La cocotte de invierno, sana y confortable

Publicado el Jan 22, 2015. 2 comentarios

 Tras las Navidades, apetece aligerar el cuerpo de comidas copiosas, y una rica receta en cocotte abriga el cuerpo del frío invierno. Laura -autora del blog gastronómico Because- lo sabe muy bien, y tiene la receta perfecta para conseguir dicho propósito. Saludable y fácil de preparar, esta receta de invierno te calentará el estómago mientras encanta tu corazón!

 

Todas las épocas del año tienen su encanto, y sin duda el invierno no está exento de él. Los impresionantes colores que nos regala la naturaleza en esta estación en forma de verduras merecen que los disfrutemos de la manera más auténtica posible. Mi cocotte está a pleno rendimiento, impregnando mi cocina de los aromas y colores de invierno de un modo sano, sencillo y natural. En casa preparo esta cocotte de invierno al menos una vez por semana y así disfrutamos de un plato calentito, riquísimo y sin complicaciones.

 

 

 Ingredientes:

1⁄2 coliflor

4 zanahorias

250 gr calabaza

1 chirivía

1 cebolla

2 ajetes tiernos

1 vaso de vino blanco

Aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de mantequilla

Sal

1 cucharadita de granos de mostaza

Agua

 

*Cesta para fruta y verdura Kitchen Craft

 

Elaboración:

Limpiamos, pelamos y troceamos las verduras y las reservamos.

Cubrimos el fondo de la cocotte con una capa fina de aceite de oliva y ponemos a calentar a fuego medio bajo.

Añadimos la cebolla cortada en gajos o en juliana y la cucharada de mantequilla, dejamos rehogar hasta que se dore la cebolla. En ese momento, añadimos los granos de mostaza machacados en el mortero y el vino, y dejamos rehogar hasta que el líquido quede absorbido.

Añadimos las verduras y una cucharada de sal y rehogamos un poco, para que las verduras con la sal suelten algo de líquido.

Cubrimos con agua y dejamos cocer a fuego lento. El agua se irá evaporando, al tiempo que la verdura queda tierna. En caso de necesidad, hay que añadir algo más de agua hasta que la verdura adquiera el punto deseado. Ponemos al punto de sal.

Nota: Es interesante a la hora de trocear las verduras que tengamos en cuenta la dureza de cada una. Por ejemplo, la zanahoria y la chirivía tardan más en cocinarse que la coliflor, por lo que para equiparar en la medida de lo posible el tiempo de cocción, haremos trozos más pequeños de chirivía y zanahoria que de coliflor.





Comentarios

  • Publicado por laura el Jan 30, 2015

    Hola Enrique, es necesario justo cubrir con agua y dejar cocer sin tapa y que el agua se vaya evaporando. Como las cantidades de verdura nunca son iguales, vigila el punto de cocción, por si en algún caso es necesario añadir un poco más de agua.

    Gracias y un saludo!

  • Publicado por Enrique el Jan 29, 2015

    La verdura, ¿se cubre totalmente con agua o parcialmente? y por último, ¿se deja hervir con o sin tapa?
    Gracias!

¡Nos gustaría saber tu opinión!