Recetas tradicionales y saludables



Quiche de endivias y puerros, inspirado en el libro de Julia Child

Publicado el Jan 18, 2015. 8 comentarios

Patricia, autora del blog gastronómico Sabores y Momentos, nos presenta una receta que gustará a pequeños y mayores: un quiche muy saludable de endivias y puerros. Se ha inspirado en las recetas de Julia Child, a quien como bien sabéis tenemos en gran admiración. Así que sólo queda una cosa por decir: bon appétit!

  

 

Acabo de cumplir 3 años como bloguera, parece que fue ayer. Se me ha pasado volando, lo que significa que lo he disfrutado y vaya que si lo he disfrutado y lo saboreo cada día, con cada receta que comparto con vosotros. Y compartiendo a través del blog de Claudia & Julia sois muchos más los que me conocéis y probáis mis recetas, así es que desde aquí os doy las gracias también!

Hace frío, bastante frío por aquí y por muchas otras zonas del norte de nuestro país. Y un plato que cocino mucho estos días es la Quiche. Admite muchos rellenos y es muy versátil, pero lo que más me reconforta es que prepararla significa tener el horno encendido y que mi cocina huela a verdura y a masa horneada.

He publicado varias recetas de estas deliciosas tartas saladas a lo largo de estos tres años, pues en casa nos encantan, así cuando el maravilloso libro de Julia Child cayó en mis manos, unas de las recetas que sabía que ella bordaría eran las de las quiches. Así cuando vi la de puerros pensé en el delicioso sabor del puerro junto con la mantequilla, pochado y después horneado…mmmm….Pero cuando vi la de endivias ya no pude resistirme! Con lo cual, como no podía ser de otra manera, os traigo la de endivias pero con ese toque irresistible del puerro.

 

 

No sé si muchos de vosotros conocéis algo de la historia de Julia Child, tengo que reconocer que es fascinante, os recomiendo ver la película basada en su vida "Julie & Julia" (protagonizada por Meryl Streep y Amy Adams), pero lo que seguro os recomiendo, si os gusta la cocina, es que os hagáis con su libro "El arte de la cocina Francesa" pues es una de esas joyas de la cocina que se disfruta página a página y que, en mi caso, me lo estoy leyendo como si fuera una novela por la maravillosa forma que tiene de hacer sencillas las recetas que pueden no parecerlo. Reconozco que estoy enganchada y que disfruto con cada receta que pruebo de él, aunque como en ésta, después le de mi toque.

Para esta receta he elegido por supuesto, uno de los preciosos moldes de Emile Henry, el molde cerámico ondulado para pasteles Emile Henry. Quienes tenéis las suerte de tener alguno en vuestras manos, sabéis que no hay nada comparable, son joyas para toda la vida. Tengo la suerte de tener ya varias piezas que he ido atesorando con los años y no sólo es un lujo cocinar con ellas, sino que llevar nuestros platos a la mesa servidos en ellas hace que nuestros platos luzcan mucho más! Vuestra mesa quedará preciosa con una sencilla receta horneada en estas preciosas joyas!!

Vamos entonces con la receta que estoy segura de que os encantará! Para la quiche necesitamos una buena pasta brisa, tierna y crujiente que tenga sabor a mantequilla que aconsejo realizar en casa, aunque si vamos mal de tiempo siempre podemos utilizar la masa brisa que venden en el supermercado. Yo igualmente os dejo la receta para el día que os apetezca probarla.

 

 

Ingredientes para la pasta brisa:

2 tazas de harina

1 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de azúcar

170g de mantequilla bien fría y cortada en cubitos

4 cucharadas de margarina vegetal bien fría

1/2 taza de agua fría.

 

Ingredientes para el relleno de la quiche:

3 endivias laminadas en aros finos

1 puerro laminado en aros finos

1/2 taza de agua

1 cucharadita de sal

40g de mantequilla

4 huevos M

200 ml nata líquida

Una pizca de nuez moscada

Una pizca de pimienta recién molida

100g de queso gruyer o emmental

 

Elaboración:

Para elaborar la pasta brisa a mano, hay que trabajar con rapidez ya que no queremos que la mantequilla se ablande. Ponemos la harina, sal, azúcar, mantequilla y margarina en un cuenco grande y mezclamos con la punta de los dedos con rapidez hasta que la mezcla queda desmenuzada en fragmentos pequeños. Añadimos el agua y mezclamos deprisa con la mano (si vemos que necesitamos una cucharada más de agua, la añadimos). Apretamos con firmeza la masa (tiene que quedar junta, maleable pero no pegajosa) y le damos forma de bola.

Ponemos la masa en la mesa previamente enharinada y con la base de la mano apretamos rápidamente la masa deslizándola hacia delante, con lo que la grasa y la harina terminarán de mezclarse completamente. Volvemos a juntar la masa y volvemos a dar forma de bola. La espolvoreamos de harina y envolvemos con un papel encerado para meter al congelador durante una hora, o si se prefiere podemos dejarla en la nevera toda la noche.

Es importante estirar la masa con mucha rapidez, así pondremos la masa en la mesa donde vamos a trabajarla previamente enharinada y con un rodillo vamos golpeando si está muy fría y estirando para formar un círculo mas o menos plano. Ayudándonos de harina vamos estirando con el rodillo en el centro desplazando la masa hacia delante y hacia atrás con firmeza pero con suavidad. Vamos levantando la masa y dando vueltas, girándola y pasándole el rodillo hasta darle forma de un círculo de unos 2mm de grosor. Debemos utilizar la masa en cuanto se haya estirado para que no se ablande.

Enrollamos la masa con el rodillo y la desenrollamos encima del molde, apretamos ligeramente la masa en el fondo del molde y vamos cubriendo las paredes dejando que las sobrepase unos 3-4mm para que éstas queden más sólidas. Recortamos el exceso de masa pasando el rodillo por la parte superior del molde y con los pulgares vamos apretando la masa para crear un borde uniforme. Para que las paredes no se nos desmoronen, podemos utilizar un papel de horno lleno de un puñado de legumbres secas, así el peso de estas mantendrá la base bien sujeta al molde durante el tiempo de cocción. En el horno precalentado a 200º horneamos durante unos 7-10 minutos o hasta que se haya dorado un poco. Sacamos, retiramos el papel con las legumbres y volvemos a meter un par de minutos más. Sacamos y sin apagar el horno, preparamos nuestro relleno.

 

 

 En una olla hervimos las endivias y puerros con el agua, la sal y la mantequilla a fuego moderado hasta que casi no quede líquido. Reducimos el fuego y dejamos unos 20 minutos más hasta que la verdura está muy tierna.

En un cuenco, batimos los huevos junto con la nata y los demás ingredientes. Añadimos poco a poco el puerro y la endivia ya tiernas, probamos de sal y extendemos sobre la base ya horneada. Horneamos durante 25-30 minutos en la parte superior del horno a 180º hasta que haya subido y se haya dorado.

 

 

 Esta quiche está tan rica caliente como fría, con lo que os servirá tanto para invierno como para un picnic de verano!! Espero que os haya gustado!

 

 

Seguir leyendo »

Arroz con pollo y verduras

Publicado el Jan 16, 2015. 2 comentarios

Hoy es un día feliz, porque damos la bienvenida a Miguel Ángel, bloguero gastronómico de un blog que a muchos os suena, www.pimientosverdes.com. Se estrena con una receta que se puede hacer de mil maneras y que a todos llama siempre la atención, una paella! Os animo sin duda alguna a verla, su propuesta es saludable, equilibrada, gustosa y super fácil de seguir con su explicación paso a paso. 

 

 

El arroz es uno de los ingredientes que más me gusta utilizar en mi cocina por su versatilidad y por lo bien que combina con cualquier cosa. Ya sea con verduras, carnes, pescados o mariscos... siempre va a quedar bien y obtendremos, con toda seguridad, un plato de lujo.

He querido empezar mi colaboración con Claudia & Julia con una receta sencilla y que cocinamos mucho en casa. Este arroz con pollo nos encanta y vamos variando las verduras según lo que encontremos en el mercado. A veces los hacemos con guisantes, con habitas o incluso con un poco de brócoli. No tengas miedo a hacer tu propia versión del plato, porque seguro que saldrá bien.

En esta receta de arroz con pollo y verduras he utilizado mi paella de aluminio Le Creuset, ligera y perfecta para estas preparaciones. Además, como es antiadherente, no tendremos ningún problema a la hora de cocinar con ella. Eso sí, ten en cuenta que para conservarla en perfectas condiciones durante mucho tiempo debes mimarla y evitar cualquier herramienta que pueda rallarla. Así que para remover los alimentos que cocines en ella, te recomiendo que utilices utensilios de madera o silicona, como la espátula que ves en la foto.

 

Ingredientes (para 4 personas):

½ pollo

1 cebolla

1 pimiento verde

½ pimiento rojo

3 tomates pera

150 g judías verdes

3 alcachofas

320 g arroz bomba

Agua

Sal

1 diente de ajo

Unas ramitas de perejil

Colorante alimentario

Aceite de oliva

 

 

 

Elaboración:

1. Ponemos un chorro de aceite de oliva en la paella. Salamos el pollo y lo cocinamos a fuego medio-fuerte hasta que esté bien dorado. Reservamos.

2. En el mismo aceite donde hemos cocinado el pollo, sofreímos la cebolla rallada hasta que esté transparente.

3. Añadimos el pimiento rojo y verde, cortados en dados pequeños y las judías cortadas por la mitad y sin las puntas. Incorporamos una pizca de sal y sofreímos hasta que las verduras empiecen a ablandarse.

4. Añadimos el tomate rallado y sofreímos hasta que esté bien concentrado, con un color oscuro, casi caramelizado.

5. Agregamos el arroz y los corazones de las alcachofas y sofreímos un par de minutos.

6. Incorporamos de nuevo el pollo a la paella.

7. Añadimos 2 veces y media el volumen de agua sobre el arroz. El agua deberá estar bien caliente. Incorporamos también el ajo y el perejil, que habremos majado en el mortero. Echamos una pizca de colorante, si decidimos utilizarlo. En este punto, pondremos a punto de sal y subiremos el fuego. Dejamos cocer a fuego fuerte durante 5 minutos. Después bajamos el fuego y seguimos cociendo a fuego medio 13 minutos más.

8. Pasado el tiempo, apagamos el fuego y tapamos la paella con la tapa. Dejamos reposar 5 minutos antes de servir.

 

Seguir leyendo »

Caldereta de almejas con brócoli

Publicado el Jan 11, 2015. 7 comentarios

En esta ocasión Noelia, bloguera autora de La Cucharina Mágica, nos propone una caldereta de almejas con brócoli, un guiso rico en sabor y color, sano y que nos hace la boca agua sólo con ver las fotos. ¡Os animo sin duda a probarla!

 

 

Los platos de dieta, ligeros y sanos suenan a aburridos, sin sabor y sin ningún tipo de atractivo. Sin embargo, con un poco de imaginación podemos hacer platos verdaderamente deliciosos, con pocas calorías y que sacien el hambre como si fuera un mismísimo plato de fabada, bueno, quizás no tanto...

¡La combinación del marisco con verduras o legumbres me encanta! Es un clásico en mi casa ya que los frutos del mar aportan todo el sabor de los guisos de toda la vida, de los que se hacen en cocotte a fuego lento, sin el aporte calórico que tiene la grasa animal.

Esta caldereta de almejas y brócoli es un plato delicioso, que tanto os puede servir para una comida familiar como para el tupper de la semana. Se hace rápido, no necesita ingredientes sofisticados y el sabor es de 5 tenedores. Todo ello con el aporte de vitaminas y proteínas que las almejas y el brócoli nos aportarán, a cambio de muy pocas calorías.

A por la receta!

 

Ingredientes para 4 personas

Para la caldereta:

1kg de almejas

1 manojo de brócoli o brécol

3 patatas

1/2 cebolla

1/2 pimiento rojo

1 diente de ajo

3 ramas de perejil

100 ml de vino blanco

1 cucharadita de pimentón de la Vera

Sal y pimienta

Aceite de oliva

 

Para el caldo de pescado:

1/2 cebolla

2 dientes de ajos

1 cabeza de pescado

1 pizca de sal

Aceite de oliva

 

Preparación

1. Picamos en trozos grandes 1/2 cebolla y 2 ajos y los freímos con un poco de aceite de oliva en una olla.

2. Añadimos la cabeza de pescado, revolvemos 1 minuto e incorporamos 1 litro de agua y la pizca de sal.

3. Dejamos hervir a fuego vivo durante 30 minutos. Colamos el caldo y lo volvemos a poner a hervir a fuego lento hasta que lo usemos para la caldereta. Se reducirá y cogerá más sabor.

4. Troceamos 1/2 cebolla, 1 diente de ajo y 1/2 pimiento rojo en trozos muy pequeños, lo ponemos en otra olla y los freímos con un chorro de aceite de oliva (yo he usado una cocotte tipo cacerola baja). Dejamos que se poche y cuando esté, añadimos el pimentón, revolvemos unos segundos e incorporamos las patatas peladas y partidas en trozos grandes.

5. Vertemos el vino y lo dejamos reducir a fuego vivo 1 min. Incorporamos el caldo de pescado y dejamos cocer las patatas a fuego lento durante 5 min.

6. Añadimos el brócoli a las patatas y cocemos otros 10 minutos.

7. Finalmente añadimos las almejas y tapamos la olla durante 2 o 3 minutos hasta que se abran.

8. Salpimentamos y retiramos del fuego.

9. Servimos con perejil.

 

 

 

Trucos

- Para lavar las almejas las frotamos unas con otras bajo el agua del grifo y las ponemos en un recipiente con agua y sal durante 1 hora.

- Para que el caldo se espese un poco al cortar las patatas las rasgamos para que de esta forma suelten fécula. 

- Podéis sustituir las almejas por gambas y hacer el caldo con sus cabezas.

- Si una almeja no se abre, no intentéis abrirla y desechadla.

 

 

 

Seguir leyendo »

Tallarines salteados con Níscalos

Publicado el Jan 09, 2015. 0 comentarios

Luisa Morón, bloguera gastronómica de www.cocinandoconmicarmela.com, nos hace la boca agua con una receta que os encantará: es fácil de preparar, su base es de pasta (¡éxito asegurado!) y es deliciosa. ¡Os animo a probar!

 

 

Pasadas las fiestas es hora de comer en casa y de forma sana. Nuestra receta habla hoy de un ingrediente muy socorrido y agradecido: la pasta. Si sabemos combinar una buena pasta con unos buenos ingredientes podemos conseguir platos de auténtico lujo.

Hoy me he decidido por los tallarines, un tipo de pasta alargada, de ancho pequeño y forma achatada que integran el conjunto de las pastas secas de origen italiano. Aunque los que se conoce en toda Europa y otros sitios directamente de Italia, existe la polémica sobre su origen ya que en China se vienen preparando fideos semejantes a los tallarines desde más de un milenio antes que en Italia. La diferencia radica en la harina, los chinos son de arroz o soja mientras que los tallarines italianos el origen es de trigo.

Para la cocción de esta pasta he utilizado una cacerola, pero a la hora de rehogarlos lo he hecho con mi nueva Saute de “Le Creuset”. Pasamos ya a la preparación.

 

Ingredientes (para 2 personas):

200 gr de tallarines

4 níscalos grandes

2 dientes de ajos

Romero al gusto

Parmesano al gusto

Aceite, pimienta y sal

 

Preparación:

Introducimos la pasta en agua hirviendo con sal. Miramos las recomendaciones de cocción en cuanto a tiempo. De cada uno depende que se prefiera la pasta más “al dente” o no.

Mientras, laminamos los dientes de ajos y troceamos los níscalos en daditos pequeños. En nuestra Saute añadimos 3 cucharas de aceite y si queréis podéis añadir un poco de mantequilla (tamaño de una nuez). Cuando el aceite esté caliente, añadimos el ajo laminado y doramos con cuidado de que no se queme, añadimos los níscalos y doramos durante unos 10 minutos.

Cuando estén listas las pastas añadimos a la sartén y rehogamos, movemos con una paleta de madera para no rallarla. Añadir el romero para que suelte la esencia, si no te gusta puedes prescindir de él. Salpimentamos y seguimos rehogando unos 5 minutos, no más.

Un consejo: cuando añado los tallarines, del mismo agua de la cocción añado dos o tras cucharas; de esta forma los tallarines no se agarran.

Listos para servir. Podemos añadir parmesano rallado si gusta.

Una receta fácil y sencilla de hacer. Espero que la disfrutéis tanto como yo.

 

Seguir leyendo »

¡Ganadora del sorteo de diciembre!

Publicado el Jan 07, 2015. 0 comentarios

La ganadora del sorteo realizado entre todas las opiniones recibidas en Claudia&Julia durante el pasado mes de diciembre ha sido Núria de Barcelona que está muy contenta con su tajine Le Creuset. Ya le hemos enviado un correo para confirmar que le mandamos una tabla de cortar de madera de olivo de Berard

 

 

Durante el mes de enero seguiremos con el sorteo entre todas las opiniones recibidas y el ganador se llevará una cuchillo de cocina de 16cm Wüsthof Gourmet.

 

 

Tus valoraciones ayudan a otros clientes a decidir qué productos compran y también nos ayudan a nosotros a mejorar nuestro servicio y selección de productos. Recuerda que para participar sólo tienes que valorar los productos comprados en Claudia & Julia en la misma página del producto. El sorteo sigue en marcha, ¡envianos tu valoración y participa!

 

Seguir leyendo »

Tajine de kofkas de cordero y huevos

Publicado el Jan 05, 2015. 4 comentarios

Los enamorados de las cocciones lentas y aromáticas son buenos fans del tajine, un utensilio tradicional que da carácter a cualquier plato que prepares.

Y si el plato lo prepara Loreto, autora de Sabores de Colores, el resultado acaba siendo tan maravilloso como el que aquí observáis. Y es que me faltan las palabras, así que os dejo con la receta de este tajine de Kofkas. Id a por el boli... ¡y no os dejéis el pan!

 

 

Se le llama kofka a lo que nosotros conocemos como albóndiga, pero como he viajado al mundo de las especias y la gastronomía más aromática no puedo llamarlas de otra forma. Y es que me he empeñado en estrenar mi Tajine de Le Creuset con ésta deliciosa receta de kofkas de cordero y huevos, y no será por recetas para preparar en el tajine, casi no me decido. Algo me dice que al igual que con el maravilloso ahumador, con el tajine estableceré un amor incondicional.

Así que si, como a mí, os gustan las especias, el cordero y las albóndigas no podéis dejar pasar esta delicia que aromatizará tu cocina.

 

INGREDIENTES:

Kofkas:

500 gr carne de cordero picada

2 cucharadas cebolla picada fina

1 cucharada perejil picado

1 cucharada cilantro picado

1 cucharadita cayena molida

1 1/2 cucharaditas comido molido

½ cucharadita jengibre molido

1 cucharadita pimentón dulce

Sal

Pimienta

 

Salsa:

400 gr tomate triturado

1 cebolla pequeña en juliana

2 dientes de ajo picados

1 rama de canela

1 cucharadita comido molido

1 pizca jengibre molido

1/2 cucharadita pimentón dulce

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

3 huevos

Cilantro picado para decorar

 

ELABORACIÓN:

1. Disponemos la carne en un bol, salpimentamos al gusto e incorporamos los ingredientes restantes. Mezclamos bien y formamos bolas del tamaño de una pelota de golf. Reservamos en un plato.

2. A continuación calentamos la base del tajine, vertemos 3 cucharadas de aceite, doramos los ajos, agregamos la cebolla y la pochamos bien.

3. Una vez la cebolla está bien pochada agregamos las especias de la salsa, sofreímos unos segundos y agregamos el tomate triturado. Cocinamos a fuego medio unos 20 minutos o hasta que al probarlo no sepa a tomate crudo. Rectificamos de sal y pimienta.

4. Seguidamente con cuidado disponemos las kofkas (albóndigas) en la salsa y tapamos el tajine. Dejamos cocer a fuego medio-bajo unos 20 minutos o hasta que la carne esté hecha (ya sabéis que siempre dependerá del tamaño de las kofkas).

5. Una vez las kofkas estén hechas retiramos la tapa del tajine y vertemos los huevos dentro dejando espacio entre ellos. Volvemos a tapar el tajine y cocemos hasta que las claras se hayan cocido, unos 10 minutos.

6. Por último espolvoreamos con cilantro picado y servimos.

 

 

 

Este delicioso plato se suele acompañar de cuscús y pan pita. De hecho el tajine se coloca en el centro de la mesa y todos comen de él con trocitos de pan pita.

La verdad que sea con lo que sea es ideal para mojar pan. Os va a encantar.

 

 

Seguir leyendo »

Brioche del pobre

Publicado el Jan 01, 2015. 7 comentarios

Muchos nos hacemos el pan en casa, o acostumbramos a elaborar distintas recetas de repostería. Pero pocos hemos probado de preparar nuestros propios brioches. Miriam, bloguera gastronómica de El Invitado de Invierno y experta en todo lo que el pan se refiere, nos propone hoy prepararlo. Ha usado en esta ocasión el molde cerámico ideal para brioche de Emile Henry. A continuación os cuenta cómo hacerlo.

 

Quizá no deberíais pensar que el brioche es lo que os venden en la mayoría de las tiendas, no, no, no. El brioche es un bollo maravilloso con toneladas de huevos y mantequilla, que si está hecho con cariño y corrección huele que alimenta, y tiene un gusto fantástico. Y no necesita estar cubierto de pringosos glaseados ni nada parecido para lucir como debe. Unas pinceladas de huevo para que brille, quizá un poco de azúcar granulado y listo.

Esto de brioche del pobre viene de que según la cantidad de huevos y mantequilla con que se enriquezca la base nos costará más o menos dinero el bollo. Y nos costará más o menos amasarlo también, porque cuanta más grasa lleve la masa menos manejable es. Por lo tanto este es el brioche más fácil que podemos hacer; la receta procede del libro de Peter Reinhart El aprendiz de panadero.

 

 

 

Ingredientes

Prefermento: 65 g de harina panificable, 5 g de levadura seca de panadería (o 15 g de levadura fresca), 120 ml de leche entera.

Masa final: Prefermento, 3 huevos grandes (unos 190-200 g), 30 g de azúcar, 10 g de sal, 400- 420 g de harina panificable, 120 g de mantequilla ablandada, 1 huevo para pintar.

 

Elaboración

Empezamos por preparar el prefermento. Mezclamos todos los ingredientes, tapamos y dejamos que fermente. Al cabo de un tiempo estará levado y burbujeante (el tiempo para que lo veáis listo dependerá mucho de la temperatura de la cocina y del estado de la levadura, pero con esa cantidad de levadura puede tardar alrededor de una hora aproximadamente).

Cuando el prefermento esté listo le agregamos los huevos, el azúcar y la sal, y mezclamos bien. Seguidamente ponemos la harina (empezando por los 400 g) y mezclamos bien. Empezamos a amasar, a mano o con un robot o panificadora; obtendremos una masa más bien dura, pero no temáis porque luego al añadir la mantequilla se afina mucho. Si la masa está demasiado pegajosa le añadiremos algo más de harina.

Amasamos un minuto y dejamos reposar la masa, siempre tapada, unos 10 minutos. Repetimos el amasado corto y otro reposo igual. Entonces empezamos a añadir la mantequilla ablandada (ojo, ni derretida ni pomada) en trozos, hasta que la masa la haya absorbido toda.

A partir de aquí amasamos en periodos de 1-2 minutos, con descansos entre ellos de 10-15 minutos, tantas veces como sean necesarias para obtener una masa lisa y elástica, por lo menos cuatro. Hacemos una bola con la masa, la pasamos a un cuenco aceitado, la tapamos y dejamos que doble el volumen.

Cuando haya doblado la pasamos a la encimera, la apretamos bien con la mano para quitarle las burbujas y la dividimos en dos porciones iguales. Moldeamos las porciones según el molde que vayamos a usar; podemos moldear en forma de brioche à tête como el de las fotos (aunque a mí esta vez la tête o cabecita me ha quedado un poco desparramada), para lo cual hacemos una bola con 2/3 de la masa, que pondremos en el molde. Con el tercio restante hacemos la bolita pequeña, que moldearemos en forma de lágrima. Para unir ambas porciones de masa hundimos un dedo en la bola grande, haciéndole un hueco en el centro donde introduciremos el pico de la lágrima, casi hasta tocar el fondo del molde. De nuevo dejamos que fermente la masa; en este segundo fermentado debe casi triplicar su volumen.

Cuando la masa esté bien levada pincelamos con huevo batido y metemos los moldes en el horno precalentado a 210° (sin aire) con calor inferior y cocemos los brioches 20 minutos. Al cabo de ese tiempo habrán subido y bajamos la temperatura a 180°; cocemos otros 15 minutos. Si se nos doran en exceso podemos taparlos con un papel de aluminio.

Cuando estén hechos los sacamos y cuando los moldes se puedan manejar los desmoldamos y los ponemos a enfriar sobre una rejilla.

