Recetas de cocina tradicionales y saludables



Empanadillas de setas y queso azul

Publicado el Jan 25, 2019. 8 comentarios

Uno de los grandes clásicos de nuestra cocina, y la de muchos otros países, es la empanadilla. Versátil hasta decir basta, tanto en la masa, que se puede hacer de muchas maneras dependiendo del líquido y la grasa que se escoja, como en el relleno, que admite infinidad de variantes y se puede adaptar al gusto de cada cual...o a lo que se tenga en la nevera (es una gran receta de aprovechamiento).

Seguir leyendo »

Ravioli dulces de queso con miel

Publicado el Jan 06, 2019. 4 comentarios

Es difícil encontrar a alguien al que no le guste la pasta, ¿verdad?. Yo diría que es casi imposible, ya que existen multitud de variedades y sería rarísimo no encontrar una que se adapte a tus gustos. Pues con los raviolis pasa lo mismo, esta pasta se puede rellenar de cualquier cosa que puedas imaginar, incluso existe la versión de ravioli dulce.

Seguir leyendo »

Tartaletas de sobrasada, quesos y uvas con salsa de Pedro Ximénez

Publicado el Dec 14, 2018. 2 comentarios

¿Estás pensando en el menú navideño? Pues estas tartaletas de quesos y uvas con salsa de Pedro Ximénez resultan un aperitivo excelente: son fáciles y la combinación de sabores de todos los quesos es sensacional.

Seguir leyendo »

Brie al horno con higo y nueces

Publicado el Aug 12, 2018. 4 comentarios

Queda oficialmente inaugurada la temporada de higos, ¡Y no seremos nosotros quienes se queden sin ideas a la hora de disfrutarlos! En casa nos encantan, especialmente a mi marido y a mi hijo mayor, y si bien en esta época los disfrutan al natural, como acompañamiento de un buen queso pasa a ser una cena deliciosa!

Seguir leyendo »

Empanadas de pino chilenas

Publicado el Jul 29, 2018. 4 comentarios

Receta de empanadas chilenas

Curioso nombre tienen las empanadas de pino chilenas, ¿no os parece? El pino es el nombre del tradicionalísimo relleno de cebolla, carne de vacuno, aceitunas, huevo y pasas, que aparentemente deriva de la palabra mapuche pirru y que no tiene nada que ver con el árbol.

Seguir leyendo »

Mejillones al estilo oriental

Publicado el Jul 22, 2018. 2 comentarios

¿Os gustan los mejillones? En casa nos encantan, así que los preparo muy a menudo y, aunque nos gustan preparados de cualquier manera, siempre estoy a la búsqueda de nuevas recetas. Esta que os traigo hoy de mejillones al estilo oriental es uno de nuestros últimos descubrimientos. ¡Y qué descubrimiento!

Seguir leyendo »

Bolitas de queso de yogur en aceite de oliva

Publicado el Jun 25, 2018. 0 comentarios

Hace tiempo que descubrí esta receta de bolitas de queso de yogur en aceite de oliva virgen extra y tenía muchas ganas de compartirla con vosotros. Hay que ser organizado y paciente a la hora de prepararlas, pues el yogur tiene que drenar por sí solo y la cosa lleva entre dos y tres días. Pero salvo esta nimiedad, preparar este aperitivo tan chulo y sabroso es cosa de coser y cantar.

Seguir leyendo »

Mejillones en escabeche

Publicado el Mar 11, 2018. 12 comentarios

Ya puedes ir preparándote ¡porque vas a hacer mejillones en escabeche caseros! Virginia, autora de Sweet&Sour, te da la receta para hacer esta delicia, una receta ideal para aperitivos y ensaladas.

Seguir leyendo »

Fondue de queso azul con manzana

Publicado el Nov 16, 2017. 2 comentarios

Miguel Ángel, autor de Pimientos Verdes, nos invita a tomar una riquísima fondue. Digo riquísima porque, si te gusta el queso, creo que te va a encantar: la mezcla de quesos, junto al vino y un toque final en el pan hacen de esta fondue un capricho del que disfrutar en cualquier cena con amigos. ¡A disfrutar!

Seguir leyendo »

Paté de castañas

Publicado el Nov 09, 2017. 4 comentarios

Luisa Morón, autora de Cocinando con mi Carmela, nos sorprende hoy con la receta para elaborar un paté de lo más especial. Se trata de un paté de castañas, champiñones y tofu ahumado, una combinación singular para que disfrutes de cada bocado.

Seguir leyendo »

Empanadillas de atún

Publicado el Apr 27, 2017. 12 comentarios

Miriam, autora del Invitado de Invierno, nos trae hoy una receta tradicional realmente deliciosa: empanadilla rellenas de atún con aceitunas, huevo duro y tomate. Te aseguro que vale la pena prepararlas en casa, ¡El éxito está asegurado!

