Bacalao dorado

abril 15, 2019

2 Comentarios

La gastronomía portuguesa tiene en su haber tantas recetas con bacalao que podríamos preparar una cada día del año y no repetir. Esta es una de las más populares dentro y fuera del país vecino. En casa gusta mucho, incluso a los menos aficionados al pescado, algo que resulta de agradecer. Al igual que el hecho de que es un plato muy sencillo de preparar y que no requiere de ingredientes extraños ni artilugios raros. 

Para prepararlo es imprescindible contar con buen bacalao desalado (no fresco), aunque no hace falta que sea parte noble. Unas buenas migas de bacalao o bacalao desmigado nos sirven. A este le acompañan ingredientes humildes como el huevo, la patata y la cebolla que, cuando se juntan, dan como resultado un platazo en toda la regla. 

 

Sartén de hierro mineral B con mango de haya De Buyer y platos de porcelana Caractère de Revol

 

Ingredientes (para 2-3 personas)

  • 200 g de bacalao desmigado o migas de bacalao
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 150 g de patata
  • 2-3 huevos
  • Perejil fresco
  • 10 aceitunas negras sin hueso
  • Sal
  • Pimienta negra

 

Elaboración

  1. Desalamos las migas de bacalao colocándolas en un recipiente hondo y cubriendo con agua fría. Guardamos en la nevera durante 8 horas, cambiando el agua varias veces para retirar la sal. Una vez transcurrido este tiempo, escurrimos bien y secamos con papel absorbente. 
  2. Con un cuchillo bien afilado pelamos y picamos las cebollas finamente. 
  3. Calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una sartén y pochamos a fuego medio, removiendo de vez en cuando, durante 15 o 20 minutos o hasta que se empiece a dorar. 
  4. Añadimos las migas de bacalao a la sartén rehogamos durante 5 minutos. Salpimentamos al gusto y reservamos. 
  5. Preparamos unas patatas paja y, para ello, las pelamos y, con ayuda de una mandolina o con un cuchillo bien afilado, cortamos en bastones finos o cerillas. Freímos en abundante aceite caliente durante un par de minutos, hasta que esté dorada. Escurrimos. 
  6. Colocamos la sartén con la mezcla de la cebolla y el bacalao nuevamente al fuego. 
  7. Batimos los huevos en un recipiente hondo y los añadimos a la sartén junto con las patatas paja. Removemos al tiempo que cocemos a fuego medio durante 1 o 2 minutos.
  8. Antes de que el huevo esté totalmente cuajado retiramos la sartén del fuego y dejamos que se termine de hacer con el calor residual 
  9. Servimosinmediatamente con perejil fresco picado por la superficie y aceitunas negras. 

 

Sartén de hierro mineral B con mango de haya De Buyer y platos de porcelana Caractère de Revol

  

Autora de la receta: Carmen de Tia Alia

2 Respuestas

Lourdes

mayo 15, 2019

Excelente receta. Lo hemos comido hoy. El bacalao era muy bueno y eso habrá ayudado. Cuaje poco el huevo. Quedo cremoso y muy jugoso. Gracias

Nuriaaportela

abril 21, 2019

Me gustan las recetas senvillas

Dejar un comentario


Ver artículo completo

Albóndigas en salsa de zanahoria
Albóndigas en salsa de zanahoria

febrero 21, 2020

Diría que las albóndigas no están de moda como en otros tiempos; quizá parecen demasiado laboriosas en estos tiempos de inmediatez, pero estas albóndigas en salsa de zanahoria, además de estar suculentas, se hacen en un momento si ponéis a toda la familia a ayudar. Y además formar los boliches de carne os darán el momento zen de la semana. Os lo juro por Snoopy.
Ver artículo completo
Lentejas estofadas con costilla
Lentejas estofadas con costilla

febrero 16, 2020 1 Comentario

Una de las grandes ventajas de la nueva olla multi función de WMF es que en un solo aparato puedes hacer distintos tipos de cocción, desde cocinar a presión como en una olla rápida hasta cocinar al vapor, saltear, dorar, hacer cocción lenta... La idea de la receta de hoy es hacer uso de esa multifuncionailidad.
Ver artículo completo
Flan Parisino
Flan Parisino

febrero 14, 2020 3 Comentarios

Me encanta realizar preparaciones dulces, ya sean tartas, postres,… Cualquiera me gusta, con fruta, con crema, con o sin masa. Pero sobre todo me gusta que no sean excesivamente dulces, es decir, que no pueda disfrutar de todos sus matices porque el exceso de azúcar los tapa.
Ver artículo completo

¡Apúntate y recibe tu libro de recetas gratis!