 

Seguir leyendo »

Mis deseos para el nuevo año

Publicado el Jan 01, 2015. 1 comentario

 

Hoy, mientras cocinaba, mi mente se ha evadido por un momento de donde estaba y me ha trasladado a una cocina grande, muy grande, con muebles claros y mucha luz; una cocina con una isla muy amplia en el centro, y un ventanal enorme que daba a un jardín con un precioso césped y mi pequeño huerto en un rincón.

A mi alrededor jugaban los críos, mientras esperaban que terminase de preparar la comida. El pequeño Jan empezaba a quejarse desde su sillita, pero ha sonreído cuando le he dado un palito de pan para acallar el hambre. Así podía acabar de cocinar tranquilamente, con mi delantal de algodón, que por algún milagro aún seguía blanco.

En la cocina había un jarrón de cristal alto, con un ramo de flores que daba color a la cocina. Yo, como es habitual, sonreía mientras cocinaba, e iba pensando en lo felices que eran los niños, lo bien que se llevaban y lo buenos chicos que son. ¡Porque realmente lo son!

Imaginaba también que pronto habría más comidas familiares, llenas de copiosas comilonas que se rodean de bonitas y repetidas historias que todos conocemos, pero que desembocan siempre en risas conjuntas y bromas entre los habituales. Son comidas en las que uno se evade de las prisas del día a día, de los nervios del trabajo, de las preocupaciones que todos padecemos, y puede relajarse por un rato con los que más quiere. Son momentos que nos hacen sentir bien, en paz, llenos, tranquilos, alegres.

Y un poco de todo eso es lo que deseo para este año que viene, para mi y para cada uno de vosotros. Me refiero a esa cocina soñada -que para algunos no será una cocina pero será otra cosa bien deseada-, y me refiero también a esos momentos de paz y alegría con la familia. 

¡Qué seáis muy felices!

 

Seguir leyendo »

Pollo cantonés (pollo Sechuan)

Publicado el Dec 28, 2014. 10 comentarios

Carmen, del blog gastronómico Yerbabuena en la cocina, nos trae una receta de inspiración oriental, que nos permitirá llenar la casa de aromas exóticos y sorprender a nuestros comensales. Es una receta muy fácil de preparar, ¿Te atreves a probar?  

 

 

La cocina asiática es muy rica y variada y aunque está muy extendida por todo el mundo no por ello deja de sorprender, dada la cantidad de matices y contrastes dependiendo de la zona que visitéis.

Anís, hinojo, canela, pimienta de Sechuan y jengibre son las cinco especias chinas, que podéis encontrar en establecimientos asiáticos ya preparadas en las proporciones justas, que son la base de este plato y que inundarán vuestra cocina con éstos intensos aromas incluso antes de prepararlo.

Si os gusta viajar, aunque sea a través de los sentidos y las emociones, no os podéis perder este pollo cantonés o de Sechuan, si no lo conocéis os sorprenderá y si ya lo habéis probado seguro que no dejaréis de hacerlo. Crujiente, dulce, salado, picante, intenso, colorido... Vamos, ¡Un sinfín de sensaciones en un solo bocado!

Si a todo esto le unís la sencillez de su elaboración… ¿se puede pedir algo más? Sólo una buena sartén de hierro que alcance y mantenga constante y uniforme la temperatura, como mi Skillet Le Creuset. Es tan bonita que incluso la podéis presentar directamente en la mesa.

¡Coged unos palillos chinos, cerrad los ojos y preparaos para viajar!

 

 

Ingredientes:

1 Kg. Traseros de pollo deshuesados

2 Cucharadas de 5 especias chinas

120 g. Harina para rebozar

Aceite de oliva para freir

1 Pimiento rojo

1 Cebolleta o un manojo de cebolletas chinas

1 Guindilla fresca

75 g. Azúcar

125 ml. Salsa de soja

25 ml. Vinagre de arroz

Cilantro

Sésamo tostado

Un puñado de cacahuetes previamente tostados en la sartén

 

Elaboración:

Cortamos las verduras en juliana grande. Añadimos un par de cucharadas de aceite en la sartén y salteamos a fuego fuerte el pimiento y la cebolleta durante dos minutos. Retiramos y reservamos.

Mezclamos la harina con las 5 especias chinas, cortamos el pollo en dados regulares y lo rebozamos. Mientras, calentamos aceite en la sartén Skillet. Cuando empiece a humear añadimos el pollo y dejamos cocinar hasta que esté dorado. Retiramos y reservamos.

Limpiamos la sartén y hacemos un caramelo dorado con el azúcar. Añadimos entonces el pollo y lo garrapiñamos un poco. Agregamos la salsa de soja y el vinagre de arroz y dejamos reducir dos o tres minutos.

Incorporamos las verduras, los cacahuetes previamente tostados y la guindilla en rodajas. Dejamos cocinar unos minutos, retiramos y espolvoreamos con sésamo tostado y cilantro.

Presentamos directamente en la Skillet.

 

Seguir leyendo »

Espaguetis con vongole

Publicado el Dec 26, 2014. 1 comentario

Laura, del blog gastronómico Because, se sale de las copiosas comidas de cazuela que tanto abundan estos días, para proponernos una receta muy tradicional de la cocina napolitana: Spaghetti con vongole o, lo que es lo mismo, spaghetti con almejas -sabor de mar que se funde con el toque de tomate, ajo y chile. Una receta muy fácil de hacer, que no te puedes perder.

 

 

¿Y vosotros qué vais a comer en nochevieja? Sí, sí, he dicho bien...comer. Porque estos días nos volcamos tanto en lo que vamos a tomar en las mesas de celebración que luego picamos cualquier cosa el resto del tiempo. Pues bien, os propongo una receta sencilla, sana y no menos deliciosa para que la tengáis en cuenta en vuestros menús cotidianos de estos días de fiesta en los que estamos.

De hecho, es un plato que mi marido y yo hemos comido juntos muchas nocheviejas. A veces hemos cambiado almejas por mejillones, que nos gustan tanto o más que las almejas y además son considerablemente más económicos.

Un plato de pasta, una copita de vino blanco y...¡A disfrutar!

 

Ingredientes (para 2 personas):

160 gr. espagueti hervidos según las instrucciones del fabricante

2 dientes de ajo pelados y laminados

8 tomates cherry maduros cortados en dos mitades

1/2 chile rojo seco sin semillas y muy picado

15 gr. perejil fresco sin tallos y picado

aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas de pasta de tomates secos

300 gr. almejas

1 copa de vino rosado o blanco

 

Elaboración:

Es una receta súper sencilla, pero para que salga a la perfección es importante tener todos los ingredientes y utensilios a mano antes de empezar su elaboración.

 

 

Echar un buen chorro de aceite en la sartén y poner a fuego medio alto, y añadir los ajos, los tomates, el chile y la pasta de tomates secos. Rehogarlo un par de minutos y añadir las almejas. Unos pocos segundos después añadir el vino. Tapar la sartén un minuto y cuando se hayan abierto todas las conchas (desechamos las que tarden en abrirse más que las demás) destapamos y agregamos la pasta. Removemos bien y calentamos la pasta en la sartén añadiendo el perejil picado.

Servir recién hecho regando bien con el jugo de la sartén.

Nota: La sartén antiadherente de Le creuset es ideal para este tipo de preparaciones, ya que permite que la salsa que cocinamos en ella misma se distribuya uniformemente por la pasta y además tiene una presencia fantástica para servir la elaboración directamente en la mesa.

Seguir leyendo »

Gingerbread bundt cake

Publicado el Dec 21, 2014. 6 comentarios

La Navidad se vive, pero está claro que también  depende de nosotros que se intensifique más o menos. Como Patri, bloguera gastronómica de Sabores y Momentos, es adicta incondicional a estas fechas tan familiares, es la persona ideal para recomendarnos una bonita y fácil receta para preparar un bundt cake que quedará de fábula estas fechas (¡Aunque será bienvenido en cualquier época del año!). Os dejo con la receta.

 

 

Ahora sí, ya estamos en Navidad! Que ilusión más grande, reconozco que soy una fan incondicional de estas fechas, que en casa celebramos y disfrutamos con los peques intensamente.

Y como no podía ser de otra manera la receta que hoy os traigo es típicamente navideña, un clásico. El gingerbread bundt cake, con un toque internacional, para que negarlo, pero con un olor intenso a Navidad que inundará vuestros hogares. Para esta receta he elegido, por supuesto, uno de los maravillosos moldes de Nordic Ware. Quienes tenéis la suerte de tener alguno en vuestras manos, sabéis que no hay nada comparable, son joyas para toda la vida. Yo no sé vosotros pero yo hasta que probé un Nordic Ware siempre tenía pánico atroz al momento "desmoldado", pues las posibilidades de que trozos de mi bizcocho quedaran pegadas al moldes eran altas. Desde que uso estas auténticas maravillas tengo un desmoldado impecable con unas líneas tan marcadas en mi cake, que parecen verdaderas esculturas. Y lo mejor son las caras de los míos cuando lo sirvo a la mesa….¡¡Todos quedan alucinados!! Básicamente vestiréis vuestra mesa con una sencilla receta horneada en estas preciosas joyas!!

 

 

Es por eso que hoy he elegido esta receta tan especial, sencilla pero navideña. El toque cálido de las especias… canela, cardamomo, jengibre, nuez moscada, clavo…. La textura interior húmeda y el exterior crujiente, hace que sea una receta perfecta! Y para que quede aún más perfecto he elegido el espectacular molde modelo Stained Glass, que simula el acristalado de las antiguas vidrieras y nos transporta a otros tiempos.

Vamos entonces con la receta, que estoy segura de que os encantará!

 

Ingredientes:

360g de harina

1 cdita (tsp) de bicarbonato sódico

1 cda y media (1 1/2tbs) de levadura química

1/4 cdita (tsp) de sal

1/2 cdita (tsp) canela molida

1/2 cdita (tsp) jengibre fresco rallado

1/4 cdita (tsp) de clavo molido

1/4 cdita (tsp) de cardamomo molido

1/4 cdita (tsp) de nuez moscada

1 cucharadita de extracto de vainilla

3 huevos

120g de melaza de azúcar de caña

225g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

250g de azúcar muscovado (opcional, en su defecto azúcar moreno)

200ml de leche entera

100g de nata o crème frâiche

 

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 170ºC con calor arriba y abajo sin aire. Engrasamos bien y a conciencia el molde con mantequilla fundida y la ayuda de una brochita o con spray antiadherente. Recordad hacer hincapié en los recovecos. En un bol, tamizamos la harina, las especias, la sal y la levadura. Reservamos.

Mientras, con la batidora eléctrica o procesador de alimentos tipo Kitchen Aid, batimos los huevos y el azúcar hasta que quede esponjosa y de color más claro, unos 3-4 minutos. Añadimos la melaza y seguimos batiendo.

En un cazo a fuego lento derretimos la mantequilla y añadimos la nata, la leche y el extracto de vainilla y calentamos sin que llegue a hervir, ojo no batir, tan solo remover y mezclar.

Añadimos los ingredientes secos a la mezcla de los huevos, removemos y seguidamente agregamos la mezcla de la mantequilla. Mezclamos batiendo hasta que nos quede una crema suave. Vertemos la mezcla en el molde y una vez la tengamos bien repartida, debemos golpear suavemente el molde varias veces contra la encimare para deshacernos de las burbujas de aire que nos hayan quedado.

Hornearemos en la parte baja del horno durante unos 55 minutos, vigilando siempre para que no se nos tueste demasiado por arriba. Y dependiendo del horno, 50 minutos serán suficientes, pinchad con un palillo para comprobar que éste sale seco y ya lo tendremos listo.

Sacamos del horno. Dejamos enfriar durante 15 minutos dentro del molde y a continuación podemos volcar y extraer del molde dejando que enfríe completamente sobre una rejilla. Si os apetece, podéis aderezar con glaseado, yo sencillamente he optado por un poco de azúcar glass por encima.

 

 

Truco: Yo recomiendo rallar el jengibre fresco y, en un mortero moler los clavos y el cardamomo en vez de usar los que ya vienen molidos, la diferencia se nota mucho pues los aromas y sabores son más intensos.

 

Seguir leyendo »

Tajine de pollo con limones confitados, hinojo y aceitunas

Publicado el Dec 18, 2014. 1 comentario

Cuando estás preparando una comida familiar, a veces cuesta salirse de los platos habituales de estas fechas. Si quieres una propuesta original, Virginia, autora del blog gastronómico Sweet&Sour, nos hace una para ese día que resultará económica pero bien sabrosa. Se trata de un tajine de pollo al limón muy especial, con limones confitados.  

Ya sabes que cocinar en tajine es sinónimo de un resultado jugoso, tierno y con un estallido de sabores. Virginia le da su toque especial gracias al limón, pero también al hinojo y las aceitunas. ¡No os perdáis su propuestas!

 

 

 

Estamos casi a las puertas de Navidad, y yo al menos, sin haberlas comenzado, ya estoy saturada de recetas típicamente Navideñas, llenas de frutos secos, foie y grandes piezas como pavo, salmón, mariscos... Así que aquí os va otra propuesta mucho más novedosa, pero no por ello menos sabrosa, ya que tiene el toque marroquí que le dan los limones confitados y las especies, junto al punto anisado del hinojo. Un tajine de Pollo, pero no uno cualquiera, un clásico de la cocina marroquí, que lo mismo os servirá para presentar en una comida o cena navideña menos convencional, como para una de esas reuniones de amigos en que os queráis lucir con algo especial, pero nada caro.

 

 

El Tajine de pollo con limones confitados y aceitunas, como os digo, es un clásico de la cocina marroquí. Y que mejor forma de preparar este clásico, que haciendo uso del Tajine cerámico de Emile Henry, que además de proporcionarnos una cocción con los productos en sus propios jugos, y a fuego lento, permite llevarlo a la mesa en el propio Tajine, conservando el calor durante mucho tiempo y con una presentación de 10.

De hecho hay muchos Tajines que sirven para cocinar, pero a la hora de presentarlos en la mesa, se quedan un poco “cojos”. Esto no nos ocurrirá con el Tajine de Emile Henry, porque combina a la perfección tradición y modernidad. Conservando la forma tradicional del Tajine, pero introduciendo unos materiales y colores modernos y actuales, que además garantizan su uso en distintas fuentes de calor sin sufrir desperfectos.

Vamos con la receta que es sencilla.

 

 

Ingredientes

  • 1 pollo de granja cortado en octavos
  • 300gr de aceitunas moradas
  • 1kg de hinojos
  • 2 limones confitados pequeños
  • 2 cebollas (yo añado cebollas moradas de Zalla)
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 250ml de agua
  • 1/2 cucharadita de azafrán
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo o fresco rallado
  • 1 cucharadita de semillas de anís verde
  • 1 cucharadita de sal (si es necesario)

 

Preparación

 

  1. En primer lugar cortamos el pollo en octavos, si no lo ha hecho ya el carnicero. Limpiamos el hinojo, le retiramos las hojas y lo cortamos primero en dos y luego en cuartos. Cortamos la cebolla en láminas finas, pelamos, machacamos el ajo y finalmente cortamos los limones confitados en cuartos.
  2. Ponemos nuestro tajine a fuego bajo, para que vaya tomando calor poco a poco, como si se tratara de una cocotte. Añadimos el aceite de oliva y cuando esté bien caliente, añadimos los trozos de pollo para que se doren. Cuando estén a medio dorar, añadimos las láminas de cebolla, el ajo machacado y un limón confitado cortado en cuartos.
  3. Cuando esté todo bien doradito, añadimos los 250ml de agua (1 taza) alrededor de los ingredientes, el azafrán, el jengibre y el anís.
  4. Llevamos a ebullición, probamos y rectificamos de sal. Si está muy salado añadimos un pelín más de agua, y si está soso un pelín de sal. Esto tiene su razón de ser, ya que los limones confitados son salados de por sí, y aportan esa sal al guiso.
  5. Tapamos nuestro tajine y dejamos cocer a fuego lento durante unos 35 minutos.
  6. Pasado ese tiempo agregamos el hinojo, el resto del limón confitado y las aceitunas. Cubrimos y dejamos cocer otros 20 minutos más.
  7. Servimos caliente, acompañado de más aceitunas y limones confitados.

     

    Un plato sencillo y muy mediterráneo, con el punto marroquí que le aportan los limones confitados, que sorprenderá a vuestros comensales porque ni os imagináis el punto tan especial y rico que aporta esta mezcla de sabores. Si os gusta la gastronomía marroquí, este es un plato que no debéis dejar de probar.

     

     

     

    Consejos:

    - A la hora de calentar el tajine hacedlo como si se tratara de una cocotte, a fuego lento hasta que alcance temperatura. El tajine es un útil de cocina que, cambiando el material y la forma que le aporta sus peculiaridades, viene a tener características similares a una cocotte; tened en cuenta que en el Norte de África no abundaba precisamente el hierro, pero si el barro, económico y al alcance de todos los bolsillos. Con esa tapa cónica, que permite mantener el calor y regresar fácilmente los jugos al guiso, consiguen cocinar los alimentos sin prácticamente agua, en sus propios jugos y a fuego lento. Esta cocción le da un sabor y textura especial a los platos.

    - Si tenéis vitrocerámica os aconsejo usar el difusor, yo he usado este tajine sin él y no se me ha resquebrajado, es de calidad y se nota. No es una simple cerámica, pero es una precaución que suelo tomar, porque le tengo mucho cariño y no me gustaría llevarme sorpresas.

    - Los limones confitados marroquíes los podéis preparar vosotros mismos, en breve os daré la receta, pero sino en las tiendas árabes o regentadas por marroquíes, son fáciles de conseguir.

    - En caso de no conseguirlos, sustituirlo por el zumo de un limón y la corteza de limón hervida por tres veces, retirando cada vez el agua, para quitar el amargor que pudiera aportar. No es lo mismo, pero dará ese toque sutil a aroma de limón, que este plato agradece tanto. Eso sí, al no incorporar los limones confitados que son salados, no os olvidéis añadir sal al guiso.

    - Es importante utilizar aceitunas moradas -son más jugosas, se mantienen bien durante la cocción y dan un sabor característico. Otras aceitunas que podéis utilizar son la aceitunas griegas Kalamata, dan un resultado fabuloso.

     

    A disfrutar.

    Seguir leyendo »

    Nuevo sorteo: #MomentoClaudiaandJulia

    Publicado el Dec 17, 2014. 0 comentarios

     

    Desde tu preciosa cocotte saliendo del horno a tu deliciosos canelones que nunca fallan, pasando por tu cocina inundada de vida y cacharros, tu mesa preparada para la gran comilona o la cara de tu familia al ver ese plato "sorpresa" que te has negado a revelarles. ¡Comparte tu momento culinario de estas fiestas y gana uno de los 3 vales de 60 euros para comprar en Claudia&Julia que estamos sorteando!

    Para participar sólo debes compartir una foto de tu receta o un momento especial relacionado con la cocina o la mesa en Facebook, Twitter o Instagram. Debes ser fan de Claudia&Julia en la red social en que participes y compartir la foto con la etiqueta #momentoclaudiaandjulia en Twitter o Instagram, o bien respondiendo a algún post que haga referencia al sorteo en el Facebook de Claudia&Julia.

    Participando en este sorteo, puedes ganar uno de los 3 vales de 60 euros que sorteamos para comprar en Claudia&Julia. Puedes participar tantas veces como quieras con distintas fotografías e historias, desde hoy hasta el 8 de enero de 2015. Cada semana realizaremos el sorteo de un vale entre todos los participantes de esa semana, y anunciaremos el ganador en Facebook, Twitter e Instagram.

    ¡Muchas suerte y esperamos tus #momentoclaudiaandjulia!

    Seguir leyendo »

    Bundt cake de castañas con Salsa de chocolate

    Publicado el Dec 16, 2014. 2 comentarios

    Una característica fundamental de un buen cocinero es saber escoger los ingredientes más adecuados en cada época del año. Porque si bien hoy en día es fácil poder encontrar de todo a lo largo de todo el año, vale la pena aprovechar los ingredientes frescos cuando están en su mejor momento. Así consigues un mejor resultado en la receta, aparte que el que la come disfruta mucho más de aquel manjar, que sabe está hecho con ingredientes frescos.

    Pues bien, sin duda Suny, bloguera gastronómica autora de Olivas en la cocina, ha escogido el mejor ingrediente que podía escoger en estas fechas para elaborar un delicioso bundt cake: ¡Las castañas! Y de hecho, no sólo ha escogido las castañas como ingrediente estrella de este bundt, sino que lo ha acompañado de un ingrediente que combina perfectamente con dichos frutos secos, se trata de nuestro amigo el chocolate.

     

     

    Lo ha elaborado con uno de mis moldes Nordic Ware favoritos, el Stained Glass. Elegante, ¿No crees?

    Os invito a ver (¡y a elaborar vosotros mismos!) la receta de este rico bundt cake de castañas con salsa de chocolate, que puedes encontrar aquí.

     

     

    Seguir leyendo »

    Rollos de brioche con canela y nueces

    Publicado el Dec 14, 2014. 11 comentarios

    Seguro que veréis en la receta que nos trae hoy Noelia, bloguera gastronómica autora de la Cucharina Mágica, una receta que vale la pena anotar: ¡Estos rollos de brioche son una delicia! Los presenta además en el centro de mesa de Kitchen Craft que tanto me gusta, y la suma de los rollos con esta bonita presentación, convierte una receta fácil en una tentación para todos tus invitados.

     

     

    Hacer bollería en casa es algo que engancha, aunque lo cierto es que no siempre sale bien, por lo que cuando encuentras una receta que no falla y además es fácil, haces de ella tu dulce de cabecera.

    Esto es lo que me ha pasado a mí con esta masa de brioche, esponjosa y tierna que combina tanto con salado como con dulce y que da un toque muy especial a mis desayunos y meriendas.

    Hacer los brioche, que la casa huela a dulce, poner la mesa bonita y presentarlos en esta preciosa cúpula de Kitchen Craft hace de un día normal, una celebración en toda regla. Para disfrutar de estas fiestas no se necesita hacer excesos culinarios, simplemente tener detalles bonitos que hagan especial cada momento.

     

    Ingredientes

    150 g de leche entera

    50 g de mantequilla a temperatura ambiente

    2 yemas de huevo

    20 g de levadura fresca de panadero

    400 g de harina de fuerza

    50 g de azúcar

    50 g de mantequilla fundida para pintar

    1 huevo para pintar

    4 cucharadas soperas de azúcar moreno

    2 cucharadas soperas de canela molida

    100 g de nueces molidas

     

    Elaboración

    Batimos las yemas de huevo con el azúcar y reservamos.

    Deshacemos la levadura en la leche y reservamos.

    Hacemos un volcán con la harina y añadimos poco a poco la leche, la mantequilla a temperatura ambiente, las yemas con el azúcar y amasamos todo hasta que quede una masa homogénea.

    Extendemos la masa con ayuda de un rodillo y formamos dos rectángulos y los pintamos con mantequilla fundida haciendo uso de un pincel de silicona.

    Mezclamos el azúcar moreno con las nueces molidas y la canela, y las espolvoreamos por encima de la masa.

     

     

    Enrollamos la lámina de masa y cortamos los rollos de unos 3 cm de grosor y los pintamos con huevo batido.

    Dejamos reposar los rollos en un sitio templado, tapados con un paño, durante 1 hora.

    Con el horno precalentado a 200ºC introducimos los rollos de brioche unos 10 minutos, o hasta que estén dorados.

     

     

    Trucos

    Podéis usar esta masa para hacer brioche dulce o salado, sustituyendo el azúcar por 10 g de sal.

    Para los brioche salados podéis usar como relleno sobrasada, morcilla, jamón, queso o lo que más o guste, ya que quedan fenomenal.

     

    Seguir leyendo »

    Redondo de pollo relleno guisado en cocotte

    Publicado el Dec 12, 2014. 9 comentarios

    Siempre he disfrutado de los platos típicos de Navidad, desde la sopa al cordero, pasando por el cochinillo, el pavo y el capón; pero sin duda alguna mi plato favorito siempre ha sido y será el tradicional pollo relleno. Me trae buenos recuerdos: me recuerda un montón de comidas familiares, en una mesa repleta con la mejor cubertería que teníamos y un montón de bandejas llenas de comida, y en la que discutíamos por quién se quedaba con el último bocado; una vez llenos, la sobremesa se alargaba durante horas. 

    Es por estos recuerdos que, cuando escucho a Luisa (de Cocinando con mi Carmela) comentando que nos ha preparado una receta de pollo relleno que es sabrosísima y fácil de preparar, pienso que no podría haber acertado más: ¡Es perfecta para estas Navidades! 

