Los buñuelos son un postre muy típico de la gastronomía española. Te traigo una receta fácil para preparar los buñuelos de viento clásicos y te explico cómo preparar el relleno de crema pastelera de vainilla y de chantilly o nata montada.

Además, te cuento cómo conseguir que aumenten muchísimo y queden muy huecos. Te animo a que los prepares porque son una verdadera delicia. Verás que tu familia agradece ese ratito en la cocina. Un postre de gran lujo por muy poco dinero.

¿Qué son los buñuelos de viento?

En esencia, los buñuelos de viento son una masa elaborada con harina, manteca (o mantequilla) y huevos que se hacen en forma de bola y se fríen. Al freírse, se hinchan, tomando mucho aire (de aquí su denominación, buñuelos de aire, buñuelos de viento). Se trata de unas bolas pequeñas, de unos 3 cm de diámetro cuando están hechos.

Pueden tomarse fritos, sin más, o rellenos. Algunos de los rellenos más clásicos son nata montada, crema pastelera, chantillí o chocolate.

Por sus ingredientes base, son un postre económico y que cogió gran popularidad. Los verás también elaborados con harina de maíz, o con sabores anisados. Las variaciones son muchas y según donde los tomes, pero aquí te dejamos la receta tradicional, y que esperamos disfrutes mucho.

Los buñuelos de viento son un postre típico en Noviembre (es un clásico para el día de Todos los Santos), también un clásico en las mesas de Navidad o en época de Pascua, pero sin duda lo puedes tomar todo el año.

Cosas a tener en cuenta

Si algo es interesante de los buñuelos de viento es:

  • Que crezcan durante su fritura (en la receta te contamos cómo), tomando así mucho aire y que queden huecos de dentro (ya sea para presumir de una buena elaboración tradicional como para poder rellenarlos a gusto).
  • Una buena fritura: como requiere cualquier buena fritura, la masa debe freírse cuando el aceite esté caliente y en una temperatura constante. Para ello, es interesante usar una sartén de hierro: las de hierro cogen más temperatura que cualquier otro material, y te ayudará tanto a conseguir un aceite muy caliente y listo para freír rápidamente como a mantener esa temperatura a pesar de ir incorporando la masa (por todo ello, las sartenes de hierro son tan ideales para freír).
  • Pon la masa a freír a temperatura ambiente: Si por algún motivo has hecho la masa con antelación y la tenías en la nevera, antes de formar las bolas y freírlas es importante que la masa se haya atemperado (sácala de la nevera media hora antes de freírlas). Así, con la masa a temperatura ambiente, no bajarás tanto la temperatura del aceite al incorporar las bolas en la freidora, y también conseguirás que las bolas crezcan más, consiguiendo unos buñuelos de viento estupendos.
  • No incorpores muchos buñuelos a la vez: para que tengan espacio entre ellos para crecer, y para no modificar tampoco la temperatura del aceite y conseguir una buena fritura.

Plato redondo NO.W RevolPlato redondo NO.W de Revol, Platos redondos de porcelana Revol y Tarros y botellas herméticos de Luigi Bormioli

 Receta infalible de buñuelos de viento

Ingredientes para unos 27-30 buñuelos

  • 170 g de harina 
  • 7 g de levadura química
  • 250 g de agua
  • 50 g de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • 5 g de azúcar y un poco más para rebozar
  • 4 huevos 
  • Para freír: aceite de oliva o girasol
  • Nata montada para rellenar

Preparación

  1. En un cuenco, tamizamos la harina y levadura juntas y reservamos.
  2. En un cazo al fuego ponemos el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar. Una vez se ha fundido la mantequilla y comienza a hervir, añadimos el cuenco de la harina de golpe en una vez y removemos rápidamente sin retirar del fuego, hasta conseguir una mezcla compacta. Retira del fuego y sigue mezclando. Ahora dejamos reposar unos 5 minutos.
  3. A continuación, vamos añadiendo los huevos uno a uno, mezclando bien entre cada uno de ellos hasta quedar completamente integrado. La masa debe de quedar cremosa pero bastante espesa. Dejamos reposar la masa unos 30 minutos en la nevera.
  4. Transcurrido el tiempo calentamos abundante aceite en una sartén de hierro Mineral B De Buyer a una temperatura de unos 170ºC.
  5. Con la ayuda de dos cucharillas untadas de aceite vamos formando bolitas que iremos echando en el aceite. Al tener bastante aceite, las bolitas deberían de flotar en él y al hacerse, por un lado, ellas solitas se dan la vuelta para freírse por el otro. Si es necesario, ayúdales con una cucharita de madera a que se giren y queden doraditas por todos lados. No debes de freír muchas a la vez pues crecen bastante y no deben chocarse entre ellas. ¡Y sí, deja que crezcan para que por dentro queden bien huecas!
  6. Los vamos sacando con una espumadera y poniéndolos sobre un papel absorbente. Ahora que aún están calientes, es el momento de embadurnarlos en azúcar como hice yo, y ya solo quedará rellenarlos con la nata montada con la ayuda de una manga pastelera, con una cucharita pequeña o con la infalible pistola de rellenar.

 Sartén de hierro Mineral B De BuyerSartén de hierro Mineral B de BuyerTarros y botellas herméticos de Luigi Bormioli y Platos redondos de porcelana Revol.

 

 

Trucos y Consejos

  • Vuelca la harina y levaduras tamizadas de una vez y remueve enérgicamente.
  • Vigila la temperatura del aceite en el que los vas a freír, que no pase de 165ºC - 170ºC.
  • Al freírlos, deja que crezcan y no sufras si se abren pues es normal, de esta manera quedarán más huecos por dentro.
  • Puedes sustituir el agua de los buñuelos por leche si prefieres, también se puede hacer.
  • Hay quien le gustan con sabor a anís o vainilla -en este caso, añade una cucharadita de extracto a la masa durante la elaboración.
  • Puedes servir los buñuelos sin rellenar: simplemente, después de sacarlos de la sartén, espolvorea mucho azúcar encima de ellos y sírvelos tal cual.
  • Los hemos rellenado de nata, pero puedes también rellenarlos con crema pastelera (en este post, verás cómo hacer crema pastelera de la forma más fácil), chocolate o chantilly, o hacer unos cuantos de cada.

Plato redondo RevolPlato redondo NO.W de RevolPlatos redondos de porcelana Revol  y Tarros y botellas herméticos de Luigi Bormioli.

  

Autora de la receta: Patry de Sabores & Momentos

Dejar un comentario