Tartaletas de cereza y frambuesa con crema de mascarpone

Publicado el Jun 30, 2016. 0 comentarios

Sabores y Momentos nos trae unas tartaletas que adoraréis: haciendo uso de los productos de temporada podéis preparar estas deliciosas tartaletas de masa sablée con crema de mascarpone, riquísimas y fáciles de preparar. ¡Siguiendo sus consejos os aseguro que triunfaréis!

 

Con la llegada del buen tiempo, la fruta adquiere un protagonismo muy esperado en mi casa, mis hijos ya saben que en esta época los cuencos de frutas variadas en la encimera de la cocina es elemento habitual… Y los paseos entre horas para ir probándolas todas, un clásico!!

Las cerezas están ahora en su mejor momento y son las preferidas de los chicos de la casa y, cualquier postre en forma de tarta, la pasión de las chicas…. Así es que por que no unirlas?

 

tartaletas de mascarpone y fresas

 

Os traigo unas tartaletas súper veraniegas, que igual serán un postre especial después de una comida relajada de domingo en el jardín, como la merienda perfecta después de un refrescante baño en la piscina….O sencillamente un capricho que sirve para cualquier momento!

Las cerezas son bombas de sabor y, acompañadas de las suaves y aterciopeladas frambuesas, son el “topping” perfecto para estas sencillas tartaletas con crema de mascarpone que se preparan de manera fácil y sin complicaciones. Incluso podéis dejar la masa sablée hecha y guardada en el frigorífico el día anterior y prepararlas al día siguiente cuando van a ser consumidas.

Presentadas así en moldes individuales quedan preciosas, aunque también podéis prepararlas en un molde grande para servir directamente en la mesa.

Esta receta de base es ideal para toda clase de tartas de fruta natural. Además, resulta más delicada que la pasta brisa dulce, por tener el huevo que aporta suavidad y algo más de azúcar que la otra. Aunque no olvidéis que cuanto más azúcar se añade, más difícil resulta extender la masa y moldearla al volverse más quebradiza. Para mi esta cantidad de azúcar en la masa es suficiente para que quede dulce y que la textura resulte como una especie de galleta. 

Se puede utilizar robot, pero yo la preparo siempre a mano y como recomienda Julia Child en su libro “El arte de la cocina Francesa  hace falta un buen fraisage al final (consiste en empujar levemente la bola de masa con la base de la mano para asegurar una mezcla perfecta entre la grasa y la mantequilla).

Especialmente ahora en verano hace falta trabajar con rapidez la masa, para que la mantequilla se ablande lo mínimo posible. Así es que venga, ¡¡vamos a meter las manos en la masa!!

 

Ingredientes para 6 tartaletas

Ingredientes para la masa sablée

  • 250g de harina
  • 20g de Maizena
  • 125g de mantequilla (sin sal) bien fría
  • 90g de azúcar glas
  • 1 pizca de sal
  • 50g de almendra molida
  • gotitas de extracto de vainilla
  • 1 huevo

 

Ingredientes para el relleno:

  • Cerezas limpias
  • Frambuesas
  • 250g queso mascarpone
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • 200ml nata para montar
  • 50g de mermelada de frambuesas

 

tartaletas individuales de mascarpone y cerezas

Moldes para tartaletas con base desmontable

 

Preparación

  1. Ponemos la harina, la Maizena, la almendra, el azúcar, la pizca de sal y la mantequilla muy fría en un cuenco y comenzamos a desmenuzar con las yemas de los dedos para unir los ingredientes secos con la grasa hasta obtener unas escamas parecidas a los copos de avena. Esto te llevará unos minutos.
  2. Seguidamente añadimos el huevo batido y la vainilla y con la mano mezclamos enérgicamente hasta obtener una bola con la masa.
  3. Espolvoreamos una pizca de harina sobre la superficie en la que vamos a trabajar la masa y ponemos en ella nuestra bola de masa. Comenzamos a amasar con la base de la mano (no la palma), presionando y deslizándola hacia delante unos 15cm. La vuelves a juntar trabajándola un momento repitiendo el proceso una vez más y después de juntarla de nuevo, formamos una bola suave.
  4. La espolvoreamos con un poco de harina y la envolvemos en film transparente. Metemos al frigorífico durante al menos una hora. También se puede guardar hasta el día siguiente o incluso se puede congelar (siempre hermética envuelta en papel sulfurado o de horno y una bolsa de plástico).
  5. Una vez se van a hornear las tartaletas, es importante estirar la masa con rapidez para que no se ablande y cueste manejarla.
  6. Poner la masa en la mesa de trabajo espolvoreado con una pizca de harina. Si la masa está dura, darle unos toques con el rodillo de amasar para ablandarla. Para tartaletas individuales aconsejo cortarla en 6 trozos iguales que iremos estirando con el rodillo en el centro de la masa desplazándolo hacia delante y hacia atrás presionando con firmeza pero suavemente. Vamos dándole la vuelta a la masa pasándole el rodillo por encima y así hasta conseguir 2mm de grosor y un diámetro 5cm mayor que el del molde que vamos a utilizar.
  7. Forramos los moldes (siempre de fondo desmoldables) colocando bien la masa por todo el fondo y las paredes del molde presionando ligeramente para que después al hornear no se nos baje. Cortamos el exceso de masa pasando el rodillo por la parte superior del molde. Guardar en la nevera si no va a hornearse inmediatamente o si vemos que se ha reblandecido demasiado.
  8. Metemos en el horno previamente caliente a 180º durante unos 20-25 minutos o hasta que veamos que el fondo de nuestras tartaletas comienzan a dorar. Sacamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla enfriadora antes de añadir la crema de mascarpone.
  9. Para la crema de mascarpone, en un cuenco batimos el queso y el azúcar glas hasta obtener una mezcla cremosa con la batidora de varillas. Añadimos la nata y batimos hasta que la crema tenga una consistencia cremosa que se pueda extender.
  10. Montamos nuestras tartaletas rellenando con la crema de queso. Vamos decorando con las frambuesas y las cerezas sin hueso y cortadas a trozos verticales (tipo gajos). Seguidamente calentamos unos segundos la mermelada de frambuesas en el microondas para licuar, y con una cucharita vamos bañando ligeramente las tartaletas y la fruta, para aportar brillo, sabor y textura! Unas hojitas de menta y lista para servir! 




¡Nos gustaría saber tu opinión!