Helado de fresas asadas y merengue

Publicado el Apr 30, 2015. 2 comentarios

Virginia, autora de Sweet&Sour, nos sorprende hoy con un helado de fresas con un gusto muy intenso, gracias al hecho de incorporar las fresas asadas. Además, el helado lo acompaña de merengue, por lo que este refresco tan apetecible se convierte en un capricho que no puedes perderte. ¡A por la receta!

 

 

Estamos en la mejor época para disfrutar de la fresas y qué mejor forma de hacerlo que transformadas en un postre fresquito. Una copa de helado de fresas para estos momentos en que el sol empieza a descubrirse. ¡Pero ojo! que no será un helado de fresas cualquiera, ya que las fresas asadas le darán un sabor mucho más intenso. Os aseguro que si os animáis a probarlo, no volveréis al helado de fresas tradicional.

Pero si el helado de por si no fuera suficiente, lo vamos a acompañar de una cama de nata semimontada con rocas de merengue que le dará el punto cruchy y a cuya mezcla añadiremos también un puñadito de fresas asadas. Pura lujuria.

Asar las fresas es más sencillo que lo que pudiera parecer a primera vista, porque la delicadeza de esta fruta no impide que se puedan hornear y obtener un resultado espectacular. Tan solo hay que limpiar, trocear y rebozar con azúcar y unas gotas de zumo de limón. El calor extrae los jugos de las fresas y carameliza los azúcares, convirtiendo esa mezcla en una especie de almíbar denso y con un sabor intenso, con unas fresas que se deshacen en la boca.

El helado lo prepararemos con las fresas asadas trituradas y una crema base de yemas y nata, o si preferís sacrificar un pelín la cremosidad por la línea, con una mezcla al 50% de leche y nata. Y utilizaremos la heladera de nuestra Kitchen Aid , que ahora que empieza el buen tiempo en casa se convierte en una asidua de los postres, porque en 20 minutos tenemos casi listo un helado cremosito.
Vamos con la receta!

 

INGREDIENTES (para algo más de 1 litro de helado)


Para las fresas asadas:

1 kilo de fresas limpias, troceadas y sin pedúnculo (maduras pero firmes)
100 gr. de azúcar
3 cucharadas de zumo de limón

 

Para el helado:

500 ml de nata (o 250 ml de leche entera y 250 ml de nata)
3 yemas de huevo
100 gr de azúcar
30 gr. de maizena (2 cucharadas)
500 gr de fresas asadas trituradas
30 gr. de azúcar invertido o miel suave
1 cucharada de vodka

 

Para los merengues de fresa:

115 gr. de claras de huevo (unas 3 claras largas) a temperatura ambiente.
225 gr. de azúcar blanquilla.
Una pizca de sal.
Un puñado de fresas liofilizadas trituradas en el mortero (opcional).
Unas gotas de extracto de fresa
Unas gotas de colorante rojo para los merengues (opcional).
250  ml de nata 35% m.g para el montaje de la copa

 

PREPARACIÓN

Comenzamos asando las fresas:

 

 

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.

Limpiamos bien las fresas bajo el chorro del agua del grifo, les retiramos el pedúnculo y las troceados en dos o en cuatro si son muy grandes.

En un bol mezclamos el azúcar y el zumo de limón. Rebozamos con esta mezcla todas las fresas troceadas.
Colocamos en una capa sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear o como en mi caso, en una fuente resistente al horno grande.
Horneamos durante 15-20 minutos. Extraemos del horno y dejamos entibiar. Llevamos a un frasco hermético y cuando se hayan enfriado, tapamos y al frigo. Aguantan al menos una semana en perfecto estado y además de para este helado, nos servirán también para acompañar nuestro yogurt, tortitas y demás postres. Una delicia.
Para el helado, retiramos la mitad de las fresas asadas y las trituramos. Reservamos el resto.

 


Para los merengues:

