Gingerbread bundt cake

diciembre 21, 2014

6 Comentarios

La Navidad se vive, pero está claro que también  depende de nosotros que se intensifique más o menos. Como Patri, bloguera gastronómica de Sabores y Momentos, es adicta incondicional a estas fechas tan familiares, es la persona ideal para recomendarnos una bonita y fácil receta para preparar un bundt cake que quedará de fábula estas fechas (¡Aunque será bienvenido en cualquier época del año!). Os dejo con la receta.

 

 

Ahora sí, ya estamos en Navidad! Que ilusión más grande, reconozco que soy una fan incondicional de estas fechas, que en casa celebramos y disfrutamos con los peques intensamente.

Y como no podía ser de otra manera la receta que hoy os traigo es típicamente navideña, un clásico. El gingerbread bundt cake, con un toque internacional, para que negarlo, pero con un olor intenso a Navidad que inundará vuestros hogares. Para esta receta he elegido, por supuesto, uno de los maravillosos moldes de Nordic Ware. Quienes tenéis la suerte de tener alguno en vuestras manos, sabéis que no hay nada comparable, son joyas para toda la vida. Yo no sé vosotros pero yo hasta que probé un Nordic Ware siempre tenía pánico atroz al momento "desmoldado", pues las posibilidades de que trozos de mi bizcocho quedaran pegadas al moldes eran altas. Desde que uso estas auténticas maravillas tengo un desmoldado impecable con unas líneas tan marcadas en mi cake, que parecen verdaderas esculturas. Y lo mejor son las caras de los míos cuando lo sirvo a la mesa….¡¡Todos quedan alucinados!! Básicamente vestiréis vuestra mesa con una sencilla receta horneada en estas preciosas joyas!!

 

 

Es por eso que hoy he elegido esta receta tan especial, sencilla pero navideña. El toque cálido de las especias… canela, cardamomo, jengibre, nuez moscada, clavo…. La textura interior húmeda y el exterior crujiente, hace que sea una receta perfecta! Y para que quede aún más perfecto he elegido el espectacular molde modelo Stained Glass, que simula el acristalado de las antiguas vidrieras y nos transporta a otros tiempos.

Vamos entonces con la receta, que estoy segura de que os encantará!

 

Ingredientes:

  • 360g de harina
  • 1 cdita (tsp) de bicarbonato sódico
  • 1 cda y media (1 1/2tbs) de levadura química
  • 1/4 cdita (tsp) de sal
  • 1/2 cdita (tsp) canela molida
  • 1/2 cdita (tsp) jengibre fresco rallado
  • 1/4 cdita (tsp) de clavo molido
  • 1/4 cdita (tsp) de cardamomo molido
  • 1/4 cdita (tsp) de nuez moscada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 huevos
  • 120g de melaza de azúcar de caña
  • 225g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250g de azúcar muscovado (opcional, en su defecto azúcar moreno)
  • 200ml de leche entera
  • 100g de nata o crème frâiche

 

Preparación:

  1. Comenzamos precalentando el horno a 170ºC con calor arriba y abajo sin aire. Engrasamos bien y a conciencia el molde con mantequilla fundida y la ayuda de una brochita o con spray antiadherente. Recordad hacer hincapié en los recovecos. En un bol, tamizamos la harina, las especias, la sal y la levadura. Reservamos.
  2. Mientras, con la batidora eléctrica o procesador de alimentos tipo Kitchen Aid, batimos los huevos y el azúcar hasta que quede esponjosa y de color más claro, unos 3-4 minutos. Añadimos la melaza y seguimos batiendo.
  3. En un cazo a fuego lento derretimos la mantequilla y añadimos la nata, la leche y el extracto de vainilla y calentamos sin que llegue a hervir, ojo no batir, tan solo remover y mezclar.
  4. Añadimos los ingredientes secos a la mezcla de los huevos, removemos y seguidamente agregamos la mezcla de la mantequilla. Mezclamos batiendo hasta que nos quede una crema suave. Vertemos la mezcla en el molde y una vez la tengamos bien repartida, debemos golpear suavemente el molde varias veces contra la encimare para deshacernos de las burbujas de aire que nos hayan quedado.
  5. Hornearemos en la parte baja del horno durante unos 55 minutos, vigilando siempre para que no se nos tueste demasiado por arriba. Y dependiendo del horno, 50 minutos serán suficientes, pinchad con un palillo para comprobar que éste sale seco y ya lo tendremos listo.
  6. Sacamos del horno. Dejamos enfriar durante 15 minutos dentro del molde y a continuación podemos volcar y extraer del molde dejando que enfríe completamente sobre una rejilla. Si os apetece, podéis aderezar con glaseado, yo sencillamente he optado por un poco de azúcar glass por encima.

