Gratín de patatas

Publicado el Mar 18, 2018. 4 comentarios

Patri, autora de Sabores y Momentos, nos trae los trucos para hacer un gratén de patatas de lo más sabroso. Se trata de una receta estupenda para disfrutar como primer plato o para acompañar un segundo de carne o pescado. Verás que se convierte en receta de fondo de armario.

Hoy os traigo la receta de este delicioso gratín de patatas perfecto para acompañar nuestras comidas de fin de semana en las que toda la familia y/o amigos nos sentamos a la mesa, ¡Para disfrutar de un menú a lo grande pero sin complicaciones!

Es un clásico francés y nosotros lo hemos adaptado de una manera sencilla y sabrosa como guarnición para nuestras carnes, aves o incluso pescados al horno.

Con unos sencillos trucos ya verás qué explosión de sabor consigues con este gratín. La patata, que sea de tamaño mediano y nueva, las mejores las de categoría Monalisa o las patatas rojas de piel fina.

Además este gratín se puede dejar hecho con antelación, a falta del último paso del gratinado con el queso que se realizaría justo antes de servir.  Espero que lo disfrutéis mucho!

 

Mandolina Kobra De Buyer, plato cerámico Nezumi Tokyo Design Studio y molde cerámico Emile Henry

 

Ingredientes

  • 1 Kg y ½ de patatas nuevas tamaño medio bien limpias
  • 2 cebollitas moradas
  • 3 dientes de ajo grandes
  • Trozo de mantequilla para untar el molde
  • 600ml de nata líquida
  • Sal marina en escamas
  • Pimienta molida
  • Tomillo fresco
  • 150gr de queso gruyère rallado
  • 80gr de parmesano rallado

 

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 180º. Cortamos uno de los dientes de ajo por la mitad y frotamos con él toda la superficie del molde o bandeja cerámica apta para horno. A continuación con el taquito de mantequilla realizamos la misma operación frotando toda la superficie y paredes del molde.
  2. En un cazo ponemos la nata, los dos dientes de ajo restantes pelados, las cebollas cortadas a cuartos, sal, pimienta y tomillo a calentar a fuego lento para que no hierva durante 15-20 minutos. Lo dejamos que se vayan cocinando los ingredientes para que la nata vaya infusionando.
  3. A continuación, con el brazo de la batidora batimos y dejamos la crema con una textura suave y reservamos.
  4. Ahora nos ponemos con las patatas, que ya tendremos bien limpias con piel y con la ayuda de una mandolina cortaremos en rodajas muy finas.
  5. La iremos colocando en grupos semi-levantadas en ángulo, asegurándonos de que todos los bordes inferiores de las rodajas tocan el fondo de la fuente.
  6. Vertimos a continuación la crema sobre la fuente de patatas y cubrimos con un papel de plata para que se horneen bien sin que se nos tueste la superficie.
  7. Horneamos durante 60-70 minutos. Sacamos y dejamos enfriar para guardar hasta el día siguiente si la estamos preparando con antelación. Si no, saltamos ya al último paso.
  8. Encendemos el grill de nuestro horno para gratinar. Y a nuestra fuente de patatas horneadas con la crema le retiramos el papel de plata y le añadimos el queso Gruyère, el Parmesano y unas ramitas de tomillo fresco por encima. Gratinamos durante 5-10 minutos o hasta que veamos que toda la superficie está dorada. ¡Y directa a la mesa!

 

Molde cerámico redondo Emile Henry





Comentarios

  • Publicado por Ana el Mar 22, 2018

    A qué temperatura horneamos?

  • Publicado por M. Inès Muñoz Galaín el Mar 19, 2018

    Fantástico plato. Como primero o acompañar un Rostbeef.

  • Publicado por Amalia Samper Cortés el Mar 19, 2018

    Esta receta es fácil de hacer, gusta a todos y yo la hago introduciendo algunos ingredientes más. Por ejemplo chompiñones laminados, taquitos de jamón…

  • Publicado por Yvette el Mar 19, 2018

    Receta que parece fácil de elaborar y una guarnición o primer plato diferente. ¡Lo probaré!

¡Nos gustaría saber tu opinión!