    Para cocinarla ha usado la cocotte, que como dice ella es su utensilio favorito. Os dejo con la receta:

     

     

    Ingredientes

    • Redondo de pollo relleno, de aprox. 2 kilos.
    • 4 cebollas
    • 1 vaso de brandy
    • 1 puñado de piñones crudos
    • 2 manzanas golden
    • Aceite oliva virgen extra, sal, pimienta y romero

     

    Cocotte de hierro Le Creuset

     

    Preparación del pollo guisado en cocotte

    1. Echamos un buen chorreón de aceite en nuestra cocotte y, cuando tome algo de temperatura, echamos las cebollas cortadas a cascos. Cuando estén doradas, añadimos el redondo de carne y lo sellamos por ambos lados.
    2. Añadimos seguidamente el brandy, las manzanas peladas y cortadas en pequeños trozos, los piñones, salpimientamos y echamos un poco de romero.
    3. Cubrimos de agua la carne y, una vez que haya hervido, introducimos la cocotte (con tapadera) en el horno (ya precalentado) y a una temperatura de 180º durante tres horas. 
    4. Controlamos la cocción a partir de las dos horas y media. Para ello, introducimos un cuchillo y observamos. Cuando la carne esté lista la sacamos a una fuente.
    5. Para realizar la salsa, reducimos el jugo de la cocción en la misma cocotte, removiendo de vez en cuando. Se puede servir tal cual sale de la cocotte o triturar con una batidora para conseguir una textura suave.
    6. Cortamos la carne en finas rodajas y servimos con la salsa caliente.

     

    Como véis, la receta de redondo de pollo es muy fácil de seguir, y los resultados son tremendamente buenos. ¡Os animo a prepararla!

    Seguir leyendo »

    ¿Hasta cuándo puedo realizar mi pedido estas Navidades?

    Publicado el Dec 10, 2014. 2 comentarios

    Todos sabemos que vamos siempre a última hora para terminar con todas las compras de Navidad. Ya puedes ser previsor y empezar dos meses antes, que sea con algún detallito que te has acordado que debes hacer, o por no haber aún decidido qué le compras a esa persona tan importante en tu vida, ¡Que acabas comprando a última hora!

    ¿Y los nervios que pasas? ¿Y las colas que tienes que hacer? ¿Y el precio que pagas por ello? ¡La verdad es que ir a última hora siempre resulta estresante!

    Si estás pensando en comprar en Claudia&Julia, debes tener en cuenta que en estas fechas algunos paquetes podrían sufrir retrasos debido al gran volumen de entregas de todas las empresas de transporte. Por este motivo hemos creído importante recordar hasta cuándo puedes realizar tu pedido, para asegurarte de que llega a tiempo en las fechas clave. Aquí va:

     

    SI QUIERES RECIBIR TUS REGALOS ANTES DE NAVIDAD

    Para recibir tu paquete antes del 25 de diciembre de 2014, te recomendamos que no te aventures a comprar esa misma semana, pues la acumulación de pedidos puede llevar a que no podamos entregarlo el mismo día a MRW o que MRW no pueda entregarlo en 24 horas. Por eso recomendamos muy fervientemente que si quieres el regalo para Navidades compres durante la semana anterior o, como muy tarde, el domingo 21 de diciembre.

    SI QUIERES RECIBIR TUS REGALOS ANTES DEL DÍA DE REYES

    Para Reyes la cosa se complica todavía más, ¡hay festivos y fines de semana entre medio! Para recibir tu paquete antes del día de Reyes, recomendamos realizar los pedidos durante la semana de Navidad o como muy tarde el lunes 29 de Diciembre.

     

    Cualquier duda ya sabes que estamos aquí para ayudar. Recuerda también que puedes encontrar muchas ideas de regalo en la sección de "Ideas para Navidad", que puedes ver aquí.

    Seguir leyendo »

    Gnudis de ricota, ajo asado y tomates secos

    Publicado el Dec 08, 2014. 2 comentarios

    Nuestra querida Loreto, bloguera gastronómica de Sabores de Colores, nos traslada hoy a Italia, pero no lo hace con una receta típica de pasta italiana sino que nos presenta una rica receta de gnudis. Para prepararla ha usado, como ves en las fotografías, la sartén de hierro Mineral B de De Buyer.  ¿Sientes curiosidad para descubrir esta receta con aroma italiano? Aquí la tienes:

     

    ¿Conocéis los gnudis? Posiblemente no, os cuento: son típicos de la Toscana italiana y son raviolis pero sin pasta, o gnocchis sin patata, su ingrediente principal es la ricota (requesón español) y son tan fáciles de preparar que es como si hiciéramos el relleno de la pasta fresca y lo cocináramos y sirviéremos como si fuera pasta.

    En resumen, unas bolitas de queso ricota que podemos aromatizar como queramos y servir como más nos guste. Os cuento cómo prepararlos y además diferentes formas de servirlos además de la deliciosa salsa tradicional de mantequilla y salvia.

     

     

    INGREDIENTES:

    Para los Gnudis (para 4 personas):

    1 cabeza de ajos

    5 tomates secos en aceite bien picados

    500 gr ricota

    80 gr parmesano rallado

    2-3 cucharadas pan rallado

    1 cucharadita de nuez moscada rallada

    Aceite de oliva virgen

    Pimienta recién molida

    Sal

    250 gr semolina

     

    Salsa de mantequilla y salvia:

    35 gr mantequilla

    15 hojas de salvia

    Queso parmesano rallado

    2 cucharadas de piñones tostados

     

    ELABORACIÓN:

    1. Envolvemos la cabeza de ajos en papel de plata previamente rociada con aceite de oliva. Horneamos durante 30 minutos. Dejamos enfriar sin abrir el papel que envuelve los ajos.

    2. Disponemos el queso ricota en un colador fino y presionamos para desechar el suero que pudiera soltar. Retiramos a un bol.

    3. Añadimos el queso parmesano a la ricota, añadimos los tomates secos troceados, 4 dientes de ajo asados (la cantidad es a gusto de cada uno, si queréis que tenga más sabor a ajo asado podéis añadir más), 2 cucharadas de pan rallado y la cucharadita de nuez moscada. Integramos bien todos los ingredientes y rectificamos de sal y pimienta.

    4. Seguidamente espolvorearemos el fondo de una bandeja con semolina, creando una capa fina. Sobre ella iremos disponiendo los gnudis que prepararemos con ayuda de dos cucharas o un saca bolas pequeño de helado, usaremos estos utensilios para que todos los gnudis nos queden del mismo tamaño. Cada porción la bolearemos entre la palma de las manos y si veis que se os queda la mezcla pegada a las manos podéis añadir un poco más de pan rallado. Por último los cubrimos con semolina y dejamos reposar al menos 4 horas en la nevera.

     

     

    5. Pasado el tiempo de reposo dispondremos una olla al fuego con abundante agua salada y llevamos a ebullición. Cuando bulla cocinaremos los gnudis por tandas durante unos 2 minutos o hasta que floten.

    6. Una vez los gnudis están listos los sacaremos de la olla directamente a la sartén, donde habremos derretido la mantequilla junto con la salvia. Es importante que al pasar los gnudis a la sartén os llevéis un poco del agua de cocción para terminar la salsa. Por último espolvoreamos con el parmesano y los piñones tostados, movemos un poco la sartén con movimientos circulares para que ligue la salsa y servimos inmediatamente.

     

    * Los gnudis los podéis usar de infinitas maneras, en casa los hemos frito y son un aperitivo delicioso, acompañados de vuestra mermelada preferida dejaréis boquiabiertos a vuestros invitados en Navidad. También podéis servirlos en una sopa o gratinados con una bechamel ligera.

    Os aconsejo que si los hacéis con salsa los acompañéis de una buena ensalada de rúcula, le va de vicio.

     

    Seguir leyendo »

    Pavo relleno al horno al estilo americano

    Publicado el Dec 05, 2014. 0 comentarios

    Las Navidades están a la esquina, y Miriam -del blog gastronómico El Invitado de Invierno- nos trae una receta especial para estas Fiestas: el típico pavo americano, relleno y sabroso, elaborado en una bandeja de hierro fundido Le Creuset. Te animo a que no te pierdas esta fantástica receta, que Miriam te cuenta con mucho cariño y buenos consejos.

     

     

    Conocemos bien el pavo asado relleno que nos muestran los norteamericanos en las películas y series; ese animal grande como un camión que suele ser el centro de las reuniones familiares del Día de Acción de Gracias y algunas Navidades. Y bien digo que es enorme porque la blogosfera está repleta de recetas para utilizar los restos del pavo… y ¿no podéis criar bichos un poco más pequeños, almas de cántaro? Así no os sobraría tanto.

    Pero vamos a lo que vamos. Hacer un pavazo al horno no es nada difícil, solo hay que tener unas pocas cosas en cuenta para que salga perfecto. Yo he seguido una receta de la web Cook's Illustrated, en vídeo, pero que merece la pena visionar aunque no entiendas inglés, porque se ve estupendamente el proceso.

    En cuanto al relleno, el más tradicional lleva únicamente verduras (apio y cebolla, por ejemplo), hierbas y pan en trocitos, pero como no me parece muy interesante, lo he tuneado con otras cosas, como frutas secas y embutido. La salsa que se usa suele ser la propia grasa del pavo, una vez bien desglasada la fuente donde se ha asado, pero igualmente he optado por añadirle algo de alcohol… ejem. Y es que ningún plato puede estar malo con un poquito de Jerez seco.

     

    Ingredientes

    1 pavo de 4-5 kg (las pavitas son más pequeñas y más tiernas), ½ pan de molde, 2 longanizas blancas o chorizos criollos, 3-4 cdas. de aceite de oliva, 1 puñado de orejones, 1 puñado de pasas, 1 vaso de caldo de carne, 1 huevo, 3 vasos de Jerez seco, sal.

     

    Elaboración

    Para aliviar la sequedad de la carne de pavo los sabios aconsejan ponerlo en salmuera durante las 24 horas previas al asado (lo cual es un engorro de aquí te espero) o salarlo bien por debajo de la piel. Esto hace que en cierto modo el bicho se adobe en su propio jugo.

    Para salarlo separamos la piel del pavo junto a la abertura que tendrá en el abdomen, por donde se le ha vaciado, y metemos el mango de una cuchara de madera entre la piel y la carne; vamos despegándolas entre sí con cuidado de no rasgar la piel, por toda la pechuga y también los muslos.

    Ponemos una cucharada de sal en cada lado, pechuga y muslo correspondiente, y metiendo la mano bajo la piel frotamos y distribuimos. Envolvemos bien en plástico el pavo y lo dejamos por lo menos 24 horas en el frigo.

    Preparamos el relleno: cortamos el pan en cubitos y lo tostamos en el horno a 150° unos 15 minutos, hasta que empiece a dorarse. Reservamos. Freímos la longaniza cortada en rodajitas en el aceite hasta que se dore; añadimos las frutas secas en pedazos, les damos unas vueltas, y mezclamos con los picatostes. Removemos un poco más y apagamos el fuego. Reservamos.

     

     

    Una vez bien salado el pavo, quitamos el plástico. Encendemos el horno a 140° para que se vaya calentando. Metemos el relleno en una malla para garbanzos (o una gasa grande), ojo porque no nos cabrá todo, no importa; y lo metemos en la tripa del pavo. Esto es un refinamiento para no tener que rebuscar el relleno en el interior del bicho, realmente es muy cómodo.

    Bridamos el pavo para que se mantengan los muslos en su sitio, lo colocamos sobre una fuente con la pechuga hacia abajo, agregamos el Jerez, lo tapamos bien con papel de aluminio y lo metemos en el horno. Lo asamos durante 2-2,5 horas, según el tamaño. En teoría hay que alcanzar una temperatura interna en los muslos de 54°, medida con un termómetro para carnes.

    Al cabo de ese tiempo lo sacamos, lo destapamos, aflojamos el bridado y sacamos el relleno del bicho. Lo juntamos con el relleno que sobró. Le damos la vuelta al pavo y lo bañamos con la salsa de la fuente, añadiendo agua si se ha secado mucho. Vertemos algo de salsa en el interior del pavo.

    Subimos la temperatura del horno a 230° y devolvemos la fuente a su interior. Asamos el pavo para que se dore 45 minutos como máximo, vigilando cómo va. Con un termómetro de carne el pavo estará hecho cuando la temperatura interior de la pechuga sea 70°.

    Sacamos el pavo y lo dejamos reposar, tapado otra vez con el papel de aluminio, por lo menos 20 minutos antes de servirlo.

    Mientras el pavo reposa acabamos de hacer el relleno. Sacamos de la malla el relleno que estuvo dentro del pavo y lo mezclamos con el que sobró. Batimos el huevo, lo mezclamos con el vaso de caldo y lo agregamos al relleno. Removemos bien y lo metemos en el horno otros 20 minutos a 190°, hasta que se tueste bien.

    Servimos el pavo trinchado y el relleno aparte para que cada uno se sirva.

     

    Seguir leyendo »

    ¡Ganadora del sorteo de noviembre!

    Publicado el Dec 03, 2014. 0 comentarios

    La ganadora del sorteo realizado entre todas las opiniones recibidas en Claudia&Julia durante el pasado mes de noviembre ha sido Cristina de Tarragona que nos ha dejado su opinión sobre la mandolina Kobra de De Buyer. Ya le hemos enviado un correo para confirmar que le mandamos el libro "El arte de la Cocina Francesa (Vol. 2)" de nuestra amada Julia Child. Muchas gracias a todos por participar.

     

     

     

    Durante el mes de diciembre seguiremos con el sorteo entre todas las opiniones recibidas y el ganador se llevará una tabla de cortar de madera de olivo de Berard.

    Tus valoraciones ayudan a otros clientes a decidir qué productos compran y también nos ayudan a nosotros a mejorar nuestro servicio y selección de productos. Recuerda que para participar sólo tienes que valorar los productos comprados en Claudia & Julia en la misma página del producto. El sorteo sigue en marcha, ¡envianos tu valoración y participa!

     

    Seguir leyendo »

    Finalistas del concurso de recetas para blogs de cocina

    Publicado el Dec 03, 2014. 11 comentarios

    ¡Qué alegría ha sido ir viendo vuestros mensajes, amigos blogueros, comentando que os habíais animado a participar en el concurso! Estamos encantados con los 47 blogs que han participado. Muchas gracias de corazón a todos y cada uno de vosotros, porque las ideas y propuestas que habéis mandado han sido muy originales, creativas y bien comunicadas.

    Entre todas las recetas, elegir las finalistas ha resultado complicado. Las recetas eran muy variadas, y muchas sin duda merecían llegar a ser finalistas. Por lo que finalmente hemos decidido ampliar el número de finalistas a seis, en lugar de tres.

     

    RECETAS FINALISTAS

     

    Codornices confitadas con setas, elaborado por Pilar Sebastian, del blog gastronómico Kooking (kook-pi)

     

     

    Fideos con langostinos, elaborado por Patricia García, del blog gastronómico Sabores y Momentos

     

     

     

    Pato con cremoso de castañas, setas y camagrocs en tempura, elaborado por Dolores Cabello, del blog gastronómico Mi Gran Diversión

     

     

    Patatas rellenas de carrilleras al vino con boletus, elaborado por Noelia Rodríguez, del blog gastronómico La Cucharina Mágica

     

     

     Cigalas con allioli de azafrán gratinadas, elaborado por Miguel Ángel Roque, del blog gastronómico Pimientos Verdes

     

     

    Florentinas o moscovitas, elaborado por Iris Alonso, del blog gastronómico Mama Papillon

     

     

    ¡Enhorabuena a los finalistas! ¡Todas estas recetas han ganado ya el vale de 60€ para comprar en nuestra tienda! Además, estas recetas están en manos de Top Chef La Revista, que será quién escogerá el ganador del concurso (¡y por tanto de la cocotte!). El ganador tiene además otro gran premio: ver su receta publicada en la revista Top Chef en enero. 

    Por otro lado, como ya comunicamos y para agradecer a todos la participación, todos los participantes recibirán a lo largo de este mes una mini-cocotte cerámica. Muchas gracias a todos por participar, ¡Y enhorabuena por poner tanto cariño a vuestros blogs y a las recetas!

    Seguir leyendo »

    Cordero a la miel con confitura de lombarda

    Publicado el Dec 01, 2014. 13 comentarios

    Hoy damos la bienvenida como a colaboradora a Carmen, autora del blog gastronómico Yerbabuena en la Cocina. Su primera propuesta os hará tomar nota, ya que de seguro que veréis en este receta una idea fantástica para deleitar a los comensales de la próxima comida familiar. No os perdáis este cordero a la miel, que Carmen acompaña con confitura de lombarda para obsequiar a los presentes con un plato redondo.

     

     

    Aunque cada vez me gusta más viajar y conocer la cultura de los países que visito a través de su gastronomía,  las recetas de siempre y que van unidas a nuestra tradición se han convertido para mi en un verdadero placer a la hora de ponerme el delantal en mi día a día.

    El cordero es una de las carnes más sabrosas y tiernas de nuestra gastronomía, culturalmente viene acompañando la historia del hombre desde hace 9.000 años, y dependiendo de su situación geográfica, con sabores de lo más diferentes y variados. Esta receta proviene del mundo árabe, instalado durante siglos en nuestro país; de ahí la cantidad de matices propios de la cocina de esta cultura.

    En mi casa, el cordero siempre ha estado unido a las celebraciones familiares, desde niña recuerdo a mi madre cuando se acercaba éstas fechas, pensando en el menú que preparar en Navidad donde nunca podía faltar el cordero, auténtico manjar entre sus manos, que ella preparaba de mil maneras distintas para disfrute de mis hermanos y mía.

    Por eso cuando desde Claudia y Julia me propusieron colaborar con ellos, lo primero que me vino a la memoria fue la cocina de mi madre y el chup-chup de todos sus guisos y ¿Qué mejor que una Cocotte Le Creuset para conseguir ese chup-chup y esas carnes tan tiernas y sabrosas a fuego lento?

    Con ella he vuelto a mis orígenes, he redescubierto un mundo nuevo donde el hierro es el protagonista en mi cocina, es por eso que me encanta cocinar con las cocotte Le Creuset, me gustan su diseño, como transmiten el calor a los guisos repartiéndolo de manera uniforme y constante, su versatilidad ya que se adaptan a todo tipo de fuegos incluido el horno, además admiten tanto el lavavajillas como el congelador. En fin… no en vano llevan más de 80 años fabricándose. ¿Os las vais a perder?

     

    Ingredientes: (para 4 personas)

     

    Para el cordero a la miel:

    Piernas de cordero lechal cortada en trozos

    2 Cebollas

    2 Dientes de ajo

    1 Zanahoria

    200 ml Vino blanco

    Agua

    50 g. Miel de romero

    Harina para rebozar

    Aceite de oliva virgen

    Sal

    Pimienta

    Romero fresco

    Tomillo

     

    Para la confitura de lombarda:

    ½ Lombarda pequeña

    75 g. Azúcar morena

    50 g. Mantequilla

    50 ml. Vinagre

     

    Elaboración:

    Salpimentamos el cordero y lo rebozamos con la harina sacudiendo el exceso. Ponemos la cocotte al fuego y añadimos un poco de aceite de oliva virgen, cuando empiece a humear ésta, añadimos el cordero, dándole la vuelta para que se dore por todos los sitios de manera uniforme. Retiramos y reservamos.

    Cortamos las cebollas, los ajos y la zanahoria en brunoise, ponemos a pochar en el aceite de la carne hasta que veamos que se ablandan y empiezan a tomar color. Añadimos el vino blanco y dejamos reducir unos minutos.

    Agregamos entonces el cordero, el romero, el tomillo y agua suficiente para cubrirlo todo y dejamos cocer a fuego suave, alrededor de 30 minutos dependiendo de la dureza de la carne. En mi caso al ser lechal no ha necesitado más tiempo, pero si no fuese así, lo dejamos algunos minutos más cocinándolo a fuego lento y añadiendo un poco de agua si hiciese falta.

    Pasado este tiempo, incorporamos la miel de romero y el vinagre, dejamos cocer unos minutos para que se integren bien todos los sabores.

     

     

    Cortamos la lombarda en tiras muy finas con una mandolina, las salteamos en una sartén a fuego bajo con la mantequilla varios minutos. Agregamos el azúcar morena, el vinagre y un chorrito de agua, y dejamos cocer lentamente hasta que se ablande y quede una especie de confitura.

     

      

    Presentamos el cordero junto con la lombarda y acompañamos de unas patatas cocidas o asadas con alguna hierba aromática.

     

    Seguir leyendo »

    Coulant de chocolate en mini-cocotte

    Publicado el Nov 28, 2014. 4 comentarios

    La mayoría de nosotros somos adictos al chocolate. Lo se y lo sabes. Y Laura, del blog gastronómico Because, lo sabe aún mejor, y por ello ha tenido la fantástica idea de traernos hoy esta receta de Coulant de Chocolate, para que podamos dejar a nuestros invitados encantados en las próximas comidas familiares. No te pierdas la receta, porque es tan fácil de hacer como adictiva. 

     

     

    Última semana de noviembre y no me negaréis que es inevitable ponernos en modo navideño. El coulant de chocolate es un postre ideal para estas fechas, no sólo porque es un bocado chocolatoso del todo irresistible, sino también porque es una receta sencilla que puedes elaborar con antelación y quedar como una perfecta anfitriona, dedicándole tan sólo unos minutos de horno antes de servir.

    La gracia del coulant es que el chocolate quede líquido en la parte central, por lo que será importante controlar el tiempo de horno para cada molde. Estas minicocottes de cerámica resultan perfectas para ello y además son tan bonitas que no tendrás que desmoldarlo para sacarlo a la mesa, sólo será necesario incluir cucharas para todo el que se apunte.

    Y una última idea antes de la receta...¿Que no eres anfitrión sino que vas de invitado? Quedarás de maravilla si llevas de regalo estas minicocottes tan ideales rellenas de delicioso coulant de chocolate. Un regalo que todos los presentes te agradecerán seguro.

     

    Ingredientes

    • 200 gr chocolate negro de cobertura
    • 175 gr mantequilla
    • 3 huevos enteros + 3 yemas
    • 60 gr. azúcar
    • 50 gr. harina

     

    Elaboración

    1. Derretimos la mantequilla y el chocolate en un cuenco al baño maría y retiramos y dejamos que se temple.
    2. En un cuenco más grande, mezclamos bien los huevos con las yemas y el azúcar. Cuando el chocolate esté templado, lo añadimos a la mezcla de huevo y removemos bien. añadimos la harina y volvemos a mezclar todo bien.
    3. Rellenamos las minicocottes, tapamos y dejamos reposar en la nevera al menos un par de horas, aunque yo recomiendo toda la noche.
    4. Con el horno precalentado a 250 grados, introducimos las minicocottes y horneamos durante unos 7 minutos.
    5. Dependerá del horno y del molde, pero es fácil ver cómo se van cuajando las partes más externas, así que si ves que necesita un poco más, lo dejás algún minuto más bajo tu vigilancia.
    6. Servir recién hecho.

     

     

    Con esta cantidad se llena 3 minicocottes ovaladas, lo que serían 6 raciones. Si quieres llevarlas de regalo, puedes congelar la masa en las minicocottes y sacar un par de horas antes de llevar a su destinatario.

    Seguir leyendo »

    Tortilla de patatas y Kale

    Publicado el Nov 23, 2014. 5 comentarios

    Fácilmente muchos de vosotros os suena el blog gastronómico Sabores y Momentos. Pues bien, su autora, Patri, se estrena como colaboradora de Claudia&Julia. 

    Nos trae una receta de tortilla de patatas pero bien atípica, porque le incorpora Kale: esta verdura del momento que le aporta un sabor riquísimo y unas propiedades muy buenas para nuestra salud. A por esta tortilla de kale y patatas, ¡Ella os cuenta más!

     

     

    Yo, para que negarlo…estoy en "modo-Kale" y no lo puedo evitar, hasta ahora todas las recetas que he ido probando me encantan! La verdad es que aporta un sabor exquisito a los platos esta chica del momento, la "It girl" como la llaman ahora al kaleen o kale en inglés o “col verde”, “col crespa”, "xenos" o “berza” en español, según la queráis llamar..... Hoy os traigo un clásico de nuestra gastronomía pero con ese toque de sabor que tiene esta sanísima verdura que tantos nutrientes aporta a nuestra alimentación. Y es que no sé si sabéis que la empiezan a conocer como la "reina de las verduras" por cantidad de propiedades y por ser una de las verduras más nutritivas del mercado. Y para que la conozcamos algo mejor os diré que es una prima hermana del brócoli, la coliflor y de las coles de Bruselas. Muchos la estamos descubriendo ahora y otros ya la consideran un "must" cuando de cuidar el cuerpo y la salud se trata, pues como digo, es muy rica en nutrientes, beneficiosa para la salud y de muy buen sabor. He querido acercaros hoy esta excepcional verdura con una receta sencilla que os gustará a todos.

     

     

    Además, estoy muy contenta pues con esta receta me estreno como colaboradora. ¡Y qué mejor manera que comenzar aventura con esta sencilla y deliciosa receta presentada en mi Skillet de Le Creuset! Es una sartén muy útil y versátil, que no debe faltar en la cocina, porque igual la puedes utilizar como en este caso, para preparar platos en el fuego, como para prepararlos al horno. Tanto dulces como salados y lo mejor, va directamente a la mesa! En casa, mi madre siempre tuvo estas sartenes y en ellas preparé mis primeras tortillas cuando aún era una niña, son piezas que sabes que tendrás para toda la vida y que formarán parte de tu cocina.