Seguir leyendo »

Blinis con foie gras y manzana caramelizada

Publicado el Aug 25, 2016. 0 comentarios

receta de blinis

Leticia, autora de Revelando Sabores, vuelve al blog para traernos una receta que adoraréis por su sencillez y por las infinitas posibilidades que ofrece: hacer blinis es muy fácil y puede resolver tanto una cena improvisada como ser el aperitivo perfecto en una comida más formal. Su propuesta va acompañada de foie y manzana caramelizada, una combinación deliciosa... ¡Y al final te damos más ideas para crear muchas otras deliciosas recetas con blinis!

Seguir leyendo »

Boquerones al limón con ensalada de quinoa

Publicado el Aug 11, 2016. 5 comentarios

receta de boquerones al limón

Estamos en pleno verano, así que no podía faltar un clásico para estos días: Luisa (Cocinando con mi Carmela) nos trae una receta simple y deliciosa para preparar unos ricos boquerones al limón. ¡Qué disfrutéis de la receta... y del verano!

Seguir leyendo »

Croquetas de jamón y pollo

Publicado el Jul 17, 2016. 0 comentarios

receta de croquetas de jamón y pollo

Hoy Miriam, autora de El Invitado de Invierno, nos trae una receta para preparar deliciosas croquetas en casa. Te animo a prepararlas, con sus trucos y consejos sin duda te quedarán perfectas.

Seguir leyendo »

Empanada gallega de atún

Publicado el Jun 16, 2016. 8 comentarios

empanada gallega de atún

Hay recetas que representan un clásico tal que debemos rememorarlas de vez en cuando. Es lo que sucede hoy con esta empanada gallega de atún que nos trae Luisa, de Cocinando con mi Carmela. ¡Es cita obligada!

Seguir leyendo »

Hojaldre de escalivada y queso feta

Publicado el Oct 29, 2015. 7 comentarios

Patry, autora de Sabores&Momentos, nos trae un clásico en forma de tarta de hojaldre: la combinación de la escalivada con el queso feta son excelentes, resultando esta tarta en una receta muy fácil de preparar y que gustará a todos.

 

Me encanta el otoño, es una estación que inspira, que invita a cocinar, a preparar platos más cálidos y a tener el horno encendido en casa a todas horas! Hoy os traigo una sencilla receta que podéis preparar en un momento teniendo ya lista la escalivada. Además, mientras los pimientos y berenjenas se hacen en el horno, podemos estar disfrutando de los peques o leyendo un libro. Es lo que más me gusta de cocinar en el horno, no se ensucia la cocina y mientras él trabaja nosotros nos relajamos; eso sí, con un ojo en nuestro plato, no se nos vaya a quemar!

En este caso, en vez de masa quebrada o masa de coca, me ha apetecido utilizar una masa de hojaldre, de las que llevan extra de mantequilla que puedes encontrar en algunas grandes superficies y que le da ese punto crujiente a nuestra tarta una vez horneada.

Los que me seguís y ya me vais conociendo, sabéis que soy una fan incondicional de las tartas saladas y quiches, pues además de ser versátiles, son un sencillo y delicioso plato para cuando te encuentras en apuros en los que tienes que improvisar una comida o cena con lo que tienes en la nevera: amigos o familiares que llegan y se quedan, pica-pica en casa de amigos a los que quieres sorprender llevando un plato, comida de domingo para la que buscas un primer plato sencillo y ligero... decenas de situaciones en las que casi todos nos vemos en alguna ocasión, y que para lucirse con poco esfuerzo ¡Una tarta salada es el mejor comodín!

 

tarta de escalibada con molde rectangular de buyer

 Molde rectangular con base extraíble De Buyer y cuchillo de acero carbono Pallarès

 

Para ello, nada mejor que este fantástico molde rectangular de la firma De Buyer. Desde que lo tengo, es el molde al que más uso le he dado para mis tartas, tanto saladas como dulces. Es de una calidad increíble que aprecias al sostenerlo, y como es antiadherente ni siquiera tengo que untarlo de mantequilla! Sencillamente lo forro con la masa directamente y una vez horneado, transcurridos unos minutos, presiono por debajo y su fondo extraíble y me saca mi tarta perfecta sin necesidad de arañar con un cuchillo o pala para desmoldar la tarta. La presentación no puede ser más elegante -viste una mesa por sí sola, ¿No os parece?

¿A que apetece ponerse a elaborar tartas saladas o dulces para ir probando y encontrar vuestra preferida? ¡Pues vamos a por la receta de hoy!



INGREDIENTES

1 masa de hojaldre
2 pimientos rojos
1 berenjena mediana
1 cebolla blanca
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta a gusto
Queso Feta desmigado


ELABORACIÓN

Comenzamos preparando la escalivada. La opción más habitual para prepararlos suele ser al horno o sobre una parrilla. Es cierto que la parrilla de hierro es mi preferida, porque la piel de los pimientos y berenjenas se tuesta en la superficie pero la pulpa no se quema, y queda con un sabor y una textura que el horno no nos da. Pero siendo realistas, el horno es nuestro gran aliado para la mayoría de nosotros al preparar esta receta. 