Precalentamos el horno a 150ºC y forramos 2 placas de horno con silpat o papel de hornear.
Ponemos las claras de huevo con una pizca de sal y el azúcar, en un cuenco al baño maría, revolviendo constantemente con un batidor hasta que el azúcar se haya disuelto. Cuidado, que el agua no llegue a tocar el fondo del bowl donde tenemos depositadas las claras para que no las cocine.
Cuando el azúcar se haya disuelto completamente, lo que comprobaremos frotando entre dos dedos un poco de la mezcla de claras y azúcar y no encontrando granillo alguno, lo pasamos al bowl de la Kitchen Aid y batimos con el accesorio de globo, primero a velocidad 2 un minuto y luego vamos incrementando rápidamente la velocidad hasta alcanzar la máxima, batimos así durante unos 14-15 minutos hasta que estén frías, brillantes y bien montadas. Un par de minutos antes de finalizar el montaje de las claras, añadimos el aromatizante y el colorante si lo usamos.
Depositamos cucharadas grandes de merengue sobre el papel de horno, de unos 6-10 cm de ancho por 2-4 de alto.
Ponemos un puñado de fresas liofilizadas en el mortero y machacamos hasta convertirlas en migas. Espolvoreamos por encima de nuestros merengues.
Horneamos durante al menos hora y media, hasta que los merengues se doren ligeramente. Apagamos el horno y dejamos dentro toda la noche o hasta su enfriamiento total. Listos
Un truco para saber si los merengues están cocidos del todo, es comprobar que se pueden despegar del papel de horno.

 

Vamos ahora con el helado:

 

 

Ponemos en un cazo mediano nata o la leche con la nata (reservando un vasito para disolver la maizeca), el azúcar y el azúcar invertido, hasta que comience a hervir.

En un bowl batimos ligeramente las yemas
En un vaso, disolvemos la maizena en la leche o de nata reservadas y la añadimos a las yemas mezclando bien.
Vertemos la leche y la nata hirviendo sobre esta mezcla, mientras que removemos sin cesar para que no se nos cuaje.
Colamos la mezcla para retirar los restos de telita del huevo que hayan cuajado, y llevamos de nuevo a fuego medio, removiendo constantemente con una cuchara de madera, hasta que la crema espese ligeramente. Ya sabéis, estará lista cuando al pasar el dedo por la cuchara nos quede una marca.
Retiramos la crema del fuego, añadimos el puré de fresas asadas y la cucharada de vodka y mezclamos bien.
Ahora con la crema al frigo para dejarla enfriar durante al menos 24 horas antes de llevarla a la heladera.
Llevamos a la heladera y mantecamos durante unos 20 minutos. En ese momento añadimos la mitad de las fresas asadas que teníamos reservadas (unos 250 gr), pero ya sin el líquido que las acompaña, o correríamos el riesgo de aguachentar mucho nuestro helado y hacerle perder cremosidad.
Una vez incorporadas las fresas, seguimos mantencando con la heladera unos 8-10 minutos más.
Listo, debemos conservar nuestro helado en el congelador en un recipiente hermético, y consumirlo cuanto antes para que no pierda cremosidad y no se nos endurezca en demasía y cristalice.
Eso si, sacarlo 10 minutos antes de consumir del congelador, ya que de lo contrario estará muy duro.

 

Para los que no dispongáis de heladera,podéis también preparar el helado, pero en este caso una vez tengamos la crema final lista, llevad el helado al congelador media hora, sacarlo y batirlo para evitar la cristalización. Este proceso repetirlo al menos 3 o 4 veces, cada media hora.

 

Para el montaje de la copa de helado:

 

 

Semimontamos la nata con el accesorio de globo de nuestra Kitchen Aid. Rompemos los merengues y repartimos sobre la nata semimontada, integrando bien las piedras de merengue.
Añadimos un par de cucharadas de esta mezcla sobre la base de la copa donde vayamos a servir el helado. Cubrimos con unos trozos de fresas asadas sin el jugo, para que no agüe la nata y colocamos unas bolas de helado de fresas asadas sobre ella. Coronamos con unas hojas de menta, que le aportarán contraste de sabores y frescor, y una fresa natural.

A disfrutar.


Consejos:

- Los merengues nos sirven para aprovechar las claras de las yemas del helado, pero si os queréis ahorrar trabajo, podéis también comprarlos.

 


Virginia





Comentarios

  • Publicado por Lisa el Jul 23, 2015

    Hola Virginia. EStoy deseando probar tu receta así que antes de ponerme manos a la obra preguntarte una duda. No me queda muy clara la cantidad de fresa triturada que lleva el helado y la cantidad que se incorpora después en trocitos. Para la fresa asada hacemos un kilo de fresas. ¿Utilizamos la totalidad para el helado o sólo la mitad,500g (250 trituradas y 250 en trozos)? Es que por una parte entiendo que usamos la mitad de las fresas asadas que obtenemos, es decir 500g, y las trituramos y reservamos el resto (asumo que para ponerlas en trozos, que escurridos son 250g) pero en los ingredientes del helado sólo aparecen los 500g de fresa triturada. ¿Me sacas de dudas por favor? Muchas gracias!

  • Publicado por Mescedes el May 01, 2015

    Tiene buenisima pinta

¡Nos gustaría saber tu opinión!