    La tortilla de patatas es un clásico que en cada casa se prepara con un toque diferente, con cebolla, con chorizo, más jugosa, más cuajada, con hierbas....infinidad de variedades y todas deliciosas! Por eso mi receta sencillamente serán los ingredientes y el modo de prepararlos, pero el punto de la tortilla lo dejaré a vuestra elección. Lo que sí os digo es que el toque de sabor que le aporta el kale os encantará, pues le da ese punto campestre que ya sea jugosita y recién hecha, como fría y en bocadillo os encantará. Vamos a por la receta!

     

    Ingredientes

    • 1kg de patatas (de buena calidad)
    • 7 huevos
    • 1/2 litro de aceite de oliva (mejor suave para freír)
    • Sal
    • 4-5 ramas de col rizada (kale)
    • 2 dientes de ajo
    • 1/2 cebolla

     

    Preparación

    1. En una olla profunda ponemos abundante agua a hervir con sal. Mientras lavamos bien las ramas de col y separamos los tallos y las partes más fibrosas de las hojas (que desechamos) y troceamos a tiras o trozos medianos para que se reblandezcan mejor. Una vez hierve el agua echamos las hojas y le damos 4-5 minutos. Las sacamos y ponemos en un colador sobre un cuenco para que escurran todo el liquido.
    2. Lavamos y pelamos las patatas. Las secamos con un paño y las cortamos en cuadraditos y añadimos la sal.
    3. Preparamos una sartén honda con el aceite, mejor que sea nuevo para evitar sabores. Una vez lo tenemos bien caliente pero que no humea, añadimos las patatas, removemos un poco y bajamos a fuego medio para que suden mientras se fríen. Removemos de vez en cuando con una cuchara de madera para no arañar el fondo. Una vez que estén listas las sacamos y escurrimos bien el aceite.
    4. En nuestra skillet, ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y sofreímos el ajo y la cebolla picadas a fuego medio y una vez vemos que comienzan a dorar añadimos la col previamente troceada y hervida, salpimentamos y mareamos durante 3-4 minutos para quitar el sabor de crudo. Retiramos del fuego y reservamos en un plato.
    5. En un cuenco batimos los huevos, con cuidado de no batir en exceso (uno de los grandes trucos para que nuestra tortilla salga jugosa) añadimos la sal y las patatas. Removemos y añadimos la col que teníamos reservada.
    6. Limpiamos nuestra skillet con un papel de cocina y volvemos a añadir dos o tres cucharadas de aceite (o lo que veamos necesario, según tamaño de la sartén). Una vez caliente volcamos todos los ingredientes ya mezclados y freímos a fuego medio hasta que se dore y veamos que se despega del fondo. Con la ayuda de una tapadera, plato o vuelca-tortillas le damos la vuelta y dejamos que se haga por el otro lado. El punto de la tortilla dependerá de vuestro gusto, puedes hacerla más hecha o poco hecha para lo que la dejarás más o menos tiempo al fuego en función de vuestras preferencias. Retiramos la tortilla del fuego y servir a un plato.

     

     

    Si la queremos servir en la misma skillet, cuidado de no dejarla mucho pues al ser una sartén que preserva mucho el calor, la tortilla se te seguiría cociendo. ¡Espero que os guste!

     

    Seguir leyendo »

    Helado de calabaza con salsa de caramelo salado y nueces cantonesas

    Publicado el Nov 20, 2014. 2 comentarios

     En el título de esta receta se encuentran varios elementos de otoño, como son la calabaza y las nueces. Virginia, del blog gastronómico Sweet&Sour, los ha unido para mantenerlos en frío... ¡Elaborando un helado que es una auténtica delicia! 

    Esta vez se sirve de la Kitchen Aid para elaborar este cremoso helado de calabaza, y nos demuestra que los helados dejan ya de estar reservados al verano, y se convierten no sólo en un postre delicioso sino también una buena representación de los productos de temporada. Os dejamos con la receta.

      

     

    ¿Quién dijo que los helados son sólo para el verano? Gran error, al menos en mi humilde opinión. Yo acostumbro a preparar helados durante todo el año, especialmente aprovechando productos de temporada. En casa me lo agradecen, y además disfrutan de sabores que de otro modo se perderían casi de seguro.

    Como este helado que sabe a puro otoño, tan cargadito como va de especias, con ese baño de caramelo salado y esas nueces cantonesas. Estoy convencida que puede acompañar a las mil maravillas esas tardes de sofá y mantita, a pesar de que pueda resultar contradictorio.

    Quizás no os haya convencido, pero estoy segura que si os animáis a probarlo, os acordareis de estas palabras y diréis "cuánta razón tenía...".

    Resulta además ideal para finalizar cualquier comida ligera, o para darte un capricho de vez en cuando.

    Lo he preparado con el accesorio para helados de KitchenAid, gracias al cual tengo helados durante todo el año. Uno de los accesorios de KitchenAid más útiles en mi opinión. En 20-25 minutos tenemos el helado que queramos listo para disfrutar. Tan solo tenemos que tener la precaución de mantener el contenedor helador en el congelador 24 horas antes. En mi caso salvo cuando preparo helados, lo mantengo siempre ahí, y tengo helado siempre que me apetece.

    Vamos con la receta que es de lo más sencilla, preparada con la variedad Butternut o también llamada Cacahuete, y que tiene un punto ligeramente dulce y un regusto a fruto seco que le va de maravilla a la mezcla de especies.

     

    INGREDIENTES:

    Para el helado: (Para 1 litro aprox)

    • 1 calabaza Butternut de 1 kg. aprox

    • 250 ml de nata 35% m.g

    • 250 ml de Leche Entera

    • 150 gr. de Azúcar moreno claro (Light Brown Sugar)

    • 1 Tsp de Jengibre fresco rallado o si no disponemos de él, jengibre molido

    • 5 yemas de huevo

    • 1 Tsp de canela en polvo

    • 1/4 Tsp de sal común

    • 1/8 Tsp de Nuez Moscada Molida

    Salsa de Caramelo Salado

    Nueces Cantonesas

    • Migas de Especuloos u otra galleta especiada molida

    * 1 Tsp equivale a 1 Cucharadita de café ( 5 ml) y 1 Tbsp equivale a 1 cuchara de sopa (15 ml).

     

    PREPARACIÓN:

    Comenzamos asando la calabaza:

     

     

    Precalentamos el horno a 200ªC.

    Llenamos una fuente que pueda ir al horno con un dedo de agua. Reservamos.

    Cortamos la calabaza por la mitad, de arriba a abajo. Retiramos las semillas y las hebras que pudiera tener y dejamos la pulpa de la calabaza limpia. Con las semillas, si las tostamos nos servirá de aperitivo o para decorar nuestras preparaciones o incorporar a nuestros panes.

    Barnizamos la pulpa de cada porción de calabaza con una capa de AOVE. Depositamos en la fuente refractaria con la pulpa hacia arriba e introducimos en el horno precalentado durante unos 50 minutos, o hasta que al introducir la punta de un cuchillo no ofrezca resistencia. El tiempo dependerá del tamaño de la calabaza que usemos.

     

     

    Pasado este tiempo retiramos del horno y dejamos enfriar. Retiramos la pulpa de la calabaza con ayuda de una cuchara, nos será fácil, pues queda como auténtica mantequilla.

    La trituramos hasta hacerla puré. Reservamos 250 gr. de este puré que será la cantidad que empleemos para esta preparación. El resto lo podemos congelar o guardar en el frigo hasta tres días, para otras preparaciones.

     

    Vamos con la crema del helado:

     

     

    En un cazo mediano mezclamos la leche, la nata, 100 gr. del azúcar y el jengibre rallado hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla justo comience a hervir.

    En un bol mezclamos las yemas de huevo, el resto del azúcar, la sal la canela y la nuez moscada rallada. Si utilizamos jengibre molido lo añadimos aquí también.

    Cuando la mezcla de leche alcance el punto de ebullición, vamos vertiéndola en forma de hilo sobre la mezcla de yemas, removiendo esta constantemente para que las yemas no se cuajen con el calor. Una vez tenemos todo bien mezclado, lo vertemos de nuevo en el cazo y removiendo continuamente a fuego medio lo cocinamos hasta que la crema espese de forma que cubra el dorso de una cuchara de madera y al marcar una línea horizontal con el dedo, la crema mantenga la forma de los bordes de la línea.

    Retiramos de fuego y mezclamos con el puré de calabaza reservado.

    Dejamos que la preparación se entibie, cubrimos con film que deberá tocar la superficie de la crema, para que no haga película, y llevamos al frigorífico durante varias horas. Mejor toda la noche. Los sabores se asientan.

     

     

    Una vez fría la preparación, la llevamos a nuestra heladera KitchenAid, y lo mantecamos 20-25 minutos a velocidad 1. Tras ese tiempo, tendremos listo nuestro helado, que no solo habrá enfriado, sino que habrá triplicado su volumen, con el aire que introducen las aspas que giran constantemente, y estará tan cremoso como podéis ver en las imágenes.

    Llevamos a un recipiente metálico cubierto por film y de allí al congelador 2-3 horas para que endurezca.

    Servimos regados con salsa de caramelo salado, nueces cantonesas picadas y migas de especuloos.

     

     

    Una auténtica delicia, absolutamente adictivo!!!

    A disfrutar.

    Seguir leyendo »

    ¿Qué utensilios compro para mi cocina de inducción?

    Publicado el Nov 19, 2014. 45 comentarios

    Muchas cocinas nuevas incorporan hoy en día la cocina por inducción, que debido a sus particularidades de funcionamiento y a ser un concepto relativamente nuevo genera muchas dudas para comprar los utensilios idóneos.

    En este artículo intentamos responder a la frecuente pregunta: ¿Me servirá con inducción?

     

     

    Cómo funciona la inducción

    Una placa de cocina de inducción genera un campo electromagnético variable. Este campo magnético induce el calentamiento de cualquier material ferromagnético que entre en contacto con la placa.

    En otras palabras: la placa de inducción solo calienta si entra en contacto con metales magnéticos, a los que se pegaría un imán, tales como el hierro o el acero inoxidable de algunas clases. Por eso, si por ejemplo colocas un plato cerámico sobre una placa de inducción este no se calentará aunque la enciendas —el campo magnético no produce ningún efecto en la cerámica.

    La gran ventaja de las cocinas por inducción es que el recipiente se calienta directamente; en una placa vitrocerámica estándar primero se calientan las resistencias eléctricas, que a su vez transmiten el calor al recipiente colocado encima, con la menor eficacia que ello conlleva. La inducción calienta mucho más rápidamente, con el consiguiente ahorro energético.

    Utensilios de cocina para inducción

    La respuesta a qué productos son aptos para cocinar con inducción es clara: cualquier producto que tenga base de hierro o acero ferromagnético. Entre estos utensilios encontramos cazuelas para inducción, sartenes para inducción y ollas para cocinas de inducción, entre otros. No funcionará nada que en la base tenga aluminio, terracota, cerámica, vidrio o cobre.

    En teoría, para comprobar si un utensilio es apto para usarlo en cocina de inducción no tenemos más que usar un imán de los que seguro que tenéis en la puerta de la nevera: si el imán se pega a él, es apto para inducción.

    Todas las sartenes de nuestro catálogo son aptas para inducción, bien por ser enteras de material ferromagnético, bien por tener una base especial difusora de material ferromagnético, apta para inducción.

    En el mercado se encuentran también sartenes más económicas que carecen de fondo difusor, pero en Claudia&Julia preferimos las sartenes de fondo difusor porque les da además mayor solidez a las piezas para inducción: es más difícil que la sartén se deforme.


     

    Sartenes de hierro

    En la tienda somos fans de las sartenes de hierro, entre otras razones, porque no requieren de ningún fondo difusor específico para inducción, pues toda la sartén es sensible a la inducción y se calienta por completo.

     

     

    Cocottes

    Otro buen ejemplo son las cocottes: las cocottes de Le Creuset son de hierro fundido, perfecto para inducción. Pero cuidado, porque las cazuelas de Emile Henry son cerámicas y no se calentarán con el campo magnético de las placas de inducción.

     

     

    La tajine es otro buen ejemplo: la tajine de Emile Henry es toda de cerámica, por lo que no sirve para placas de inducción; sin embargo, la tajine de Le Creuset, si bien tiene la tapa cerámica, tiene una base de hierro fundido (¡super versátil además!) perfecta para la cocina con inducción.

     

     

    Acero inoxidable

    Los utensilios de acero inoxidable con base de acero inoxidable ferromagnético sirven igualmente para placas de inducción. Ojo, no todos los utensilios de acero inoxidable son del tipo ferromagnético, aptos para inducción; hay baterías de cocina antiguas fabricadas en acero inoxidable no magnético (que no atraen los imanes) que no sirven para las cocinas de inducción.

    Pero las ollas o baterías de cocina de acero inoxidable de buena calidad y con base difusora de acero inoxidable ferromagnético funcionan de maravilla en cocinas de inducción.

    Tamaño de los utensilios para inducción

    Otra duda habitual es el tamaño de los utensilios para usar con inducción. No es necesario que el tamaño de la base del utensilio tenga el mismo diámetro que el fuego donde pensemos usarlo.

    Al contrario que en las cocinas vitrocéramicas, en las cocinas de inducción modernas no hace falta cubrir toda la superficie del fuego para que el calentamiento sea eficiente, ya que se adaptan al tamaño del utensilio que usemos. Es decir, si la base es más pequeña que el fuego, solo se calentará la superficie que quede en contacto.

    En resumen

    Advertimos de que hay utensilios que, a pesar de contener hierro, no sirven para las cocinas de inducción. Si bien la inducción funcionaría, podría darse el caso de que la base fuera demasiado fina y pudiera deformarse, o que por algún otro motivo no pudiera usarse con inducción. Siempre debemos comprobar en el embalaje o instrucciones que el utensilio puede usarse en cocina de inducción

    Creo que por mi parte esto es todo por ahora. Y os recuerdo que no dudéis en comentarnos las dudas que os surjan, porque estamos aquí para resolverlas y ¡porque de ellas aprendemos todos!

    Seguir leyendo »

    Tajine de cordero con castañas y granada

    Publicado el Nov 16, 2014. 3 comentarios

    Noelia, conocida por muchos de vosotros por La Cucharina Mágica, nos trae una receta perfecta para este otoño: se sirve de castañas y granada para elaborar un cordero en tajine tierno y aromático, perfecto para cualquier comida en familia. Cabe además destacar que es una receta que no requiere de grandes complicaciones, sino sólo de algo de paciencia para que la cocción en tajine nos ofrezca una amalgama de sabores que os harán soñar.

     

     

    El tajine de cordero, castañas y granada es una receta otoñal marroquí, pero con ingredientes que podéis encontrar fácilmente y con una mezcla de sabores que os transportará al mundo árabe, sólo con su olor y mezcla de pigmentaciones.

    La cocina marroquí es rica en sabores, olores y colores. El Tajine de Emile Henry recuerda los antiguos tajines bereberes de cerámica roja, en donde los guisos se realizan a fuego lento, sin prisas, dejando que todos los sabores se fundan en un delicioso guiso.

    El cordero queda tan tierno y suave tras su cocción en el tajine, que parece mantequilla, las castañas le dan un toque a otoño y los granadas le dan el punto ácido que contrasta con el resto de ingredientes.

    Sin duda la mejor elección para estrenar vuestro tajine y dejar sorprendidos a vuestros invitados con una deliciosa receta original, a la vez que conserva su carácter tradicional.

     

     

    Ingredientes:

     

    Para el tajine:

    1 kg de carne de cordero

    2 cebollas grandes

    4 dientes de ajo

    1 trozo de jengibre del tamaño de una nuez

    250 g de castañas peladas

    1 cucharada sopera de miel

    1 granada

    1 manojo de menta fresca

    1 manojo de cilantro fresco

    1 cucharada sopera de Ras-el-hanout

    1 palo de canela

    Sal y Pimienta

    Aceite de oliva

     

    Para el caldo de pollo:

    1 trozo de gallina o pollo

    2 zanahorias

    2 puerros

    1 rama de apio

    Agua

    Sal

    500gr de cous cous

     

    Elaboración:

    Lavamos las zanahorias, los puerros y el apio y los ponemos a hervir en 1litro y medio de agua, con el pollo o la gallina, durante 30 minutos. Reservamos.

    Picamos muy fina la cebolla y el jengibre y lo freímos en el tajín con aceite de oliva hasta que esté un poco dorado.

    Añadimos el palo de canela y la cucharada sopera de Ras-el-hanout.

    Lavamos el cordero, lo secamos con papel de cocina y lo agregamos al tajin revolviendo durante 5 minutos.

    Añadimos 1 vaso del caldo hasta que esté semi cubierto el cordero y tapamos. Dejamos que se haga en mínimo durante 1 hora.

    Destapamos y echamos las castañas peladas y la cucharada de miel, dejamos que se haga a fuego medio hasta que las castañas estén blandas.

    Añadimos la mitad de las semillas de una granada y las hierbas aromáticas.

     

     

    Preparamos el cous cous tal como nos explica el fabricante, usando en vez de agua, el caldo que hemos hecho.

    Cortamos las verduras y las ponemos sobre el cous cous.

    Servimos el tajine con el cous cous.

     

    Trucos:

    El Ras-el-hanout es una mezcla de especias árabes, lo podéis encontrar en tiendas árabes o en establecimientos gourmet. Podéis sustituirlo por una mezcla de especias caseras como pimentón, cúrcuma, pimienta, cilantro en semilla, canela, clavo y pimienta jamaicana.

    Reservad el caldo y añadidlo al cordero si se seca.

     

    Seguir leyendo »

    Estofado de cerdo al vino tinto con panceta y cebollas (adaptación del Bouef bourguignon de Julia Child)

    Publicado el Nov 14, 2014. 1 comentario

    La receta de hoy, ¡Muchos la estabais esperando! Es nuestra amiga Luisa Morón, que bien la conocéis de su blog Cocinando con mi Carmela, quien nos trae una adaptación del popular bouef bourguignon de Julia Child, consiguiendo así una receta más asequible pero igualmente deliciosa. Con lo que sólo queda decir "¡Buen provecho!"

     


    La receta de hoy va dedicada a nuestra querida Julia Child. ¿Quién no conoce a esta señora? Ya sabemos que es todo un referente de la cocina. Muy famosa en los EE.UU. En el periodo de los 60-80 fue una auténtica estrella en programas de televisión. Estudió en la famosa escuela en Francia ¨Le cordón Blue¨. ¿Y quién no ha visto la famosa película ¨Julie and Julia¨? Cada vez que puedo la veo, me encanta.

    Uno de mis libros de cabecera y que siempre tengo cerca es ¨El arte de la cocina francesa¨. Desde aquí os lo recomiendo. Fantástico. Con lo cual creo que colaborando con ¨Claudia &Julia¨ tocaba una receta para recordar a Julia Child. Así que me lanzo con una de las más famosas y, a la vez, la más conocida de todas por sus seguidores.

    Utilizaremos para cocinar una coccotte. Yo la uso casi a diario. Salen los guisos espectaculares. En cuanto a la receta de Julia, decir que, como siempre hago en mi cocina, he introducido algunos cambios. Creo que saldrá bien.

    No obstante en su libro podéis encontrar la original. ¨Bouef bourguignon ¨ (Estofado de buey al vino tinto con panceta y cebollas). Según el libro de Julia Child existe muchas maneras de preparar un buen estofado. Cuando se cocina con mucho cuidado y cariño, se consigue un aroma perfecto, es uno de los platos a base de buey más deliciosos que se hayan creado. Estoy totalmente de acuerdo.

    He preparado en muchas ocasiones este plato y en mi casa se ha convertido en todo un clásico. Esta vez hice un cambio. No utilicé carne de buey, lo hice con una buena carne de cerdo. Mi lema es hacerse amigo de tu carnicer@ y comprar siempre en el mismo sitio. A la hora de adquirir productos de buena calidad es bueno que seas ya un habitual cliente.

     

    Ingredientes para 6 personas (con cocotte de 22-24 cm de diámetro)

    • 175 gr. de panceta ahumada
    • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
    • 750 gr. de carne magra para estofado de dados de cerdo
    • 1 zanahoria en rodajas
    • 2 cebollas en aros
    • 1 cucharadita de sal
    • Pimienta al gusto
    • 2 cucharas de harina
    • 3 tazas de vino tinto joven con cuerpo
    • 2-3 tazas de fondo oscuro, caldo vacuno. En mi caso utilice 2 tazas de caldo de puchero
    • 2 dientes de ajo machacados
    • 1/2 cucharadita de tomillo
    • 1 hoja de laurel

     

    Preparación

    1. Precalentar el horno a 230 º.
    2. Saltear la panceta en el aceite a fuego moderado durante unos 2-3 minutos, para que se dore un poco. Retirarla y reserva.
    3. Echar la carne y dorar. Cuando todos los trozos estén bien dorados retirar y reserva junto con la panceta.
    4. En la misma sartén y con la misma grasa dorar las zanahorias y cebollas. Si crees conveniente añadir un poco más de aceite.
    5. Poner de nuevo la carne y la panceta, salpimentar.
    6. Espolvorear con harina, darles unas vueltas para que cubra ligeramente la carne.
    7. Colocar la cazuela destapada en la parte superior del horno, precalentado y dejarla durante unos 4 minutos. Sacar la cazuela, bajar el horno a 165º.
    8. Verter el vino y el caldo en la cazuela hasta que cubra. Añadir los ajos y las hierbas aromáticas. Llevarlo a punto de ebullición en el fogón. Tapar la cazuela y meterla en la parte inferior del horno precalentado.
    9. Si es carne de buey tendremos que tener la cazuela en el horno durante unas 2 horas y media a 3. En caso de hacerlo con carne de cerdo, con una hora y media será suficiente. No obstante, pasada la hora y media, pinchar la carne para ver que se desase, en ese caso estará listo. Si vemos que no, dejamos una media hora más.

     

    Consejos

    • A la hora de servir puedes hacer unas cebollas o chalotas glaseadas con champiñones.
    • Puedes hacerlo de un día para otro y estará mucho mejor. Si lo metes en la nevera, calentarlo unos 15-20 minutos antes de servir, calentar a fuego lento.

     

    Seguir leyendo »

    Ahumador de Nordic Ware, válido para mucho más que ahumar

    Publicado el Nov 12, 2014. 2 comentarios

    Le tengo muchísimo cariño a un utensilio que no es nada visto, y que me permite conseguir unos resultados en carnes, pescados e incluso vegetales, que son una auténtica maravilla. Se trata del ahumador de Nordic Ware, un producto único.

     

     

    Cuando la gente piensa en "ahumador" automáticamente lo asocian al salmón ahumado. Está bien que así sea, porqué sabemos todos que ahumarse uno mismo el salmón se convierte en una auténtica delicia aunque pienso que es una pena que se limite tanto el pensar en este utensilio porque justamente, lo que debemos hacer con él, ¡es abrir la mente! 

    Lo primero que debo aclarar, eso sí, es que el resultado de ahumado que conseguiremos no es igual al de los productos ahumados que venden en el supermercado (como salmón o trucha ahumada). El ahumador no busca ahumar para conservar, sino para dar un gusto a ahumado bien especial. Esta técnica es muy común y apreciada en los países nórdicos, y te permite potenciar el sabor de carnes, pescados, marisco y vegatales, transformándolos en auténticas delicias. 

    El ahumador nos da muchísimo juego. Cierto es que la función del ahumador es "ahumar" los alimentos (en el sentido que acabamos de definir); pero aparte nos permite conseguir dos cosas que seguro te interesarán. Lo primero, que deja los alimentos tiernos, tanto carnes como pescados. Y lo segundo, que el ahumador dispone de una bandeja en la que verter el líquido que se desee, como vino, cerveza o zumo, con el que se consigue dar un gusto a los alimentos... ¡increíble! 

    Dicho esto, quiero volver a lo de dar mucho juego: como más lo usas, más te das cuenta que puedes utilizarlo para cualquier cosa. Un día lo usas para ahumar el pescado tal cual, otro te animas a hacer el pescado al vino blanco, el tercero le añades unos vegetales (y resulta que quedan de lo más curiosos y sabrosos -parecidos a hacerlos al vapor, ¡pero con un toque más aromático!)) y finalmente lo usas para cocinar ese pollo del domingo... ¡Con unos resultados espectaculares!

     

     

    Ahora os debéis estar preguntando cómo funciona de hecho el ahumador. Pues bien, es sencillo: en el fondo dispones unas virutas de madera (con el producto ya vienen virutas, pero puedes comprar de distintos tipos de madera para conseguir aromas distintos), y el alimento a cocinar en la bandeja superior. Se pone el ahumador al fuego, y a medida que las virutas se van calentando y tostando, desprenden el humo que irá ahumando la pieza. Como queda cerrado herméticamente, se consigue dentro un calor que va cociendo el alimento con el vapor que se genera del mismo. Si además has añadido la bandeja inferior con algún zumo, agua, vino o cerveza, éste se evapora y riega el alimento, dejándolo aún más tierno y con un sabor rico rico. 