Precalentamos a unos 200 º C y en mi caso para conseguir ese efecto parrilla, lo que hago es hornearlos en la opción de grill. Lavamos los pimientos y la berenjena y pelamos la cebolla.

Colocamos las verduras en una bandeja de horno, pinchamos varias veces con la punta de un cuchillo la berenjena para que no explote con la temperatura y rociamos todo con un poco de aceite. Introducimos en el horno (preferiblemente en la bandeja de en medio y a 180º). Aproximadamente a los 25 minutos, damos una vuelta a cada una de las piezas y dejamos unos 30-40 minutos mas o hasta que comprobamos que ya estén hechos.

Sacamos del horno a un cazo u olla baja, tapamos y reservamos unos 20 minutos para facilitarnos la tarea de pelado. Quitamos la piel y las pepitas a la berenjena y a los pimientos, y retiramos las primeras capas de la cebolla. Ayuda tener un cuenco con agua a mano para ir enjuagando las manos cuando las pieles y semillas se nos pegan a los dedos. 

 

Tabla de cortar de madera de olivo de Bérard

 

Una vez pelados, las cortamos en tiras y colocamos en una fuente. Añadimos un poco de sal y aceite y reservamos hasta que vayamos a elaborar nuestra tarta. También podemos tapar con un film transparente y reservar en el frigorífico hasta el día siguiente. 

Para preparar la tarta, precalentamos el horno (si no lo tenemos aún caliente de haber preparado la escalivada previamente) a 180º. Cubrimos nuestro molde con la masa de hojaldre y asegurándonos de reforzar las paredes del molde con doble capa de hojaldre usando los recortes del rollo de masa. La pinchamos con un tenedor y vamos cubriendo con la escalivada bien escurrida para no empapar demasiado la masa. Yo en mi caso puse más pimiento porque en casa nos encanta, pero podéis repartir la cebolla, la berenjena y el pimiento a partes iguales.

Añadimos por encima unas lascas de flor de sal, un chorro de aceite de oliva virgen extra en hilo a todo lo largo de la tarta y repartimos el queso Feta desmigado con los dedos por toda la superficie. Metemos en el horno y horneamos durante unos 20-25 minutos o hasta que veamos que la tarta está hecha y el hojaldre bien dorado. 

Una vez transcurrido ese tiempo, sacamos del horno y dejamos reposar unos minutos. Desmoldamos y para servir podemos añadir algo de aliño (sal y aceite) si así lo queremos y sino, tal cual y acompañada de una ensalada os encantará.

 

receta de tarta de escalivada

 A la izquierda, molde de porcelana para tarta redonda de Revol y Cuchillo de acero carbono Pallarès

Seguir leyendo »

Chips de verduras

Publicado el Sep 20, 2015. 1 comentario

Miriam, autora del blog El Invitado de Invierno, nos invita a preparar unas chips de verduras y hortalizas en una versión light. Light en grasa, pero llena de sabor! Estos chips de verduras se convertirán en un aperitivo original en la mesa o una opción genial para disfrutar con los niños entre-horas.

 

 

Las habréis visto por ahí, en los blogs gastronómicos de los Estados Unidos están de moda las chips de distintas verduras hechas en el horno en lugar de fritas. De esta manera tranquilizan su conciencia comiendo verduritas en plan light, para luego embutirse esos dulces pringosos llenos de fondant, glasa y demás porquerías. Ilusos.

Pues bien, que no se me ofendan las criaturas de los Estados Unidos porque les voy a copiar la idea, porque si las chips de verduras al horno están ricas, ¿por qué no vamos a probarlas?

Para hacer estas chips vegetales nos viene al pelo una mandolina. No es que no se puedan rebanar las hortalizas con un cuchillo bien afilado, pero sin duda quedan más parejas y perfectamente finitas con una mandolina. Os aseguro que cuando se le pierde el miedo se te ocurren un montón de usos para ella.

Hay diversas verduras que se prestan a hacerlas en forma de chips en el horno, desde la obvia patata, pasando por el boniato, la batata, de parecida consistencia, hasta el calabacín y el nabo. Yo he visto incluso chips de hinojo. Cada cual tiene sus peculiaridades, pero las verduras al horno crujientes adquieren un dulzor que con otros métodos de cocinado no es tan aparente. Ñam.

 

mandolina ultra de buyer

Tabla de cortar de madera de olivo de Bérard; plato cerámico del conjunto de 4 platos de Emile Henry

 

Ingredientes

1 boniato
1 calabacín
½ nabo o cualquier otra verdura que os apetezca
aceite de oliva virgen
sal al gusto

 

Elaboración

Pelamos las verduras que necesiten ser peladas, como el nabo, y las rebanamos en rodajitas finas con una mandolina (yo tengo una de las más conocidas, la Ultra de De Buyer) o un cuchillo afilado, cuanto más finas mejor.

Mientras rebanamos las verduras calentamos el horno a 110°-120°, mejor con aire porque ayuda a resecar las chips.

