En esta ocasión Noelia, bloguera autora de La Cucharina Mágica, nos propone una caldereta de almejas con brócoli, un guiso rico en sabor y color, sano y que nos hace la boca agua sólo con ver las fotos. ¡Os animo sin duda a probarla!

Los platos de dieta, ligeros y sanos suenan a aburridos, sin sabor y sin ningún tipo de atractivo. Sin embargo, con un poco de imaginación podemos hacer platos verdaderamente deliciosos, con pocas calorías y que sacien el hambre como si fuera un mismísimo plato de fabada, bueno, quizás no tanto...

¡La combinación del marisco con verduras o legumbres me encanta! Es un clásico en mi casa ya que los frutos del mar aportan todo el sabor de los guisos de toda la vida, de los que se hacen en cocotte a fuego lento, sin el aporte calórico que tiene la grasa animal.

Esta caldereta de almejas y brócoli es un plato delicioso, que tanto os puede servir para una comida familiar como para el tupper de la semana. Se hace rápido, no necesita ingredientes sofisticados y el sabor es de 5 tenedores. Todo ello con el aporte de vitaminas y proteínas que las almejas y el brócoli nos aportarán, a cambio de muy pocas calorías.

A por la receta!

Ingredientes para 4 personas

Para la caldereta:

1kg de almejas

1 manojo de brócoli o brécol

3 patatas

1/2 cebolla

1/2 pimiento rojo

1 diente de ajo

3 ramas de perejil

100 ml de vino blanco

1 cucharadita de pimentón de la Vera

Sal y pimienta

Aceite de oliva

Para el caldo de pescado:

1/2 cebolla

2 dientes de ajos

1 cabeza de pescado

1 pizca de sal

Aceite de oliva

Preparación

1. Picamos en trozos grandes 1/2 cebolla y 2 ajos y los freímos con un poco de aceite de oliva en una olla.

2. Añadimos la cabeza de pescado, revolvemos 1 minuto e incorporamos 1 litro de agua y la pizca de sal.

3. Dejamos hervir a fuego vivo durante 30 minutos. Colamos el caldo y lo volvemos a poner a hervir a fuego lento hasta que lo usemos para la caldereta. Se reducirá y cogerá más sabor.

4. Troceamos 1/2 cebolla, 1 diente de ajo y 1/2 pimiento rojo en trozos muy pequeños, lo ponemos en otra olla y los freímos con un chorro de aceite de oliva (yo he usado una cocotte tipo cacerola baja). Dejamos que se poche y cuando esté, añadimos el pimentón, revolvemos unos segundos e incorporamos las patatas peladas y partidas en trozos grandes.

5. Vertemos el vino y lo dejamos reducir a fuego vivo 1 min. Incorporamos el caldo de pescado y dejamos cocer las patatas a fuego lento durante 5 min.

6. Añadimos el brócoli a las patatas y cocemos otros 10 minutos.

7. Finalmente añadimos las almejas y tapamos la olla durante 2 o 3 minutos hasta que se abran.

8. Salpimentamos y retiramos del fuego.

9. Servimos con perejil.

Trucos

- Para lavar las almejas las frotamos unas con otras bajo el agua del grifo y las ponemos en un recipiente con agua y sal durante 1 hora.

- Para que el caldo se espese un poco al cortar las patatas las rasgamos para que de esta forma suelten fécula.

- Podéis sustituir las almejas por gambas y hacer el caldo con sus cabezas.

- Si una almeja no se abre, no intentéis abrirla y desechadla.

Claudia Ferrer

Comentarios

Claudia dijo:

A por ella, Lola! :) Un saludo y ya nos contarás!

Claudia dijo:

Hola MAria, muchas gracias por tu mensaje. Debo decirte que Noelia es asturiana también y especialista en la cocina local. Me alegro que haya resultado tan bien! Saludos!

Claudia dijo:

Muchas gracias, Lidia! Me alegra mucho que te haya gustado y, sobretodo, que te animes a hacerla! Un saludo, y ya nos contarás!

Lidia Edith Lagares Sanchez dijo:

Me parece una receta sencilla, practica y sabrosa. Voy a hacerla mañana.Gracias

maria dijo:

descubri el blog y me parece bien
soy Asturiana

Cristina dijo:

Me parece una propuesta muy rica y encima me parece genial que tenga pocas calorías.
Besos crisylaura.

lola dijo:

Qué buena idea me encanta!!

Dejar un comentario