típicos del país, que disfrutarás comiendo tanto en el día a día como en las comidas familiares. Así que a tomar nota -llegado el frío es momento de empezar a calentar los fogones para este plato que te encantará!

 

receta de  fabada asturiana en cocotte

 

 Estoy en modo otoño, y aunque el frío todavía no ha llegado de una forma ostensible, ¿qué tal si nos vamos preparando para los próximas semanas con recetas de nuestra cocina tradicional?

En ésta ocasión la receta elegida es la fabada, sus orígenes no se conocen a ciencia cierta, aun así es el plato más conocido y extendido de la cocina regional asturiana. Evidentemente, se trata de una comida consistente y calórica, nacida de la necesidad de combatir el clima frío y húmedo del invierno asturiano, pero dentro de una dieta moderada, equilibrada y sana, tiene perfecta cabida. 

En la elaboración de la fabada se utiliza la variedad “faba La Granja”, una alubia blanca, suave y mantecosa que se cultiva en Asturias, de una calidad excelente y que presume de tener denominación de origen. Completa la receta el famoso compango, es decir la morcilla y el chorizo ahumados y el lacón y el tocino, que confieren un sabor único y delicioso a este plato.

Para los que todavía no se han animado a preparar este tipo de recetas porque piensan que sus elaboraciones son un poco engorrosas, nada más lejos de la realidad: tan solo se requiere una buena materia prima, una buena cazuela o cocotte, y tiempo para dejar que el chup-chup obre su magia. 

Precisamente por esto estas recetas son mis preferidas cuando tengo invitados o en esos fines de semana en los que tengo trabajo pendiente, ya que por su sencilla elaboración solo tengo que dedicarle unos pocos minutos, los justos para introducir prácticamente todos los ingredientes al tiempo en ésta maravillosa cocotte Le Creuset de hierro fundido vitrificado, ideal para este tipo de cocción y dejar que un fuego lento y mucho cariño hagan el resto.

Aquí os dejo la receta, la que me enseñó mi madre, la que he enseñado a mi hija y con la que he disfrutado de momentos inolvidables.

 

INGREDIENTES (para 8 personas)

1 Kg Fabas de La Granja
3 Chorizos 
3 Morcillas
250 gr Lacón
1 trozo de tocino ibérico
1 Cebolla
Azafrán
Aceite de oliva

 

 

ELABORACIÓN

La noche anterior ponemos las fabas en remojo, cubriéndolas bien con agua fría ya que crecerán bastante. Así mismo, ponemos el lacón en agua para desalar.

La mañana siguiente ponemos todos los ingredientes excepto el azafrán, es decir, las fabas, los chorizos, las morcillas, el lacón, el tocino y la cebolla dentro de una olla grande o cocotte, cubrimos todo con agua fría y añadimos un chorrito de aceite de oliva.

Ponemos al fuego y dejamos que comience a hervir con intensidad. Retiramos la espuma que se forma en la superficie con una espumadera y añadimos un poco de agua para cortar la cocción, así un par de veces más, esto lo que se llama asustar las fabas.

Bajamos el fuego y dejamos cocer muy lentamente alrededor de tres horas dependiendo de la calidad de las fabas con la tapa de la cocotte entreabierta. Media hora de terminar la cocción, añadimos el azafrán que previamente habremos tostado un poco en una sartén.

Presentamos el compango en la mesa para que cada comensal se sirva lo que desee. Podéis también servirla en soperas, como las de Emile Henry o las de Le Creuset, ambas preciosas.

 

cocotte y soperas para receta fabada asturiana

 

 

A tener en cuenta: 

• La cocción siempre debe ser a fuego muy lento.

• Solo cubrimos un par de dedos de agua por encima de los ingredientes; si durante la cocción notamos que hace falta, añadimos un poco más. Esto va a favorecer que las fabas queden más suaves y el resultado no sea una fabada aguada.

• Mientras se cocina, no remover la fabada con ningún objeto, simplemente meneamos un poco la cazuela o cocotte, para evitar que se rompan las fabas.

• No añadimos sal, ya que el compango aporta bastante. No obstante si hiciese falta, rectificamos al final.

• Yo he usado la cocotte redonda tradicional, pero la cocotte baja, la marmita, o la tipo cacerola os irá igualmente bien.

 

Seguir leyendo »

Mermelada de higos

Publicado el Sep 25, 2015. 2 comentarios

Estas dos últimas semanas hemos estado hablando de las mermeladas caseras, aportando consejos y trucos para su preparación y correcta conservación (puedes ver los posts aquí). ¿Qué mejor propuesta para hoy que una receta para hacer tu propia mermelada? Nos la propone Patri, del blog Sabores&Momentos, es de higos y es ideal para combinar con salados o para disfrutar de su delicioso sabor untada en pan. ¡A disfrutar!

 

cocotte Le Creuset

En la foto, cuchillo de acero carbono de Pallarès, tabla de madera de olivo de Bérard y cocotte redonda Le Creuset

 

Ayyy que casi no llego con esta receta, la temporada de higos está a punto de acabar, pero estoy segura de que en muchos mercados aún los encontráis, al menos yo aquí aún los veo en los supermercados y en los mercados de "pagés" a los que me gusta ir para encontrar la fruta y verdura de temporada con el mejor sabor. Lo bueno es que en realidad, con medio kilo de higos, ya te da para un par de botes de aproximadamente 200ml de mermelada. Y es un fondo de despensa maravilloso para sorprender a los nuestros servida con una buena tabla de quesos, con unas tostas de queso fresco o requesón o incluso para acompañar alguna ensalada y aportarle ese dulzor que nos da ese toque tan especial.

A mi me encanta preparar mis mermeladas en mi cocotte de Le Creuset, pues esa cocción lenta y el calor repartido gracias al hierro colado, hacen que los sabores se intensifiquen y nuestra mermelada tome una consistencia más densa que es como en casa nos gusta. He probado otras maneras y siempre quedan más líquidas y menos concentradas, con lo cual yo sigo fiel a mi maravillosa olla de la que no me desprendo y a la que cada vez doy más usos.

En cuanto a las cantidades de azúcar, nunca en mis mermeladas pongo los porcentajes habituales entre fruta y azúcar, siempre añado bastante menos azúcar y es que en casa no nos gustan excesivamente dulces, aunque para ello debéis tener en cuenta que de esta manera se reduce el tiempo de conservación de la mermelada una vez abierto el frasco…..tengo que reconoceros que en casa ese no es un problema, pues una vez abierto vuela!!!

Yo hoy os traigo una receta sencilla, rápida y fácil. Es un básico de de despensa pero reconozco que como siempre digo: imaginación al poder!! Podéis añadirle especias -canela, clavo, hierbas frescas… E incluso podéis jugar con algún toque de licor. Eso ya lo dejo a vuestra elección.

Vamos con la receta, y espero que os guste!



Ingredientes

800g de higos (preferiblemente negros por su dulzor)
250g de azúcar moreno (podéis utilizar azúcar blanco o incluso mitad y mitad)
Zumo de 1 limón pequeño
Piel de medio limón sin la parte blanca

 

 En la foto, cuchillo de acero carbono de Pallarès y tabla de madera de olivo de Bérard


Preparación

Comenzamos limpiando bien los higos, retirando los tallos y pelando solo aquellos que tengan la piel muy dañada o demasiado gruesa. Troceamos y vamos añadiendo a nuestra cocotte junto con el azúcar, la piel y el zumo de limón. A mi siempre me gusta dejarlos macerar al menos una hora o dos, pues los sabores se intensifican y la pectina del limón actúa como espesante para conseguir esa textura espesita que tanto me gusta en las mermeladas.

Una vez transcurrido el tiempo de maceración, ponemos a fuego lento la cocotte y dejamos cocer unos 20-25 minutos. Pensad que para esta cantidad ese tiempo es suficiente aunque aún os parezca que no ha espesado todo lo que debería, pues al enfriarse aún espesará bastante más.

Retiramos del fuego y sacamos ya el trocito de piel de limón. Si sois de los que os molestan los tropezones es ahora cuando deberíais triturar. En casa nos gustan los trocitos, por lo que mi mermelada no está triturada.

Tendremos ya preparados nuestros botes de cristal (los de la tienda de kitchen Craft -aquí- cierran herméticamente y viene en un conjunto completo) previamente esterilizados e iremos rellenando con la mermelada hasta un dedo por debajo del borde. Si vamos a querer guardarlos en despensa, sencillamente realizaremos el vacío tapando bien nuestros botes y dejándolos enfriar vueltos del revés.

No olvidéis escribir la fecha de envasado y guardarlos en la despensa preservados de la humedad y de la luz.

Seguir leyendo »

Crema de remolacha,para la vuelta a la rutina

Publicado el Sep 06, 2015. 6 comentarios

La autora de Sweet&Sour, Virginia, nos sorprende hoy con una receta llena de sabor y color. Esta crema de remolacha te encantará fría en los días calurosos, aunque también es ideal caliente para entrar en calor los días más fríos. 

La ha preparado en una cocotte que me tiene el corazón robado: es de porcelana y da mucho juego. Se trata de la cocotte Pillivuyt, que tanto puedes usarla para cocinar al fuego o en el horno, como para guardar comida en la nevera, es realmente versátil. Además, su tapa lisa con unas pequeñas asas es tan bonita que me encanta usarla de bandeja de servir. Pero puedes opinar tu misma de ella tras ver esta rica receta y fotos!

 

 

 

Ya estamos en Septiembre y enfilamos peligrosamente la cuesta de la rutina. Despertador tempranero, desayunos rápidos, niños al cole, organizar horarios y actividades y entre tanto nuestra jornada laboral... Buff ya casi me he cansado solo de pensarlo.

Pero no por ello debemos dejar de cuidarnos y darnos pequeños caprichos. En este caso con una Crema de Remolacha deliciosa, que lo mismo la tomas fresquita en días que aún aprieta el calor, que calentita cuando el otoño o el invierno hacen acto de presencia. Y lo mejor la puedes tener en el frigo preparada para la cena o para que nos acompañe en el tupper o en nuestro recipiente hermético de cristal, al trabajo.

Como la remolacha tiene ese punto dulzón, como le ocurre a determinados tipos de calabaza, como la butternut o la potimarron, le he añadido especias, para subir el tono, en este caso ha sido Ras-el-hanout, una mezcla muy utilizada en el norte de África, pero le va muy bien también Granmasala.

Para darle el toque festivo, un poco de Armagnac, del que podéis prescindir, si lo que buscáis es una crema más de diario y sencilla. Y por supuesto que no falte el toque de mis hierbas aromáticas. 

La he preparado en mi nueva cocotte de porcelana Pillivuyt, que lo mismo va al fuego (sobre cualquier tipo de fuego incluso inducción) que al horno, que la servimos en la mesa con una presencia espectacular, con esa estética elegante, limpia y cuidada. Yo hasta la utilizo para guardar nuestras comidas en el frigo, porque tiene un tamaño tan ideal que no ocupa espacio en la nevera, como ocurre con otro tipo de ollas. Desde que la tengo la uso para todo.

Además la porcelana es de excelente calidad y es tan sumamente poco porosa, que ni por asomo el blanco inmaculado se tiñe con el uso. Puedo dar fe de ello, porque con esta crema de remolacha, de ser así, no hubiese aguantado. Ésta la limpié directamente en el lavavajillas.

Además la tapa es tan cuca, que hasta la utilizo como plato de servir. ¿Qué os parece?
Para mi tiene el tamaño ideal para obtener 4 raciones en este caso y no ocupar gran espacio.

Pero vamos con la receta!

 

Receta crema de remolacha en coctte

Crema en la cocotte de porcelana Pillivuyt (aquí), y tapa de la cocotte usada de bandeja para las tostadas. 