 

 

Vamos poniendo las chips en bandejas de horno. Las hortalizas más secas, como el nabo, la patata y el boniato, apenas necesitan que aceitemos la bandeja, solo lo justo. Sin embargo, el calabacín, que es mucho más húmedo, sí que necesita una película de aceite por debajo para no quedarse pegado. También podéis usar una bandeja antiadherente para horno, minimizando así el uso de aceite (o evitándolo por completo incluso, que no se pegarán).

Metemos un par de bandejas en el horno y asamos las hortalizas por lo menos 20 minutos, aunque sin dejar de vigilarlas constantemente, pues se tuestan con facilidad. Están hechas cuando están tostaditas por los bordes y algo tiesas, aunque hay que tener en cuenta que no llegan a quedar tan crujientes como si las friéramos. Procedemos de esta manera hasta acabar todas las rebanaditas.

Hay que tener en cuenta que las chips se reducen bastante por el secado en el horno, por eso hay que cortar más hortalizas de las que parece.

Y a tomarlas recién hechas con una buena cerveza o con un vinito. Un aperitivo de lujo.

 

NOTA: De interesarte el tema de las mandolinas, puede gustarte leer el artículo "Cómo elegir una mandolina de cocina". Puedes ver todas las mandolinas disponibles en la tienda, aquí

Seguir leyendo »

Blinis con crema de queso y huevos de codorniz

Publicado el Feb 08, 2015. 2 comentarios

Hoy damos la bienvenida a Raquel Carmona, a quien no sólo conoceréis por su blog gastronómico Los Tragaldabas, sino por ser co-autora del libro La Mesa del Pecado, que recientemente ha sido galardonado como el "Best Innovative Cookbook" (España), premio otorgado por los premios Gourmand World Cookbook Awards 2014.

En su primera entrada en nuestro blog, Raquel nos presenta una receta muy versátil y hogareña: unos blinis que tanto podréis presentar con elaborados complementos en una comida especial, como con algún capricho dulce para la merienda de los peques.

¡Bienvenida, Raquel! Y a todos, ¡Qué aprovechen estos deliciosos blinis!

 

 

Los blinis son unas tortitas de origen ruso a base de harina de trigo, leche y levadura, pueden comerse bien fritas o cocidas al horno. Es una de las recetas más típicas de la cocina rusa, conocida tambien en diferentes países aunque con diferentes nombres, viene a ser en nuestra cocina el equivalente a la tortita o crepes.

Este tipo de elaboración es muy antiguo, su forma redonda y color dorado representa el Sol, por este motivo era uno de los platos principales de las fiestas paganas. También los daban a las mujeres que acababan de dar a luz y los servían en bodas y funerales.

Los blinis estaban presentes en sus vidas desde el comienzo hasta el fin. Los blinis sirven de base para diferentes elaboraciones tanto saladas como dulces, la receta más conocida es la de acompañarlos con crème fraîche, salmón ahumado y caviar. Aunque admite infinidad de combinaciones, con diferentes pescados ahumados como el arenque, trucha, esturión con mermeladas, compotas, e incluso rellenos de frutas. Como veis, es una receta que podemos usar para presentar cualquier aperitivo o una rica merienda.

Para hacer mis blinis he utilizado la sartén Mineral De Buyer que tiene para este tipo de elaboración, con 12 cm de diámetro es perfecta para que todos salgan exactamente iguales. Es la mejor opción para cocinar de manera saludable, fabricada de manera artesanal con hierro natural y sin productos químicos ni recubrimientos. Las sartenes De Buyer disponen de una capa de cera de abeja natural que protege y ayuda a la sartén a tener una superficie anti adherente de forma natural.

Hay muchas recetas de blinis pero me he decantado por una que sabía no podía fallar y es la del gran panadero Richard Bertinet, conocido mundialmente por su técnica de amasado del pan y por sus numerosos libros. El acompañamiento algo diferente pero delicioso y si no ya me contaréis. Vamos con la receta.

 

 

Ingredientes:

150 g de harina

150ml de leche

2 huevos

15gr de levadura fresca (la mitad de levadura si es seca)

100 g de nata fresca o crema agria

1 cucharadita de sal

Mantequilla (para engrasar)

150gr de queso tipo cremoso

Eneldo fresco

12 huevos de codorniz

Huevas de esturión o esferificaciones

 

En la foto, tabla de cortar de madera de olivo de Bérard.

 

Elaboración de la receta

Separamos las claras de las yemas y reservamos.

Calentamos le leche un poquito sin que llegue a hervir, una vez caliente añadimos la levadura y removemos bien hasta que quede disuelta. A continuación incorporamos la nata fresca, las yemas, y batimos.

En un bol ponemos la harina y la sal.

Incorporamos lentamente a la harina la mezcla de la leche, batimos hasta conseguir que todo los ingredientes estén bien integrados y quede una masa espesa. Cubrimos con un paño y dejamos reposar a temperatura ambiente durante una hora aproximadamente para que aumente de volumen. Está lista cuando veamos que la superficie está llena de burbujitas.

Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a nuestra masa, mezclamos con movimientos envolventes, dejamos reposar nuevamente durante dos horas.

Mientras tanto, preparamos nuestro relleno para esto picamos muy finito el eneldo fresco que mezclamos con el queso cremoso (si queremos aligerar un poquito el queso podemos añadir dos cucharaditas de la nata fresca) removemos bien para repartir la hierba y reservamos.

Ponemos en un cazo los huevos de codorniz, cocemos en abundante agua durante 4-5 minutos, sacamos, enfriamos bajo el grifo y quitamos la cáscara.

Pasadas las horas de reposo engrasamos la sartén con un poquito de mantequilla y comenzamos a hacer nuestros blinis. A mí en particular me gustan algo gorditos, dependiendo de como os gusten tenéis que poner más o menos masa para que salgan con el grosor deseado. Una vez la masa en la sartén tenéis que esperar a que comiencen a salir burbujas en la superficie, una vez las veáis es el momento de dar la vuelta, lo dejáis un minuto, dos aproximadamente y sacais. El fuego no debe estar muy alto, cocinarlas a fuego medio.

Hechos nuestros blinis ahora toca ponerles el acompañamiento, con ayuda de dos cucharas untaremos el queso con el eneldo, el huevo de codorniz partido por la mitad y coronando las huevas de esturión o como en mi caso estas perlitas de aceite de oliva que me regalaron y pensé que este plato era perfecto para usarlas.

Los blinis están más ricos si una vez hechos se consumen en caliente.

 

 

Seguir leyendo »

Pasteles de carne al vino con trompetas de la muerte

Publicado el Oct 16, 2014. 3 comentarios

Nuestra colaboradora Virginia, del gastroblog Sweet & Sour, nos trae una receta ideal en época de setas: pasteles de carne con trompetas de la muerte. Una receta de esas que crean felicidad en casa: una deliciosa combinación de sabores con una presentación irresistible. 

 

 

Se adentra poco a poco el otoño, y van apeteciendo platos algo más contundentes, especialmente aquellos en los que podamos utilizar sus productos de temporada.

En este caso se trata de unos pasteles de hojaldre rellenos de una carne guisada al vino tinto, con uno de los productos estrella del otoño, las setas. Hemos añadido trompetas de la muerte frescas, que las podremos encontrar hasta bien entrado el otoño. Aunque es un tipo de seta que encontraréis también fácilmente deshidratada.

El guisado de carne lo hemos preparado parte en el fuego y parte en el horno. Para mi gusto, la cocción en el horno a una temperatura constante nos da como resultado una carne tersa y un caldo gruesito maravilloso.

Para este tipo de guisos siempre utilizo mi cocotte de hierro colado Le Creuset, que es ideal para este tipo de cocciones lentas, ya que permite cocinar la carne con sus propios jugos, sin el añadido de grandes cantidades de líquido. Además, permite también sin problemas llevar el guiso del fuego al horno con total comodidad.

Vamos con la receta:

 

 

INGREDIENTES: (Para 5 pasteles individuales o 1 grande)

Para el guisado de carne al vino:

  • 1 kg de Tapa de brazuelo de buey, cortada en cuadraditos de 1 cm aprox
  • 3 cebollas rojas medianas cortadas en cuadrados medianos.
  • 2 dientes de ajo prensados.
  • 2 zanahorias peladas y cortadas al bies en piezas de 1 cm aprox.
  • 2 tallos de apio cortado en brunoisse.
  • 400 ml de buen vino tinto. (Lo que no se bebe no se añade a los guisos)
  • 400 ml de agua aproximadamente.
  • 2 cucharadas de harina tamizada.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 30 gr. De mantequilla
  • Hojas de romero fresco picadas finas.
  • Hojas de tomillo fresco
  • Sal y Pimienta recién molida
  • 2 puñados de Trompetas de la muerte frescas
  • 1 diente de ajo.

Para los pasteles:

  • 500 gr. De hojaldre casero o comprado
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de crema de leche

 

PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando el guisado de carne al vino:

Precalentamos el horno a 190ºC, calor arriba y abajo.

Ponemos nuestra cocotte Le Creuset a fuego medio para que se vaya calentando. Cuando esté bien caliente añadimos el aceite. A continuación añadimos las cebollas rojas y las dejamos cocinarse sin que tomen casi color, hasta que comiencen a pocharse, unos 10 minutos. Subimos el fuego y añadimos el ajo prensado, las zanahorias y el apio. Si en lugar de hacer uso de setas, vamos a añadir champiñones, los añadimos ahora cortados en cuartos. Mezclamos todo bien y dejamos cocinarse un par de minutos. 

Añadimos la carne, rehogamos y añadimos el romero y el tomillo. Salpimentamos y cocinamos durante unos 5-8 minutos, hasta que la carne se selle por todos los lados. Queremos evitar que los jugos escapen durante la cocción prolongada.