 

 

Truco: Yo recomiendo rallar el jengibre fresco y, en un mortero moler los clavos y el cardamomo en vez de usar los que ya vienen molidos, la diferencia se nota mucho pues los aromas y sabores son más intensos.

 

Autora de la receta: Patri de Sabores & Momentos

 


6 Respuestas

Claudia&Julia

noviembre 21, 2017

Hola Jasmine,

Nos ponemos en contacto contigo para intentar encontrar el porqué no te resulta este molde y poder ayudarte.

Muchas gracias.

Jasmine Samara

noviembre 17, 2017

Hola , la verdad compre mis moldes Nórdic Ware con mucha ilusión pero me ha pasado igual que a Esther . No hay manera que me salga bien . Queda totalmente pegado en el fondo . Un desatre , a pesar de seguir todas las orientaciones . Lo cual no me sucede con mis moldes viejísimos y con la misma receta .
Me siento decepcionada .

Claudia

octubre 18, 2016

Hola Esther, lamentamos que tu experiencia con los bundts no haya sido tan buena como es de esperar. La verdad es que en general todo el mundo queda muy contento, pero sí que hay algunos truquillos que ayudan para que salga perfecto. Te dejo link a un post en que los comentamos (https://www.claudiaandjulia.com/blogs/general/17374164-moldes-nordic-ware-un-bundt-cake-perfecto) y en este vídeo los ponemos en práctica: https://youtu.be/4iH71OZ5D64. Espero que resulte de ayuda, un saludo!

Claudia

octubre 18, 2016

Qué gracia, Concha!! Nos alegra mucho que resultara tan y tan bien, la verdad es que es una receta muy fácil de seguir y con un sabor exquisito :) Un saludo!

Esther

marzo 08, 2016

Solo leo maravillas de estos moldes y me gustaría dar una opinión diferente. Tal vez sea yo, no lo pongo en duda puesto que mi marido hizo un bizcocho y le quedo estupendo pero, siempre hay un pero… Lo he intentado dos veces siguiendo todas las indicaciones de cómo desmoldar los maravillosos Nordicware y no puedo hablar tantas maravillas. Siempre había usado un sencillo y vulgar molde de silicona el cual jamás se ha pegado, algo que no puedo decir con Nordic… Así que por favor, no hablar tantas maravillas porque también tiene sus pegas. Un saludo

Concha

diciembre 25, 2014

Tengo que deciros soy una mal repostera, pero esta receta me salio fantastica. Un amigo repostero quedo flipado y me pidio la receta

Dejar un comentario


Artículos relacionados

Papillote de salmón
Papillote de salmón

mayo 31, 2020

Hoy, para que ves lo simple y rápida que es la cocina en papillote, traemos una de las recetas más populares o comunes aplicando esta técnica, un papillotte de salmón. Lo hacemos con base de patata y calabacín, y verás que, con cuatro ingredientes básicos y la fuente de horno de cerámica especial para papillotes de Emile Henry, conseguirás que tu familia coma de forma saludable y dejen los platos limpios.
Ver artículo completo
Tarta dulce de chocolate
Tarta dulce de chocolate

mayo 25, 2020 7 Comentarios

Si te gusta el chocolate y tienes ganas de sorprender en casa con una pastel de chocolate de lo más rico en cacao, esta receta es ideal para tí. Se trata de una receta muy simple pero con unos resultados en apariencia y sabor de lo más deliciosos: de base un bizcocho lleno de sabor a cacao, y recubierto con una glasa de chocolate muy fácil de hacer, pero que resulta de lo más vistosa.
Ver artículo completo
¡Recetas en quesera! Descubre otra forma de enamorar en el aperitivo
¡Recetas en quesera! Descubre otra forma de enamorar en el aperitivo

mayo 21, 2020

Emile Henry ha sacado una quesera cerámica preciosa y pensada para traernos muchas alegrías en la mesa. Lo llaman Cheese Baker, y aparte de poder guardar en él los quesos tipo brie o camembert una vez los has abierto, lo que resulta realmente gratificante es aprovecharlo para cocinar tus quesos. Sí, cocinarlos, de forma que obtienes unos quesos derritidos y condimentados deliciosos y en el punto perfecto para dipear o disfrutarlos con un poco de pan.
Ver artículo completo

¡Apúntate y recibe tu libro de recetas gratis!