Banana split de plátano caramelizado

Publicado el Jun 26, 2016. 2 comentarios

La receta que nos trae hoy Virginia (autora de Sweet&Sour) es una propuesta refrescante, que te encantará preparar y, sin duda, te encantará presentar en la mesa, porque todos tus invitados en casa disfrutarán a lo grande con ella. ¡A por este riquísimo banana split!

 

Los calores han llegado, y queramos o no los helados y los postres frescos ocupan nuestra mesa. En este caso os propongo hacer un restyling de un postre que estuvo muy de modo en las cartas de los restaurantes de los años 70 y 80, el famoso Banana Split.

El Banana Split o barco Banana es un postre postre servido en una bandeja alargada y que consiste en un plátano partido por la mitad y servido con abundante helado, nata montada, frutos secos y coronado por una cereza.

 

receta de banana split

Bandeja de porcelana Fleur de Ligne

 

Se ideó a principios del siglo XX en USA, unos dicen que en 1904 en la ciudad de Latrobe Pensylvania, otros que en 1907 en Ohio, a partir de un concurso de repostería que el restaurante Erns Peligro realizó entre sus empleados para atraer a los estudiantes del Wilmington College. Para que os hagáis una idea, ambas ciudades celebran el día del Banana Split. Sea como fuere, la popularidad de este postre se debe a su comercialización  a través de la cadena Walgreens.

La versión que hoy os propongo es para mi gusto mucho más rica, y consiste en caramelizar el plátano. En este caso lo acompañaremos de un helado de vainilla casero delicioso, salsa caramelo adictiva y por supuesto mucha nata y cerezas que para eso estamos en temporada.

¡Vamos con la receta!

 

INGREDIENTES (Para 2 raciones)

  • 2 plátanos medianos
  • 1 nuez de mantequilla
  • Azúcar
  • Nata nata líquida para montar (35%)
  • Salsa de Caramelo o Dulce de Leche Havanna
  • Frutos secos
  • Cerezas

Salsa de Caramelo:

  • 115gr de mantequilla
  • 115gr de azúcar moreno
  • 140ml de nata
  • 1 pizca de sal

Para el helado de vainilla (Para 1 litro de helado aprox)

  • 720ml de nata líquida para montar (35%)
  • 240ml de leche entera
  • 140gr de azúcar normal
  • 35gr de azúcar invertido
  • 4 yemas de huevo
  • 1 vaina de vainilla fresca y jugosa
  • 1 cucharada de extracto de vainilla Nomu
  • 1 pizca de sal (1/4 de tsp)

 

PREPARACIÓN

Caramelizamos los plátanos:

  1. Abrimos los plátanos por la mitad de arriba abajo, con su piel y espolvoreamos con azúcar la mitad abierta del plátano.
  2. Ponemos una sartén antiadherente al fuego con la nuez de mantequilla y cuando coja temperatura, colocamos los plátanos boca abajo hasta que se hayan caramelizado y tengan una costra crujiente y dorada. Reservamos.

 

Preparamos la salsa de caramelo:

  1. En una cazo mediano a fuego medio y revolviendo continuamente, colocamos la mantequilla, el azúcar moreno y la nata,  hasta que todo se haya disuelto.
  2. Subimos ligeramente el fuego y esperamos a que llegue un suave hervor. Añadimos la pizca de sal y dejamos en ese suave hervor unos 4-5 minutos mientras seguimos revolviendo para que no se nos pegue la preparación, hasta que alcance la consistencia deseada.

