Tallarines salteados con Níscalos

Publicado el Jan 09, 2015. 0 comentarios

Luisa Morón, bloguera gastronómica de www.cocinandoconmicarmela.com, nos hace la boca agua con una receta que os encantará: es fácil de preparar, su base es de pasta (¡éxito asegurado!) y es deliciosa. ¡Os animo a probar!

 

 

Pasadas las fiestas es hora de comer en casa y de forma sana. Nuestra receta habla hoy de un ingrediente muy socorrido y agradecido: la pasta. Si sabemos combinar una buena pasta con unos buenos ingredientes podemos conseguir platos de auténtico lujo.

Hoy me he decidido por los tallarines, un tipo de pasta alargada, de ancho pequeño y forma achatada que integran el conjunto de las pastas secas de origen italiano. Aunque los que se conoce en toda Europa y otros sitios directamente de Italia, existe la polémica sobre su origen ya que en China se vienen preparando fideos semejantes a los tallarines desde más de un milenio antes que en Italia. La diferencia radica en la harina, los chinos son de arroz o soja mientras que los tallarines italianos el origen es de trigo.

Para la cocción de esta pasta he utilizado una cacerola, pero a la hora de rehogarlos lo he hecho con mi nueva Saute de “Le Creuset”. Pasamos ya a la preparación.

 

Ingredientes (para 2 personas):

200 gr de tallarines

4 níscalos grandes

2 dientes de ajos

Romero al gusto

Parmesano al gusto

Aceite, pimienta y sal

 

Preparación:

Introducimos la pasta en agua hirviendo con sal. Miramos las recomendaciones de cocción en cuanto a tiempo. De cada uno depende que se prefiera la pasta más “al dente” o no.

Mientras, laminamos los dientes de ajos y troceamos los níscalos en daditos pequeños. En nuestra Saute añadimos 3 cucharas de aceite y si queréis podéis añadir un poco de mantequilla (tamaño de una nuez). Cuando el aceite esté caliente, añadimos el ajo laminado y doramos con cuidado de que no se queme, añadimos los níscalos y doramos durante unos 10 minutos.

Cuando estén listas las pastas añadimos a la sartén y rehogamos, movemos con una paleta de madera para no rallarla. Añadir el romero para que suelte la esencia, si no te gusta puedes prescindir de él. Salpimentamos y seguimos rehogando unos 5 minutos, no más.

Un consejo: cuando añado los tallarines, del mismo agua de la cocción añado dos o tras cucharas; de esta forma los tallarines no se agarran.

Listos para servir. Podemos añadir parmesano rallado si gusta.

Una receta fácil y sencilla de hacer. Espero que la disfrutéis tanto como yo.

 





¡Nos gustaría saber tu opinión!