Añadimos el vino, dejamos unos minutos que el alcohol evapore. Añadimos la harina tamizada en forma de lluvia y agua justo hasta cubrir el guiso. En mi caso alrededor de 400 ml.

Dejamos que rompa el hervor, cubrimos con la tapa y al horno precalentado durante 1 hora y media. 

Pasado este tiempo sacamos del horno y damos unas vueltas. Volvemos a llevar al horno y dejamos hasta que la carne esté tierna y la salsa se haya convertido en una salsa espesita y densa. En mi caso me llevó unos 45 minutos mas. Dependerá un poco de la calidad de la carne. Pero es importante que la carne esté tierna.

Sacamos del horno y mientras se entibia, en una sartén salteamos las trompetas de la muerte con un diente de ajo y 1/2 cucharada de aceite de oliva. Las añadimos al guiso. 

En el momento de ir a rellenar los pastelitos, añadimos una nuez de mantequilla bien fría al guiso para darle brillo. Mezclamos bien mientras se derrite.

Subimos la temperatura del horno a 200ºC

 

Vamos con el montaje de los pastelitos:

 

 

Estiramos nuestras láminas de hojaldre de un grosor de unos 3 mm. Cortamos en función del tamaño de los recipientes que vayamos a utilizar. Para las tapas más pequeños y para las bases más grandes.

Enmantecamos ligeramente las recipientes aptos para el horno y forramos el interior con los recortes de hojaldre más grandes. Pinchamos las bases para evitar que se hinchen en el horno. 

Rellenamos con el guisado de carne bien entibiado. Barnizamos con huevo los bordes para que la tapa de hojaldre se adhiera bien. Cubrimos con la tapa y hacemos un agujero en el centro para permitir que salga el vapor. Sellamos los bordes de los pastelitos con ayuda de un tenedor, y con el dorso del filo de un cuchillo hacemos unas rallas en diagonal.

 

 

Barnizamos los pastelitos con el huevo mezclado con una cucharada de crema de leche 

Llevamos a horno precalentado a 200ºC durante unos 25 minutos, hasta que nuestros pastelitos hayan tomado un bonito color dorado. 

Sacamos del horno, desmoldamos, ya que saldrán sin problema de su recipiente y servimos acompañado de una ensalada fresca y un buen vino tinto. No es preciso nada mas para disfrutar de estos pastelitos que harán las delicias de vuestros comensales.

 

 

Consejos:

  • La mejor carne para estofar es la tapa de brazuelo, porque se hace mas rápido y resulta muy tierna.
  • Las trompetas de la muerte frescas pueden sustituirse por setas deshidratadas o por media docena de champiñones cortados en cuartos
  • Las trompetas de la muerte no las añadimos antes de hornearlo, ya que son mas delicadas que los champiñones. Por eso las salteamos y las añadimos antes de hornear los pastelitos. Eso permitirá que se cocinen sin perder su sabor y textura y que añadan a la carne y a la salsa su aroma y sabor.
  • No rellenéis los pasteles con la carne caliente, debe haber entibiado bastante, para no dañar el hojaldre.

A disfrutar.

 

Seguir leyendo »

Gambas a la plancha con alioli

Publicado el Oct 01, 2014. 4 comentarios

¡Qué bueno es recordar que hay cosas que, sin grandes elaboraciones, resultan absolutamente deliciosas! Nuestra amiga Míriam, bien conocida por su blog El invitado de invierno, lo sabe muy bien. Nos cuenta hoy como disfruta de unas gambas elaboradas con la sartén de hierro Le Creuset (todo lo hecho sobre hierro sabe aún mejor, ¿verdad?), y lo acompaña con un alioli casero que querrás terminar mojando pan.

 

Un buen marisquito con un mínimo de elaboración es una de las mejores fórmulas que puede ofrecer la cocina mediterránea. Si la materia prima es de calidad no necesita una gran elaboración y un plato de gambas a la plancha será tan bueno como buenas sean las gambas.

Entonces, si encontramos unas gambas de calidad y hacemos un alioli casero, el resultado puede ser apabullante. Y la única dificultad, si se puede llamar así, la presenta el alioli. No, no me decidí por el adobo de chermoula que sugieren en el libro de recetas de Le Creuset. Porque el alioli es adictivo, que lo sepáis, y hacía tiempo que no lo hacía. Porque me conozco y me lo como de una sentada. Pero sea por esta vez.

 

 

 

He de reconocer que soy incapaz de hacer un alioli sin huevo, solo con el ajo y el aceite, y creedme que lo he intentado, así que doy la fórmula con una yema. No seáis duros conmigo, es que soy de la meseta. Pero vosotros sois libres de hacer el alioli puro y fetén. Para la forma de hacer las gambas a la plancha he seguido los sabios consejos de la amiga Ma Ángeles, de Secocina. Vamos allá.

 

Ingredientes

500 g de gambas,

escamas de sal,

un chorro de buen aceite de oliva,

1 yema,

2 dientes de ajo,

300 ml de aceite de oliva suave.

