Brochetas de pollo especiado con salsa de yogur

Publicado el Jun 03, 2018. 3 comentarios

Estas brochetas de pollo especiado con salsa de yogur que os traigo hoy son firmes candidatas a convertirse en el plato estrella del verano.  De hecho en mi casa ya lo son, pero estoy segura de que también va a convertirse en un plato infalible en las vuestras… ¿Queréis saber por qué?

Porque son sencillas y rápidas de preparar, porque lo mismo te solucionan una comida para muchos en el jardín que una cena para dos delante de la tele, porque son muy sabrosas y tiernas y además tienen la combinación perfecta entre el sabor intenso de las especias, el toque refrescante de la salsa de yogur y el punto crujiente de las hortalizas.

¿Necesitas más motivos para adorarlas? Pues te voy a dar una razón más, y es que son muy ligeras, porque vamos a prepararlas en la parrilla. ¿Qué te parece? Yo he estrenado con ellas mi nueva parrilla de Le Creuset, y te prometo que el resultado no me ha podido gustar más… ¡Este sí que va a ser mi amor de verano!

¿Queréis ver ya la receta de estas deliciosas brochetas? ¡Pues vamos a por ella!

 

Cuchillo de acero carbono Pallarès, plato cerámico Nezumi Tokyo Design Studio, rallador Zester Premium Microplane y parrilla grill rectangular honda Le Creuset

 

Ingredientes (Para 6-8 brochetas aprox.)

Para las brochetas de pollo:

  • 500gr de contramuslos de pollo deshuesados (o pechuga de pollo)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de cayena molida
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • Ralladura y zumo de 1 lima

Para la salsa de yogur (Tzatziki):

  • 1 yogur griego
  • ½ pepino
  • ½ diente de ajo
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Sal
  • Unas hojitas de menta fresca

 

Elaboración

Para la salsa de yogur  

  1. Comenzamos lavando bien el pepino (se puede pelar si se prefiere), lo rallamos y lo dejamos escurriendo unos minutos sobre un colador con una pizca de sal para que pierda el exceso de agua.
  2. Una vez que haya escurrido, ponemos el pepino en un bol (o en unos ramequines, que a mí me encantan para servir la salsa directamente en ellos) y le añadimos el yogur, el aceite de oliva, el ajo y la menta picaditos muy fino y el zumo de limón.
  3. Mezclamos bien hasta que queden todos los ingredientes bien integrados y dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos para que la salsa coja cuerpo.

Para las brochetas

  1. En primer lugar vamos a limpiar el pollo de pieles o posibles restos de grasa que pudiese tener. A continuación, ayudándonos de un cuchillo bien afilado, cortamos el pollo en trozos de tamaño medio (que sean cómodos de comer de un bocado).
  2. En un bol mezclamos el aceite de oliva, la sal, la cayena y el comino molidos, el pimentón y la ralladura y el zumo de lima. Mezclamos hasta que quede homogéneo.
  3. Ponemos el pollo en un bol y vertemos sobre él la mezcla anterior. Removemos bien, hasta que todos los trozos de pollo queden bien impregnados de la mezcla y llevamos a la nevera durante al menos 30 minutos para que la carne absorba bien los sabores del adobo.
  4. Una vez transcurrido el tiempo de reposo del adobo, comenzamos a montar las brochetas. Para ello cortamos el pimiento y la cebolla en dados de un tamaño similar al del pollo y vamos pinchando en la brocheta trozos de pollo, pimiento y cebolla de manera alternativa, como más nos guste, pero que queden equilibradas las cantidades de los distintos ingredientes.
  5. A continuación ponemos al fuego la parrilla de Le Creuset, a fuego medio y sin aceite, y dejamos que se caliente unos minutos.
  6. Para saber si la parrilla tiene temperatura suficiente, salpicamos un poquito de agua con los dedos (poquita, que nos conocemos…jejeje), si el agua chisporrotea y se evapora casi al instante, ya está lista para usar. Si produce vapor pero no chisporrotea, debemos dejar que se caliente un poco más.
  7. Una vez que tengamos la parrilla bien caliente la engrasamos, podemos ayudarnos de un pincel de silicona, y ponemos las brochetas sobre ella.
  8. Dejamos que se hagan durante unos minutos y, cuando veamos que se despegan fácilmente de la parrilla, es señal de que ya están bien hechas por ese lado y podemos darles la vuelta.
  9. Dejamos que se hagan por el otro lado y, cuando estén listas, sacamos las brochetas a un plato.
  10. Servimos acompañadas de la salsa de yogur.

 

Cuchillo de acero carbono Pallarès, plato cerámico Nezumi Tokyo Design Studio y parrilla grill rectangular honda Le Creuset

 

Notas

  • En la receta indico que las brochetas se pueden preparar tanto con carne de contramuslo como con pechugas, pero yo prefiero hacerlo con el contramuslo porque queda más jugoso.
  • Si las brochetas las van a comer niños, podéis suprimir la cayena molida.
  • Si vamos a utilizar brochetas de madera, las sumergimos en agua unos 10 minutos antes de montarlas para evitar que se quemen cuando las pongamos en la parrilla.
  • No ponemos el aceite en la parrilla desde el principio porque queremos que la parrilla esté bien caliente y el aceite se puede quemar.

Espero que os animéis a preparar estas brochetas, y que se conviertan en el plato estrella de todas las reuniones veraniegas.

 

Autora de la receta: Leti Iglesias de Revelando Sabores

 





Comentarios

  • Publicado por Elena el Jun 05, 2018

    Me apunto esta receta para hacerla. Esa salsa tiene que estar muy rica!!

  • Publicado por Claudia el Jun 04, 2018

    Hola Lily, resulta en una salsa líquida, la verás en el ramequín de la parte superior, en la primera foto. Espero que te sirva, tienes razón que no toma mucho protagonismo en las fotos pero la combinación resulta muy rica, no dejes de hacerla! :) Saludos!

  • Publicado por LILY el Jun 04, 2018

    se ve ricooo, pero un detalle no encuentro fotos de la salsa

¡Nos gustaría saber tu opinión!