    No quiero acabar este post sin dejaros ver un par de recetas que pueden inteesaros. La primera es una que de hecho publicamos ayer, de salmón ahumado. Pero la que mejor transmite lo que os acabo de contar es una receta de lomo de cerdo ahumado que encontraréis aquí. Te entran ganas de ahumar, ¿verdad?

    Seguir leyendo »

    Cómo ahumar salmón especiado en el ahumador de Nordic Ware

    Publicado el Nov 09, 2014. 0 comentarios

    Me ha hecho mucha ilusión que nuestra amiga Loreto, del blog gastronómico Sabores de Colores, nos presente esta rica y sabrosa receta de salmón ahumado. Me hace ilusión porque nos demuestra lo fácil que puede ser conseguir un toque super especial (¡y en este caso especiado!) en pescado o carne. Lo consigue gracias al ahumador de Nordic Ware, un utensilio que no deja indiferente a nadie, y que quien se atreve a probar con él se vuelve adicto a transformar pescado, carne o vegetales en piezas únicas, tiernas y aromatizadas de la mejor forma.

    Loreto, experta ya con el ahumador, acompaña este salmón con una crème fraîche aromatizada que te dará mucho juego.

      

     

     El otoño ha llegado y comienza a apetecer platos que te hagan volar al monte, ¿imagináis poder preparar tus recetas favoritas con toques ahumados, aromas de madera,...?

    Y por decir monte no quiere decir que tenga que ser todo carne, hoy os presento un salmón especiado y a su vez ahumado; ahumado en el ahumador de Nordic Ware, se cocina con el humo de virutas de madera y no podéis imaginar qué delicia tan grande. 

    En esta ocasión marinaremos durante una hora el salmón antes de ahumarlo para que así tenga aromas añadidos además del de madera que conseguiremos en el ahumador. 

    Es un plato tan sencillo a la par que delicioso que sin dudarlo se puede convertir en parte de una cena informal o incluso de una cena festiva, ya sabéis que eso siempre dependerá de cómo lo queramos acompañar.

     

    INGREDIENTES

     

     Para el salmón ahumado:

    550 gr salmón en una pieza

    350 gr sal gruesa

    175 gr azúcar moscabado

    1 cucharada de cayena molida

    1 cucharada de jengibre rallado

    1 cucharada de ralladura de lima

    Zumo de 1 lima

    250 ml agua

    2 cucharadas de virutas de madera

     

     Para la crème fraîche aromatizada:

    250 gr crème fraîche

    Pimienta recién molida

    1 cucharada de cilantro picado

    1 cucharadita de ralladura de lima

     

    ELABORACIÓN

    1. En un bol mezclamos la sal gruesa, el azúcar, el jengibre rallado, la cayena y la ralladura de lima.

    2. Distribuimos un tercio de la mezcla en un plato grande o bandeja, disponemos el salmón sobre la mezcla por la parte de la piel. Seguidamente cubrimos con los dos tercios restantes. Presionamos ligeramente y dejamos marinar durante una hora en la nevera.

     

     

    3. Pasada la hora retiramos el salmón de la nevera, lavamos la pieza bajo el grifo, secamos con papel absorbente y disponemos sobre la bandeja agujereada del ahumador.

    4. Por último, una vez marinado el salmón, colocamos dos cucharas de virutas de madera en el fondo del ahumador. A continuación, colocamos el recipiente para los líquidos, vertemos los 250 gr de agua y el zumo de lima (en este caso es necesario ahumar con líquido para que nos quede el salmón más jugoso), sobre éste disponemos la bandeja junto con el salmón y tapamos. Encendemos el fuego y cocinamos durante 15 minutos. (No dejéis que el ahumador pase de los 100ºC, lo podéis controlar en el termómetro que dispone, si vierais que se pasa de temperatura no tenéis más que bajar el fuego.).

    5. Mientras el salmón se ahuma os animo a preparar la crème fraîche aromatizada, son el matrimonio perfecto. Para prepararla es tan fácil como mezclar los ingredientes en un bol y rectificar de pimienta.

     

    Podéis servir el salmón caliente, templado o frío, acompañado de la crême fraîche, es delicioso de todas las maneras. Pero sí que es importante que no esperéis el tipo de salmón que se encuentra en los supermercados, el que os ofrezco hoy es un salmón jugoso, con toques de madera que hacen de él una auténtica tentación.

     

    Seguir leyendo »

    Fricassée de pollo a la antigua

    Publicado el Nov 07, 2014. 6 comentarios

    Nuestra invitada hoy la conocéis bien. Es Miriam, El invitado de invierno, quien siempre aparece con la curiosidad más apetecible. Esta vez nos trae un fricassée de pollo a la antigua, una receta ideal para comidas familiares, que sin grandes complicaciones hará disfrutar a mayores y pequeños.

     

    Este plato de pollo es una receta tradicional francesa, con ingredientes sencillos y poca complicación, pero que bien ejecutada nos da un plato suculento, con una salsa para mojar pan y no parar.

    La salsa se prepara ni más ni menos que con unas pocas verduras pochadas en mantequilla y aceite de oliva, con los que se elabora un roux, es decir, se tuesta harina en esta grasa que luego produce el espesado de la salsa. La receta va tradicionalmente acompañada de champiñones de París, estos champiñones pequeñitos y redondos, pero que yo he sustituido por champiñones corrientes.

    La magia de este plato está en el equilibrio perfecto de sabores suaves, así que no dejéis fuera ningún ingrediente. La yema de huevo que se añade al final para espesar un poco más la salsa ayuda a darle un gusto delicioso.

     

     

     Ingredientes

    1 kg de pollo en piezas (o pechugas cortadas en tacos, que hace este plato muy apto para niños), 100 g de cebolla, 1 zanahoria, 30 g de aceite de oliva, 30 g de mantequilla, 1 1⁄2 cdas. de harina, 1 ramillete de hierbas o bouquet garni (1 hoja de laurel, 1 rama de tomillo, 1 rama de perejil), 200 g de champiñones laminados, 1 buen vaso de vino blanco, caldo de pollo, 1 yema de huevo sal y pimienta al gusto.

     

    Elaboración

    Picamos finamente la cebolla y la zanahoria, las ponemos a pochar en una cocotte con la mantequilla y el aceite, a fuego bajo hasta que la cebolla esté transparente.

    Salamos las piezas de pollo, subimos el fuego y las agregamos al sofrito. Doramos por todos los lados.

    Cuando todo el pollo haya cambiado de color bajamos el fuego y añadimos la harina. Le damos unas vueltas para que se impregne bien todo el pollo y sofreímos un par de minutos, removiendo bien.

    Cuando la harina ya está tostada vertemos el vino y mezclamos. Salamos la salsa, agregamos las hierbas envueltas en una gasa atada, para que luego se puedan pescar cómodamente, y añadimos también algo de caldo de pollo, hasta que las piezas de pollo queden casi cubiertas.

    Tapamos la cocotte y estofamos 20 minutos a fuego bajo, lentamente. Al cabo de ese tiempo añadimos los champiñones limpios y laminados, y seguimos estofando otros 10 minutos.

    Probamos la sazón y rectificamos si fuera necesario. Retiramos la cocotte del fuego y retiramos el hatillo de hierbas. Separamos la yema del huevo, la batimos en un tazón y le vamos agregando, poco a poco y sin dejar de batir, algo de salsa caliente de la fricassée. Cuando la yema esté ya caliente la añadimos a la cocotte y mezclamos bien. Y listo, ya tenemos un delicioso plato principal perfecto para una comida familiar de más o menos postín. Fácil de hacer y poco laborioso, ¿no os parece?

    Ah, y os cuento un pequeño truco que utilizo para agilizar la preparación y usar un poco menos de grasa: En lugar de dorar las piezas de pollo en la grasa del sofrito se pueden dorar en el grill fuerte, así cogen menos la grasa. Si entonces antes de sofreír la harina dejamos solo la grasa mínima necesaria, tendremos un plato un poco más ligero.

     

    Seguir leyendo »

    ¡Ganadora del sorteo de octubre!

    Publicado el Nov 05, 2014. 1 comentario

    La ganadora del sorteo realizado entre todas las opiniones recibidas en Claudia&Julia durante el pasado mes de octubre ha sido Rebeca de Madrid que está muy contenta con el sabor tradicional de las sartenes de hierro de De Buyer. Ya le hemos enviado un correo para confirmar que le mandamos el delantal Kitchen Craft que prefiera. Muchas gracias a todos por participar.

     

     

     

    Durante el mes de noviembre seguiremos con el sorteo entre todas las opiniones recibidas y el ganador se llevará un ejemplar del libro "El arte de la Cocina Francesa (Vol. 2)" de nuestra amada Julia Child..

     

     

    Tus valoraciones ayudan a otros clientes a decidir qué productos compran y también nos ayudan a nosotros a mejorar nuestro servicio y selección de productos. Recuerda que para participar sólo tienes que valorar los productos comprados en Claudia & Julia en la misma página del producto. El sorteo sigue en marcha, ¡envianos tu valoración y participa!

     

    Seguir leyendo »

    Consejos para la preparación con éxito de un Bundt Cake

    Publicado el Nov 03, 2014. 7 comentarios

    Muchos pensáis que hacer un bundt cake es complicado, o que requiere de ciertas habilidades en la cocina. Pues si véis y seguís los consejos que ha elaborado Virginia, autora de la receta "Muerte por chocolate" que colgamos ayer, veréis que, de hecho, elaborar un delicioso bundt cake no tiene mayores complicaciones. Te animamos a leerlos, y a que te atrevas a preparar tu primer bundt cake para el próximo 15 de noviembre, ¡Día internacional del Bundt Cake!

     

     

    Consejos para la preparación con éxito de un Bundt Cake:

     

    1.- Antes de cualquier otra cuestión, es fundamental engrasar el molde de forma muy minuciosa, haciendo hincapié en todos los rincones. Aunque estos moldes son maravillosos en el desmoldado, al tener tanta forma sinuosa, es conveniente dedicar un poco de tiempo a esta labor inicial, con el fin de que al desmoldar no se nos desbarate nuestra obra.

    2.- La preparación y engrasado del molde se puede realizar del modo tradicional, con mantequilla y harina; o en el caso de cakes de chocolate, con mantequilla y cacao, para evitar que nos quede al final una película blanca. Pero en mi opinión es más rápido y fiable, utilizar un spray antiadherente y repartirlo luego bien por toda la superficie con ayuda de un pincel. El desmoldado es infinitamente más fácil, rápido y fiable porque llega más fácilmente a todas las esquinas.

    3.- Al depositar la masa en el molde debemos hacerla llegar a todos los rincones y zonas del molde. Si se tratara de una masa muy densa, debemos presionar suavemente la masa con la espátula.

    4.- No debemos llenar el molde más allá de las 3/4 partes. Aunque los moldes originales te indican la capacidad en tazas (cups), y las recetas casi siempre también, si no disponéis de ellos, o no conocéis el equivalente de las tazas, esta regla te ayudará a que la masa en el horno al expandirse no se salga del molde.

    5.- Es conveniente nivelar la masa dentro del molde, de forma que quede ligeramente más alta en los lados que en el interior. Este tipo de preparaciones en estos moldes con tubo central, al hornearse tienden a inflarse y subir más por el interior que por los laterales y esto lo evitará, o al menos hará que sea menos pronunciado.

    6.- Antes de introducir el molde en el horno, deberemos golpear suavemente éste contra la encimera unas cuantas veces para hacer salir cualquier burbuja de aire que hubiera quedado atrapada en la masa. Así, al realizar el corte, no nos aparecerán esos agujeros indeseables que a veces nos quedan.

    7.- Cuando nuestro cake esté finalmente horneado y antes de desmoldarlo, deberemos dejarlo enfriar entre 10-15 minutos boca arriba sobre una rejilla, ni más ni menos tiempo. Si lo tratamos de desmoldar antes, nuestro cake, todavía muy caliente, estará demasiado frágil y se nos podrá romper. Si lo dejamos más allá de ese tiempo, puede ocurrir que se adhiera demasiado a las paredes del molde con el mismo resultado a la hora de desmoldarlo.

    8.- Antes de proceder al desmoldado final, separaremos el bizcocho de los laterales del molde, presionando suavemente con ayuda de los dedos. Después lo golpearemos suavemente varias veces sobre la superficie y lo voltearemos con cuidado sobre una rejilla enfriadora.

    9.- Los Bundt Cake suelen estar más ricos al día siguiente que el mismo día de su preparación, porque así le damos tiempo a que todos sus sabores se amalgamen y cojan cuerpo.

     

    Seguir leyendo »

    Bundt cake de chocolate glaseado o “Tarta de muerte por chocolate”

    Publicado el Nov 02, 2014. 26 comentarios

    La receta de hoy está especialmente dedicada a todos lo que amamos el chocolate. ¡No sé que sería de mí sin mi trocito diario! Si también compartes este delicioso vicio, no te pierdas la receta de bundt cake de chocolate que nos presenta Virginia, autora del blog Sweet & Sour.

     

     

    Ni mucho menos el nombre de este Bundt cake es figurado. Verdaderamente es una muerte, pero una muerte dulce por chocolate. El Bundt cake más deliciosamente adictivo que he preparado en todos estos años.

    El día 15 de Noviembre se celebra este año el “Bundt Cake Day”. Cierto es que se trata de una conmemoración creada por la propia marca, NordicWare, pero... ¿Y es que estos maravillosos moldes no deben tener el honor de que un día al año se les haga homenaje e incluso la ola?.

    Quienes los habéis utilizado en alguna ocasión, ya sabéis de que os hablo. Desmoldado impecable, líneas verdaderamente marcadas. Ofrecen unas auténticas esculturas con una inversión de tiempo mínima, que dejan boquiabiertos a todos aquellos que se sientan a la mesa. Y es que estos moldes son verdaderas joyas, de esos moldes que duran toda la vida. Una inversión, si realmente queréis quedar como reinas con un sencillo cake.

    Y claro para celebrar este día no podíamos hacerlo con cualquier receta, sino con una especial. Un cake de chocolate intenso, húmedo por dentro, con la densidad justa en el interior y recubierto por una capa fina de glaseado de delicado chocolate que lo conserva y se deshace en la boca. Como colofón, una costrita crujiente en la base. ¿No se os hace la boca agua?

    Un cake que enloquecerá no sólo a los amantes del chocolate negro, no en vano es un 70%, sino que los asiduos del chocolate menos intenso y del chocolate con leche caerán rendidos ante esta golosonería. Doy fe de ello.

    Para darle forma he optado por el modelo Blossom, elegante y delicado, con esas formas de hoja cayendo en cascada que le dan una armonía especial.

    Vamos con la receta que es de lo más sencilla, si seguís correctamente los pasos que os indicamos a lo largo de la receta. Y por supuesto tratándose de un pastel de chocolate, lo que siempre os digo, utilizar chocolate de calidad.

     

     

    INGREDIENTES

    (Para un molde de 10-12 cups o 2,75 litros) 8-10 raciones

    Para el cake

    • 330ml de leche entera
    • 220gr de azúcar blanco molido
    • 175gr de azúcar moreno
    • 1 cucharadita de extracto de vainilla
    • 250gr de mantequilla sin sal
    • 200gr de chocolate 70%, finamente picado
    • 1 pizca de sal
    • 2 huevos a temperatura ambiente
    • 265gr de harina leudante o bizcochona*
    • 35gr de cacao en polvo
    • Mantequilla y cacao para preparar el molde o Spray antiadherente

    Para el glaseado de Chocolate

    • 200gr de chocolate 70% especial para cobertura a ser posible
    • 100gr de mantequilla partida en trocitos
    • 90gr de glucosa líquida**
    • 1 cucharadita de aceite de girasol

    *Si no tenemos harina leudante o bizcochona, que es fácil de encontrar en cualquier supermercado, podemos prepararla en casa, añadiendo cada 2 cups de harina, 1 cucharadita de gasificantede repostería tipo Royal.

    **La mejor manera de manipular la glucosa es mojar el recipiente donde vayamos a depositarlo con agua para que no se nos quede pegada.


    PREPARACIÓN

    Precalentamos el horno a 160ºC, calor arriba y abajo.

    Comenzamos preparando el molde.

    1. Deberemos engrasarlo a conciencia, haciendo hincapié en todos los recovecos. A mi personalmente me gusta más engrasar estos moldes con los sprays anti-adherentes que venden ya preparados para tal fin, y repartirlo luego con un pincel por toda la superficie.
    2. Si no disponéis de ellos, hacedlo en el modo tradicional, con mantequilla y cacao, en este caso para evitar la película blanca que quedaría si utilizamos harina, pero ser concienzudos en esta labor.
    3. Una vez debidamente preparado el molde, retiramos el exceso de cacao o producto y reservamos.

     

     

    Preparamos la masa del Bundt cake

    1. En un bol grande mezclamos la leche y los dos azúcares hasta que estos últimos se hayan disuelto bien. Reservamos.
    2. En un bol mediano mezclamos la harina, la sal y el cacao y lo tamizamos. Reservamos.
    3. En otro bol mediano, ponemos la mantequilla y el chocolate troceado al baño maría a fuego medio bajo. Iremos removiendo de vez en cuando para ayudar a que ambos se derritan y nos quede una crema homogénea y suave. Ojo no batir, solo mezclar suavemente. Una vez tenemos el chocolate y la mantequilla derretidos, retiramos del fuego y dejamos unos minutos para que se atempere.
    4. Añadimos entonces a esta mezcla, los huevos. Lo haremos de uno en uno, mezclando bien después de cada adicción para que el huevo se incorpore correctamente a la mezcla, pero ojo de nuevo sin batir. 
    5. A continuación mezclamos la leche y los azúcares que teníamos reservados, con la mezcla de chocolate, hasta conseguir una crema homogénea. Debemos hacerlo con cuidado de no crear espuma, tan solo removiendo ayudados de una espátula o batidor de globo.
    6. Incorporaremos entonces la mezcla de harina y cacao. Lo haremos en tres veces, tamizándolo sobre la mezcla de chocolate, y lo mezclaremos bien hasta que esté todo combinado.
    7. Vertemos la masa de cake en el molde previamente engrasado. Deberemos procurar que la masa alcance bien todos los huecos del molde.
    8. Una vez tenemos la masa en el molde, deberemos golpear suavemente el molde varias veces contra la encimera, para hacer escapar las burbujas de aire que hubieran quedado.
    9. Nivelamos la masa, y al horno con ella, durante 1 hora u 1 hora y 10 minutos.

     

     

    Desmoldamos

    El cake estará listo cuando al introducir un palillo en el centro de las dos paredes del molde, salga limpia.
    Una vez cocido nuestro cake, lo extraemos del horno y ojo no lo desmoldamos aun, lo depositamos boca arriba en una rejilla enfriadora. Lo dejamos así entre 10 y 15 minutos.
    Antes de desmoldar golpearemos suavemente el molde contra la encimera un par de veces para que el cake se desprenda de las paredes, y si es preciso ayudaremos suavemente con las manos a desprenderlo. Con mucho cuidado lo volteamos sobre una rejilla enfriadora y listo. Dejamos que se enfríe totalmente.

     

     

    Preparamos el glaseado:

    1. Ponemos el chocolate troceado, la mantequilla y la glucosa al baño maría a fuego medio, hasta que todos los ingredientes estén totalmente integrados en una crema. Añadimos entonces una cucharadita de aceite para que el glaseado sea más ligero a la hora de aplicar.
    2. Colocamos el Cake sobre una rejilla y esta a su vez sobre una bandeja. Vertemos suavemente el glaseado sobre el bundt cake dejándolo caer desde la zona superior.
    3. Dejamos endurecerse el glaseado antes de cortar.

    Un bocado adictivo e irresistible, que no olvidarán fácilmente vuestros comensales.


    Seguir leyendo »

    Suquet de rape con langostino, mejillón y pan de allioli de avellanas

    Publicado el Oct 30, 2014. 5 comentarios

    El suquet de pescado es un plato tradicional, típico de zonas pesqueras, ya que los pescadores lo elaboraban con los peces que no habían podido vender. Como casi todas las recetas populares, es un plato sencillo de preparación, rico y muy nutritivo, y toda una delicia al elaborarse con un buen pescado fresco.

    En esta ocasión, el Chef Stephane Poussardin (a través de Delicooks), nos propone un suquet de rape con langostino, una receta tan delicada como deliciosa, ideal para domingos y festivos en familia. Un plato que podréis elaborar sin grandes complicaciones, pudiendo dejarlo apunto el día antes o por la mañana para que la comida sea para gozar al cien por cien.

     

     

    Ingredientes

    4 Medallones de rape de 160 gr. cada uno sin piel y sin espina

    4 Piezas de langostinos frescos

    200 gr. de mejillones de roca

    1 Barra de pan pré- cocido y cortada a lo largo en tiras largas

    1kg. De patatas “Monalissa”

    1 Pieza de Hinojo fresco

    80 gr. de harina

     

    Para el allioli:

    1 Yema de huevo

    2 Dientes de ajo pelados

    Aceite de girasol

    Sal

    50 gr. de avellanas

     

    Para el fumet de pescado:

    1 cabeza de rape pequeña cortada

    500 gr. de pescado de roca

    100 gr. de cangrejo de mar (opcional)

    1 Cebolla

    1 Puerro

    1 rama de apio

    2 zanahorias

    4 piezas de tomate

    2 Piezas de ñoras secas

    3 dientes de ajo con piel

    1 hoja de Laurel

    1 c/c de pimentón dulce

    Brandy

    Agua

    Sal

     

    Para la picada:

    2 dientes de ajo

    Perejil

    3 rebanadas de pan seco

    80 gr. de almendras crudas

    Algunas hebras de azafrán

    Aceite de girasol para freír

     

    Preparación

     

    Para la picada:

    - Freír por separado todos los ingredientes, menos el azafrán, escurrir y triturar todo junto con el azafrán.

     

    Para el fumet de pescado:

    - Utilizar el aceite sobrante de la picada para sofreír las verduras aromáticas. 

    - Añadir el pescado limpio de sangre y cangrejos.

    - Rehogar unos minutos hasta que el pescado se deshaga.

    - Poner la cuchara de pimentón, remover y flambear con el brandy.

    - Mojar hasta altura y dejar hervir unos 25 minutos.

    - Pasado este tiempo chafar el pescado y colar.

     

    Para el allioli:

    - Mezclar en un bol los ajos pelados con la sal.

    - Picar con el mortero para obtener una pasta.

    - Incorporar la yema y sin parar de remover incorporar poco a poco el aceite hasta obtener una textura cremosa.

     

    Para las patatas y el Hinojo:

    - Hacer bolitas con las patatas y cocerlas en el fumet de pescado hasta que estén blandas.

    - Confitar el Hinojo cortado en juliana a fuego lento con un poco de sal y aceite, tapando la olla con papel film.

     

    Montaje del plato:

    - Tostar las tiras de pan en el horno y poner encima a lo largo el allioli con las avellanas picadas.

    - Poner a calentar el fumet con la picada y dejar reducir.

    - Enharinar y salar los medallones de rape y cocerlos en el caldo con los mejillones y los langostinos.

    - Añadir al final de la cocción las bolas de patata y el Hinojo.

    - Servir los medallones en un plato hondo con un langostino, los mejillones, las patatas, el Hinojo y las tiras de pan de allioli de avellanas

    Seguir leyendo »

    Concurso de Recetas de Navidad para Blogueras

    Publicado el Oct 28, 2014. 8 comentarios

    Para el mes de noviembre tenemos una actividad que me hace mucha ilusión. ¡Se trata de un concurso de recetas dedicado a los blogueros y blogueras gastronómicos del país! El concurso lo hacemos conjuntamente con Top Chef La Revista, y la receta ganadora allí saldrá publicada en el mes de enero.

     

     

    ¿Qué nos ha llevado a preparar este concurso? Pues mirad, durante los últimos meses, a medida que nuestro proyecto iba creciendo, he ido descubriendo el mundo gastronómico de la red. Hay mucho nivel gastronómico en España, ¡y me encanta! Hay grandes blogs con recetas exquisitas, hay pequeños blogs que te cuentan el truco más curioso para dar el toque nunca visto a esa receta tan casera, hay blogs con unas fotos de escándolo, hay... hay muchos y muchos blogs, y merecen todos un gran respeto por el gran trabajo y dedicación que le ponen.

    Por ello, tenía claro que debíamos dedicarles un concurso. Un concurso en el que, ya de entrada, todos fueran ganadores... por eso tenemos 300 mini-cocottes Le Creuset que sortearemos entre todos los participantes (o que será regalo directo si hay menos de ese número de participantes, claro!). 

    Se acercan además las fechas navideñas, así que un concurso en el que elaborar recetas para una comida familiar de Navidad tiene mucho sentido. Y además, Top Chef publicará la receta y la foto del ganador en la revista de enero, lo que será un gran premio también para el finalista.