Ingredientes (Para 4 raciones)

3 remolachas frescas, peladas y cortadas en pedazo medianos
1 patata mediana
1 puerro cortado en brunoisse
1 cebolla roja cortada en brunoisse
1 rábano morado
Agua, o caldo de verduras o pollo
Sal y Pimienta
Aceite de Oliva Virgen Extra
1 copita de Armagnac (opcional)
Albahaca y tomillo fresco
1 cucharadita de Ras-el Hanout
4 cucharadas de Yogurt para acompañar

 

PREPARACIÓN


Comenzamos preparando las verduras:
Ponemos nuestra cocotte a fuego medio. Los que tengan cocina de inducción, no necesitaréis el difusor habitual, gracias a que la base de esta cocotte ya lo lleva incorporado.

Añadimos el aceite y salteamos el puerro y la cebolla roja picadas muy finas.

Cuando esté bien pochado, subimos el fuego y añadimos el rábano morado cortado en cuadraditos y la patata chascada. Rehogamos un par de minutos.

A continuación añadimos la remolacha. Dejamos que todo se saltee bien y se amalgamen los sabores, de forma que incluso las verduras tomen algo de color.

 

Cocotte de porcelana pillivuyt

 

Añadimos entonces el vasito de Armagnac, si lo usamos y dejamos un par de minutos que el alcohol se evapore y se recojan las caramelizaciones de las verduras que tendremos en el fondo. A continuación si usamos ras-el-hanout, es el momento de incorporarlo, pero cuidando que no se queme.

Pasados un par de minutos, cubrimos con el agua o caldo, colocamos la tapa y bajamos el fuego a medio. Dejamos cocer hasta que la remolacha esté tierna. Unos 20 minutos.

Dejamos enfriar y trituramos.

Salpimentamos al gusto.


Servimos coronado con una cucharada de yogurt y más hierbas aromáticas. Deliciosa la mezcla del punto dulce de la remolacha con las especies y el yogurt.

A disfrutar.


Consejos:

- La remolacha la podéis pelar con un pelador de patatas, y os aconsejo usar guantes de latex o similares para evitar teñiros las manos. Si a pesar de ello se os tiñen, con un poco de limón saldrá el color.

- Os aconsejo chascar las patatas, no cortarlas, para ayudar a que el almidón salga.

- La remolacha, cortarla en trozos medianos-pequeños, para que se haga antes.

- Si queréis una crema más fina, podéis pasarla por el colador.


Virginia

 

crema en cocotte pillivuyt

 

Seguir leyendo »

Mejillones en salsa

Publicado el Aug 20, 2015. 0 comentarios

La receta que nos trae hoy Luisa, de Cocinando con mi Carmela, es una receta que disfrutarás con la familia sin que te tome mucho tiempo en la cocina. ¿Te encanta la idea, verdad? Siendo así, te animo a probarla, porque estos mejillones con salsa están para mojar pan!

 

 

Como ya sabéis soy una apasionada de las cocottes, hace ya tres años que llegó a casa mi primera cocotte y desde entonces no he parado de cocinar con ella. Es una olla muy versátil, en cuanto le coges el pulso es una maravilla. Además, me gusta guisar despacio, como antaño, y los guisos salen mucho más ricos. Pero a la vez es muy rápida, por ejemplo, a la hora de la cocción, ya que toma temperatura mucho antes que las demás ollas. Pero ahora vamos con la receta que os he preparado.

En casa nos gustan mucho los mejillones, para algunas cenas o almuerzos de verano son todo un clásico. Tanto los puedo preparar al vapor en mi cocotte o guisarlos como en esta receta, con la que no tardo ni 20 minutos.

Espero que os gusten, los mejillones con crema son todo un clásico.

 

Ingredientes

1 kg mejillones limpios
1 cebolla mediana
3 ajetes
250 ml de nata para cocinar
1 loncha de bacon unos 100 gr aproximadamente
1 vaso de vino blanco de calidad
2 cucharadas de aceite oliva virgen extra
Sal y pimienta

 

Preparación

Echar el aceite a la cocotte y calentar con cuidado, ya que toma temperatura muy pronto. Añadir la cebolla junto con los ajetes y el bacón, todo muy bien picado, y bajar la temperatura para que no se quemen. Rehogar durante unos 10 minutos, hasta que veamos que se dore.

Cuando esté listo, añadir los mejillones, el vaso de vino y la nata. Salpimentar y dejar cocer durante unos 10 minutos con la tapa puesta.

Al levantar la tapa veremos que los mejillones están abiertos, pero los dejaremos unos minutos más para que la salsa coja su sabor y ya los tenemos listos para servir. Si algún mejillón no se ha abierto, retirarlo.

Para una presentación original, en Amsterdam es muy típicos presentarlos con patatas fritas en forma de bastón.

Espero que os guste esta versión de cocer los mejillones en salsa. Os aconsejo añadir salsa al plato y acompañarlos con pan y un buen vino blanco. 

 

Seguir leyendo »

Rape a la marinera

Publicado el Aug 16, 2015. 6 comentarios

Adoro las recetas como la que hoy nos trae Miguel Ángel, de Pimientos Verdes: recetas con las que, siguiendo unas pautas muy claras, obtienes unos platos absolutamente deliciosos y con los que quedas muy bien con familiares y amigos invitados. No dejes de probar este rape a la marinera, ¡Te encantará!

 

La Fiesta Mayor es uno de los eventos que espero con más ansia del verano. Es una semana que se vive en la calle rodeado de amigos y en que la música, el teatro y otras muchas actividades llenan nuestra agenda.

Por supuesto, la comida juega un papel fundamental y suelo cocinar platos como los canelones, el pollo al horno o estas rodajas de rape a la marinera que hoy os traigo y que he querido preparar en una marmita Le Creuset que quizás muchos no conozcáis.

Lo cierto es que esta marmita me da mucho juego. La utilizo de igual forma que una cocotte (de hecho es una cocotte... pero en forma de marmita) y también como wok. La encuentro ideal para saltear verduras y prepararme una cena sana en un tiempo récord. Además está disponible en unos vistosos colores que van a quedar ideales en vuestra cocina y en vuestra mesa ;-)

Ingredientes (para 4 personas)

  • 8 rodajas de rape
  • 8 gambas
  • 4 cigalas
  • 300gr almejas
  • 1 cebolla de Figueres
  • 6 tomates pera
  • 2 cucharadas soperas harina más un poco más enharinar el rape
  • unas ramas de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • aceite de oliva
  • sal

Para la picada:

  • 2 picos de pan
  • 6 piñones
  • 2 avellanas
  • 2 almendras
  • unas hebras de azafrán

Para el caldo:

  • 2,5 litros de agua
  • 1 kg de espinas de pescado blanco
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • unas ramas de perejil
  • 200 ml vino blanco
  • 1 chorro de aceite de oliva

 

Preparación


Elaboración del caldo:

1. Pon todos los ingredientes en una olla y lleva al fuego. No la llenes hasta el borde porque al hervir puede salirse.
2. Cuando el caldo empiece a hervir, se formará una espuma. Retírala, pues son impurezas que no nos interesa conservar. Puedes ayudarte de una espumadera o una cuchara
3. Deja que el caldo hierba un total de 30 minutos. Una vez pasado el tiempo, deja que se enfríe y cuélalo.

Elaboración del rape a la marinera:

1. Un par de horas antes de empezar a cocinar, pon las almejas en un bol y cúbrelas con agua y un puñado de sal para purgarlas y que suelten la arenilla que puedan tener. Te recomiendo que siempre que vayas a cocinar almejas o berberechos hagas este paso.
2. Ralla la cebolla y el tomate por separado y resérvalos. Salpimenta las rodajas de rape y pásalas por harina.
3. Pon un buen chorro de aceite de oliva en la marmita y saltea las gambas y las cigalas. Con un minuto por cada lado será suficiente. Resérvalas.

 

 

4. En el mismo aceite fríe brevemente las rodajas de rape por ambos lados. Dóralas un minuto por cada lado y resérvalas. No te pases con la cocción o el rape te quedará seco.
5. Si ves que hay demasiado aceite en la marmita, retira un poco y sofríe la cebolla a fuego medio junto con una pizca de sal. Cuando esté transparente, incorpora el tomate, el laurel y el tomillo y deja que se vaya sofriendo hasta que se evapore todo el líquido y te quede un sofrito bien concentrado y oscuro. Este es el secreto para que quede un plato delicioso, así que ten paciencia y tómate tu tiempo para prepararlo.
6. Añade dos cucharadas soperas de harina a la marmita y remueve durante un minuto.
7. Incorpora un litro de caldo de pescado y remueve bien. Deje que cueza a fuego lento durante 15 minutos. Verás que la salsa espesará y adquirirá una textura perfecta para mojar pan.
8. Una vez la salsa haya reducido, machaca los ingredientes de la picada en el mortero y échala en la marmita y remueve. Incorpora también el rape, las gambas, las cigalas y las almejas. Rectifica de sal, si lo crees conveniente. Deja que todo cueza durante 10 minutos a fuego bajo.

Sírvelo inmediatamente acompañado de un buen pan para mojar en la salsa. ¿A que este plato hace Fiesta Mayor?

¡Que os aproveche!

Seguir leyendo »

Sopa marinera con arroz

Publicado el Jul 23, 2015. 2 comentarios

Hoy Loreto, autora del blog Sabores de Colores, nos trae una receta llena de sabor que sin duda os animo a probar. Esta sopa marinera la ha preparado en la cocotte de Le Creuset de un color muy acertado, la coastal blue.

 

 

 

 

Aunque sé que con estos calores lo que apetece es algo fresquito, en casa nos merece la pena hacer una excepción para disfrutar de esta sopa marinera con arroz que os traigo hoy.

También es verdad que no es necesario tomarla hirviendo y siempre podemos continuarla con una ensalada, así que normalmente alguna cae en estos meses calurosos. De hecho es el único plato de cuchara por el que no me importa pasar un poco más de calor. Es ideal para esos días que no tenemos prisa y nos reunimos unos cuantos en torno a la mesa. Y es que aunque sea verano, para mi es la excusa perfecta para elaborar un delicioso plato de cuchara, los cuales me gusta preparar en mi cocotte de Le Creuset, ¡si es que saben diferentes!, a todos les encanta, y si además tienes el fumet congelado en un plis estará lista.

 


INGREDIENTES (4-6 personas)

3 litros de fumet de pescado
½ cebolla picada fina
¼ pimiento verde picado fino
3 cucharadas tomate triturado
2 dientes ajo picados finos
200 gr pescado blanco en cubos grandes, limpio sin espinas
12 mejillones limpios
12 almejas
12 gambones pelados (reservar las cabezas)
2 calamares pequeños cortados en anillas
70 gr arroz redondo
1 limón
50 ml brandy
Perejil
Sal
Pimienta
Aceite oliva virgen extra

 

En la foto, cesta de fruta Kitchen Craft

 

ELABORACIÓN

1. En nuestra cocotte Le Creuset calentamos dos cucharadas de aceite. Una vez caliente, incorporamos las cabezas de los gambones. Cocinamos bien, apretándolas para extraer todo el jugo. Una vez ha cambiado el color las retiramos.

2. Seguidamente añadimos las anillas de calamar y salteamos ligeramente. Retiramos y reservamos.

3. Si fuera necesario añadimos un poco más de aceite y comenzaríamos con el sofrito. Para ello incorporamos los dientes de ajo picados (podéis usar la prensa de ajos), doramos ligeramente, a continuación incorporamos la cebolla y el pimiento verde. Pochamos bien, al menos ha de estar 15 minutos a fuego suave.

4. Una vez el pimiento y la cebolla están bien pochados agregamos el tomate triturado. Cocinamos hasta que haya evaporado por completo el líquido y su aroma no sea el de tomate crudo. Una vez hemos conseguido un sofrito bien seco subimos el fuego e incorporamos el brandy, cocinamos unos minutos hasta que el alcohol haya evaporado por completo.

5. Y ahora os lo dejo a vuestra elección: podéis triturar el sofrito con un poco de fumet o no. Eso va a gusto de cada uno. Yo en mi caso incorporé un poco de fumet y lo trituré.