 

Elaboración

Haremos en primer lugar el alioli. Pelamos los ajos y los cortamos en trozos regulares. Los ponemos en un mortero y los majamos bien, con algo de sal.

Agregamos la yema en el propio mortero y mezclamos. Salamos un poco más. Empezamos a agregar el aceite, poco a poco y batiendo bien (yo lo hago a mano con un tenedor, sin más). Así hasta que hayamos acabado el aceite. Hacia el final del batido se puede agregar el aceite más deprisa, pero al principio hay que ser cautos. Rectificamos la sazón, si fuera necesario. Tapamos y mantenemos en el frigorífico.

La elaboración de las gambas no puede ser más fácil. Calentamos la plancha a fuego medio, la pincelamos con aceite y añadimos un buen puñado de escamas de sal. Cuando chisporroteen colocamos las gambas, que haremos poco tiempo, lo justo hasta que cambien de color por ambas caras.

Servimos de inmediato, calentitas y acompañadas del alioli. Buen provecho.

 

Seguir leyendo »

La provoletta

Publicado el Aug 27, 2014. 1 comentario

Laura, del blog gastronómico Because, nos trae una receta que es la delicia de toda la casa. Fácil de preparar, que captará la atención de todos tus invitados y será una delicia para pequeños y mayores. Os dejamos con esta provoletta preparada por Laura, que lo hace en una de las sartenes más versátiles y con estilo de Le Creuset, la sartén Skillet

 

 

En casa hay varias palabras mágicas y una de ellas es Provoletta. Cuando se nombra, el ipad se cierra, la bici se aparca, el móvil se voltea con la pantalla hacia abajo...y de pronto todos salimos de nuestro particular trance para reunirnos, de pie o sentados eso da igual, alrededor de la provoletta. Hay que tomarla bien calentita cuando el queso está elástico, y guerrear un poco con los tenedores y el pan, tratando de cazar las partes más doradas del fondo. Sin duda, un picoteo ideal para disfrutar en buena compañía.

 

Ingredientes

  • 300gr queso provolone
  • 6-8 tomates cherry o un par de rodajas de tomate normal
  • Hierbas aromáticas al gusto (albahaca, orégano...)

 

 

  

Elaboración

  1. Colocamos la sartén skillet de Le Creuset a fuego medio alto con el queso provolone encima, espolvoreamos con un poco de orégano.
  2. Cuando la mitad inferior del queso esté derretida, introducimos la skillet en el horno a 200 º con los cherrys por encima.
  3. Dejamos que se funda el queso y sacamos cuando veamos que los bordes empiezan a dorarse, unos 5 minutos aproximadamente.
  4. Tomar inmediatamente.

 

Seguir leyendo »

Provolone picante al horno con concassé de tomate y ajo negro

Publicado el Aug 18, 2014. 0 comentarios

Loreto, de Sabores de colores, nos acaba de hacer la boca agua: ha preparado un provolone picante al horno, que combinado con ajo negro y tomate concassé convierten la receta en una maravilla.

 

 

La receta la ha elaborado en la sartén Skillet de Le Creuset, que puede usarse en el horno y tiene una estupenda presentación en la mesa.

Os dejamos con esta deliciosa receta, que podéis ver haciendo clic aquí.

Seguir leyendo »

Coca de sardinas con hortalizas y olivada

Publicado el Jun 05, 2014. 3 comentarios

Nuestro querido chef Stéphane Poussardin nos presenta una receta de Delicooks ideal para sorprender este verano. Qué delicia para los ojos... ¡Y para el paladar!

 

 

INGREDIENTES:

8 Sardinas abiertas sin espinas
50 gr. de cebolla dulce
100 gr. de calabacín
100 gr. de hinojo fresco
100 gr. de pimiento amarillo
100 gr. de berenjena
100 gr. de zanahoria
4 Hojas de albahaca fresca
200 Cl. de aceite de oliva virgen
Tapenade (paté de oliva negra)
Sal

Para la coca:

125 gr. de harina
100 gr. de mantequilla pomada
125 gr. de parmesano rallado
125 gr. de almendras en granillos
1 yema de huevo



PREPARACIÓN:

Cortar las verduras en daditos pequeños y saltearlas por separado, tienen que quedar crujientes.
Mezclar todas verduras, rectificar de sal y poner las hojas de albahaca cortadas, aliñar con el restante de aceite de oliva.

Para la coca:

Mezclar la mantequilla con la harina, el parmesano, las almendras y por último la yema de huevo, amasar para obtener la masa quebrada.
Estirar la masa con un rodillo ½ cm de grosor y cortar en rectángulos de 10cm x 5cm, hornear unos 3 a 4 minutos a 180 º.

Montaje del plato:

Sobre la coca disponer la mezcla de verduras crujientes y 2 filetes de sardinas, hornear 2 minutos y servir. Las sardinas tienen que estar semi-crudas.
Aliñar con la Tapenade mezclada con el aceite de oliva.

