Polos de Smoothie

Publicado el Jul 27, 2017. 0 comentarios

Patricia, autora de Sabores y momentos, nos trae hoy unos polos caseros que entran por la vista: se trata de una combinación de frutas de colores que resulta deliciosa e increíblemente bonita. ¡Te invito a dejar volar la imaginación y crear tu propia versión!

 

Qué calor estamos pasando en la mayor parte de nuestro país, verdad? Pues para traeros receta apetecible, qué mejor que unos polos de smoothie que además de refrescarnos, estos días, nos hidratan y nos aportan vitaminas?

En casa soy muy exigente y me gustan que sean caseros, además de que se hacen fáciles y rápidos, podemos elegir nuestros ingredientes preferidos! Hoy vamos a darle a la fruta de mil colores para crear estos atractivos polos con nuestros smoothies preferidos preparados en la polera de Zoku (aunque también pueden hacerse en 7 minutos en la heladera Quick Pop Zoku).

Además son tan fáciles que, mis hijos que ya van teniendo una edad para hacer pinitos en la cocina, se los preparan ellos mismos…Plátanos, piña, melocotones, kiwi…todo lo que encuentran en el cajón de la nevera bien trituradito y repartido a cucharadas para conseguir estos arcoíris de color! Venga, vamos a por la receta!

 

Moldes para helados Zoku

 

Ingredientes para molde de 6 polos

Para el relleno base:
  • 3 plátanos congelados (o frescos si los tienes)
  • 3 yogures griegos
  • 3 cucharadas de sirope de ágave (o miel)
Para añadir al relleno base y aportar colores:
  • Frutos del bosque congelados (Arándanos, moras, frambuesas..)
  • Piña troceada congelada (o frescos)
  • Melocotones troceados congelados (o frescos)
  • Kiwi troceados congelados (o frescos)
  • Mango troceados congelados (o frescos)
  • Un puñado de espinacas frescas.
  • Una naranja pequeña

 

Moldes para helados Zoku y plato cerámico Nezumi de Tokio Design

 

Preparación

  1. Comenzamos poniendo los ingredientes del relleno base en nuestro robot de cocina o vaso de la batidora y mezclamos hasta que consigamos una crema suave y homogénea. Si lo vemos muy espeso, siempre podemos añadir algo de líquido para ayudar a batir (un poco de agua o zumo de naranja, de limón, de coco).
  2. Transferimos este batido a una jarra o recipiente desde el que iremos repartiendo pequeñas cantidades a las que añadiremos las frutas por colores, para conseguir los smoothies de colores para formar el arcoíris en nuestros moldes.
  3. Vamos enjuagando el vaso de la batidora, vertimos unos 200ml de relleno base y vamos componiendo los smoothies de colores. Comenzamos por la capa de frutos del bosque, que será la que vertamos primero en los moldes. Para ello añadimos fresas, arándanos, frambuesas, moras… Trituramos bien y con la ayuda de una cuchara vamos repartiendo con cuidado en la base de nuestros moldes.
  4. Volvemos a enjuagar el vaso de la batidora cada vez para ir triturando las diferentes capas. Seguimos ahora con una capa naranja para lo que a nuestro relleno base, añadiremos mango, melocotón, naranja, albaricoques, nísperos… Cualquiera de las frutas que favorezcan este color y que tengáis a mano. De nuevo, con la ayuda de una cuchara sopera vamos vertiendo el batido en nuestros moldes sobre la capa inferior.
  5. Para la capa amarilla, a nuestra receta base añadiremos la piña troceada. Y verteremos en los moldes.
  6. Y para finalizar, rellenaremos con la capa verde, a nuestra receta base añadiremos un puñado de hojas frescas de espinacas, el kiwi troceado, unos guisantes congelados, algo de brócoli … Todo lo verde que se os ocurra, a lo que podemos añadir un trocito de piña para aportar el sabor dulzón. Con la ayuda de la cuchara vamos rellenando nuestros moldes Zoku, con cuidado de no llegar hasta el borde pues al congelarse, el volumen interior del relleno se expande y no nos quedarían bien cerrados.
  7. Es normal que algunas capas se hayan mezclado un poco y que formen ondas en las que unos colores penetran en los espacios de las otras, pero después quedarán chulísimas!! Ahora directos al congelador! (o a esperar simplemente 7 minutos si estás usando la heladera Quick Pop de Zoku)
  8. Para desmoldar, sencillamente ponemos los moldes bajo el agua tibia del grifo durante unos segundos y vamos manipulando suavemente hasta que éstos vayan saliendo de los moldes.
  9. Una vez desmoldados, podemos volver a cubrir de film transparente y meter de nuevo al congelador en una bolsita zip. Así tendremos nuestros moldes disponibles de nuevo para crear nuevos polos y sabores!


Feliz verano a tod@s!





¡Nos gustaría saber tu opinión!