6. Una vez triturado el sofrito, agregamos el fumet que ha de estar hirviendo. Incorporamos el arroz y cocinamos durante 12 minutos.

7. Pasado este tiempo añadimos los calamares reservados, los mejillones y las almejas. Cocinamos 4 minutos más hasta que se abran, rectificamos de sal y pimienta, apagamos el fuego y, por último, incorporamos los gambones y el pescado.

8. Dejamos reposar 2 minutos, servimos espolvoreado con perejil y acompañado con gajos de limón para el que quiera pueda darle un toque.

 

Seguir leyendo »

Muslitos de pollo con verduras

Publicado el Jun 21, 2015. 3 comentarios

Raquel, autora de Los Tragaldabas, nos habla hoy de ese chup chup de siempre, esa forma de cocinar y sabores de antaño que tanto nos gusta recuperar y saborear. Para ello, nos trae una receta nada complicada, que sólo con unos minutos de preparación y un poco de paciencia para que acabe de cocerse, podrá resultar una receta exquisita. ¡Te animo a probar!

 

 

Hoy os traigo una receta que además de ser muy sencillita, está de lo más rica. En casa nos encanta el pollo, creo que es una carne a la que se le puede sacar mucho partido, además la podemos preparar de mil maneras dependiendo de la parte que vayamos a cocinar.

A mí personalmente me encanta la pechuga, aunque sea la parte más seca, es la que más me gusta. Al contrario que a mis hijos, que los muslitos son su parte preferida. La combinación de los muslos de pollo con las verduras dan como resultado un plato simplemente delicioso, una receta muy tradicional y hecha a chup chup como antiguamente. Realmente así es como la comida mantiene todo su sabor, en la cocina como casi todo en la vida, sólo necesita tiempo y amor.

Para hacer los muslitos he utilizado mi cocotte azul mineral de Le Creuset, no puede ser más bonita ¿verdad? Al igual que las demás cocottes: por el tipo de receta que es, podéis hacerla perfectamente en otras cocottes de hierro, sea la cocotte baja o la tipo cacerola. Cocinar en cocotte te da la seguridad que tu plato se va a hacer de la manera más tradicional, el calor se repartirá perfectamente por toda la cocotte y su cocción va a ser perfecta. Cuando cocinas en este tipo de recipientes de hierro colado, debes mantener el fuego a temperatura media así te aseguras un resultado final perfecto.

La elección de los ingredientes es muy importante, preferiblemente siempre compro pollo de corral, sin duda su sabor es más intenso y la textura de la carne varía de la del pollo normal. Las verduras, al igual que la carne debe ser la mejor, un plato comienza en los ingredientes y el resultado final dependerá de ellos. Esta receta admite todas las verduras que más nos gusten y, sobre todo, podemos adaptarla a las verduras de temporada, porque podemos tomarlo durante todo el año.

 

Ingredientes

  • 800gr de muslitos de pollo
  • 1 calabacín
  • 3 zanahorias
  • 2 cebollas rojas
  • 4 dientes de ajo
  • 3 tomates maduros
  • Laurel
  • Sal
  • Pimienta
  • Caldo de pollo
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la receta

  1. Ponemos en nuestra cocotte un generoso chorrito de aceite de oliva cubriendo la base, calentamos a fuego medio.
  2. Añadimos la verdura, los ajos enteros, la cebolla cortada en cuartos, zanahoria en rodajas finas, calabacín en dados no muy pequeños, tomates cortados en cuartos. La idea es que nos quede una salsa trabada en la que la verdura tenga presencia.
  3. Sofreímos todo hasta que esté dorada, añadimos los jamoncitos de pollo, salpimentamos e incorporamos la hoja de laurel. Rehogaremos junto con la verdura hasta dorar.
  4. Añadimos el caldo de pollo hasta cubrir nuestros muslitos. Ponemos el fuego medio bajo y removemos de vez en cuando hasta que reduzca nuestra salsa.
  5. Servimos directamente en nuestra cocotte. Podemos acompañarlo de unas patatas al vapor.
  6. Este tipo de guisos están mucho mejor si lo hacemos el día anterior. Conseguiremos que se asiente y el sabor sea mucho más concentrado. 

 

 

Seguir leyendo »

Nuevas cocottes de porcelana Pillivuyt

Publicado el Jun 03, 2015. 2 comentarios

Hace pocos meses me encontré en Francia, de la mano de unos amigos, con una empresa de la que no sabía mucho. La idea que tenía de Pillivuyt era que vendían principalmente servicios de mesa y que estaban muy enfocados a hostelería, por lo que no le había prestado mucha atención. Pues bien, un buen día dichos amigos me llevaron a visitar Pillivuyt, porque estábamos cerca; "tiene un producto que te va a encantar", me aseguraron.

 



Pillivuyt es una de los fabricantes de porcelana francesa más antiguos del mundo, y con más prestigio de Francia. De hecho, cuenta con el distintivo "Entreprise du Patrimoine Vivant" otorgado por el gobierno francés a las empresas por la excelencia de sus procesos de fabricación tradicionales. Fue fundada en 1818 por Jean Louis Richard Pillivuyt en Mehun sur Yèvre, justo en el corazón de Francia, y ha sabido evolucionar para adaptarse a los criterios de durabilidad y resistencia de la hostelería, sin perder su diseño y fabricación tradicional.

 

Fábrica de Pillivyut, en el corazón de Francia, región de Berry

 

Ese producto que tanto debía gustarme, ¡ciertamente me encantó! Se trata de una de sus últimas novedades: unos recipientes de porcelana muy versátiles, de hecho son cocottes de porcelana, que podemos usarlos para cocinar en cualquier fuego (incluida inducción), e incluso podemos hornear bizcochos, cocinar o gratinar en el horno. Podemos usar estos recipientes como una cocotte, pero con la ventaja de que no pesan casi nada y son más resistentes que las cocottes cerámicas. Además, son complementarte naturales e higiénicos: no reaccionan con ningún tipo de alimento y no absorben grasas, olores ni bacterias ya que no tienen poro. Además la comida no se pega a su superficie, por lo que son muy fáciles de limpiar (incluso en el lavavajillas).


Te diría que, para mi, hay dos cosas que hacen realmente especial estos utensilios: lo primero es que, a pesar de ser de porcelana, gracias a su base difusora pueden usarse también en inducción; lo segundo, que a pesar de ser un utensilio para cocinar, son tan ligeros, bonitos y compactos que se les pueden dar mucho uso en el día a día! Desde guardar restos de comida en la nevera o en congelador (con la posibilidad de recalentarlos en el microondas, fuego o horno en el mismo recipiente), a cocinar pan o un bizcocho en el horno; los podemos usar para cocinar platos de diario o para preparar un deliciosos guiso dorando la carne en el fuego y finalizando la cocción en el horno. ¡Incluso esa preciosa tapa puede usarse como plato de servir! Todo ello con la tranquilidad de estar usando un material tan natural e higiénico como es la porcelana.

 

 

Las cocottes de porcelana Pillivuyt están disponibles en estos tres formatos distintos.



¡Ya ves que con las cocottes de Pillivuyt tuve un flechazó! Me encantó su diseño, su concepto y todas las posibilidades y ventajas que nos ofrece la porcelana. Pero ya que estaba en Pillivuyt, aproveché para dar un vistazo a todo lo que tiene y encontré una preciosa ensaladera que también hemos traído para la tienda. Es de porcelana, con un diseño preciosos y está disponible en dos medidas.

Espero que tanto Pillivuyt como las cocottes y las ensaladeras te gusten tanto como a mi. ¡Ya me dirás que te parecen!

 

Seguir leyendo »

Picantones con mostaza, miel y limón

Publicado el May 31, 2015. 2 comentarios

¡Nos encanta cocinar en cocotte! Cuando la tienes, certificas que es cierto el comentario habitual de "disfruto más cocinando desde que tengo mi cocotte". Cocinar en ella es agradable, y ni mucho menos es complicado. Puede ser tan fácil como nos lo pone hoy Miguel Ángel, de Pimientos Verdes, que nos trae una receta que tendrás lista con dificultad cero y para cualquier ocasión! 

 

Los picantones no son más que pollos jóvenes que pesan alrededor de medio kilo y que tienen una carne tierna y libre de grasas, aunque un tanto insípida para mi gusto. Por este motivo, cuando los preparo, intento acompañarlo con ingredientes muy arómaticos para que se impregnen bien de sus sabores.

Yo los suelo preparar al horno, ya que tardan muy poco tiempo en hacerse y resultan ideales tanto para una cena un día de diario como para un día de celebración ya que, al servirse enteros, quedan muy bonitos presentados en el plato.

Hoy he utilizado mi cocotte coastal blue para cocinarlos, esta vez sin tapa, para que adquieran un bonito color resultado del aliño que he preparado con miel, limón y mostaza. ¡No os imagináis lo bien que olía mi cocina mientras estaban en el horno!

 

En la foto, cocotte redonda Le Creuset, y cuchillo de hierro Pallarès


Ingredientes (para 2 personas)

2 picantones
1 limón
2 cucharadas soperas de miel
2 cucharadas soperas de mostaza
unas ramitas de romero
2 manzanas
4 dientes de ajo
aceite de oliva
sal
pimienta negra molida
agua


Elaboración

1. Saca los picantones de la nevera 2 horas antes de empezar a cocinar y prepara un aliño con el zumo de medio limón, la miel, la mostaza, una pizca de sal y pimienta y un chorro de aceite de oliva. Emulsiona bien y frota con esta mezcla los picantones, por dentro y por fuera. Reserva un poco de aliño.
2. Introduce por la cavidad del picantón ¼ de limón y las ramas de romero.
3. Mete los picantones en una cocotte, junto con las dos manzanas enteras, los dientes de ajos sin pelar, ¼ de limón y un chorrito de agua. Tapa la cocotte y deja que todo repose durante 2 horas.
4. Precalienta el horno a 200º, calor arriba y abajo. Cuando alcance la temperatura, mete la cocotte sin la tapa y baja la temperatura a 180º.
5. Deja que los picantones se horneen durante 45 minutos, aproximadamente, hasta que adquieran un bonito color dorado. A mitad de cocción unta los pincantones con el aliño que has reservado al principio. Ayúdate de un pincel de cocina para hacerlo.
6. Cuando los picantones estén en su punto, sácalos del horno. Disponlos en un plato y reduce el jugo que ha quedado en la cocotte durante unos minutos para que se concentren bien los sabores.

 

Seguir leyendo »

Arroz caldoso de marisco

Publicado el May 17, 2015. 21 comentarios

En la receta de hoy Virginia, autora de Sweet and Sour, nos presenta un plato para que cualquiera pueda lucirse en la cocina... ¡Y que todos disfruten como el que más comiéndolo! Seguro que este arroz caldoso con marisco os hace la boca agua, así que sólo puedo animaros a seguir su receta.

 

 

La de hoy es una de esas recetas para disfrutar de las comidas al aire libre estos días de verano. Pero ojo, no os engañéis, es un plato de ésos que sirven para disfrutar todo el año, para servir en una comida familiar o de amigos de domingo y quedar como una reina. Porque habremos de reconocer que, los domingos, el arroz acaba siendo el plato más repetido en la mayor parte de las casas. Al menos lo ha sido durante mucho, mucho tiempo, en la mía, mi padre adoraba la paella de los domingos.

Aunque hoy lo vamos a vestir de gala y lo vamos a cocinar con marisquito rico, que le va a dar un sabor intenso a mar, absolutamente delicioso. El sabor del marisco, junto con el vino blanco, el zumo de naranja y el azafrán, convierten este plato en un manjar al que resulta difícil resistirse.