    Pero el concurso no acaba aquí, hay más premios: además de la publicación, el ganador del concurso ganará una cocotte de hierro fundido Le Creuset; y cada uno de los cocineros de las tres recetas seleccionadas como finalistas ganará un vale de 60 € para comprar en Claudia&Julia.

    Espero haber llamado tu atención, y que empieces a imaginar ya la receta que te gustaría presentar. Y de corazón espero que haya tanta alma en la receta que presentes como ilusión hemos puesto en preparar este concurso. Os lo merecéis.

    Puedes ver las bases del concurso haciendo clic aquí.

    ¡Mucha suerte a todos!

    Seguir leyendo »

    Crema de hongos

    Publicado el Oct 22, 2014. 1 comentario

    Nuestra amiga Laura, del blog Because, no quiere dejar escapar la oportunidad que nos brinda el otoño para preparar una fina y exquisita receta de hongos. ¡Que disfrutéis de esta deliciosa crema!

    Reconozco que puede sonar exagerado decir que se me ha abierto el cielo con la navaja para setas de Opinel, pero os prometo que es cierto... Al menos, el cielo de los hongos y os aseguro que es un lugar digno de visitar ;) Ahora en serio, esta temporada me estoy animando mucho más que otras a preparar platos con hongos y setas silvestres en casa, y la razón es simple. La limpieza se simplifica muchísimo con este utensilio. Tan sólo con un trapo de hilo o papel de cocina y el cepillo de la base de la navaja se retira la mayor parte de la tierra de setas y hongos. Raspando suavemente con el filo de la navaja se retiran los pegotes de tierra más rebeldes, sin necesidad de desaprovechar los deseados hongos...Os digo que es una maravilla, hacedme caso y aprovechad la temporada para hacer ricas recetas como esta sabrosísima crema de hongos!

     

     

    Ingredientes

    (para 4 personas)

    • 500gr de hongos y setas silvestres variados
    • 1 cebolla grande
    • 1 vasito de vino banco (opcional)
    • 1/2 litro de caldo o agua
    • 1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 2-3 cucharadas de creme fraiche (opcional)
    • Sal y pimienta al gusto
    • Para decorar: 1 diente de ajo común y un diente de ajo negro (opcional)

     

     

    Elaboración

    1. Limpiar bien los hongos y las setas con ayuda de la navaja para setas opinel y un paño o papel de cocina.Se trocean y si se quiere se reservan unos pocos para decorar.
    2. En una cazuela (preferiblemente en una cocotte de hierro fundido), se pone a pochar la cebolla cortada en rodajas con el aceite. Cuando esté transparente, se añade el vino y se deja evaporar removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo.
    3. Se añaden las setas y los hongos troceados y se salpimenta. Se rehoga hasta que las setas hayan soltado su agua y no haya líquido apenas en la cazuela. Entonces se añade el agua o el caldo y se deja cocer durante unos 15-20 minutos a fuego suave.
    4. En un vaso de la batidora se introduce la cebolla y los hongos, evitando todo lo posible añadir el líquido. Batimos bien y añadimos líquido poco a poco hasta obtener la consistencia de crema deseada.
    5. Si se quiere, se puede añadir creme fraiche al gusto, aporta cremosidad y un gusto muy especial.
    6. Ponemos al punto de sal y pimienta. Servimos acompañado de unas láminas de hongos salteadas a la plancha así como de unos dientes de ajo laminados y fritos.
    7. Podemos combinar láminas de ajo común con láminas de ajo negro. También podemos añadir un poco más de creme fraiche para decorar y unos brotes.

    Nota: Un truco para un sabor más intenso a la crema de hongos es sustituir parte de la cantidad de hongos frescos por hongos deshidratados, y utilizar el agua de la hidratación como líquido para cocinar la crema.

     

     

    Seguir leyendo »

    Nueva colección Le Creuset Inox

    Publicado el Oct 20, 2014. 4 comentarios

    Fantástica colección, ¿verdad? Aunque sea sólo por un segundo, la mayoría de nosotros pensamos que lo que Le Creuset nos presenta esta vez es una nueva cocotte. Y es que sin duda lo parece. Le Creuset, una vez más, ha dado en el clavo con esta nueva colección de utensilios de acero inoxidable.

     

     

    Dicen de ella que es la colección más colorida del mundo, y es que su brillo tornasolado refleja todo el color de su alrededor. Además, gracias a la gran calidad de sus materiales, todas las piezas mantendrán este precioso brillo durante muchos años. De hecho, Le Creuset ofrece garantía de por vida.

    La colección está compuesta por cazuelas, ollas, cacerolas y sartenes. De su aspecto destaca principalmente, como bien podéis apreciar, su tapa y sus asas, cuyo diseño es como el de las famosas cocottes Le Creuset.

    Pero en su diseño hay otras cosas a destacar. Para empezar sus asas, de tamaño generoso, son también huecas para reducir el efecto del calor. Además, se han estudiado a fondo los puntos de agarre necesarios para que todos los utensilios resulten cómodos y faciles de manipular. Las ollas también disponen de una ventilación en la tapa superior para dejar escapar el vapor y evitar así desbordamientos. Además, en su interior tienen un indicador de volumen para una dosificación exacta. 

    Toda la colección está hecha de acero inoxidable de alto rendimiento, apto para todas las fuentes de calor incluida la inducción. Su construcción multicapa, con capa exterior e interior de acero inoxidable reforzado con titanio, asegura un excelente reparto del calor desde la parte inferior hasta el borde del utensilio y una respuesta inmediata a las variaciones de temperatura para un perfecto control de la cocción.

    Otras ventajas de esta nueva colección son que garantizan la resistencia a la oxidación y a la decoloración, que puede ir al lavavajillas, es compatible con todos los tipos de cocina (incluyendo la inducción), y que el todas las piezas son resistentes hasta los 260°C. 

    La nueva colección Inox de Le Creuset se puede convertir en tu aliado diario en la cocina. Todos los utensilios tienen un estilo auténtico y elegante... ¡Y estarán disponibles en exclusiva en Claudia&Julia a partir de noviembre! Suscríbete a nuestro newsletter para ser el primero en saber cuando llegan las primeras unidades.

    *** Actualización: ¡Nueva colección inox disponible aquí! ***

     

    Seguir leyendo »

    Pasteles de carne al vino con trompetas de la muerte

    Publicado el Oct 16, 2014. 3 comentarios

    Nuestra colaboradora Virginia, del gastroblog Sweet & Sour, nos trae una receta ideal en época de setas: pasteles de carne con trompetas de la muerte. Una receta de esas que crean felicidad en casa: una deliciosa combinación de sabores con una presentación irresistible. 

     

     

    Se adentra poco a poco el otoño, y van apeteciendo platos algo más contundentes, especialmente aquellos en los que podamos utilizar sus productos de temporada.

    En este caso se trata de unos pasteles de hojaldre rellenos de una carne guisada al vino tinto, con uno de los productos estrella del otoño, las setas. Hemos añadido trompetas de la muerte frescas, que las podremos encontrar hasta bien entrado el otoño. Aunque es un tipo de seta que encontraréis también fácilmente deshidratada.

    El guisado de carne lo hemos preparado parte en el fuego y parte en el horno. Para mi gusto, la cocción en el horno a una temperatura constante nos da como resultado una carne tersa y un caldo gruesito maravilloso.

    Para este tipo de guisos siempre utilizo mi cocotte de hierro colado Le Creuset, que es ideal para este tipo de cocciones lentas, ya que permite cocinar la carne con sus propios jugos, sin el añadido de grandes cantidades de líquido. Además, permite también sin problemas llevar el guiso del fuego al horno con total comodidad.

    Vamos con la receta:

     

     

    INGREDIENTES: (Para 5 pasteles individuales o 1 grande)

    Para el guisado de carne al vino:

    • 1 kg de Tapa de brazuelo de buey, cortada en cuadraditos de 1 cm aprox
    • 3 cebollas rojas medianas cortadas en cuadrados medianos.
    • 2 dientes de ajo prensados.
    • 2 zanahorias peladas y cortadas al bies en piezas de 1 cm aprox.
    • 2 tallos de apio cortado en brunoisse.
    • 400 ml de buen vino tinto. (Lo que no se bebe no se añade a los guisos)
    • 400 ml de agua aproximadamente.
    • 2 cucharadas de harina tamizada.
    • Aceite de oliva virgen extra.
    • 30 gr. De mantequilla
    • Hojas de romero fresco picadas finas.
    • Hojas de tomillo fresco
    • Sal y Pimienta recién molida
    • 2 puñados de Trompetas de la muerte frescas
    • 1 diente de ajo.

    Para los pasteles:

    • 500 gr. De hojaldre casero o comprado
    • 1 huevo
    • 1 cucharada de crema de leche

     

    PREPARACIÓN:

    Comenzamos preparando el guisado de carne al vino:

    Precalentamos el horno a 190ºC, calor arriba y abajo.

    Ponemos nuestra cocotte Le Creuset a fuego medio para que se vaya calentando. Cuando esté bien caliente añadimos el aceite. A continuación añadimos las cebollas rojas y las dejamos cocinarse sin que tomen casi color, hasta que comiencen a pocharse, unos 10 minutos. Subimos el fuego y añadimos el ajo prensado, las zanahorias y el apio. Si en lugar de hacer uso de setas, vamos a añadir champiñones, los añadimos ahora cortados en cuartos. Mezclamos todo bien y dejamos cocinarse un par de minutos. 

    Añadimos la carne, rehogamos y añadimos el romero y el tomillo. Salpimentamos y cocinamos durante unos 5-8 minutos, hasta que la carne se selle por todos los lados. Queremos evitar que los jugos escapen durante la cocción prolongada.

    Añadimos el vino, dejamos unos minutos que el alcohol evapore. Añadimos la harina tamizada en forma de lluvia y agua justo hasta cubrir el guiso. En mi caso alrededor de 400 ml.

    Dejamos que rompa el hervor, cubrimos con la tapa y al horno precalentado durante 1 hora y media. 

    Pasado este tiempo sacamos del horno y damos unas vueltas. Volvemos a llevar al horno y dejamos hasta que la carne esté tierna y la salsa se haya convertido en una salsa espesita y densa. En mi caso me llevó unos 45 minutos mas. Dependerá un poco de la calidad de la carne. Pero es importante que la carne esté tierna.

    Sacamos del horno y mientras se entibia, en una sartén salteamos las trompetas de la muerte con un diente de ajo y 1/2 cucharada de aceite de oliva. Las añadimos al guiso. 

    En el momento de ir a rellenar los pastelitos, añadimos una nuez de mantequilla bien fría al guiso para darle brillo. Mezclamos bien mientras se derrite.

    Subimos la temperatura del horno a 200ºC

     

    Vamos con el montaje de los pastelitos:

     

     

    Estiramos nuestras láminas de hojaldre de un grosor de unos 3 mm. Cortamos en función del tamaño de los recipientes que vayamos a utilizar. Para las tapas más pequeños y para las bases más grandes.

    Enmantecamos ligeramente las recipientes aptos para el horno y forramos el interior con los recortes de hojaldre más grandes. Pinchamos las bases para evitar que se hinchen en el horno. 

    Rellenamos con el guisado de carne bien entibiado. Barnizamos con huevo los bordes para que la tapa de hojaldre se adhiera bien. Cubrimos con la tapa y hacemos un agujero en el centro para permitir que salga el vapor. Sellamos los bordes de los pastelitos con ayuda de un tenedor, y con el dorso del filo de un cuchillo hacemos unas rallas en diagonal.

     

     

    Barnizamos los pastelitos con el huevo mezclado con una cucharada de crema de leche 

    Llevamos a horno precalentado a 200ºC durante unos 25 minutos, hasta que nuestros pastelitos hayan tomado un bonito color dorado. 

    Sacamos del horno, desmoldamos, ya que saldrán sin problema de su recipiente y servimos acompañado de una ensalada fresca y un buen vino tinto. No es preciso nada mas para disfrutar de estos pastelitos que harán las delicias de vuestros comensales.

     

     

    Consejos:

    • La mejor carne para estofar es la tapa de brazuelo, porque se hace mas rápido y resulta muy tierna.
    • Las trompetas de la muerte frescas pueden sustituirse por setas deshidratadas o por media docena de champiñones cortados en cuartos
    • Las trompetas de la muerte no las añadimos antes de hornearlo, ya que son mas delicadas que los champiñones. Por eso las salteamos y las añadimos antes de hornear los pastelitos. Eso permitirá que se cocinen sin perder su sabor y textura y que añadan a la carne y a la salsa su aroma y sabor.
    • No rellenéis los pasteles con la carne caliente, debe haber entibiado bastante, para no dañar el hojaldre.

    A disfrutar.

     

    Seguir leyendo »

    La sartén perfecta

    Publicado el Oct 14, 2014. 21 comentarios

    A menudo, cuando pensáis en comprar una sartén, nos preguntáis: ¿Qué sartén me compro que sirva para todo y que no se pegue nada? Y también: «¿Que sartén puedo comprar que sea antiadherente y no sea perjudicial para la salud?». Nos encantaría tener la sartén perfecta: económica, ligera, duradera, versátil, que no se pegara y fuera totalmente natural. El problema, para ser sincera, es que no existe esa sartén perfecta.

    LAS SARTENES CON ANTIADHERENTES

    Las sartenes antiadherentes que todos usamos o hemos usado en casa son prácticas y cómodas de usar. Nos permiten cocinar con poco aceite sin que se peguen los alimentos. La búsqueda de alternativas viene porque las sartenes antiadherentes tienen dos inconvenientes importantes:

    1. El primero es la poca duración de la sartén en sí. Con frecuencia la sartén pierde sus propiedades antiadherentes y empieza a pegarse mucho antes de lo esperado, a los pocos meses de la compra.
    2. El segundo problema de las sartenes antiadherentes es la preocupación que genera el desconocimiento de los efectos de los recubrimientos sobre la salud de nuestra familia. Este recubrimiento antiadherente se venía fabricando con dos componentes: un polímero denominado PTFE, que es antiadherente, y una sustancia llamada PFOA, que sirve para pegar este polímero a la sartén. La alarma saltó cuando el PFOA se relacionó con cáncer y defectos congénitos en los estudios de laboratorio. Por este motivo, hoy en día ningún fabricante medianamente conocido usa el PFOA y se prohíbe totalmente su uso en 2015. En cambio, el PTFE no es un producto tóxico por sí mismo, incluso se usa en medicina para prótesis y creación de tejidos artificiales. La única consideración a tener presente es no calentarlo a más de 250º, ya que puede descomponerse emitiendo gases tóxicos.

     

     

    A priori, una alternativa saludable a las sartenes antiadherentes tradicionales podrían ser las sartenes cerámicas, antiadherentes pero sin PFOA ni PTFE. Lamentablemente estas sartenes traen sus propios problemas. El primero es que desconocemos exactamente cómo se fabrican y si en realidad no son nocivas. La mayoría están fabricadas en China por empresas totalmente desconocidas por lo que no nos ofrecen ninguna fiabilidad.

    Además, muchas utilizan nanotecnología y hay estudios que indican riesgos para el cuerpo humano. Otro problema, incluso de las sartenes cerámicas de fabricantes conocidos, es que duran muy poco, todos los que hemos usado sartenes cerámicas sabemos que duran incluso menos que las antiadherentes tradicionales.

    También existen en el mercado sartenes antiadherentes de titanio, diamante o materiales parecidos, sartenes de granito o sartenes a la piedra. Nosotros no las tenemos en la tienda** porque las consideramos un concepto poco claro para los clientes. Todas las sartenes de titanio, diamante, sartenes de piedra, etc. son sartenes con antiadherente normal (PTFE), pero reforzado con alguno de estos materiales.

    Algunas de estas sartenes son de buena calidad (las de la marca Woll, por ejemplo), pero muchas otras tienen un origen dudoso y no nos inspiran confianza. Su antiadherente no aporta nada en relación a las sartenes antiadherentes que tenemos en la tienda y pueden inducir a la confusión a nuestros clientes ya que pueden llevar a pensar que son más naturales o saludables cuando en realidad también llevan PTFE.

    Todo lo dicho sobre sartenes antiadherentes, su poca duración y las dudas sobre sus efectos sobre la salud, han llevado a muchos clientes a buscar alternativas dentro de las propias sartenes antiadherentes, y luego a informarse sobre las sartenes sin antiadherentes. En mi opinión este efecto es positivo; creo que es importante conocer los materiales que usamos en la cocina, sobretodo en utensilios de uso diario como las sartenes.

    De todos modos, me gustaría aclarar que esos inconvenientes no significan que debamos dejar radicalmente de usarlas, al menos en mi opinión. Creo que la opción más acertada es darles un buen uso, intentando aprovechar sus aspectos positivos y evitando sus aspectos negativos

    LAS SARTENES SIN ANTIADHERENTES

    En cuanto a sartenes sin antiadherentes, una buena opción son las de acero inoxidable. Son sartenes ligeras, duraderas y no son nocivas para la salud. El acero inoxidable es un material estupendo para cocinar. El problema que tiene cocinar con una sartén de acero inoxidable es que la comida se pega con mucha facilidad y es difícil aprender a cocinar con ellas. Para más información sobre estas sartenes y cómo cocinar en ellas sin que se nos pegue la comida, recomiendo ver el vídeo que colgamos aquí: cocinar con sartenes de acero inoxidable.

    La otra alternativa en sartenes sin antiadherentes son las sartenes de hierro. El hierro es un excelente material para cocinar, y si detrás hay un fabricante con garantías, te aseguras que no llevan ningún material dañino para la salud. Además, son las sartenes tradicionales de toda la vida, las de las abuelas. Muchos clientes nos cuentan que un huevo frito o un filete saben mucho mejor cocinados sobre hierro.

    El principal problema de las sartenes y utensilios de hierro es que no son aptas para todas las cocciones. Son sartenes ideales para cocciones a alta temperatura como hacer plancha o freír, pero alimentos delicados o cocciones suaves se pegarán con muchas facilidad, por lo que conviene evitar su uso para ese tipo de cocciones.

     

     

    MI RECOMENDACIÓN

    Como comentaba al principio, no hay sartén perfecta, todas tienen como mínimo un punto débil que nos impide recomendarla como sartén para todo. Mi recomendación, como ya apuntaba en uno de los primeros post de este blog, es tener como mínimo un par de sartenes y usar la más indicada en función de lo que vayamos a cocinar.

    Para cocciones intensas, a alta temperatura, cómo freír o cocinar a la plancha, mi recomendación es usar una sartén de hierro o una parrilla si vamos a hacer mucha cocción a la plancha. Son sartenes pesadas y requieren algunos cuidados, pero los resultados merecen la pena y nos van a durar toda la vida; además sabemos que no son perjudiciales para la salud de nuestra familia.

    Para cocinar alimentos más delicados, como el pescado blanco, las tortillas o hacer una buena salsa, nosotros recomendamos usar una sarten antiadherente. ¿Y no son peligrosas? Si les damos buen uso podemos cocinar tranquilamente con ellas. El antiadherente puede ser dañino si se desprende o se usa a altas temperaturas, pero si lo usamos a fuego medio o bajo y lo cuidamos con cariño (la lavamos siempre a mano con la parte delicada de la esponja y no usamos utensilios metálicos), minimizamos el riesgo para la salud y tendremos sartén para años.

    En cualquier caso, recomendamos usar una sartén antiadherente de buena calidad, de fabricantes reconocidos, para asegurar que usan los mejores materiales y cuidan sus procesos de fabricación.

    En cuanto a sartenes de hierro, nosotros ofrecemos en la tienda las De Buyer Mineral B y las Le Creuset, tanto la skillet como la sartén con mango de madera. La diferencia es que las De Buyer se fabrican partiendo de una plancha de hierro a la que dan forma y las Le Creuset se fabrican fundiendo el hierro en un molde y luego aplicando un vitrificado idéntico al que llevan las cocottes.

    El acabado vitrificado de las Le Creuset protege a las sartenes y evita tener que curarlas como las De Buyer. Además, las sartenes Le Creuset, al ser más gruesas, retienen mejor la temperatura y dan mejor resultado de cocción. De todos modos, una sartén De Buyer es una buena manera de iniciarse en la sartenes de hierro ya que es bastante económica y va muy bien si le damos buen trato.

     

     

    Si el uso principal que vamos a darle a la sartén de hierro es la plancha, también recomiendo mirar las parrillas Le Creuset. Están fabricadas exactamente igual que las sartenes, pero tienen más superficie de cocción y nos permiten manipular cómodamente los alimentos al no tener paredes. Para cocinar a la plancha sin duda no hay nada mejor.

     

     

    En cuanto a sartenes antiadherentes, mi primera recomendación es la sartén Le Creuset con garantía de por vida. Es una sartén excelente que ofrece todas las garantías y sabemos que funciona estupendamente. Le Creuset ofrece garantía de por vida y realmente si las tratamos con cariño, estarán como el primer día durante muchos años.

     

     

    Si cocinas con inducción, ten en cuenta que todas las sartenes que tenemos en la tienda funcionan perfectamente en inducción, pero mi recomendación es evitar usar la función turbo o similar con las sartenes. Conviene calentarlas suavemente para que el calor se reparta de manera homogénea y para conservar la sartén en el mejor estado posible durante muchos años.

    Si aún tienes dudas, te animo a ver los comentarios que muchos usuarios han dejado en los productos de la tienda -verás en las sartenes de hierro De Buyer muchos sorprendidos, porque esperaban que se les pegarían al principio los alimentos pero con el curado lo han evitado; y verás también comentarios de usuarios que dicen que se pegaba al principio, pero que ya no se les pega nada (seguro que tienen ya la pátina hecha y han aprendido a cocinar perfectamente en ella).

     

     

    *** Actualización a 19 de noviembre de 2015: Ya puedes comprar sartenes Woll en Claudia&Julia. Sus sartenes, pese a no tener un antiadherente de titanio como se anuncian en algunas tiendas, efectivamente está reforzado con titanio con buenos resultados, y además su cuerpo construido en aluminio fundido nos ha parecido una opción interesante. Todos los detalles aquí.

    Seguir leyendo »

    Risotto de hinojo, aceitunas negras y tomates secos

    Publicado el Oct 12, 2014. 2 comentarios

    Virginia, de Sweet and Sour, presenta en su blog una receta que nos llama la atención por varios motivos. 

    El primero, porque es un risotto que va acompañado de una picada que resulta de lo más interesante: picada de hinojos, aceitunas negras y tomates secos -deliciosa y que da un toque muy especial al plato.

    El segundo motivo es que veo en la picada que presenta un pequeño tesoro, un tesoro a retener en mente para utilizar en otros platos o incluso para aperitivos -para acompañar con pan o tostadas.

    Y el tercer motivo por el que me llama la atención es por sus buenas palabras hacia su nueva cocotte baja Le Creuset, y cita "...le tenía ganas desde hace tiempo, porque tenía ya la redonda clásica, pero llevaba tiempo queriendo hacerme con esta bajita, que sirve maravillosamente para preparar risottos, arroces caldosos, y guisos a fuego lento, que van directamente del fogón o el horno a la mesa con una presentación especial. Es lo bueno que tienen estas cazuelas, que además de ser de calidad y para toda la vida, resultan visualmente de lo mas atractivas". 

    Descubre esta maravillosa receta en el blog de Virginia, aquí.

     

    Seguir leyendo »

    Pizza de queso, panceta y rúcula

    Publicado el Oct 09, 2014. 1 comentario

    Esta semana Luisa Morón, de cocinando con mi carmela, nos enseña que, juntando el cariño con un poco de agua, harina y unos pocos ingredientes más, resultan en una pizza casera que sacará la sonrisa de alegría de pequeños y mayores. No os perdáis pues esta receta de nuestra amiga Luisa, porque descubriréis que podéis comer pizza hecha en casa sin mucho esfuerzo ni dificultades.

     

    Hoy toca pizza. ¿A quién no le gusta una rica pizza preparada en casa? Creo que a pocos.

    Es muy fácil prepararla y más aún con una base como la que hoy os presento.

    Pero os voy a contar un poco la historia de la pizza, que seguro que ya muchos de vosotros sabéis… Parece ser que la pizza nació en Nápoles. De hecho es el plato más popular de los napolitanos. Ha ido evolucionando en el tiempo en cuanto a sus componentes y forma de hacerse.

    Suele ser un alimento sencillo, los ingredientes son agua, aceite, harina y levadura. También sabemos que la pizza ha sufrido muchas modificaciones y podemos encontrar muchas variaciones. Cada zona del mundo tiene un concepto distinto de “pizza”.

    Esta receta la haremos con tres tipos de queso, con bacon o panceta y rúcula. Además he utilizado una fantástica bandeja de cerámica de “Emile Henry” que te permite cocinar las pizzas para que se hagan en su justo punto crujiente. Podemos llevarla incluso en la bandeja para su presentación en la mesa. Mantendrá el calor y lo distribuirá uniformemente.

    Podéis darle más usos, no solo para nuestras pizzas, ya que os sirve como bandeja para muchas presentaciones, como quesos, chacinas, ensaladas con cuencos con sus aliños….