 

banana split con heladera kitchan aid

Heladera Kitchen Aid y bandeja de porcelana Fleur de Ligne

 

Vamos a por el helado:

  1. Con la punta de un cuchillo afilado cortamos longitudinalmente la vaina de vainilla y raspamos las semillas. Reservamos.
  2. En un cazo con fondo grueso ponemos la nata, la leche, las semillas de vainilla y la propia vaina. Cocemos a fuego medio hasta que veamos que comienza a hervir y cuando esto ocurra lo retiramos.
  3. Lo tapamos durante unos 30 minutos para que se atempere y sobre todo se infusione la mezcla con la vainilla. Pasado este tiempo, añadimos los azúcares y la sal y revolvemos bien.
  4. Llevamos nuevamente a fuego medio removiendo de vez en cuando, hasta que veamos que los azúcares están disueltos. Esto nos llevará unos 5 minutos. Retiramos nuevamente del fuego y dejamos entibiar. Retiramos la vaina de vainilla.
  5. Batimos las yemas con ayuda de un batidor de globo, en un bowl más bien grande y añadimos el extracto de vainilla para potenciar el sabor. Mientras lo removemos continuamente, vamos añadiendo progresivamente la mezcla de leche, nata y azúcar. Batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.
  6. Llevamos esta mezcla de nuevo a fuego medio-bajo, revolviendo continuamente hasta que veamos que la mezcla espesa y tiene una consistencia similar a una natilla, pero sin permitir que la mezcla llegue a hervir, pues de lo contrario el huevo se nos cortaría. La temperatura no puede superar 85ºC, que es la temperatura en la que el huevo coagularía. Para más seguridad podéis usar un termómetro de cocina.
  7. Cuando nuestra mezcla haya espesado sin llegar a hervir, la dejamos enfriar a temperatura ambiente y después llevamos a la nevera por al menos 3-4 horas, hasta que la mezcla esté realmente fría. Esta mezcla puede conservarse en el frigorífico por un tiempo de hasta 2 días, no más.
  8. Cuando nuestra mezcla esté realmente fría llevamos a nuestra heladera, si usais la heladera de la Kitchen Aid,  mantendremos a velocidad 1 durante unos 20-25 minutos.
  9. Si carecéis de una heladera, ya sabéis, al congelador durante una media hora, sacar y batir para prevenir la formación de cristales. Repetir la operación al menos dos veces más, hasta que vaya adquiriendo una textura cremosa.
  10. Listo nuestro helado, llevamos al congelador al menos 3-4 horas para que termine de congelar perfectamente, ya que ahora tendremos una crema semi congelada que habrá doblado-triplicado su volumen. Si estuviera por más tiempo sería preciso sacarlo unos 15 minutos antes para que se ablande ligeramente antes de servir.

 

Hacemos el montaje del Banana Split:

Ponemos los plátanos caramelizados boca arriba, añadimos unas quenelles de helado de vainilla, cubrimos con salsa de caramelo salado, nata montada, frutos secos y coronamos con una cereza. ¡Repartimos cucharas y a golosonear!

 

Consejos

  • Podéis caramelizar el plátano usando el soplete de cocina, pero para mi gusto está mucho más rico asado en la sartén con una nuez de mantequilla.
  • Pensad que al enfriar la salsa de caramelo espesa bastante y lo que en principio es prácticamente líquido, luego se convertirá en una salsa densa, cremosa, suave y sedosa. Por eso es mejor quedarse más bien corta, que luego lo podemos solucionar, volviendo al fuego la preparación durante unos minutos, que pasarnos de tiempo y de densidad, y que nos quede un engrudo, con muy difícil solución, si lo que buscamos es una salsa.
  • Si os sobra salsa de caramelo y queréis conservarla, vertemos en un bote de cristal bien esterilizado y dejamos enfriar sin la tapa puesta. Cerramos cuando haya enfriado. Se conserva muy bien en la nevera unos 10 días, si llega a tanto.
  • Para el banana split, podéis usar el helado que más os apetezca, a mi el de vainilla con la salsa de caramelo me parece brutal, incluso combinar varios sabores de helados.

 

A disfrutar.

Virginia





Comentarios

  • Publicado por Virginia el Jun 28, 2016

    Muchas gracias Maria Trinidad,espero que si te animas a prepararlo te guste tanto como las fotos.Un halago de los grandes. Un besote

  • Publicado por maria trinidad megias santos el Jun 27, 2016

    Un postre de diez.
    Inconfundibles las fotos de Virginia.
    Mirandolas, dan ganas, no solo de comerselo, si no, de ponerse a cocinarlo.

¡Nos gustaría saber tu opinión!