Lo hemos preparado en la cocotte baja tipo cacerola de Le Creuset, que para mi gusto es ideal para preparar arroces caldosos y risottos entre otros guisos porque, al tener una base amplia, permite que el calor llegue de forma uniforme por todos los alimentos. Además, el hierro fundido mantiene perfectamente la temperatura, y el vitrificado evita que el arroz se nos agarre al fondo. Una de esas joyas que debido a su calidad, se mantiene como nuevas y pasan de generación en generación.

Vamos con la receta de arroz caldoso de marisco, que es sencilla.

 



INGREDIENTES

(Para 6 personas)

  • 350gr de arroz bomba
  • 900gr de agua
  • 12 mejillones grandecitos
  • 12 mejillones de roca (pequeños)
  • 250gr de anillas de calamar o txipirones limpios
  • 400gr de almejas
  • 6 gambones
  • 1 pimiento verde hermoso cortado en brunoise
  • 3 tomates rojos, maduros y rallados
  • 150gr de vino blanco seco
  • Unas ramitas de perejil fresco (yo el de mi ventana)
  • 50gr de zumo de naranja
  • Unas hebras de azafrán
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta recién molida

 

PREPARACIÓN

  1. Comenzamos preparando los gambones. Los pelamos retirándoles las cáscaras, dejando solo el final de la cola. Les retiramos la cabeza y el intestino con ayuda de un palillito, saldrá solo, tirando suavemente de él. Reservamos.
  2. Ponemos una cazuela a fuego fuerte con el agua y unas ramas de perejil. Introducimos las cascaras y cabezas de los gambones. Dejamos que hierva durante unos 15-20 minutos una vez alcance el hervor, no más, o puede que nos dé mal sabor. Colamos exprimiendo bien el líquido y sustancia de las cabezas. Trituramos el caldo resultante con la batidora de mano, porque no retiraremos el perejil y así lo trituraremos bien para que nos de saborcito. Reservamos.
  3. Limpiamos bien los mejillones grandes con ayuda de un estropajo, retirándoles las barbas. Los depositamos en una sartén con un culín de vino blanco y los cubrimos con una tapa. Ponemos a fuego fuerte y cuando se vayan abriendo vamos retirando a un bol. Retiramos, las cascaras y reservamos la carne. Colamos el líquido que hayan soltado y reservamos junto con el caldo de los gambones. Ésta será la sustancia de nuestro arroz meloso de marisco.
  4. Ponemos nuestra cocotte al fuego con el aceite. Cuando esté caliente, añadimos los ajos picados muy finos y el pimiento verde cortado en brunoise (en cuadritos pequeños). Dejamos que se haga a fuego medio hasta que veamos que el pimiento está blandito.
  5. Subimos el fuego y vertemos el vino blanco y el zumo de naranja, y dejamos que se evapore el alcohol.
  6. Añadimos el tomate rallado y dejamos rehogar unos 5 minutos.
  7. Mientras se está rehogando el tomate, troceamos las bolsas de los chipirones en rodajas gruesitas, luego merman con la cocción y si las picamos muy pequeñas no se verán. Dejamos las alas y los cuerpos tal cual, salvo que sean muy grandes, en cuyo caso picamos en un par de trozos.
  8. Una vez se haya rehogado el tomate, añadimos los chipirones y dejamos hacerse otros 5 minutos a fuego vivo.
  9. Por último, añadimos las almejas y damos una vueltas, dejándolas rehogar y que suelten sus jugos.
  10. Añadimos entonces el arroz, dejamos que se rehogue y se impregne de los sabores del fondo de la cocotte un par de minutos. 
  11. Tostamos el azafrán sobre un papel albal, Reservamos.
  12. Bañamos todo el arroz con el caldo caliente que teníamos reservado de los mejillones y gambones y añadimos el azafrán reservado. Mezclamos bien, y ponemos a fuego alto. Dejamos cocinar durante unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Esto ni es una paella, que no se puede tocar el arroz, ni es un risotto en el que tenemos que remover continuamente para sacar todo el almidón.
  13. Cuando veamos que el arroz está cocinado, unos 15-18 minutos, añadimos los cuerpos de los gambones y dos gambones enteros para decorar, además de unos mejillones de roca.
  14. Dejamos fuera del fuego ya, durante unos 2-3 minutos.
  15. Añadimos entonces la carne de los mejillones grandes.
  16. Servimos de inmediato, espolvoreado de perejil picado muy fino, o de brotes de rúcula que le darán un punto ligeramente picantillo delicioso.



Consejos

- Me gusta usar arroz bomba porque no tiene problema para absorber los líquidos y mantener a la vez la textura del grano.
- No conviene añadir las almejas y mejillones desde el primer momento, pues la carne sino se vuelve chicholsa y acorchadas.
- Si dejamos el arroz cocinado un tiempo, quedará mas seco, porque le arroz absorbe el liquido. Así que si os gusta este arroz caldosito como a mi, os recomiendo servirlo y degustarlo de inmediato.


A disfrutar,

Virginia

 

Seguir leyendo »

Mi experiencia con las cocottes Le Creuset

Publicado el Apr 21, 2015. 1 comentario

Sois muchos los que tenéis dudas sobre las ventajas de cocinar en cocotte. Por eso hoy Raquel, autora de Los Tragaldabas, nos cuenta sobre su experiencia cocinando con ella, las ventajas que nos aporta, nos da algunos consejos para sacarle el mejor provecho y asegurar su mantenimiento, y nos inspira con algunas recetas que seguro te encantarán. ¡Bienvenido al mundo de las cocottes de Le Cresuet!

 

Las cocottes de Le Creuset nos están acompañando en las cocinas de todo el mundo desde 1925. Esto significa, además de una larga trayectoria, un éxito en sus utensilios de hierro esmaltado que sin duda son tu perfecto aliado en la cocina. Para mi, usar las cocottes de Le Creuset son sinónimo de calidad, cocina saludable, un resultado perfecto y una perfecta presentación en la mesa. Durante casi un siglo las cocottes han sido reconocidas por su gran rendimiento, su perdurabilidad y su diseño tan elegante.

 

 

Cómo cocinar en la cocotte de hierro colado

El hierro colado es un material excelente, resistente y muy recomendado para cocinar en él. Si queréis saber más sobre los beneficios de éste, Miguel lo explicó a la perfección en este post. El hierro vitrificado tiene la propiedad de retener el calor de una manera uniforme, lo que permite que no tengamos que cocinar a fuego alto sino más bien usar un fuego medio-bajo, que permitirá la perfecta cocción de nuestros alimentos manteniendo todas sus cualidades. Todo ello implica que el ahorro de energía sea notable. Yo siempre, antes de cocinar, coloco la cocotte sobre el fuego apagado, enciendo la vitro a una temperatura media baja y cuando se calienta comienzo a cocinar en ella. Ésa es la manera correcta de hacerlo y no ponerla sobre un fuego encendido fuerte, ya que exponerla de golpe a una alta temperatura puede dañar el esmalte.

Es un tipo de cocina muy de nuestras abuelas, ese chup chup que hace que nuestras elaboraciones se cocinen de una manera tradicional. Los potajes como éste de garbanzos y espinacas, o los arroces -como este delicioso arroz negro con sepia- son recetas que su resultado me parecen perfectos y con ese sabor tan concentrado que en otro tipo de recipientes no se consigue. Ello se debe a su manera de repartir el calor y el vitrificado de su interior, que no aporta ningún sabor adicional a los alimentos.

 

 

El hierro colado se puede usar con total seguridad sobre cualquier fuente de calor, esto incluye la inducción y el horno. ¡No me digas que no es perfecta! ¿Cuántas veces tras preparar nuestro plato necesitamos darle un toque final en el horno? Pues bien, la cocotte la podrás meter en él sin problema haciendo que tu plato quede perfecto, solo tienes que tener en cuenta que el pomo de la tapa sea apto para horno (en algunos modelos es de plástico y no lo permitiría).

Además de cocinar, puedes recordar que puedes servirte de la cocotte para mantener tus alimentos en el frigorífico o en el congelador, si lo que queremos es hacer un plato con antelación, y tenerlo a punto para el día señalado. Incluso si queremos presentar un plato frío en los calurosos días de verano es la mejor opción para que nuestra elaboración se mantenga perfecta y fresca con sólo conservarla unas horas en la nevera. ¿Sabes que podrás hacer deliciosos marinados en la cocotte? La superficie esmaltada es impermeable, lo cuál la hace perfecta tanto para la conservación de alimentos crudos como para los ingredientes ácidos usados para marinar. Una receta que me salió perfecta y ya siempre repito en ella es este Escabeche de Codornices: el sabor es tan potente y delicioso que mi madre, desde que la probó, no la cambia por nada.

La variedad que ofrece Le Creuset en sus cocottes es muy variada: tamaños, formas, colores... el objetivo es adaptarse a los distintos estilos de cocina y cubrir las necesidades a la hora de servir, porque tu mesa sin duda no lucirá lo mismo si la presentación no es la adecuada. Con las cocottes tu mesa quedará perfecta y su presentación será inmejorable, además de la comodidad de haber usado de principio a fin el mismo recipiente. Cocottes altas, bajas, redondas, ovaladas, tipo cacerola... y las Doufeu, ¿no la conoces? Son unas cocottes con la particularidad de poder poner agua o hielo frío en su tapa y así cocinar mientras nuestros alimentos están perfectamente hidratados, ideal para preparar carnes y guisos con una cocción prolongada.

Le Creuset está tan seguro de sus productos, ¡Que te ofrece una garantía de por vida! Aunque la inversión inicial parezca elevada, os aseguro que está amortizado cada euro que se paga porque seguramente gastarás más a la larga si no haces una buena elección de tus utensilios de cocina.

 

Mantenimiento y limpieza

El mantenimiento es muy importante y por ello te dejo algunos consejos a seguir: 

• Para remover, usa productos de silicona o madera. Recuerda que se puede rayar la superficie con elementos metálicos o si golpeas sobre él.

• Deja enfriar antes de lavarlo con agua y jabón.

• Si quedan restos de comida incrustados, no lo limpies directamente con el estropajo: cúbrela de agua y espera que se reblandezcan, y luego lávalo con esponja y jabón.

• Seca bien antes de guardar.

• No arrastres sobre la vitrocerámica, levántala.

• Escoge el fuego adecuado para tu cocotte, de esta manera evitarás que se recalienten las paredes o se deterioren las asas.

• No colocar nunca sobre la base del horno.

• Deja que se caliente de manera gradual, así la cocción será más regular.

• Para conservar el vitrificado interior, es conveniente no calentar la cocotte en vacío. Siempre debemos poner aceite, mantequilla o cualquier líquido cubriendo totalmente el fondo de la cocotte.

 

Algunas recetas

Te dejo algunas sugerencias de recetas para que vayas habiendo boca -seguro que te encantarán!

Albóndigas en salsa teriyaki 

Pan en cocotte

Crema de zanahorias 

Cocotte de invierno

Sopa de marisco 

Fricassé de pollo a la antigua 

 

 

 

 

Nuevo modelo Evolution de Le Creuset

Le Creuset acaba de lanzar el nuevo modelo de cocottes, llamado Evoltion. Este nuevo modelo 2015 es muy parecido al modelo de cocotte tradicional pero presenta ciertas mejoras. Podéis descubrirlas en este post

Seguir leyendo »

Pollo asado en cocotte con verduras

Publicado el Apr 16, 2015. 19 comentarios

Miguel Ángel, autor del blog Pimientos verdes, hoy presenta una deliciosa receta a fuego lento. Se trata de un pollo asado en cocotte, una propuesta sabrosa ideal tanto para ocasiones especiales como para el día a día. ¿Te animas a prepararla?

Hacía varios días que cuando iba a la frutería veía unos hermosos bulbos de hinojo. Es un producto que me llama mucho la atención por lo bonito que es pero que nunca había utilizado para cocinar. Así que decidí poner remedio a este asunto.