Seguir leyendo »

Gougeres de quesos

Publicado el Dec 24, 2013. 0 comentarios

Hoy os traigo un aperitivo perfecto para una comida especial. Se trata de pequeña delicia con corazón de queso que preparó Àngels Pallàs en We Love Cooking como aperitivo a una comida de Navidad que iremos publicando esta semana.

Aunque parezca una receta complicada, es muy fácil de hacer. Sólo tiene dos momentos delicados: el segundo huevo y el horneado.

 

 

Ingredientes

  • 70cc de vino blanco
  • 70cc de agua
  • 70gr de mantequilla
  • 75gr de harina
  • Sal
  • 2 huevos y 1 yema para pintar
  • 90gr de quesos variados (Àngels usó gruyere, cheddar y roquefort a partes iguales, pero podemos usar cualquier queso como emmenthal o manchego)
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
 

Para decorar:

  • Queso para untar (tipo Philadelphia)
  • Un chorrito de crema de leche Mermelada de arándanos
  • Algunas hojas de perejil

 

Preparación

  1. En un cazo ponemos el agua, el vino y la mantequilla cortada en trocitos. Llevamos a ebullición durante 3 o 4 minutos y luego añadimos toda la harina de golpe y removemos hasta que consigamos una masa seca.
  2. Retiramos esa masa en un recipiente y la dejamos que enfríe un poco.
  3. Añadimos un huevo a la masa y mezclamos bien con una espátula hasta que quede bien mezclado (cuesta un poco pero se acaba integrando en la masa).
  4. Añadimos los quesos cortados a daditos pequeños y mezclamos bien para que se fundan con la masa. Añadimos el segundo huevo pero con mucho cuidado (aquí podemos estropear la masa). Se trata de ir añadiendo el segundo huevo en cantidades muy pequeñas ya que no queremos que la masa quede espesa. La masa tiene suficiente huevo cuando levantamos un poco con la espátula y cae hacia abajo como el queso fundido, sin llegar a romperse en ningún momento. En ese momento dejamos de añadir huevo, la masa está finalizada. Si nos pasamos con este segundo huevo, ya podemos volver a empezar la receta pero la masa “estropeada” nos servirá para hacer unos deliciosos buñuelos de queso.
  5. Con la ayuda de una cuchara ponemos la masa en una manga pastelera (van muy bien las de plástico que podemos cortar a nuestro gusto) y hacemos las gougeres en una bandeja de horno. Con la manga en posición vertical hacemos un garbanzo y luego lo rodeamos y subimos hacia arriba. Es importante hacer primero la base (el garbanzo) ya que si hacemos un circulo hacía arriba la base queda vacía y la masa se hundiría en el horno.
  6. Pintamos con la yema y espolvoreamos el parmesano rallado encima de las gougeres.
  7. Ponemos las gougeres en el horno precalentado a 160º. Al cabo de 25 minutos apagamos el horno y dejamos las gougeres dentro con la puerta un poco abierta (podemos poner un trapo de cocina) durante 10 minutos más.
  8. Las sacamos de la bandeja y las dejamos enfriar en una rejilla (la misma que usamos para hacer galletas).
  9. Para decorar las gougeres podemos poner una nuez de queso para untar (tipo Philadelphia) rebajado con un chorrito de crema de leche, melmelada de arandanos y una trozo de perejil.
Seguir leyendo »

Canelón de calabacín con queso de cabra, miel, sésamo y manzana

Publicado el Nov 21, 2013. 1 comentario

Os dejo otra receta de las que ha realizado Stéphane Poussardin (L'Atelier d'Stéphane) en nuestro showroom, We Love Cooking. Es un aperitivo muy fácil de hacer y muy original que se puede cocinar con nuestra parrilla Le Creuset y una mandolina Kobra de De Buyer o cerámica Gefu.

 

 

Ingredientes para 4 personas:

• 1/2 Manzana roja

• 1 c/s de miel

 Aceite de sésamo

• Agua

• Sésamo tostado

Para el canelón:

• 1 Calabacín

• 250 gr. de queso de cabra Francés "President"

• 20 gr. de nata liquida 35%

• 2 c/s de aceite de oliva

• Sal

• Pimienta

• Orégano en polvo

 

Elaboración:

Para el canelón: Mezclar en un bol el queso de cabra con la nata, el aceite, el orégano, la sal y la pimienta. Reservar. Cortar con un pelador o una mandolina el calabacín a lo largo en láminas largas. Reservar.

Para la vinagreta de miel: Preparar una vinagreta con la miel, un poco de agua e ir incorporando poco a poco con una varilla el aceite de sésamo hasta obtener una textura cremosa fina.

Montaje del plato: Poner a calentar la parrilla y marcar cada lámina de calabacín por un lado. Extender las láminas de calabacín y formar unos bultitos con la mezcla realizada sobre ellas, enrollar para dar forma de canelón. Servir el canelón caliente con la manzana previamente cortada en daditos y la vinagreta de miel-sésamo.

Seguir leyendo »