     

     

     

     

    Ingredientes

    Para la masa de la pizza

    • 200gr de agua
    • 50gr de aceite
    • 25gr de levadura fresca
    • 400gr de harina de fuerza
    • Una pizca de sal

    Para el relleno
    • 150gr de salsa de tomate con albahaca y orégano
    • Queso idiazabal​, parmesano y gouda​​ al gusto​
    • ​200gr de bacon​ ​o panceta
    • Hojas de ​​rúcul​a para adornar​
    • Orégano y aceite

           

             

            Preparación

            De la masa tradicional

            1. En un bol mezclamos el agua con el aceite, luego añadimos la levadura y volvemos a mezclar. En otro bol ponemos la harina con la sal, formamos un volcán y añadimos la mezcla anterior. Lo mezclamos todo hasta que la masa se despegue de las paredes.
            2. Ahora viene la hora de amasar. En la base que vayamos a trabajar la llenamos de harina. Empezamos a trabajar la masa con las manos, debemos amasarla para que sea lo más elástica posible y ésta suba mejor. La mejor manera es estirarla como un churro y luego retorcer en forma de espiral, hacer esto varias veces.
            3. Luego seguimos amasando toda la masa aproximadamente durante unos 10 minutos. El amasado es el truco de una buena masa. Ahora ponerla en un bol, tapar con un paño húmedo y dejar reposar la masa durante unos 30 minutos.

             

            Preparación

            1. Precalentar el horno a 200º. ​En la base rociamos la salsa de tomate y esparcimos por toda la base, nos podemos ayudar con una paleta.
            2. Añadir los tres tipos de queso por toda la pizza, al gusto, dependiendo de lo que os guste el queso. Añadir a la pizza panceta por toda la superficie. ​Por último añadir las hojas de rúcula y un poco de orégano. Dejar algunas hojas de rúcula para adornar.
            3. A las pizzas siempre les añado un poco de aceite antes de introducirla en el horno. ​Introducir en el horno durante unos 20-25 minutos a 180º.Ya sabéis que cada horno es diferente, tener esto en cuenta.
            4. Ya tenéis vuestra pizza de rúcula con bacon y queso lista para comer.

            Espero que la disfrutéis.

             

            Seguir leyendo »

            Kitchen Craft y Claudia&Julia, una historia de amor

            Publicado el Oct 07, 2014. 3 comentarios

            Hace ya mucho tiempo que trabajamos con productos de Kitchen Craft, y algunos de vosotros os habréis dado cuenta de que últimamente hemos incorporado más referencias de esta marca. La verdad es que tengo un cariño especial a esta marca -me transmite una sensación que de alguna forma me embriaga, me inspira, y pienso que tienen un carácter, un aire, que va mucho con el estilo Claudia&Julia.

            “El estilo Claudia&Julia”-ahora que lo he escrito me hace gracia. Pero así es y a pesar de la sonrisa es muy serio para nosotros: damos a la tienda un carácter propio, que es la suma del pensar de Jordi y mío, de nuestra forma de hacer, cocinar, la forma en que queremos llevar nuestra vida y la de los niños. Todo ello lo plasmamos a la hora de escoger los materiales y formas de los artículos, los procesos de fabricación de nuestros proveedores, en el tratar a la gente, en… Ponemos cariño a la tienda. Una tienda que, a pesar de ser “actual” por el hecho de ser on-line, tiene todo lo que podemos darle de tradicional, cercana, de calidad y saludable. Y un poco de todo esto lo encontramos también en los artículos de Kitchen Craft. Bueno, un poquito de eso y otras cosas que quiero explicaros; porque me sentiría bien satisfecha con que sólo cojáis una décima parte del cariño que le tengo a sus artículos.

            Así que allá voy, a intentar explicar las cualidades y características que hacen de Kitchen Craft una marca a mirar con cariño, y que respira el mismo aire que Claudia&Julia.

            Kitchen Craft es una marca muy práctica: muy a menudo la practicidad de sus artículos te dejan con la boca abierta, porqué te dejan pensando cómo no se te había ocurrido antes hacer una cosa que aplican de una forma tan simple. Un buen ejemplo de ello, para que me entendáis, es el estuche para pasteles: gracias a un sellado de silicona se consigue que la tapa quede fijada, de forma que conserva la frescura del pastel mucho mejor, y es ideal para transportarlos.

             

             

            Otra característica es la simplicidad ¿Por qué liarte con picadoras eléctricas o mecanismos raros, cuando puede tratarse de una manivela? Viendo todo lo que hacen y cómo lo ejecutan, dejan claro que Kitchen Craft quiere hacer las cosas simples –mucho más fácil para el consumidor de que les guste, de saber usar los utensilios, de limpiarlos…

             

             

            El hecho de hacer las cosas simples, hace habitualmente que tenga cosas muy asequibles en precio –otras marcas resultarán mucho más caras al haber ideado sistemas más complejos o añadido extras. Kitchen Craft se mantendrá en la línea de hacer las cosas para lo que son, sin grandes guarniciones para que no resulte más caro de lo que es debido.

            Pero a pesar de sus precios ajustados, mantiene altos estándares de calidad –lo podéis ver en sus procesos y materiales, en los que  asegurarán no fallar para que la pieza dure mucho tiempo. Para ejemplificar, en este caso podéis ver el centro de mesa para aperitivos (fabricado en madera de acacia con recipientes de porcelana) o la tabla de cortar quesos (también hecha con madera de acacia y hilo de acero inoxidable).

             

             

            Pero una cosa que me chifla de Kitchen Craft es que siempre te presenta cosas que de alguna forma te hacen pensar que son únicas –cosas que querrás tener, cosas que las ves y piensas que al fin has encontrado lo que habías visto en algún sitio especial y no sabías donde buscar, cosas bonitas y, porque no, también de capricho.

            Y dar ejemplo de ello es fácil. Sólo tengo que enseñaros el centro con campana de cristal, o la cesta para frutas y verduras. ¿Me diréis que no son un caprichito, un regalo perfecto, algo que queréis tener o algo que sabríais donde ir a buscar? (Permitidme repetir, ahora que vuelvo a ver estas cosas,  ¡Que me chifla lo que hace Kitchen Craft!)

             

             

            Y el hecho de tener cosas muy propias, o muy únicas, va también atado al hecho de que es una empresa que está siempre investigando las últimas tendencias. Por ello va sacando novedades que encuentran un mercado abierto a descubrir y probar. Ved por ejemplo el set para preparar conservas, que sacó ya antes de que se popularizara preparar conservas en casa, o el embudo ajustable para conservas y que sigue con las características mencionadas antes –práctico y simple.

             

             

             

            Y finalmente algo que no faltará decir que es una empresa familiar. ¡Y ya sabéis que lo familiar nos va! Fue fundada hace largo tiempo –en 1850- en el Reino Unido, y ha ido pasando de padres a hijos desde entonces. Así es una empresa con tradición, y tradicionales son también los diseños que aplican. De seguro habréis visto en los centros enseñados anteriormente un aire clásico, pero también veréis claramente su toque hogareño o tradicional en los moldes que tanto se están popularizando: los moldes para pasteles, así como el de quiche o la bandeja cerámica para el horno.

            Estaréis conmigo cuando digo que el diseño es muy acertado para los propósitos de estos artículos, tienen un toque tradicional a la vez que nada pesado, incluso diría que tiene un toque juvenil, y los hace aptos para muchas ocasiones. Lo mismo pasa en los recién incorporados delantales –¡mirad qué toque tradicional más simpático les han dado!

             

            ¿Qué me decís? Entre la tradicionalidad, la búsqueda de calidad, la familiaridad, el intentar dar un buen precio, la practicidad… ¿No estáis conmigo y pensáis que lo de Kitchen Craft va mucho con Claudia&Julia?

            Seguir leyendo »

            Pastéis de Belém, los pasteles de nata portugueses

            Publicado el Oct 03, 2014. 2 comentarios

            De seguro que muchos de vosotros habéis entrado en el blog de Noelia. La conoceréis por su apodo o nombre del blog: "La Cucharina Mágica". Ya os va sonando, ¿Verdad? 

            Me encanta entrar en su blog, y es que entrar en él es entrar en un mundo que parece de fantasía: sus relatos te trasladan con ella a partes de todo el mundo, a los países y ciudades donde va viajando, y de los que siempre trae alguna receta que acaba siendo una deliciosa combinación de ingredientes elaborados y presentados para que tu boca se haga agua y tus ojos se abran ante unas fotos deliciosas.

            ¡Ya debéis tener ganas de visitarlo, imagino! Pues esperad: antes deciros que esta vez la receta no viene de muy lejos, la trae de Portugal, en donde es tradición preparar los Pastéis de Belém. Noelia te cuenta en su blog (aquí) cómo hacerlos, y los prepara sirviéndose de la tan apreciada sartén Skillet de Le Creuset

            ¡Que disfrutéis del viaje a Portugal! 

             

            Seguir leyendo »

            ¡Ganadora del sorteo de septiembre!

            Publicado el Oct 02, 2014. 1 comentario

            La ganadora del sorteo realizado entre todas las opiniones recibidas en Claudia&Julia durante el pasado mes de septiembre ha sido Rosa de Granada que ya ha preparado compota y un dulce bizcocho en su cocotte corazón de Le Creuset. Ya le hemos enviado un correo para confirmar que le mandamos la navaja para setas Opinel. Muchas gracias a todos por participar.

             

             

             

            Durante el mes de octubre seguiremos con el sorteo entre todas las opiniones recibidas y el ganador se llevará un precioso delantal Kitchen Kraft a elegir entre los 7 modelos disponibles.

             

             

            Tus valoraciones ayudan a otros clientes a decidir qué productos compran y también nos ayudan a nosotros a mejorar nuestro servicio y selección de productos. Recuerda que para participar sólo tienes que valorar los productos comprados en Claudia & Julia en la misma página del producto. El sorteo sigue en marcha, ¡envianos tu valoración y participa!

             

            Seguir leyendo »

            Gambas a la plancha con alioli

            Publicado el Oct 01, 2014. 4 comentarios

            ¡Qué bueno es recordar que hay cosas que, sin grandes elaboraciones, resultan absolutamente deliciosas! Nuestra amiga Míriam, bien conocida por su blog El invitado de invierno, lo sabe muy bien. Nos cuenta hoy como disfruta de unas gambas elaboradas con la sartén de hierro Le Creuset (todo lo hecho sobre hierro sabe aún mejor, ¿verdad?), y lo acompaña con un alioli casero que querrás terminar mojando pan.

             

            Un buen marisquito con un mínimo de elaboración es una de las mejores fórmulas que puede ofrecer la cocina mediterránea. Si la materia prima es de calidad no necesita una gran elaboración y un plato de gambas a la plancha será tan bueno como buenas sean las gambas.

            Entonces, si encontramos unas gambas de calidad y hacemos un alioli casero, el resultado puede ser apabullante. Y la única dificultad, si se puede llamar así, la presenta el alioli. No, no me decidí por el adobo de chermoula que sugieren en el libro de recetas de Le Creuset. Porque el alioli es adictivo, que lo sepáis, y hacía tiempo que no lo hacía. Porque me conozco y me lo como de una sentada. Pero sea por esta vez.

             

             

             

            He de reconocer que soy incapaz de hacer un alioli sin huevo, solo con el ajo y el aceite, y creedme que lo he intentado, así que doy la fórmula con una yema. No seáis duros conmigo, es que soy de la meseta. Pero vosotros sois libres de hacer el alioli puro y fetén. Para la forma de hacer las gambas a la plancha he seguido los sabios consejos de la amiga Ma Ángeles, de Secocina. Vamos allá.

             

            Ingredientes

            500 g de gambas,

            escamas de sal,

            un chorro de buen aceite de oliva,

            1 yema,

            2 dientes de ajo,

            300 ml de aceite de oliva suave.

             

            Elaboración

            Haremos en primer lugar el alioli. Pelamos los ajos y los cortamos en trozos regulares. Los ponemos en un mortero y los majamos bien, con algo de sal.

            Agregamos la yema en el propio mortero y mezclamos. Salamos un poco más. Empezamos a agregar el aceite, poco a poco y batiendo bien (yo lo hago a mano con un tenedor, sin más). Así hasta que hayamos acabado el aceite. Hacia el final del batido se puede agregar el aceite más deprisa, pero al principio hay que ser cautos. Rectificamos la sazón, si fuera necesario. Tapamos y mantenemos en el frigorífico.

            La elaboración de las gambas no puede ser más fácil. Calentamos la plancha a fuego medio, la pincelamos con aceite y añadimos un buen puñado de escamas de sal. Cuando chisporroteen colocamos las gambas, que haremos poco tiempo, lo justo hasta que cambien de color por ambas caras.

            Servimos de inmediato, calentitas y acompañadas del alioli. Buen provecho.

             

            Seguir leyendo »

            Pan de ciruelas y almendras. Queso casero de hierbas y nueces

            Publicado el Sep 26, 2014. 0 comentarios

            Los que aún no la conozcáis, poco a poco iréis descubriendo que Virginia es una blogera gastronómica a quien le encanta preparar recetas diferentes. Diferentes en el mejor sentido, claro está. Y la diferencia a menudo viene dada por unos ingredientes poco usuales en nuestras cocinas, o un toque diferente que confieren a las comidas que prepara un sabor muy personal.

            Esta semana ha hecho uso de la yogurtera Tefal multidelices para preparar un queso casero sin igual, y lo hace de una forma accesible a todos.

            Os enseña además como preparar un pan casero de ciruelas y almendras que, combinado con el queso en yogurtera, se convierte la combinación en una auténtica delicia.

            Podéis ver la receta aquí.

             

             

            Seguir leyendo »

            Ensalada de remolacha y queso de cabra para la vuelta a la fiambrera

            Publicado el Sep 24, 2014. 2 comentarios

            En esta ocasión, Laura, del blog gastronómico Because, nos propone una ensalada fácil de preparar y muy sana, pensando en la vuelta al trabajo. La prepara en recipientes herméticos de cristal, como bien sabéis la opción más saludable e higiénica para conservar la cómida.

             

            Pasarse horas forrando libros, cosiendo etiquetas, luchando porque los peques (y uno mismo) vuelvan a acostarse a una hora decente; tareas de septiembre que se nos hacen cuesta arriba después de las añoradas vacaciones. Pero sin duda, lo que más trauma supone para muchos es la vuelta al tupper. Visualizamos la comida en la oficina como algo gris y cutre, muy alejado de ese rico pescadito viendo el mar del que disfrutábamos hace tan sólo unas semanas.

             

             

             

            Yo este año me he propuesto luchar contra este bajón con todas las armas que tengo a mi alcance, ¿qué me decís, os apuntáis conmigo? He empezado por renovar mis fiambreras y me he hecho con estos preciosos y resistentes recipientes de cristal, ¡Dónde va a parar comparados con los que tenía antes! Y para estrenarlos he elegido una de mis ensaladas favoritas, deliciosa y sorprendente por el contraste dulce y suave de la remolacha con el siempre sabroso queso de cabra. Y por si esto fuera poco tiene un colorido que levanta el ánimo del más quejoso. Ideal para sacarnos una amplia sonrisa al mediodía en la oficina. ¡Toma nota!

             

            Ingredientes (4 personas aprox.):

            2 remolachas medianas

            1 lechuga fresca

            150 gr. de queso de cabra

            80-100 gr. membrillo

            4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

            2 cucharadas soperas de vinagre de módena

            brotes de remolacha para decorar (opcional)

             

            Elaboración:

            Lavamos, escurrimos y cortamos las horas de lechuga y disponemos en el fondo de la fuente o el recipiente que usemos.

            Cortamos el queso en rodajas y disponemos encima de las hojas verdes.

            Cocemos las remolachas en agua con sal hasta que estén blandas por dentro (1 hora aproximadamente). Las pasamos por agua fría y quitamos la piel que las recubre. Las cortamos en rodajas o gajos y las disponemos encima del queso.

            En el vaso de la batidora disponemos el membrillo, el aceite y el vinagre y lo batimos. El membrillo se hará puré pero no se integrará totalmente con el líquido. Reservamos el aliño hasta el momento de servir, que regaremos la ensalada con él.

            Decoramos con brotes de remolacha y rúcula si disponemos de ellos.

             

            Seguir leyendo »

            Dudas habituales a la hora de comprar una tajine

            Publicado el Sep 23, 2014. 16 comentarios

            Hay varios clientes que nos han preguntado por las tajines. Son muy atractivas, ¿verdad? Pero la gente duda de cómo usarlas, para qué sirven realmente y, muy importante, ¿Se amortiza la inversión realizada? Y justo esta semana lo estuvimos comentando con una clienta, y salieron tantas cosas que valen la pena compartir que aquí estoy, escribiendo sobre un tema que creo os puede interesar.

            Antes de nada voy a cambiar un pensamiento que muchos tenéis: ¡La "chimenea" que hace la tajine no tiene agujero! La verdad es que me estoy riendo escribiendo esto, porque hasta que tuve la primera delante (¡hace ya tiempo!), por el diseño que tiene, estaba convencida que por allí se escapaba el vapor. ¡Y no! De hecho, de tenerlo la tajine ya no cocinaría o estofaría como lo hace.

            ¿Y bien? ¿Cómo funciona la tajine? Pues de hecho es muy simple pero muy inteligente: el vapor que se genera, como todo aire caliente, sube hacia arriba. Al subir, se encuentra con las paredes más frías de lo que yo llamo incorrectamente "chimenea" (al no tener agujero, debería decir que es una tapa en forma de sombrero en punta), con lo que el vapor se enfría y cae sobre los alimentos en forma de gotas de agua, cociendo o estofando los alimentos. Lo hace así con su propio jugo, con un vapor aromatizado con los ingredientes que has incluido en la preparación, y por ello el resultado es espectacular: los alimentos resultan muy jugosos tras el largo tiempo de cocción con muy poco agua.

            Imagino que con esta explicación se entiende también la razón de ser de la forma de la tapa: ese diseño, esa chimenea que dibuja la tapa, es así para que la parte superior no se caliente, e ir enfriando el vapor generado para bañar los alimentos.

            Ya sabemos ahora cómo estofa la tajine y porqué esa tapa es así. Ahora viene la siguiente cuestión... ¿Y para qué más sirve la tajine? ¿Voy a amortizar la inversión? Para resolver dicha cuestión, voy a separar los dos tipos de tajines que tenemos en la tienda.

            Tenemos la tajine de Emile Henry, que es de cerámica no porosa, esmaltada, que conserva el calor durante mucho rato para mantener los alimentos calientes. La cerámica es una excelente difusor de la calor por lo que consigues una cocción suave y progresiva -lo que esperamos de una cocción en tajine, que permita conservar todas las propiedades de los alimentos. Es una tajine para vitrocerámica (o cocinas de gas) muy bonita, que te da una presentación excelente en la mesa. Pero además, puedes utilizar la base para cocinar cualquier otro plato sin la tapa (como cazuela cerámica). Debéis pensar que podéis cocinar en ella lo que deseáis mientras sea en horno, gas o vitro ya que no funciona en inducción. Es un utensilio muy bonito y versátil.

             

             

            Por otro lado está la tajine de Le Creuset. Mantiena la tapa cerámica pero su base es de hierro fundido vitrificado. Es decir, ¡Es como una cocotte! La inversión es más alta, sin duda, pero aparte de esa buena presentación en la mesa puedes usar la base para cocinar cualquier cosa que cocinarías en una cocotte; puede ir al horno, vitro, gas e inducción; no se ralla, cocinas sobre un material noble (¡supersano y resultados superbuenos!) y tienes un utensilio para toda la vida, robusto y resistente a golpes: ¡Es hierro!

             

             

             

            ¿Mi conclusión con todo ello? Ambas tajines son muy bonitas, te permiten una presentación con y sin tapa muy elegantes, y son una herramienta muy versátil. Ahora bien, la de Emile Henry es cerámica y, aparte de usarla como tajine, te permitirá cocinar cualquier receta sin tapa como si fuese una cazuela cerámica. Y, por otro lado, la de Le Creuset es una inversión más elevada, pero es de hierro fundido, lo que te permite usarla como cocotte, funciona también tajine para inducción, y no temerás los golpes ya que tendrás la base para toda la vida.

            Me gustaría acabar este post con una pequeña anécdota que siempre cuenta nuestro amigo Stéphane, cuando hablamos de cocinar con tajine. Él siempre explica que la tajine, como la cocotte, es un utensilio para cocinar a fuego lento. Cuando dejamos cocer la carne en su interior durante horas a fuego suave conseguimos esa carne aromatizada y tierna tan apreciada. De hecho, tradicionalmente la tajine se enterraba en el desierto por la mañana. Así durante el día se iban concinando los alimentos mientras la familia se dedicaba a sus tareas. Por la noche volvían a su campamento y tenían una deliciosa tajine lista para cenar.

            Seguir leyendo »

            Bolo de caramelo

            Publicado el Sep 18, 2014. 4 comentarios

            Estoy segura que a muchos se os ha abierto la curiosidad con el título de la receta, "bolo de caramelo". Viendo las fotografías, se os habrá abierto además el apetito. ¡Y no es para menos! Virginia, de Sweet&Sour, nos deja caramelizados con esta receta que viene de lejos para ser explicada con todo el cariño y detalle, tan bien como ella sabe hacer. Bienvenido, bolo de caramelo, y ¡Bienvenida, Virginia!

             

            No sé si a vosotros os ocurrirá lo mismo, pero en mi caso, cada verano se vienen conmigo de vuelta en la maleta, junto a un montón de recuerdos y muchas fotografías, unos cuantos ingredientes de esos que no puedo encontrar en los mercados cercanos fácilmente, pero también alguna que otra receta y mucha inspiración.

             

             

            El Bolo de Caramelo que hoy os traigo no es exactamente una receta que haya venido conmigo en la maleta, pero sí llegó en la de mi hija, tras su viaje de este verano a Madeira. Ella sabe que para su mami el mejor regalo es todo aquello que tengo que ver con la gastronomía.

            Se trata de un pastel de caramelo que tiene la peculiaridad de que parte del azúcar que incorporamos en la masa lo es en forma de caramelo, con lo que obtenemos un sabor a caramelo intenso. Pero además, para hacerlo más lujurioso, lo bañamos con una cobertura en forma de una especie de toffe con nueces. ¿Ya me diréis si es o no es un pastel especial? Uno de esos dulces que os harán triunfar en cualquier reunión. Y ojo, que además viene con aires otoñales, gracias a las nueces frescas de la cobertura.

            Lo he preparado utilizando mi Skillet de Le Creuset, de lo más versátil en la cocina, porque lo mismo sirve para preparar platos salados en el fuego que para estos dulces horneados, y lo mejor, va directamente del horno a la mesa, con esa presentación con un toque rústico pero de lo más cuidado.

             

             

            INGREDIENTES: (Para 8 raciones)

            Para la base de Bizcocho de caramelo:

            - 84 gr. mantequilla a temperatura ambiente.

            - 200 gr. de azúcar moreno.

            - 266 gr. de harina leudante o bizcochona tamizada.*

            - 2 huevos "L" a temperatura ambiente (separadas yemas y claras).

            - 200 ml de leche

            - 83 gr. de azúcar blanco.

            - Una pizca de sal.

            *La harina leudante o bizcochona podéis sustituirla mezclando por cada 6 tazas de harina de repostería 3 cucharaditas de gasificante para Bizcochos.

             

            Para la cobertura de caramelo y nuez:

            - 450 gr. de azúcar blanco.

            - 125 gr. de mantequilla.

            - 150 ml de leche.

            - 175 gr. de nueces frescas picadas gruesas.

             

            PREPARACIÓN:

            En un cazo de fondo grueso hacemos un caramelo con los 83 gr. de azúcar blanco. Cuando hayamos obtenido el caramelo, lo retiramos del fuego y añadimos la leche tibia, mezclando bien hasta que se disuelva todo el caramelo en la leche. Es posible que necesitemos calentarlo un poco para ayudar a esta disolución. Reservamos hasta que se haya entibiado.

            Precalentamos el horno a 180oC, calor arriba y abajo.

            En un bol grande, batimos la mantequilla con el azúcar moreno hasta conseguir una mezcla esponjosa y homogénea. Yo suelo hacerlo con mi Kitchen Aid, así que si disponéis de ella os será muy sencillo, no tenéis más que acoplar la pala y batir a velocidad 2 durante unos minutos, hasta que la mantequilla tome color más blanquecino y esponje. El resto del proceso lo haremos igualmente con el accesorio de pala y a velocidad 2 también.

            Añadimos las yemas de huevo, una cada vez, tras cada adicción batimos hasta incorporar. A continuación añadimos la harina tamizada y la leche acaramelada que teníamos reservada, de forma alternativa y en tres veces, terminado siempre con la harina. Ojo no batáis en exceso una vez que incorporemos la harina, lo justo para integrar. De lo contrario conseguiréis un pastel gomoso.

            En un bol pequeño y bien limpio, montamos la claras a punto de nieve con la pizca de sal. En este caso, quien disponga de Kitchen Aid, con el bol limpio y sustituyendo la pala por el accesorio globo, iremos montándolas, comenzando por la velocidad mínima hasta que espumen, y luego velocidad 2-4-6 hasta que las tengamos montadas. Listas nuestras claras las incorporamos a la masa con movimientos envolventes.