 

 En la foto, cuchillo de acero carbono Pallarès con mango de boj

 

Tenía claro que quería preparar un plato ligero y lleno de aromas mediterráneos. Una comida que fuera saciante pero no quería pasarme con las calorías. Las recetas de cocotte al horno siempre resultan ser deliciosas, así que nada mejor que un pollo al horno cocinado en mi cocotte ovalada, cuya forma es perfecta para cocinar aves y otros cortes de carne como el redondo de ternera, por ejemplo.

Ya sabéis que las cocottes Le Creuset son aptas para cocinar en todas las fuentes de calor, incluído el horno. Y como esta cocotte tiene el mango de acero, podemos cocinar con la tapa puesta sin preocuparnos de la temperatura. ¡Todo un ejemplo de versatalidad en la cocina!

Ingredientes

(para 4 personas)

  • 1 pollo de unos 2kg
  • 1 bulbo de hinojo
  • 1 limón
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 pencas de apio
  • 2 zanahorias
  • Unas ramas de romero
  • Unas ramas de tomillo
  • Sal
  • Aceite de oliva

 

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 200ºC
  2. Sala el pollo por dentro y por fuera.
  3. Pincha el limón con un tenedor muchas veces e introdúcelo por la cavidad del pollo junto con las ramitas de romero y tomillo.
  4. Mete el pollo en la cocotte y reparte también las zanahorias, el hinojo y el apio cortados en trozos grandes y la cabeza de ajo partida por la mitad.
  5. Riega todo con un buen chorro de aceite de oliva, tapa la cocotte y mete en el horno. Baja la temperatura a 180ºC y deja que vaya haciéndose durante una hora y media, aproximadamente. Los últimos 10 minutos, puedes retirar la tapa para terminar de dorar la piel del pollo.

Puedes acompañar el pollo en cocotte con una sencilla ensalada de lechuga y tomate y de postre sirve unas fresas que habrás macerado una hora con el zumo de una naranja y un poco de azúcar... así tendrás un menú apto para los días de diario e incluso de fiesta.

 

Seguir leyendo »

Nueva cocotte Evolution Le Creuset: principales mejoras

Publicado el Apr 14, 2015. 2 comentarios

Los que me conocéis ya sabéis de mi amor incondicional por las cocottes Le Creuset. Me encanta cocinar con ellas, no sólo por lo bien que quedan las recetas, sino también por lo que supone usar un icono de la cocina francesa. El ritual de sacar una cocotte del estante, precalentar el horno y empezar a preparar los ingredientes siempre me saca una sonrisa, porque normalmente es preludio de una comida especial con mi familia o con invitados.

 

 

Le Creuset ha sabido preservar perfectamente la esencia y características de las cocottes de hierro a lo largo de los años, y en esta ocasión ha presentado un modelo nuevo, llamado Evolution (también llamado Signature en otros países), que conserva todo lo que nos encanta de las cocottes y mejora algunos detalles:

  • Asas más grandes para poder sujetar y transportar la cocotte del horno a la mesa con mayor comodidad y seguridad, incluso con guantes de cocina.
  • Vitrificado interior más resistente a manchas, desgaste y arañazos. También resulta más fácil de limpiar que el vitrificado tradicional.
  • Nuevo diseño de la tapa con mejor ajuste para retener la humedad y sabor dentro de la cocotte. También tiene un pomo más ergonómico y cómodo de sujetar.

 

 

Ya puedes comprar las nuevas cocottes Evolution en nuestra tienda en sus versiones de cocotte redonda, baja y cocotte ovalada. Además, las nuevas cocottes vienen con nuevos colores que, estoy segura te encantarán!

 

Seguir leyendo »

Bacalao encebollado canario y papas arrugadas en cocotte

Publicado el Apr 05, 2015. 4 comentarios

Loreto, autora de Sabores de Colores, nos trae una receta que estoy convencida que os encantará: se trata de una receta tradicional de su tierra, Canarias. Una receta de toda la vida, preparada en la cazuela perfecta, una cocotte de hierro Le Creuset. ¡A por ella!

 

Bacalao encebollado

 

Hoy os traigo una es una de las recetas de pescado encebollado característica de las Islas Canarias, además de ser una receta que en casa siempre se ha preparado mucho y es ideal para cocinarla en la cocotte baja tipo cacerola de Le Creuset, ¿os he contado que es uno de mis pequeños tesoros? ¡Si es que me tiene enamorada!

Posiblemente estaréis viendo las fotos y pensando que si es encebollado por qué lleva pimientos, pues bien, yo también me lo pregunto, pero así es como la llaman y así es como la preparan. Vamos, que aceptamos pulpo.

Quizás después de la cuaresma estéis algo cansados de ver el bacalao por todos lados, pero animaros a prepararla, es una auténtica delicia. Ya os digo que el pescado encebollado estilo canario es un guiso para tener siempre presente. Y si lo acompañáis con papas arrugadas se convierte en una perdición.

 

Receta bacalao encebollado

 

Ingredientes

(para 4 personas)

Para el bacalao encebollado

  • 4 lomos de bacalao al punto de sal
  • 2 cebollas grandes en juliana
  • 1 pimiento rojo en juliana
  • 1 pimiento verte en juliana
  • 4 tomates rallados
  • 3 dientes de ajo en láminas
  • 40gr pasas
  • 40gr almendra tostada toscamente picada
  • Harina y harina de almendra en partes iguales (el que creáis necesario, servirá para rebozar)
  • 250ml vino blanco seco
  • 100ml agua
  • 1 cucharada sopera de vinagre de vino
  • 3 ramitas de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de comino
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

 

Para las papas arrugadas

  • 250gr papas bonitas (en su defecto patatas pequeñas)
  • Sal gruesa
  • Agua

 

Preparación

  1. Secamos bien los lomos de bacalao y lo pasamos por la mezcla de harina y harina de almendra, y lo freímos en aceite de oliva en nuestra cocotte baja de Le Creuset (en su defecto, cualquier otra cocotte de hierro te servirá). Retiramos a un plato y reservamos.
  2. Si no se ha ensuciado en exceso el aceite, retiramos el exceso y empezamos con el encebollado. Para ello empezaremos dorando los ajos. Una vez dorados añadimos la cebolla y la pochamos bien.
  3. Cuando la cebolla esté ligeramente dorada añadiremos los pimientos y pocharemos unos 10 minutos o hasta que estén hechos.
  4. A continuación, incorporamos el tomate y los aromáticos, dejamos cocer hasta que el tomate haya reducido.
  5. Seguidamente añadimos el vino, el agua y el vinagre. Cocemos a fuego fuerte hasta que reduzca el líquido a la mitad y haya evaporado totalmente el alcohol.
  6. Por último, incorporamos las pasas, las almendras y los lomos de bacalao, con la piel hacia arriba, que hemos reservado. Bajamos el fuego y cocemos a fuego suave unos 10 minutos para terminar de cocer el pescado.
  7. Mientras se termina de hacer el bacalao prepararemos las papas. Para ello las disponemos en un cazo, las cubrimos de agua a ras y añadimos un puñado de sal gruesa, como 2 buenas cucharadas soperas. Cocemos unos 15 minutos o cuando las pinchemos con un palillo éste las atraviese con facilidad.
  8. Una vez hechas, las escurrimos y volvemos a llevarlas al fuego para secarlas y así conseguir esa piel saladita, característica de las papas arrugadas.

 

 

Notas: 

- Normalmente se recomienda el bacalao prepararlo unas horas antes para que todos los sabores del guiso penetren bien y se integren.

- Os recomiendo en el paso 5 cocerlo menos tiempo para que a la hora de volver a calentarlo no se os pase.

- Si las pasas y las almendras no te convencen no te preocupes, puedes sustituirlas por aceitunas o incluso no usarlas. En las islas hay tantas versiones de este plato como familias canarias. A mí me encantan todas sus versiones. Ya os digo que ésta es una delicia pero con aceitunas es una auténtica maravilla también. ¿Te animas a prepararlo?

Seguir leyendo »

Pan con masa vieja en cocotte

Publicado el Jan 29, 2015. 27 comentarios

Esta semana hemos presentado en el blog algunos conceptos básicos de amasado y técnicas, consejos a tener en cuenta a la hora de hacer tu propio pan casero dentro de nuestra serie de blogs de pan. Vinieron de la mano de Virginia, autora del blog Sweet and Sour, y tras ilustrarnos con esa pequeña guía para hacer pan, nos anima a probar de hacerlo con esta receta de pan casero en cocotte. Anímate a poner las manos en la masa: ¡hacer tu propio pan casero no tiene precio!

 

 

¿Queréis adentraros en el fascinante mundo del pan casero? ¿Sois ya panaderos caseros aventajados y os apetece una receta sin demasiadas complicaciones para esos días en que gusta disfrutar de un pan casero vistoso y rico, pero no hay tiempo... Este pan con masa vieja en cocotte cumple todas esas premisas.

Cuando preparamos un pan en casa, queremos que resulte sabroso, aromático, con buena miga, corteza gruesa y crujiente, muy crujiente, y claro que tenga un aspecto bonito. Todo eso supone práctica, no voy a negároslo, pero hay una forma de atajar gran parte de esos logros. ¿Cómo? Con el horneado en nuestra cocotte de hierro "Le Creuset".

Porque esas ollas de hierro fundido tan preciosas y sobre todo de tanta calidad, no solo sirven para cocinar buenos guisos, sopas y demás buen condumio, sino que además nos sirven para preparar panes espectaculares, que cuando los saquéis del horno, en casa os harán la ola y dudarán si realmente han tenido en casa agazapada una avezada panadera.

 

 

En la cocotte se crea un ambiente similar al de los hornos tradicionales. ¿Por qué? pues precisamente porque esa base de hierro alcanza y mantiene temperaturas que difícilmente se alcanzan sobre una bandeja de horno, y porque además, la propia humedad que desprende el pan con el calor del horneado, crea el "microclima" preciso para que nuestro pan se desarrolle y obtenga una corteza gruesa y crujiente y con unas aperturas preciosas.

 

Los consejos que hay que tener en cuenta al hornear pan en la cocotte:

- La cocotte deberemos introducirla en el horno desde el primer momento. Recordad que debe precalentarse junto con el horno y durante una hora más o menos. Eso nos asegurará que la cocotte se encuentra bien caliente cuando introduzcamos nuestro pan.

- No es preciso engrasarla, ni que coloquéis ningún tipo de papel de horno de protección. Al encontrarse a tanta temperatura, el propio pan se sellará por efecto del calor. Ojo que si sustituís la cocotte por otro tipo de olla, pyrex o similar, sí deberéis engrasarla o no sacareis el pan vivo de ella. El hierro es una de las ventajas que tiene.

- Mantendremos la tapa colocada durante los primero 15 minutos, en los que el pan precisa humedad para el desarrollo del gluten. Luego la descubriremos, para evitar que el exceso de humedad nos de como resultado un pan gomoso. A partir de ese momento bajaremos la temperatura y dejaremos que el pan se cueza sin tapa.

  

 

Para esta receta, vamos a prescindir de usar masa madre, o preferementos para no liaros mucho. Para suplir ese sabor y aroma que le conceden estos fermentos, lo que haremos será añadir masa vieja y muy poca levadura. Y os preguntareis... Pero si no he hecho nunca pan, ¿de dónde saco yo la masa vieja? Tranquilidad, también hay receta.

Del mismo modo para obtener más sabor y un pan más duradero, utilizaremos poca levadura, y dejaremos nuestra masa fermentar en frío toda la noche. Eso además os dará mucha más comodidad en cuestión de tiempos.

 

(En la foto, taza espresso Revol)

 

Obtendremos un pan migoso, con una miga alveoloada, lo justo si habéis utilizado menos agua, porque será un pan de amasado fácil para los iniciados. Y con alveolos un poco más grandes si nos hemos atrevido a incorporar un pelín más de agua y con una más hidratada. La corteza será en todo caso, gruesa y crujiente. Más gruesa cuanto más tiempo permanezca el pan en el horno, (ojo sin quemarse¡¡¡).

