Helado de vainilla

Publicado el Mar 29, 2015. 0 comentarios

La llegada de la primavera es el anuncio del buen tiempo, y con él apetecen comidas refrescantes. ¿Qué más refrescante que un helado? Si además el helado es casero, resultará normalmente más sano y apetecible. Por ello Miguel, autor de Pimientos Verdes, nos presenta hoy una receta que seguro os encantará: helado de vainilla. Lo prepara ayudado de la Kitchen Aid y su accesorio para helados, que como sabéis hace el proceso muy sencillo.

 

 

Hace unos días os hablé de mi experiencia con la Kitchen Aid. Si leíste el artículo, sabrás que estoy totalmente satisfecho con esta máquina.

El último accesorio que he adquirido es la heladora (el accesorio para helados Kitchenaid), y la verdad es que estoy encantando. La he utilizado para preparar unos granizados de frutas sanos y refrescantes y también este helado de vainilla que no tiene nada que envidiar a los comerciales. Además, preparando nuestros propios helados, sabemos exactamente lo que estamos comiendo. Nada de aditivos ni conservantes y también podemos controlar la cantidad de azúcar que utilizamos... ¡Así que no hay excusas para no atreverse a preparar helados caseros!

Os recomiendo preparar el helado casero en pequeñas cantidades, ya que si lo guardamos un largo tiempo en el congelador, cristalizará y su textura no será tan apetecible.

 

Ingredientes

320 g leche entera

1 vaina de vainilla

130 g azúcar

4 yemas

1 pizca de sal

400 ml nata 35% m.g.

 

Elaboración

1. En un cazo ponemos la leche. Abrimos la vaina de vainilla y raspamos las semillas con un cuchillo. Las incorporamos a la leche junto con la vaina.

2. Damos un hervor a la leche y la retiramos del fuego. Dejamos infusionar 30 minutos.

3. En un bol, mezclamos las yemas, el azúcar y la sal.

4. Retiramos la vaina de vainilla de la leche y la echamos en el bol donde hemos mezclado las yemas.

5. Devolvemos todo al cazo y calentamos a fuego bajo removiendo con una espátula de silicona hasta que la mezcla alcance los 80º. Cuidado que no hierva o se os cortará.

6. Retiramos del fuego y añadimos la nata. Dejamos enfriar y guardamos en la nevera bien tapado hasta el día siguiente.

7. Mete en el congelador la heladora de la Kitchen Aid. Recuerda que debe enfriarse durante al menos 15 horas antes de utilizarla.

8. Al día siguiente, monta la heladora en la KA y echa la mezcla para preparar tu helado. Deja mantecar a velocidad baja durante unos 15 a 20 minutos. Verás como el helado va adquiriendo una textura cremosa absolutamente maravillosa.

 

 

9. Vierte el helado en un recipiente y guárdalo en el congelador durante 1 ó 2 horas. De esta forma, terminará de coger la textura adecuada.

 

 

 





¡Nos gustaría saber tu opinión!