Pensando en recetas para celebrar la Navidad, no podía resistirme a preparar esta receta de canelones de carne trufados. Normalmente en casa es una receta cabecera en forma de lasaña, pero hoy he querido adaptarla para que la podáis disfrutar preparada en modo de canelón.

Sé de buena fe que los canelones son laboriosos de preparar, pero te traigo una forma más sencilla con la que ahorrar tiempo. Además, si quieres puedes dejarlos preparados con anterioridad y terminarlos en el horno en el momento que vayas a comerlos. Ya veréis que el pequeño esfuerzo merece la pena.

La receta la subimos a otro nivel gracias a la trufa utilizada en la bechamel, y la combinación de sabores de su relleno -con setas y carne- es una maravilla. En cuanto a la presentación, me encanta cómo quedan presentados directamente en cazuelitas de forma individual, a todos les gusta y sorprende, pero puedes llevarlo a la mesa en bandeja central.

¿Nos ponemos a ello? ¡Te van a encantar!

Canelones trufados

 Skillet de Le Creuset y platos redondos de porcelana Revol 

Ingredientes para 6 personas

  • 18-20 pasta de canelón preformada*
  • Queso parmesano rallado para gratinar

 Para el relleno:

  • 400 gr carne picada de cerdo y ternera
  • 200 gr champiñones
  • 300 gr boletus edulis**
  • 3 chalotas
  • ½ pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorrito de brandy
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la bechamel trufada:

  • 1200 gr leche entera
  • 60 gr mantequilla
  • 60 gr harina
  • 40 gr trufa rallada
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Canelones trufados

Bandeja cerámica para horno de Emile Henry platos redondos de porcelana Revol 

Preparación

  1. Disponemos 3 cucharadas de aceite en nuestra skillet de Le Creuset, doramos ligeramente los ajos, incorporamos las chalotas picadas muy finas, el pimiento verde muy picado, el laurel y el tomillo. Pochamos bien.
  2. Una vez pochado añadimos las setas y los champiñones, previamente picados pequeñitos con ayuda del picador manual de Tefal, salpimentamos y cocinamos bien hasta que reduzcan su volumen y no suelten agua. Retiramos de la skillet y reservamos.
  3. En la misma skillet disponemos 3 cucharadas de aceite de oliva e incorporamos la carne, salpimentamos y cocinamos hasta que esté cocinada y ligeramente dorada, subimos el fuego, incorporamos el brandy y dejamos que evapore. Volvemos a incorporar las setas, mezclamos con la carne, rectificamos de sal y pimienta y reservamos hasta que se la mezcla se temple.
  4. Mientras la mezcla se templa preparamos la bechamel trufada, para ello derretiremos la mantequilla en un cazo amplio, añadimos la harina, rehogamos un par de minutos para que no sepa a harina cruda, sin dejar de remover añadimos la leche y esperamos a que espese -recuerda que es importante que la leche esté fría así evitaremos los grumos-.  Rectificamos de sal y pimienta, perfumamos con la nuez moscada y por último incorporamos la trufa rallada, mezclamos bien y reservamos.
  5. Una vez templado el relleno, retiramos el laurel y el tomillo, incorporamos 5 cucharadas de bechamel, mezclamos bien para integrarlas.
  6. Y ahora os doy la opción de picar más la mezcla o dejarla como está, es a gusto de cada uno, en mi caso le di unas pasadas por la picadora manual, aunque podía no haberlo hecho, ya que el tamaño de los tropezones no era excesivo y podíamos rellenar perfectamente los tubos de pasta.
  7. Una vez tenemos el relleno listo, con ayuda de una manga pastelera rellenamos los tubos de canelón y los disponemos sobre una capa de bechamel, ya sea de forma individual, de 3 en 3, en nuestros platos individuales de Revol o en una bandeja de horno como pueden ser las de Emile Henry.
  8. Cubrimos con bechamel, espolvoreamos con queso y cocinamos durante 20 minutos en el horno precalentado a 200ºC.
  9. Servimos caliente.

 

Aunque los canelones pueden resultarnos laboriosos de preparar, como ya os contaba, siempre son un éxito. Igual que las lasañas, podemos tenerlos preparados con anterioridad, cubiertos con bechamel y en el último momento terminarlos en el horno. Es un plato delicioso para compartir en familia y disfrutar tanto en días de fiesta como cualquier día que quieras hacer una receta con la que sorprender.

¡No te los pierdas!

*Para mí la pasta de canelón preformada es una comodidad, pero si quisieras puedes hacerlas con placas individuales las cuales tendrás que cocer, secar una vez cocinadas y rellenar. Con este tipo de pasta no hace falta una cocción de 20 minutos en el horno, podrías reducirla a 10 minutos y gratinar.

** Si te resulta complicado conseguir los boletus edulis frescos no dudes en comprarlo congelados, yo para esta receta opté por esta opción, es importante descongelarlos antes de realizar el sofrito.

Canelones trufados

Bandeja cerámica para horno de Emile Henry platos redondos de porcelana Revol 

Autora de la receta: Loreto de Sabores de Colores

Comentarios

Carolina dijo:

Hola de nuevo, solamente un par de cosillas: la leche para hacer la bechamel debe estar un poco templada, si está fría es cuando hace grumos. La otra cosa SUPERIMPORTANTE: la harina, (antes de poner la leche) para que no sepa a harina, debe estar en la sartén (después de haber deshecho la mantequilla) algo más de 2 minutos, de hecho, el roux para bechamel debería estar 11 minutos, a fuego bajo, hay que mezclar la harina (tamizada previamente para evitar grumos) con la mantequilla enérgicamente, a fuego muy lento, y debe coger un color dorado, removiendo todo el rato para que no se pegue. Se puede congelar esta mezcla y usarla para hacer bechamel añadiendo la leche templada en el último momento.

Carolina dijo:

Este es un mensaje para Raquel Vilar: los boletus edulis congelados los puedes encontrar en La Sirena. Y frescos (ahora no es temporada) o congelados, en Laumont. Se puede comprar on-line y te lo traen en 24h

Ester Raquel Villar Gorli dijo:

Dónde compran los boletus congelados en Barcelona?

Dejar un comentario