Una vez que dominéis esta receta, los tiempos de levado, la textura del pan, podréis adentraros en masas con prefermentos, masa madre, masas más hidratadas...

Resultado de nuestro pan de hoy, un pan para poder usar en nuestros desayunos, cubierto de mantequilla mermelada casera o una buena miel. Pero también os daré la opción si queréis, de añadirle otros ingredientes como olivada, tomates secos, frutos secos o semillas y así tunear vuestro pan básico con masa vieja, para otros ocasiones más especiales.

Así que arremangaos que vamos a meternos en harina ya:

 

Ingredientes

Para la masa vieja

  • 65gr de harina panadera
  • 35gr de agua
  • 2gr de levadura fresca o 0,6gr de levadura seca
  • Una pizca de sal

Para la masa de pan

  • 100gr de masa vieja
  • 500gr de harina panificable
  • 325gr - 340gr de agua (325gr de agua para masas menos hidratadas - 340gr para masas más hidratadas)
  • 10gr de sal
  • 0,6gr de levadura fresca o 0,2gr de levadura seca
  • (Opcional) 100gr de olivada, tomates secos, frutos secos, semillas tostadas...

 

Preparación

Si tenéis un pedazo de masa de una hornada anterior tan solo sacarlo de la nevera 1 hora antes.

Si no lo tenéis, prepararemos nuestra propia masa vieja. Para ello mezclamos en un bol la harina, la levadura y el agua hasta obtener una pasta. Cuando tengamos ya una masa, pasamos a una encimera ligeramente enharinada y añadimos la sal. Amasamos durante unos minutos hasta obtener una masa lisa y elástica y llevamos a un bol ligeramente aceitado. Cubrimos y a la nevera hasta su uso.

Al día siguiente vamos con nuestra masa de pan:

Si utilizamos nuestra Kitchen Aid: Añadimos al bol de la KitchenAid la harina, la levadura, y la masa vieja en trocitos. Accionamos el motor a velocidad 1 y con él en marcha vamos añadiendo poco a poco el agua. Cuando esté toda incorporada, incrementamos la velocidad a 2 y mantenemos hasta haber conseguido una masa cohesionada. Cubrimos el bol y dejamos reposar media hora.

 

 

 

Transcurrida la media hora sustituimos la pala por el gancho amasador y añadimos la sal. Mezclamos a velocidad 1 durante 30 segundos -1 minuto. Incrementamos la velocidad a 2, y en el momento que veamos que la masa se engancha al gancho amasador, contamos unos 10-12 minutos, ya que solo se produce el amasado una vez la masa queda enganchada en el gancho.

Lista nuestra masa la llevamos a un bol ligeramente aceitado y aquí tenemos dos opciones, dejarla reposar unas 3 horas a temperatura ambiente o toda la noche en el frigo. Yo os recomiendo esta segunda opción, nos dará más sabor al pan.

 

Si optamos por la técnica manual:

En un bol amplio, incorporamos la harina, la levadura, el agua, mezclamos un poco con ayuda de una rasqueta, y añadimos la masa vieja troceada.  Mezclamos bien hasta obtener una masa cohesionada. Cubrimos y dejamos reposar media hora.

A continuación pasamos nuestra masa a la encimera ligeramente enharinada. Añadimos la sal y mezclamos.

Si hemos optado por dejar la masa menos hidratada, será poco pegajosa y nos permitirá realizar el amasado tradicional.

Si hemos optado por añadir más agua y dejar una masa más hidratada, será más pegajosa, así que utilizaremos la técnica de el amasado francés:

En ambos casos podemos amasar directamente unos 10 minutos, o bien hacer amasados cortos de 1 minuto y cinco de reposo, durante dos o tres veces. Ya que durante el reposo se produce una especie de “autoamasado”. Eso nos descansará los brazos. Para tener más conocimientos sobre estas técnicas, os recomiendo ver el post El Pan: Conceptos básicos de amasado y técnicas. 

La masa para pan que debemos obtener será una masa lisa, suave y elástica, como la que aparece en la imagen.

  

 

Lista nuestra masa, vamos con ella al frigo toda la noche, o dejamos fermentar a temperatura ambiente hasta que casi haya doblado su volumen, y esté hinchada y fofita. Será la primera fermentación.

 

 

Si la hemos tenido toda la noche en el frigorífico, la sacamos unos 30 minutos antes para atemperar.

La pasamos con mucho cuidado a una mesa ligeramente enharinada y la damos forma de bola, haciendo con ella un hatillo. La damos la vuelta y con el canto de la mano apoyado sobre la mesa ligeramente en diagonal, la vamos empujando hacia nosotros desde la base, arremetiéndola.

 

 

 

La pasamos a un banetton bien cubierto de harina o a un bol ligeramente aceitado, siempre con el encuentro hacia arriba. Cubrimos y dejamos levar a temperatura ambiente, hasta que casi haya doblado su volumen. Dependerá de la temperatura, pero sobre 1 hora y media puede ser suficiente. Será la fermentación final.

En ese tiempo precalentamos el horno a 250ºC calor arriba y abajo, con la cocotte con tapa en su interior. Recordad que la cocotte debe estar al menos 1 hora precalentándose.

Cuando la masa esté lista, con mucho cuidado y ayudados de unos guantes de horno, sacamos nuestra cocotte, levantamos la tapa e introducimos la masa en su interior. Debemos hacerlo con rapidez. La greñamos, haciéndole tres líneas rectas en la tapa con una cuchilla o un cuchillo bien afilado y con ella al horno durante 15 minutos.

Transcurridos los primeros 15 minutos, le retiramos la tapa, bajamos la temperatura a 200ºC y  seguimos horneando otros 40-50 minutos más. Hasta que veamos que está bien dorada y la base al tocarla con los nudillos suena a hueco.

Sacamos la cocotte del horno, extraemos el pan y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Lista nuestra hogaza de pan de masa vieja en cocotte.

Una vez fría, podéis aprovechar para disfrutarla en el desayuno en rebanadas gruesas untadas con mantequilla y mermelada o miel, o con un queso fresco y un café, servido en unas preciosas tazas de porcelana como las Revol. No me digáis que no son una autentica preciosidad.

 

 

 

Esta receta, junto con otras estupendas, la encontraréis en el libro “Pan Casero” de Iban Yarza. Un básico para los panaderos caseros.

 

Consejos:

- Si no tenéis harina panadera podéis utilizar harina todo uso, incluso mejor que la harina de fuerza, ya que este pan no lleva grasas ni azucares.

- No caigáis en la tentación de añadir más harina durante el amasado, para que la masa no se os pegue a las manos, cuanta más harina añadáis, mas tosco os quedará el pan. Os daréis cuenta que a medida que la masa está amasada resulta menos "pegajosa".

- El momento para añadir los ingredientes optativos, como olivada, frutos secos, semillas... será casi acabando el amasado, para no dar pie a que estos ingredientes puedan romper la frágil masa. Eso sí, deberéis integrarlos bien, durante la fase final del amasado. Si utilizáis el amasado francés, añadirlos y repartirlos antes y luego seguir con la técnica.

- El segundo levado o fermentación final lo podéis realizar en lugar de en un banetton o en un bol, sobre una bandeja de horno dada la vuelta y recubierta de sémola, con el encuentro hacia abajo, sobre la bandeja. En este caso, colocaremos el pan en el interior de la cocotte con el cierre hacia arriba y no haremos greñado, de forma que el pan se abrirá de forma natural. Queda también precioso.

- Si la cocotte tiene pomo metálico como la mía, puede ir perfectamente al horno, de lo contrario desatornillarlo, retíralo y rellenar bien el hueco con papel de aluminio.

- Para un pan de este tamaño precisaréis una cocotte de al menos 24 cm. Si la vuestra es menor, dividir la masa en dos, formar dos bolas y hornear en dos tandas.

- Si os sobra pan y queréis disfrutarlo en otro momento, también podéis hacer rebanadas y congelarlas en una bolsa de congelación. Tan solo tendréis, sin necesidad de descongelarlas, que tostarlas un poco antes de disfrutarlas.

 

 

A disfrutar.

Virginia

Seguir leyendo »

La cocotte de invierno, sana y confortable

Publicado el Jan 22, 2015. 2 comentarios

 Tras las Navidades, apetece aligerar el cuerpo de comidas copiosas, y una rica receta en cocotte abriga el cuerpo del frío invierno. Laura -autora del blog gastronómico Because- lo sabe muy bien, y tiene la receta perfecta para conseguir dicho propósito. Saludable y fácil de preparar, esta receta de invierno te calentará el estómago mientras encanta tu corazón!

 

Todas las épocas del año tienen su encanto, y sin duda el invierno no está exento de él. Los impresionantes colores que nos regala la naturaleza en esta estación en forma de verduras merecen que los disfrutemos de la manera más auténtica posible. Mi cocotte está a pleno rendimiento, impregnando mi cocina de los aromas y colores de invierno de un modo sano, sencillo y natural. En casa preparo esta cocotte de invierno al menos una vez por semana y así disfrutamos de un plato calentito, riquísimo y sin complicaciones.

 

 

 Ingredientes:

1⁄2 coliflor

4 zanahorias

250 gr calabaza

1 chirivía

1 cebolla

2 ajetes tiernos

1 vaso de vino blanco

Aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de mantequilla

Sal

1 cucharadita de granos de mostaza

Agua

 

*Cesta para fruta y verdura Kitchen Craft

 

Elaboración:

Limpiamos, pelamos y troceamos las verduras y las reservamos.

Cubrimos el fondo de la cocotte con una capa fina de aceite de oliva y ponemos a calentar a fuego medio bajo.

Añadimos la cebolla cortada en gajos o en juliana y la cucharada de mantequilla, dejamos rehogar hasta que se dore la cebolla. En ese momento, añadimos los granos de mostaza machacados en el mortero y el vino, y dejamos rehogar hasta que el líquido quede absorbido.

Añadimos las verduras y una cucharada de sal y rehogamos un poco, para que las verduras con la sal suelten algo de líquido.

Cubrimos con agua y dejamos cocer a fuego lento. El agua se irá evaporando, al tiempo que la verdura queda tierna. En caso de necesidad, hay que añadir algo más de agua hasta que la verdura adquiera el punto deseado. Ponemos al punto de sal.

Nota: Es interesante a la hora de trocear las verduras que tengamos en cuenta la dureza de cada una. Por ejemplo, la zanahoria y la chirivía tardan más en cocinarse que la coliflor, por lo que para equiparar en la medida de lo posible el tiempo de cocción, haremos trozos más pequeños de chirivía y zanahoria que de coliflor.

Seguir leyendo »

Caldereta de almejas con brócoli

Publicado el Jan 11, 2015. 7 comentarios

En esta ocasión Noelia, bloguera autora de La Cucharina Mágica, nos propone una caldereta de almejas con brócoli, un guiso rico en sabor y color, sano y que nos hace la boca agua sólo con ver las fotos. ¡Os animo sin duda a probarla!

 

 

Los platos de dieta, ligeros y sanos suenan a aburridos, sin sabor y sin ningún tipo de atractivo. Sin embargo, con un poco de imaginación podemos hacer platos verdaderamente deliciosos, con pocas calorías y que sacien el hambre como si fuera un mismísimo plato de fabada, bueno, quizás no tanto...

¡La combinación del marisco con verduras o legumbres me encanta! Es un clásico en mi casa ya que los frutos del mar aportan todo el sabor de los guisos de toda la vida, de los que se hacen en cocotte a fuego lento, sin el aporte calórico que tiene la grasa animal.

Esta caldereta de almejas y brócoli es un plato delicioso, que tanto os puede servir para una comida familiar como para el tupper de la semana. Se hace rápido, no necesita ingredientes sofisticados y el sabor es de 5 tenedores. Todo ello con el aporte de vitaminas y proteínas que las almejas y el brócoli nos aportarán, a cambio de muy pocas calorías.

A por la receta!

