Tarta salada de puerros

Publicado el Aug 09, 2019. 1 comentario

En verano las tartas saladas son una solución perfecta para cenas de verano, excursiones o picnics. Son fáciles de transportar y es algo que gusta a todo el mundo; además, tan ricas están calientes como templadas, así que no es problema llevártela dónde sea para compartir unas horas después de prepararla. 

El libro de “La cuchara de Plata” es para mí una fuente de inspiración continua, recurro muchísimo a él; no sólo para recetas italianas, que tiene muchísimas y muy buenas, sino para otras como ésta tarta de hoy.

Cuando tenemos gente en casa me gusta servir las tartas saladas en un molde bonito, que luzca en la mesa, por eso siempre las hago en uno de cerámica que sea vistoso como éste que veis de Emile Henry. ¡La receta luce aun mucho más!

 

Ramequín de cerámica Emile Henry, cuchillo de acero damasco Le Creuset, rallador medio WMF,  sartén skillet Le Creuset, libro la Cuchara de Plata y molde cerámico Emile Henry

 

Ingredientes 

  • 750 g de puerros
  • 2 cebollas rojas
  • 75 g de mantequilla
  • 200 ml de leche
  • 150 ml de nata 35% mg
  • 3 huevos L
  • 150 g de queso parmesano rallado
  • 1 lámina de pasta brisa redonda
  • 1 cucharadita de harina de maiz
  • Nuez moscada
  • Sal 

 

Preparación 

  1. En una sartén skillet ponemos la mantequilla a fuego medio hasta que funda.
  2. Añadimos los puerros y la cebolla picado todo muy pequeño.
  3. Rehogamos durante 20 minutos hasta que esté blandito.
  4. Mientras colocamos la masa brisa en un molde cerámico plegando de forma irregular los bordes de arriba.
  5. Le colocamos una cadena de bolas de acero para que no levante y la horneamos a 160 º durante 10 minutos.
  6. Reservamos la masa horneada mientras en un bol mezclamos la leche, la nata, los huevos, la harina y la nuez moscada.
  7. Agregamos el puerro y la cebolla pochada, mezclamos bien e incorporamos los 150 g de parmesano rallado. Mezclamos bien y llevamos la mezcla al molde, sobre la masa semi-horneada.
  8. Colocamos en la parte media del horno y dejamos unos 30 minutos a 160º.  

 

Cadena con bolas de acero inoxidable Tellier, rallador medio WMF de acero inoxidablemolde cerámico Emile Henry, cuchillo de acero damasco Le Creuset y ramequín de cerámica Emile Henry

 

Podemos servir caliente la tarta de puerros en ese mismo momento o consumir más tarde en frío, es ésta una de esas recetas que incluso ganan si se toman así, a temperatura ambiente, sin necesidad de calentar, lo cual es una gran ventaja. 

 

---

  • Esta receta se ha hecho en el molde cerámico alto de Emile Henry , pero podrías hacerlo en otros. Sí te recomendamos que sea uno cerámico, por su buen horneado gracias, su bonita presentación en la mesa y porque podrás cortar en él directamente dado que no se rayan. Puedes ver todos los moldes cerámicos aquí.
  • Puedes encontrar el rallador medio WMF y otros en la sección Mandolinas y ralladores.

---

 

Autora de la receta: Beatriz de To Be Gourmet


ARTÍCULOS RELACIONADOS



Comentarios

  • Publicado por Mercedes el Aug 12, 2019

    En la foto se ve algo parecido al bacon.. se os ha olvidado ponerlo en la receta? O no lo lleva?

¡Nos gustaría saber tu opinión!