Salmorejo de remolacha

Publicado el Aug 17, 2017. 4 comentarios

Hoy toca receta de salmorejo de remolacha, una receta imprescindible para afrontar los calores del verano, librarte de estar mucho tiempo en la cocina y disfrutar de un primer plato que es todo un clásico. La receta nos la cuenta Leti, de Revelando Sabores, quien os acabará de convencer de porqué debéis preparar esta deliciosa receta.

 

No se dará nunca el caso, porque el cante jondo y el baile flamenco no son lo mío, pero si alguna vez me dedicase profesionalmente a ello tengo claro cuál sería mi nombre artístico: "La niña del salmorejo".

¡Lo que me puede gustar a mí el salmorejo, oye! Así entre nosotros, la cantidad de litros que puedo llegar a tomar durante el verano... Creo que si fuese por mí, lo tomaría casi a diario.

Pero es que en estos meses estivales no se me ocurre un plato mejor para sobrellevar el calor que las sopas y cremas frías, como el salmorejo. Así que yo me he propuesto aumentar año tras año mi recetario particular de este tipo de platos, para disfrutar de la mayor variedad posible.

Y mi descubrimiento de este año ha sido este salmorejo de remolacha, tan rico como el original y con un punto dulce que a nosotros nos ha encantado.

Además vamos a acompañarlo de una guarnición de lo más sorprendente, anchoas y manzana...

¿Quién da más??

 

Cocotte redonda Evolution Le Creuset, cuchillo de acero carbono Pallarès , tabla de tronco de madera y ramequín cerámico Le Creuset.

 

Ingredientes

  • 1 Kg de tomates maduros
  • 300gr de remolacha
  • 200gr de pan
  • 250ml de aceite de oliva Trilloliva
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Un chorrito de vinagre

Para el acompañamiento:

  • 1 manzana
  • Anchoas
  • 1 chorrito de zumo de limón

 

Elaboración

  1. Comenzamos preparando la remolacha. Para ello, lavamos bien la remolacha bajo el grifo para eliminar cualquier posible rastro de tierra.
  2. A continuación, con un cuchillo bien afilado, cortamos el tallo a 10cm de la base, es decir dejamos 10cm de tallo sin cortar. Con ello conseguiremos que la remolacha no pierda color durante la cocción.
  3. Ponemos agua con sal a calentar en la cocotte y cuando comience a hervir añadimos la remolacha sin pelar.
  4. Cocemos durante una hora aproximadamente, hasta que pinchemos con la punta de un cuchillo y veamos que está tierna.
  5. Sacamos la remolacha del agua y ponemos en un escurridor. Dejamos enfriar y una vez que se enfríe, la pelamos ayudándonos de un cuchillo afilado.
  6. Troceamos la remolacha y reservamos.
  7. Lavamos los tomates, los cortamos (el Opinel con hoja dentada va estupendo para ellos), no es necesario que sean trozos demasiado pequeños, y los ponemos junto con la remolacha, el pan, el ajo, la sal y un poco del aceite de oliva en el vaso de la batidora.
  8. Dejamos unos minutos para que se ablande un poco el pan y sea más fácil trabajarlo. 
  9. Con la batidora trituramos esta mezcla y una vez que tengamos hecha una crema, comenzamos a añadir el resto del aceite de oliva en un chorrito fino mientras seguimos batiendo a velocidad baja. Esto hará que emulsione, como una mayonesa, y nos quede un salmorejo muy cremoso.
  10. Una vez que esté bien triturado pasamos el salmorejo por el pasapurés para eliminar cualquier resto de pieles o pepitas y así conseguir una textura más fina.
  11. Corregimos el punto de sal, añadimos el chorrito de vinagre y llevamos a enfriar al frigorífico hasta el momento de consumir. Personalmente me gusta guardarlo en la nevera dentro de la cocotte de Le Creuset, ya que lo podemos servir directamente del frigorífico a la mesa y al ser la cocotte de hierro colado, nuestro salmorejo se mantendrá fresquito más tiempo
  12. Pelamos la manzana y la cortamos en daditos. Rociamos con un poquito de zumo de limón para evitar que se oxide y reservamos.
  13. Servimos el salmorejo en los ramequines de Le Creuset y acompañamos de los daditos de manzana que tenemos reservados, las anchoas y un chorrito de aceite de oliva.

 

Cocotte redonda Evolution Le Creuset, ramequines cerámicos Le Creusetcuchillo de acero carbono Pallarès , tabla de tronco de madera Boska, aceite de oliva virgen extra Trilloliva y colador Tellier. 

 

Notas

  • Si vemos que nos queda muy espeso, podemos aligerarlo con un poquito de agua, pero recordad que se trata de una crema espesita, no tan ligera como el gazpacho.
  • Si sois amantes del salmorejo, espero que os animéis a preparar esta variante en casa, porque estoy segura de que os va a gustar tanto como ha gustado en casa. Y si lo que no os termina de convencer es la guarnición con anchoas, podéis servirlo con el acompañamiento tradicional de jamón y huevo cocido, que también le va a las mil maravillas.
  • He optado por servirlo en los ramequines porque los de Le Creuset son amplios y van estupendos para servir el salmorejo como entrante, pero a falta de ellos también puedes servirlo en mini-cocottes o las soperas, con todos éstos le darás una bonita presentación.

 

Cocotte redonda Evolution Le Creuset, colador Tellierramequines cerámicos Le Creusetcuchillo de acero carbono Pallarès , tabla de tronco de madera Boska, y aceite de oliva virgen extra Trilloliva.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Tajine vegano

    El tajine es sinónimo de cocciones lentas y recetas especiadas y muy sabrosas. La que hoy nos trae Miguel, autor de Pimientos Verdes, es una receta...

  • 7 recetas típicas para hacer con tu molde bundt cake

    De recetas para hacer un bizcocho en moldes tipo bundt hay muchas, pero como a menudo nos pedís recetas clásicas para hacer en estos preciosos mold...

  • Huevos benedict

    Rosa, autora de Pemberley Cup&Cakes, nos trae una receta típica americana. Se trata de los clásicos huevos Benedict, acompañados de sus English...




Comentarios

  • Publicado por Laura el Sep 03, 2017

    Hola, yo aso la remolacha en vez de cocerla, creo que asi conserva mas el sabor y las propiedades, envueltas en papel albal y embadurnadas con Aove a unos 180 grados. Y al salmorejo ademas de los ingredientes que poneis aqui , le añado una cucharada o dos de Tahini, depende de la cantidad que hagamos. Al ser un tanto amargo ,contrarresta muy bien con el dulzor de la remolacha y le da un toque muy especial

  • Publicado por Aldara el Aug 19, 2017

    Yo también soy una apasionada del salmorejo. Y la remolacha la consumimos mucho en casa, nos encanta! La semana pasada probamos por primera vez salmorejo con remolacha y es que está riquísimo!

  • Publicado por PAQUI el Aug 18, 2017

    Precisamente esta semana lo probé en casa de una amiga y nos encantó tanto a mi marido como a mi, gracias por publicarlo.
    Besitos
    Paqui

  • Publicado por Rosa el Aug 18, 2017

    Si teneis Thermomix queda todavía más rico sin hervir la remolacha. Pelada y a trocitos se tritura con el resto y además queda el color más intenso y todas las propiedades. Eso sí, necesitas una batidora potente.

¡Nos gustaría saber tu opinión!