 

Ingredientes para 4 personas

Para la caldereta:

1kg de almejas

1 manojo de brócoli o brécol

3 patatas

1/2 cebolla

1/2 pimiento rojo

1 diente de ajo

3 ramas de perejil

100 ml de vino blanco

1 cucharadita de pimentón de la Vera

Sal y pimienta

Aceite de oliva

 

Para el caldo de pescado:

1/2 cebolla

2 dientes de ajos

1 cabeza de pescado

1 pizca de sal

Aceite de oliva

 

Preparación

1. Picamos en trozos grandes 1/2 cebolla y 2 ajos y los freímos con un poco de aceite de oliva en una olla.

2. Añadimos la cabeza de pescado, revolvemos 1 minuto e incorporamos 1 litro de agua y la pizca de sal.

3. Dejamos hervir a fuego vivo durante 30 minutos. Colamos el caldo y lo volvemos a poner a hervir a fuego lento hasta que lo usemos para la caldereta. Se reducirá y cogerá más sabor.

4. Troceamos 1/2 cebolla, 1 diente de ajo y 1/2 pimiento rojo en trozos muy pequeños, lo ponemos en otra olla y los freímos con un chorro de aceite de oliva (yo he usado una cocotte tipo cacerola baja). Dejamos que se poche y cuando esté, añadimos el pimentón, revolvemos unos segundos e incorporamos las patatas peladas y partidas en trozos grandes.

5. Vertemos el vino y lo dejamos reducir a fuego vivo 1 min. Incorporamos el caldo de pescado y dejamos cocer las patatas a fuego lento durante 5 min.

6. Añadimos el brócoli a las patatas y cocemos otros 10 minutos.

7. Finalmente añadimos las almejas y tapamos la olla durante 2 o 3 minutos hasta que se abran.

8. Salpimentamos y retiramos del fuego.

9. Servimos con perejil.

 

 

 

Trucos

- Para lavar las almejas las frotamos unas con otras bajo el agua del grifo y las ponemos en un recipiente con agua y sal durante 1 hora.

- Para que el caldo se espese un poco al cortar las patatas las rasgamos para que de esta forma suelten fécula. 

- Podéis sustituir las almejas por gambas y hacer el caldo con sus cabezas.

- Si una almeja no se abre, no intentéis abrirla y desechadla.

 

 

 

Seguir leyendo »

Redondo de pollo relleno guisado en cocotte

Publicado el Dec 12, 2014. 9 comentarios

Siempre he disfrutado de los platos típicos de Navidad, desde la sopa al cordero, pasando por el cochinillo, el pavo y el capón; pero sin duda alguna mi plato favorito siempre ha sido y será el tradicional pollo relleno. Me trae buenos recuerdos: me recuerda un montón de comidas familiares, en una mesa repleta con la mejor cubertería que teníamos y un montón de bandejas llenas de comida, y en la que discutíamos por quién se quedaba con el último bocado; una vez llenos, la sobremesa se alargaba durante horas. 

Es por estos recuerdos que, cuando escucho a Luisa (de Cocinando con mi Carmela) comentando que nos ha preparado una receta de pollo relleno que es sabrosísima y fácil de preparar, pienso que no podría haber acertado más: ¡Es perfecta para estas Navidades! 

Para cocinarla ha usado la cocotte, que como dice ella es su utensilio favorito. Os dejo con la receta:

 

 

Ingredientes

  • Redondo de pollo relleno, de aprox. 2 kilos.
  • 4 cebollas
  • 1 vaso de brandy
  • 1 puñado de piñones crudos
  • 2 manzanas golden
  • Aceite oliva virgen extra, sal, pimienta y romero

 

Cocotte de hierro Le Creuset

 

Preparación del pollo guisado en cocotte

  1. Echamos un buen chorreón de aceite en nuestra cocotte y, cuando tome algo de temperatura, echamos las cebollas cortadas a cascos. Cuando estén doradas, añadimos el redondo de carne y lo sellamos por ambos lados.
  2. Añadimos seguidamente el brandy, las manzanas peladas y cortadas en pequeños trozos, los piñones, salpimientamos y echamos un poco de romero.
  3. Cubrimos de agua la carne y, una vez que haya hervido, introducimos la cocotte (con tapadera) en el horno (ya precalentado) y a una temperatura de 180º durante tres horas. 
  4. Controlamos la cocción a partir de las dos horas y media. Para ello, introducimos un cuchillo y observamos. Cuando la carne esté lista la sacamos a una fuente.
  5. Para realizar la salsa, reducimos el jugo de la cocción en la misma cocotte, removiendo de vez en cuando. Se puede servir tal cual sale de la cocotte o triturar con una batidora para conseguir una textura suave.
  6. Cortamos la carne en finas rodajas y servimos con la salsa caliente.

 

Como véis, la receta de redondo de pollo es muy fácil de seguir, y los resultados son tremendamente buenos. ¡Os animo a prepararla!

Seguir leyendo »

Cordero a la miel con confitura de lombarda

Publicado el Dec 01, 2014. 13 comentarios

Hoy damos la bienvenida como a colaboradora a Carmen, autora del blog gastronómico Yerbabuena en la Cocina. Su primera propuesta os hará tomar nota, ya que de seguro que veréis en este receta una idea fantástica para deleitar a los comensales de la próxima comida familiar. No os perdáis este cordero a la miel, que Carmen acompaña con confitura de lombarda para obsequiar a los presentes con un plato redondo.

 

 

Aunque cada vez me gusta más viajar y conocer la cultura de los países que visito a través de su gastronomía,  las recetas de siempre y que van unidas a nuestra tradición se han convertido para mi en un verdadero placer a la hora de ponerme el delantal en mi día a día.

El cordero es una de las carnes más sabrosas y tiernas de nuestra gastronomía, culturalmente viene acompañando la historia del hombre desde hace 9.000 años, y dependiendo de su situación geográfica, con sabores de lo más diferentes y variados. Esta receta proviene del mundo árabe, instalado durante siglos en nuestro país; de ahí la cantidad de matices propios de la cocina de esta cultura.

En mi casa, el cordero siempre ha estado unido a las celebraciones familiares, desde niña recuerdo a mi madre cuando se acercaba éstas fechas, pensando en el menú que preparar en Navidad donde nunca podía faltar el cordero, auténtico manjar entre sus manos, que ella preparaba de mil maneras distintas para disfrute de mis hermanos y mía.

Por eso cuando desde Claudia y Julia me propusieron colaborar con ellos, lo primero que me vino a la memoria fue la cocina de mi madre y el chup-chup de todos sus guisos y ¿Qué mejor que una Cocotte Le Creuset para conseguir ese chup-chup y esas carnes tan tiernas y sabrosas a fuego lento?

Con ella he vuelto a mis orígenes, he redescubierto un mundo nuevo donde el hierro es el protagonista en mi cocina, es por eso que me encanta cocinar con las cocotte Le Creuset, me gustan su diseño, como transmiten el calor a los guisos repartiéndolo de manera uniforme y constante, su versatilidad ya que se adaptan a todo tipo de fuegos incluido el horno, además admiten tanto el lavavajillas como el congelador. En fin… no en vano llevan más de 80 años fabricándose. ¿Os las vais a perder?

 

Ingredientes: (para 4 personas)

 

Para el cordero a la miel:

Piernas de cordero lechal cortada en trozos

2 Cebollas

2 Dientes de ajo

1 Zanahoria

200 ml Vino blanco

Agua

50 g. Miel de romero

Harina para rebozar

Aceite de oliva virgen

Sal

Pimienta

Romero fresco

Tomillo

 

Para la confitura de lombarda:

½ Lombarda pequeña

75 g. Azúcar morena

50 g. Mantequilla

50 ml. Vinagre

 

Elaboración:

Salpimentamos el cordero y lo rebozamos con la harina sacudiendo el exceso. Ponemos la cocotte al fuego y añadimos un poco de aceite de oliva virgen, cuando empiece a humear ésta, añadimos el cordero, dándole la vuelta para que se dore por todos los sitios de manera uniforme. Retiramos y reservamos.

Cortamos las cebollas, los ajos y la zanahoria en brunoise, ponemos a pochar en el aceite de la carne hasta que veamos que se ablandan y empiezan a tomar color. Añadimos el vino blanco y dejamos reducir unos minutos.

Agregamos entonces el cordero, el romero, el tomillo y agua suficiente para cubrirlo todo y dejamos cocer a fuego suave, alrededor de 30 minutos dependiendo de la dureza de la carne. En mi caso al ser lechal no ha necesitado más tiempo, pero si no fuese así, lo dejamos algunos minutos más cocinándolo a fuego lento y añadiendo un poco de agua si hiciese falta.

Pasado este tiempo, incorporamos la miel de romero y el vinagre, dejamos cocer unos minutos para que se integren bien todos los sabores.

 

 

Cortamos la lombarda en tiras muy finas con una mandolina, las salteamos en una sartén a fuego bajo con la mantequilla varios minutos. Agregamos el azúcar morena, el vinagre y un chorrito de agua, y dejamos cocer lentamente hasta que se ablande y quede una especie de confitura.

 

  

Presentamos el cordero junto con la lombarda y acompañamos de unas patatas cocidas o asadas con alguna hierba aromática.

 

Seguir leyendo »

Estofado de cerdo al vino tinto con panceta y cebollas (adaptación del Bouef bourguignon de Julia Child)

Publicado el Nov 14, 2014. 1 comentario

La receta de hoy, ¡Muchos la estabais esperando! Es nuestra amiga Luisa Morón, que bien la conocéis de su blog Cocinando con mi Carmela, quien nos trae una adaptación del popular bouef bourguignon de Julia Child, consiguiendo así una receta más asequible pero igualmente deliciosa. Con lo que sólo queda decir "¡Buen provecho!"

 


La receta de hoy va dedicada a nuestra querida Julia Child. ¿Quién no conoce a esta señora? Ya sabemos que es todo un referente de la cocina. Muy famosa en los EE.UU. En el periodo de los 60-80 fue una auténtica estrella en programas de televisión. Estudió en la famosa escuela en Francia ¨Le cordón Blue¨. ¿Y quién no ha visto la famosa película ¨Julie and Julia¨? Cada vez que puedo la veo, me encanta.

Uno de mis libros de cabecera y que siempre tengo cerca es ¨El arte de la cocina francesa¨. Desde aquí os lo recomiendo. Fantástico. Con lo cual creo que colaborando con ¨Claudia &Julia¨ tocaba una receta para recordar a Julia Child. Así que me lanzo con una de las más famosas y, a la vez, la más conocida de todas por sus seguidores.

Utilizaremos para cocinar una coccotte. Yo la uso casi a diario. Salen los guisos espectaculares. En cuanto a la receta de Julia, decir que, como siempre hago en mi cocina, he introducido algunos cambios. Creo que saldrá bien.

No obstante en su libro podéis encontrar la original. ¨Bouef bourguignon ¨ (Estofado de buey al vino tinto con panceta y cebollas). Según el libro de Julia Child existe muchas maneras de preparar un buen estofado. Cuando se cocina con mucho cuidado y cariño, se consigue un aroma perfecto, es uno de los platos a base de buey más deliciosos que se hayan creado. Estoy totalmente de acuerdo.

He preparado en muchas ocasiones este plato y en mi casa se ha convertido en todo un clásico. Esta vez hice un cambio. No utilicé carne de buey, lo hice con una buena carne de cerdo. Mi lema es hacerse amigo de tu carnicer@ y comprar siempre en el mismo sitio. A la hora de adquirir productos de buena calidad es bueno que seas ya un habitual cliente.

 

Ingredientes para 6 personas (con cocotte de 22-24 cm de diámetro)

  • 175 gr. de panceta ahumada
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 750 gr. de carne magra para estofado de dados de cerdo
  • 1 zanahoria en rodajas
  • 2 cebollas en aros
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta al gusto
  • 2 cucharas de harina
  • 3 tazas de vino tinto joven con cuerpo
  • 2-3 tazas de fondo oscuro, caldo vacuno. En mi caso utilice 2 tazas de caldo de puchero
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1 hoja de laurel

 

Preparación

  1. Precalentar el horno a 230 º.
  2. Saltear la panceta en el aceite a fuego moderado durante unos 2-3 minutos, para que se dore un poco. Retirarla y reserva.
  3. Echar la carne y dorar. Cuando todos los trozos estén bien dorados retirar y reserva junto con la panceta.
  4. En la misma sartén y con la misma grasa dorar las zanahorias y cebollas. Si crees conveniente añadir un poco más de aceite.
  5. Poner de nuevo la carne y la panceta, salpimentar.
  6. Espolvorear con harina, darles unas vueltas para que cubra ligeramente la carne.
  7. Colocar la cazuela destapada en la parte superior del horno, precalentado y dejarla durante unos 4 minutos. Sacar la cazuela, bajar el horno a 165º.
  8. Verter el vino y el caldo en la cazuela hasta que cubra. Añadir los ajos y las hierbas aromáticas. Llevarlo a punto de ebullición en el fogón. Tapar la cazuela y meterla en la parte inferior del horno precalentado.
  9. Si es carne de buey tendremos que tener la cazuela en el horno durante unas 2 horas y media a 3. En caso de hacerlo con carne de cerdo, con una hora y media será suficiente. No obstante, pasada la hora y media, pinchar la carne para ver que se desase, en ese caso estará listo. Si vemos que no, dejamos una media hora más.

 

Consejos

  • A la hora de servir puedes hacer unas cebollas o chalotas glaseadas con champiñones.
  • Puedes hacerlo de un día para otro y estará mucho mejor. Si lo metes en la nevera, calentarlo unos 15-20 minutos antes de servir, calentar a fuego lento.

 

Seguir leyendo »

Fricassée de pollo a la antigua

Publicado el Nov 07, 2014. 6 comentarios

Nuestra invitada hoy la conocéis bien. Es Miriam, El invitado de invierno, quien siempre aparece con la curiosidad más apetecible. Esta vez nos trae un fricassée de pollo a la antigua, una receta ideal para comidas familiares, que sin grandes complicaciones hará disfrutar a mayores y pequeños.

 

Este plato de pollo es una receta tradicional francesa, con ingredientes sencillos y poca complicación, pero que bien ejecutada nos da un plato suculento, con una salsa para mojar pan y no parar.

La salsa se prepara ni más ni menos que con unas pocas verduras pochadas en mantequilla y aceite de oliva, con los que se elabora un roux, es decir, se tuesta harina en esta grasa que luego produce el espesado de la salsa. La receta va tradicionalmente acompañada de champiñones de París, estos champiñones pequeñitos y redondos, pero que yo he sustituido por champiñones corrientes.

La magia de este plato está en el equilibrio perfecto de sabores suaves, así que no dejéis fuera ningún ingrediente. La yema de huevo que se añade al final para espesar un poco más la salsa ayuda a darle un gusto delicioso.

 

 

 Ingredientes

1 kg de pollo en piezas (o pechugas cortadas en tacos, que hace este plato muy apto para niños), 100 g de cebolla, 1 zanahoria, 30 g de aceite de oliva, 30 g de mantequilla, 1 1⁄2 cdas. de harina, 1 ramillete de hierbas o bouquet garni (1 hoja de laurel, 1 rama de tomillo, 1 rama de perejil), 200 g de champiñones laminados, 1 buen vaso de vino blanco, caldo de pollo, 1 yema de huevo sal y pimienta al gusto.

 

Elaboración

Picamos finamente la cebolla y la zanahoria, las ponemos a pochar en una cocotte con la mantequilla y el aceite, a fuego bajo hasta que la cebolla esté transparente.

Salamos las piezas de pollo, subimos el fuego y las agregamos al sofrito. Doramos por todos los lados.

Cuando todo el pollo haya cambiado de color bajamos el fuego y añadimos la harina. Le damos unas vueltas para que se impregne bien todo el pollo y sofreímos un par de minutos, removiendo bien.

Cuando la harina ya está tostada vertemos el vino y mezclamos. Salamos la salsa, agregamos las hierbas envueltas en una gasa atada, para que luego se puedan pescar cómodamente, y añadimos también algo de caldo de pollo, hasta que las piezas de pollo queden casi cubiertas.

Tapamos la cocotte y estofamos 20 minutos a fuego bajo, lentamente. Al cabo de ese tiempo añadimos los champiñones limpios y laminados, y seguimos estofando otros 10 minutos.

Probamos la sazón y rectificamos si fuera necesario. Retiramos la cocotte del fuego y retiramos el hatillo de hierbas. Separamos la yema del huevo, la batimos en un tazón y le vamos agregando, poco a poco y sin dejar de batir, algo de salsa caliente de la fricassée. Cuando la yema esté ya caliente la añadimos a la cocotte y mezclamos bien. Y listo, ya tenemos un delicioso plato principal perfecto para una comida familiar de más o menos postín. Fácil de hacer y poco laborioso, ¿no os parece?

Ah, y os cuento un pequeño truco que utilizo para agilizar la preparación y usar un poco menos de grasa: En lugar de dorar las piezas de pollo en la grasa del sofrito se pueden dorar en el grill fuerte, así cogen menos la grasa. Si entonces antes de sofreír la harina dejamos solo la grasa mínima necesaria, tendremos un plato un poco más ligero.

 

Seguir leyendo »

Suquet de rape con langostino, mejillón y pan de allioli de avellanas

Publicado el Oct 30, 2014. 5 comentarios

El suquet de pescado es un plato tradicional, típico de zonas pesqueras, ya que los pescadores lo elaboraban con los peces que no habían podido vender. Como casi todas las recetas populares, es un plato sencillo de preparación, rico y muy nutritivo, y toda una delicia al elaborarse con un buen pescado fresco.

En esta ocasión, el Chef Stephane Poussardin (a través de Delicooks), nos propone un suquet de rape con langostino, una receta tan delicada como deliciosa, ideal para domingos y festivos en familia. Un plato que podréis elaborar sin grandes complicaciones, pudiendo dejarlo apunto el día antes o por la mañana para que la comida sea para gozar al cien por cien.

 

 

Ingredientes

4 Medallones de rape de 160 gr. cada uno sin piel y sin espina

4 Piezas de langostinos frescos

200 gr. de mejillones de roca

1 Barra de pan pré- cocido y cortada a lo largo en tiras largas

1kg. De patatas “Monalissa”

1 Pieza de Hinojo fresco

80 gr. de harina

 

Para el allioli:

1 Yema de huevo

2 Dientes de ajo pelados

Aceite de girasol

Sal

50 gr. de avellanas

 

Para el fumet de pescado:

1 cabeza de rape pequeña cortada

500 gr. de pescado de roca

100 gr. de cangrejo de mar (opcional)

1 Cebolla

1 Puerro

1 rama de apio

2 zanahorias

4 piezas de tomate

2 Piezas de ñoras secas

3 dientes de ajo con piel

1 hoja de Laurel

1 c/c de pimentón dulce

Brandy

Agua

Sal

 

Para la picada:

2 dientes de ajo

Perejil

3 rebanadas de pan seco

80 gr. de almendras crudas

Algunas hebras de azafrán

Aceite de girasol para freír

 

Preparación

 

Para la picada:

- Freír por separado todos los ingredientes, menos el azafrán, escurrir y triturar todo junto con el azafrán.

 

Para el fumet de pescado:

- Utilizar el aceite sobrante de la picada para sofreír las verduras aromáticas. 

- Añadir el pescado limpio de sangre y cangrejos.

- Rehogar unos minutos hasta que el pescado se deshaga.

- Poner la cuchara de pimentón, remover y flambear con el brandy.

- Mojar hasta altura y dejar hervir unos 25 minutos.

- Pasado este tiempo chafar el pescado y colar.

 

Para el allioli:

- Mezclar en un bol los ajos pelados con la sal.

- Picar con el mortero para obtener una pasta.

- Incorporar la yema y sin parar de remover incorporar poco a poco el aceite hasta obtener una textura cremosa.

 

Para las patatas y el Hinojo:

- Hacer bolitas con las patatas y cocerlas en el fumet de pescado hasta que estén blandas.

- Confitar el Hinojo cortado en juliana a fuego lento con un poco de sal y aceite, tapando la olla con papel film.

 

Montaje del plato:

- Tostar las tiras de pan en el horno y poner encima a lo largo el allioli con las avellanas picadas.

- Poner a calentar el fumet con la picada y dejar reducir.

- Enharinar y salar los medallones de rape y cocerlos en el caldo con los mejillones y los langostinos.

- Añadir al final de la cocción las bolas de patata y el Hinojo.

- Servir los medallones en un plato hondo con un langostino, los mejillones, las patatas, el Hinojo y las tiras de pan de allioli de avellanas

Seguir leyendo »

Crema de hongos

Publicado el Oct 22, 2014. 1 comentario

Nuestra amiga Laura, del blog Because, no quiere dejar escapar la oportunidad que nos brinda el otoño para preparar una fina y exquisita receta de hongos. ¡Que disfrutéis de esta deliciosa crema!

Reconozco que puede sonar exagerado decir que se me ha abierto el cielo con la navaja para setas de Opinel, pero os prometo que es cierto... Al menos, el cielo de los hongos y os aseguro que es un lugar digno de visitar ;) Ahora en serio, esta temporada me estoy animando mucho más que otras a preparar platos con hongos y setas silvestres en casa, y la razón es simple. La limpieza se simplifica muchísimo con este utensilio. Tan sólo con un trapo de hilo o papel de cocina y el cepillo de la base de la navaja se retira la mayor parte de la tierra de setas y hongos. Raspando suavemente con el filo de la navaja se retiran los pegotes de tierra más rebeldes, sin necesidad de desaprovechar los deseados hongos...Os digo que es una maravilla, hacedme caso y aprovechad la temporada para hacer ricas recetas como esta sabrosísima crema de hongos!

 

 

Ingredientes

(para 4 personas)

  • 500gr de hongos y setas silvestres variados
  • 1 cebolla grande
  • 1 vasito de vino banco (opcional)
  • 1/2 litro de caldo o agua
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 cucharadas de creme fraiche (opcional)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Para decorar: 1 diente de ajo común y un diente de ajo negro (opcional)

 

 

Elaboración

  1. Limpiar bien los hongos y las setas con ayuda de la navaja para setas opinel y un paño o papel de cocina.Se trocean y si se quiere se reservan unos pocos para decorar.
  2. En una cazuela (preferiblemente en una cocotte de hierro fundido), se pone a pochar la cebolla cortada en rodajas con el aceite. Cuando esté transparente, se añade el vino y se deja evaporar removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo.
  3. Se añaden las setas y los hongos troceados y se salpimenta. Se rehoga hasta que las setas hayan soltado su agua y no haya líquido apenas en la cazuela. Entonces se añade el agua o el caldo y se deja cocer durante unos 15-20 minutos a fuego suave.
  4. En un vaso de la batidora se introduce la cebolla y los hongos, evitando todo lo posible añadir el líquido. Batimos bien y añadimos líquido poco a poco hasta obtener la consistencia de crema deseada.
  5. Si se quiere, se puede añadir creme fraiche al gusto, aporta cremosidad y un gusto muy especial.
  6. Ponemos al punto de sal y pimienta. Servimos acompañado de unas láminas de hongos salteadas a la plancha así como de unos dientes de ajo laminados y fritos.
  7. Podemos combinar láminas de ajo común con láminas de ajo negro. También podemos añadir un poco más de creme fraiche para decorar y unos brotes.

Nota: Un truco para un sabor más intenso a la crema de hongos es sustituir parte de la cantidad de hongos frescos por hongos deshidratados, y utilizar el agua de la hidratación como líquido para cocinar la crema.

 

 

Seguir leyendo »