            Enmantecamos nuestra Skillet de Le Creuset y vertemos la masa en su interior. Nivelamos y horneamos a media altura durante unos 45-50 minutos, o hasta que al introducir un palillo en el centro salga limpio.

            Preparamos entre tanto la cobertura. En una sartén de base amplia hacemos un caramelo con el azúcar. Cuando hayamos obtenido el caramelo añadimos la mantequilla y la leche, mezclando bien hasta que el caramelo se haya integrado con la mantequilla y la leche en una crema densa y melosa. Por último añadimos las nueces troceadas groseramente, mezclamos y dejamos que las nueces se impregnen de este “toffe”. Reservamos.

            Cuando nuestro pastel esté cocido, lo sacamos del horno y colocamos nuestra Skillet Le Creuset sobre una rejilla. Ayudados por una aguja de punto o una brocheta, agujereamos toda la superficie. Vertemos 2/3 de la cobertura caliente sobre el pastel, reservamos el resto al calor. La cobertura penetrará por todos esos agujeros e inundará el pastel. Dejamos reposar unos minutos.

             

             

            Servimos nuestro bolo de caramelo caliente, con una bola de helado, frutas rojas y el resto de la salsa de caramelo caliente en una salserita para pecar más intensamente. Otra opción en lugar de acompañarlo de helado y que es como a mi más me gusta, es con una quenelle de creme fraiche, que es el contrapunto ideal al dulzor recio del caramelo. Absolutamente delicioso. Un pastel para triunfar, os lo aseguro.

             

            Seguir leyendo »

            Kuhn Rikon, fabricante de las ollas Duromatic

            Publicado el Sep 16, 2014. 0 comentarios

            "Al igual que ningún cocinero que se aprecie trabajaría con ingredientes de baja calidad, nosotros solo compramos lo mejor en materias primas. Y fabricamos nuestros productos con el mismo cuidado y atención a los detalles que el que cualquier gastrónomo en sus comienzos dedicaría a la preparación de una exquisita comida".

            Esta es la filosofía de Kuhn Rikon, y la encuentro ejemplar. Me gusta tanto, que de hecho trato de trasladar este pensar a Claudia&Julia -cuando escojo los productos para introducir a la tienda, cuando damos una respuesta a un cliente, cuando embalamos los productos para enviarlos... Se tiene que ser cuidadoso, y trasladar cariño y profesionalidad a las cosas. Así pienso yo al menos. Y por este mismo motivo confío tanto en Kuhn Rikon, y de esta marca quería hablaros hoy.

            A muchos les suena este nombre, y de seguro que habéis visto su logo, y es que Kuhn Rikon es una empresa muy importante. A pesar de ser familiar (con sede central en Rikon, Suiza), tiene filiales en Gran Bretaña, España y EE.UU. Venden a más de 40 países de todo el mundo, y mantienen una estrecha relación con los distribuidores.

             


            Kuhn Rikon se encarga de todo el proceso de producción, desde el desarrollo y diseño del producto, hasta la distribución de menaje, accesorios y utensilios de cocina de alta calidad, que permiten una cocina eficiente y saludable. ¡Sin duda que al hablar de Kuhn Rikon podemos hablar de calidad suiza! Utilizan acero de primerísima calidad, tienen gran parte del proceso de producción automatizado, pero revisan pieza a pieza la calidad del producto en los puntos clave, con métodos electrónicos. Y con todo ello se aseguran de mantener unos resultados de calidad elevadísimos. ¡
            Pensad que Kuhn Rikon fue la primera empresa de la industria de bienes de consumo en obtener la certificación ISO 9001 por su gestión de la calidad!

            Y si destaco tanto la calidad, es porque es vital para mi desde el momento que entran sus productos en mi tienda... pero en especial cuando hablamos de ollas a presión. Las ollas a presión deben soportar temperaturas y presiones internas elevadísimas, y es muy importante por todo ello garantizar la calidad de la olla. Con Kuhn Rikon estoy muy tranquila, y se que cualquiera que tenga una de sus ollas lo estará también, porque es una olla para toda la vida.

            De seguro que habéis oído hablar de las ollas de Kuhn Rikon. Son conocidas por su nombre, "Duromatic". La primera se desarrolló en 1949, fue un éxito inmediato y su nombre pronto se convirtió en sinónimo de toda olla a presión.

             

             

            Fue el primer producto exportado por Kuhn Rikon, y en estos más de 60 años ha pasado a ser la olla que todos los suizos tienen en su cocina. ¡También en la mía! 

            Las Duromatic aún se comercializan hoy: la olla ha ido reinventándose para ser cada día mejor.


            Pero las ollas son hoy sólo una parte de todo lo que Kuhn Rikon hace: como he dicho antes, todo tipo de utensilios y gadgets para la cocina. Y en todo destaca su diseño -la empresa es famosa también por sus numerosos galardones en el diseño de sus productos. El diseño y la funcionalidad se combinan en armonía según el lema “La forma sigue a la función”. Un gran ejemplo de ello es la fondue: es perfecta en su función, y exquisita en su diseño.

             

             

            En fin, con todo, me gustaría transmitiros que Kuhn Rikon hace productos de altísima calidad y diseño, y ya sabéis que ello se transfiere a la comida.

             

            Seguir leyendo »

            Cómo ahumar lomo de cerdo en casa

            Publicado el Sep 09, 2014. 2 comentarios

            Estoy emocionada. Pensaréis que soy una exagerada, pero es la verdad, y os contaré por qué. 

            Hace meses ya, que de vez en cuando hay revistas que muestran interés por nuestro ahumador. Están interesados porque está poco visto aquí, lo hemos traído de Estados Unidos, y a pesar de parecer que el nombre lo dice todo, el ahumador permite unos resultados de cocción tan buenos que es una pena que la gente piense que sólo sirve para dar sabor ahumado.

            Pues bien, nuestra amiga Loreto, de Sabores de Colores, lo tiene bien claro. Se ha bien informado, lo ha probado, y ha elaborado una deliciosa receta de lomo de cerdo, mientras nos cuenta con detalle cómo funciona el ahumador. ¡Me encanta!

            Hablando con ella me ha certificado que el resultado ha sido espectacular -la carne ha salido muy tierna y sabrosa, más aún de lo que parece en en las fotos. Parece difícil de creer, ¿verdad?

            Así que os dejo con la receta y la explicación aquí.

            Seguir leyendo »

            Brownie de nutella

            Publicado el Sep 09, 2014. 2 comentarios

            ¿Ganas de preparar una deliciosa merienda o postres para los tuyos? Luisa Morón, de Cocinando con mi Carmela, prepara este delicioso brownie con nutella, una receta dulce preparada con la sartén de hierro skillet de Le Creuset. Una receta que con solo leerla se te hará la boca agua. ¿Te atreves?

             

            Hace mucho tiempo que tengo la sartén Skillet en mi poder. Desde entonces intento buscar muchas recetas que pueda cocinar con ella. Estoy encantada con ella,con su hierro vitrificado, su diseño, su tamaño y sus posibilidades.

            Suelo hacer tanto recetas saladas como dulces. Además te sirve incluso para presentarlo en tu mesa ya que el utensilio me encanta. Tiene un diseño rústico muy bonito. Pero una de las recetas con más éxito en casa es el brownie de nutella. Es un golpe de chocolate increíble pero merece la pena. Si os gusta el chocolate esta receta es una adicción.

             

            Sartén skillet Le Creuset

             

            Ingredientes

            • ​150 mantequilla derretida y enfriada.
            • 400gr de nutella.
            • 150gr azúcar moreno
            • 150gr azúcar blanca
            • 2 huevos
            • 1 cucharadita de vainilla
            • 1 cucharadita de bicarbonato
            • ​1/2 ​ cucharadita de sal
            • 100gr de harina
            • 2 cucharadas de cacao en polvo
            • 1 taza gotas de chocolate

             

            Preparación

            1. Precaliente el horno al máximo. En un bol echar la mantequilla, la nutella, azúcar morena y blanca, los huevos y la vainilla. Remover hasta que quede suave.
            2. Incorporar la harina, la sal y el bicarbonato. Volver a remover hasta tener una mezcla homogénea.
            3. ​Añadir media taza de gotas de chocolate y volver a remover para que se unan a nuestra mezcla. ​
            4. Vierta la mezcla en la skillet que anteriormente habremos engrasado con un poco de mantequilla. ​ ​
            5. Añadir las gotas restantes y añadir unas cuantas más de chocolate blanco. Esto es opcional.
            6. Introducir en el horno a 180 º durante unos 25-30 minutos. Esperar hasta que los bordes se fijen a nuestra skillet y comprobar con un cuchillo, pinchar justo en medio. Si sale limpio estará listo.
            7. Dejar enfriar sobre una rejilla.

             

            Consejos:

            • Se puede tomar templado, aunque con un punto caliente se convierte en un brownie increíblemente delicioso.
            • Si quieres acompañarlo de una bola de helado de vainilla, acabarás de redondear el postre o merienda. ¡El vicio está asegurado!

            Brownie de nutella

            Sartén skillet Le Creuset

            Seguir leyendo »

            Cocinar en fondue

            Publicado el Sep 09, 2014. 3 comentarios

            Muchos de nosotros ya tenemos una fondue en casa. Se ha vuelto un elemento ideal para regalar, y hace mucha ilusión tenerla. Pero también es cierto que hay quien la tiene aparcada y, la verdad, ¡Pienso que es una verdadera pena! La fondue es un utensilio culinario práctico -con el que puedes resolver una comida u cena rápidamente-, es divertido para los comensales, es fácil de preparar y de limpiar -importante, ¿A que sí?- y además por mi experiencia, favorece la comunicación y anima las comidas, ya que es, por así decir, una actividad en grupo, un plato para compartir, que llama a la conversación.

            Así que, convencidos de que el uso de la fondue debe generalizarse más, aquí va el consejo que para mi es primordial: sácalo del fondo del armario donde lo tienes guardado, porque debe estar a mano, debe ser un utensilio tan a mano como la sartén u olla que tanto usas. Así la verás, te acordarás de que tienes ese recurso, y la usarás mucho más.

            En segundo lugar, ya que a menudo querrás usarla, intenta tener siempre en la nevera quesos especiales para fondue, ¡U chocolate para derretir! O desmelénate un día que no todo es a guión fijo: ¿Por qué no usar nutella, un día? ¿O por qué no hacer chocolate caliente en lugar de chocolate de fundir?

            Y por último, ten clarísimo que ¡Hay un montón de comida que puedes usar para sumergir en una fondue! No digas que no tienes nada para hacerla, porque desde hoy ese pensar ya no vale. 

            Dicho todo esto, creo que es buen momento para hablar de cómo preparar la fondue. Lo más habitual es hacer fondue de queso o fondue de chocolate. No es tan común, aunque es igual de delicioso y divertido, hacerlas de aceite. Pero vamos paso a paso.

            Las fondues de queso se preparan con queso especial para fondue. Lo encontrarás en los supermercados, en refrigerados. Para prepararlo, sólo debes derretir el queso en el cazo de la fondue (eso lo haces en la cocina, de gas, vitro...). Cuando ya está derretido, lo colocas en el soporte de la fondue de vela, con la vela u aceite para fondue encendido para mantener el queso caliente. ¡Y ya está apunto para empezar a sumergir lo que tengas preparado!

            Por otro lado, has preparado los alimentos que van a ser la combinación perfecta con el queso. Ya he dicho antes que muchos ingredientes van a valer aquí. Lo que te aconsejo es que lo que tengas pensado lo dejes en la mesa cortado a cuadritos o tiras. La mayoría de cosas se comen totalmente crudas, así la preparación de la mesa es tan rápida como la del queso! 

            ¿Qué puedes sumergir en el queso? Los clásicos son el pan tostado y las verduras (espárragos, zanahoria, pimientos, ...). Pero como todo es cuestión de probar, puedes descubrir muchas cosas que quedan bien con el queso: nosotros también lo hacemos con judías verdes, champiñones, endivias, jamón serrano, aceitunas... ¡incluso la manzana queda estupenda!

             

             

            Un secretillo: para ir variando el sabor del queso, puedes ponerle un poco de pimienta un día, otro día añadirle algo de romero, otro sazonar con otra especie o dejarlo de nuevo sin ningún añadido. Y en cuanto a los ingredientes, variará también el gusto de la fondue si un día son crudos y otro los pasas por la parrilla.

            Está luego la de chocolate. El proceso es el mismo que antes: derretir el chocolate en la cocina, para mantenerlo caliente y líquido en la mesa con el calor de la vela. Hay quienes la preparan de postre, yo prefiero hacerlo los fines de semana por la mañana. ¡Así disfrutamos todos de un buen desayuno en familia! Qué sumergir en el chocolate es ya cosa de la imaginación más caprichosa. Desde la fruta más típica (fresas, plátano, manzanas, kiwi, sandía, naranja, ...), a los bizcochos más tiernos, pasando por sequillos, pan tostado, galletas tipo digestive, croissanes... y otras frutas como el melocotón, uvas o frutos rojos.

            Las fondues de aceite, básicamente, son para freír los ingredientes. Lo importante es conseguir mantener bien caliente el aceite una vez en la mesa. Aquí, lo habitual es hacerlas de carne y pescado, que bien sumergidas se cuezan los trocitos en 30 segundos. ¿Vas a probar? De nuevo, todo vale. Carne de ternera, lomo de cerdo, atún, salmón... lo que te apetezca cortado en dados, y que tenga consistencia para que aguante dentro del aceite. 

             

             

            Ya véis que la fondue admite todo tipo de combinaciones. Unos preferirán unas, otros preferirán otras... pero si en la mesa hay una variedad suficiente de ingredientes, de seguro que todos encontráis la vuestra.

            La verdad es que yo disfruto de la fondue. La disfruto comiendo, y también ver que es una forma diferente para que los críos coman verdura y fruta, aparte de que, como he dicho antes, ¡Une mucho a quienes están en la mesa!

            Si no tienes ninguna en casa y te apetece comprar una fondue, ¡Tienes muchas para elegir! En casa tenemos la Savoyarde y Bourguignon de Le Creuset. Pesa mucho, pero es que ¡Es una fondue de hierro fundido! Eso también ayuda a retener mejor la temperatura. Y tiene un esmaltado que hace que no absorba la humedad, los colores ni los olores de los alimentos. Se limpia fácilmente -déjala en remojo con agua, y pasado un rato la limpiarás sin dificultad alguna. Es una gozada, y cuando la tienes delante queda claro que es una señora fondue.

             

            También está la cerámica, preciosa fondue de Emile Henry, más económica y con un diseño tradicional que nos encanta. Muy ideal para fondues de queso y de chocolate. Aparte de la fondue y tenedores, incluye un libro de recetas, que siempre es divertido de ojear y coger ideas, ¿verdad?

             

             

            Una novedad de Le Creuset no hace mucho, fue la fondue mini-cocotte. Es una pieza curiosa, elegante y, por qué no, graciosa. Tened presente que el cazo es una mini-cocotte, así que servirá para acompañar las comidas y cenas, más que poder hacer de la fondue un plato único. Es ideal para regalar, y para iniciarte en el mundo de la fondue si por ahora no tienes claro si vas a usarla. Y claro está que la mini-cocotte la puedes usar diariamente para presentar otras delicias en la mesa.

             

             

            No acabaré el post sin antes hablar de la fondue que me tiene el corazón robado: la fondue de Kuhn Rikon: fue diseñada en Suiza y fabricada en Alemania, es de cerámica blanca, y la base es de madera de cerezo y una rejilla de níquel barnizado. Seguramente al ver la foto pensaréis que es bonita. ¡En directo diríais que es una preciosidad!

             

             

            Seguir leyendo »

            Apple pie, pastel de manzana al estilo americano

            Publicado el Sep 03, 2014. 1 comentario

            Esta vez Míriam, de El Invitado de Invierno, nos hace la boca agua con esta Apple Pie, elaborada en un molde estilo clásico de Emile Henry. No os perdáis la receta, ¡Es ciertamente tan deliciosa como parece! 

             

            Sí, seguro que conocéis esos pasteles de manzana que salen en las series americanas, una especie de empanada de manzana, pero gordota. Incluso os imagináis a la ínclita familia Ingalls comiendo una rica apple pie recién hecha en su casita de la pradera... Pues esa es la receta que os traemos hoy.

            La masa con la que se cubre la manzana suele ser masa quebrada. Estos pasteles de manzana se hacen tradicionalmente en unos moldes de cerámica hondos y algo abiertos, como el que veis en las fotos. No se suelen desmoldar y se sirven directamente desde el molde.

             

             

            Ingredientes

            Cada tanda de masa quebrada: 125 g de mantequilla fría, cortada en cubitos, 250 g de harina de repostería, 1 pizca de sal,

            60 g de agua fría. 1 huevo para pintar la superficie.

             

            Relleno: 5-6 manzanas reineta grandes, zumo de un limón, 125 g de azúcar, 1 cdta. de canela molida, 1 pizca de sal, 1 cda. de harina, 2 cdas. de mantequilla.

             

            Elaboración

            Preparamos en primer lugar una tanda de masa quebrada para la base del pastel. En un robot de cocina o batidora con cuchillas ponemos la mantequilla en cubitos, la harina y la sal. Mezclamos a máxima velocidad en intervalos cortos, hasta obtener una mezcla arenosa, pero en la cual aún se aprecie algún trocito de mantequilla.

            Agregamos el agua helada y mezclamos bien, sin amasar, solo hasta que amalgame. Estiramos la masa con un rodillo al tamaño del molde (previamente untado de mantequilla y enharinado), sobre la encimera ligeramente enharinada, y la colocamos sobre él con cuidado. Recortamos el borde dejando que sobresalga un poco. Lo envolvemos todo bien en plástico y lo dejamos reposar en la nevera por lo menos una hora.

            Justo antes de acabar el reposo preparamos el relleno de manzana. Primero mezclamos en un bol el azúcar, la canela, la sal y la harina. Reservamos.

            Pelamos las manzanas, las cortamos por la mitad y luego en grandes gajos. Las vamos poniendo en un bol y rociando de inmediato con el zumo de limón, para que no se ennegrezcan. Una vez cortadas todas las manzanas añadimos la mezcla de azúcar y removemos bien para que se cubran todos los gajos de manzana.

            Sacamos la base del pastel de la nevera y ponemos la manzana. El montón debe sobresalir porque luego en la cocción las manzanas se reducen mucho.

             

            Preparamos la segunda tanda de masa quebrada de igual manera que la base y cubrimos la tarta. Cortamos un poco por fuera de la capa de base y remetemos lo que sobra por debajo del borde de la base. Apretamos bien un borde contra otro para sellar, podemos hacerlo con un tenedor como una empanadilla.

            Pincelamos la superficie con huevo batido y abrimos tres o cuatro aberturas con un cuchillo afilado para que salga el vapor. Cocemos la tarta a 180° durante 60-70 minutos.

            Podemos consumir la tarta fría o templada; los americanos son muy aficionados a acompañarla con una bola de helado de vainilla... no es mala idea, ¿no?

             

            Seguir leyendo »

            ¡Ganador del sorteo de agosto!

            Publicado el Sep 02, 2014. 0 comentarios

            El ganador del sorteo realizado entre todas las opiniones recibidas en Claudia&Julia durante el pasado mes de agosto ha sido M Jesus de El vedat de torrente que está encantada con su sartén de hierro Mineral de De Buyer. Ya le hemos enviado un correo para confirmar que le mandamos el rallador Microplane Zester. Muchas gracias a todos por participar.

             

             

            Durante el mes de septiembre seguiremos con el sorteo entre todas las opiniones recibidas y el ganador se llevará una navaja para setas Opinel, ideal para recoger y limpiar la seta de hierbas y tierra.

             

             

            Cómo ya sabéis, vuestras valoraciones ayudan a otros clientes a decidir qué productos compran y también nos ayudan a nosotros a mejorar nuestro servicio y selección de productos. Recordad que para participar sólo tenéis que valorar los productos comprados en Claudia & Julia en la misma página del producto. El sorteo sigue en marcha, ¡envianos tu valoración y participa!

             

            Seguir leyendo »

            La provoletta

            Publicado el Aug 27, 2014. 1 comentario

            Laura, del blog gastronómico Because, nos trae una receta que es la delicia de toda la casa. Fácil de preparar, que captará la atención de todos tus invitados y será una delicia para pequeños y mayores. Os dejamos con esta provoletta preparada por Laura, que lo hace en una de las sartenes más versátiles y con estilo de Le Creuset, la sartén Skillet

             

             

            En casa hay varias palabras mágicas y una de ellas es Provoletta. Cuando se nombra, el ipad se cierra, la bici se aparca, el móvil se voltea con la pantalla hacia abajo...y de pronto todos salimos de nuestro particular trance para reunirnos, de pie o sentados eso da igual, alrededor de la provoletta. Hay que tomarla bien calentita cuando el queso está elástico, y guerrear un poco con los tenedores y el pan, tratando de cazar las partes más doradas del fondo. Sin duda, un picoteo ideal para disfrutar en buena compañía.

             

            Ingredientes

            • 300gr queso provolone
            • 6-8 tomates cherry o un par de rodajas de tomate normal
            • Hierbas aromáticas al gusto (albahaca, orégano...)

             

             

              

            Elaboración

            1. Colocamos la sartén skillet de Le Creuset a fuego medio alto con el queso provolone encima, espolvoreamos con un poco de orégano.
            2. Cuando la mitad inferior del queso esté derretida, introducimos la skillet en el horno a 200 º con los cherrys por encima.
            3. Dejamos que se funda el queso y sacamos cuando veamos que los bordes empiezan a dorarse, unos 5 minutos aproximadamente.
            4. Tomar inmediatamente.

             

            Seguir leyendo »

            Steak tartar con menta fresca, yuzu y soja

            Publicado el Aug 20, 2014. 0 comentarios

            Fruto de nuestra colaboración con Delicooks, os traemos esta receta de nuestro querido chef Stephane Poussardin, quien nos deleita esta vez con una receta europea con toques orientales -steak tartar con menta fresca, yuzu y soja. ¡Os animo a probar!

             

             

            Ingredientes

            280 gr. de solomillo de buey

            4 Yemas de huevo

            4 Hojas de menta fresca

            4 c/s de salsa soja

            1 yuzu o lima

            Aceite de oliva virgen

            1/2 Barra de pan cortada en 4 láminas finas

            Sal

             

            Preparación

             

            Para el steak: Picar la carne con la ayuda de un cuchillo. Reservar en frío. Preparar una vinagreta con la menta picada, la salsa de soja, el zumo de lima o yuzu y por ultimo el aceite de oliva.

             

            Para el pan crujiente: Congelaremos el pan. Con la ayuda de una mandolina (cortadora) o de un cuchillo cortaremos las rebanadas de pan en láminas finas a lo largo, las pondremos sobre un papel de horno ligeramente torcidas. Lo tostaremos en el horno.

             

            Montaje del plato: Mezclar en un bol la carne picada con la vinagreta, rectificar de sal si es necesario, disponer la carne en un círculo de inox de 6cm de diámetro y desmoldar en un plato. Poner encima la yema de huevo cruda y alrededor el pan crujiente.

            Seguir leyendo »

            Provolone picante al horno con concassé de tomate y ajo negro

            Publicado el Aug 18, 2014. 0 comentarios

            Loreto, de Sabores de colores, nos acaba de hacer la boca agua: ha preparado un provolone picante al horno, que combinado con ajo negro y tomate concassé convierten la receta en una maravilla.

             

             

            La receta la ha elaborado en la sartén Skillet de Le Creuset, que puede usarse en el horno y tiene una estupenda presentación en la mesa.

            Os dejamos con esta deliciosa receta, que podéis ver haciendo clic aquí.

            Seguir leyendo »

            Quiché Lorraine

            Publicado el Aug 13, 2014. 7 comentarios

            Luisa Morón, de Cocinando con mi Carmela, nos traslada a Francia con esta rica Quiche Lorraine. Un plato de siempre, que cocinado con cariño para aquellos que quieres ¡se convierte en una auténtica delicia! Y para una bonita presentación, nada mejor que el molde de KitchenKraft.

             

            La gastronomía francesa es una de mis preferidas. Os propongo una rica quiché Lorraine, ya conocido por todos nosotros. Es uno de mis platos preferidos, además es muy socorrido y fácil de hacer. También permite muchas variedades a la hora del relleno. Puedes utilizar verduras, setas, lo que más os guste. Este molde además es perfecto para ello y perfecto para poder presentar en la mesa.

             

             

            Ingredientes:

            Para la masa (para un quiché de 23cm)

            175 gr harina

            Sal

            115 gr mantequilla fría

            25 gr de queso rallado

            4-6 cucharadas de agua helada

            Para el relleno:

            115 gr de queso gruyer

            50 gr de roquefort

            175 gr de bacon tostado en el gratinador

            3 huevos

            150 ml nata espesa

            Sal y pimienta

             

            Preparación:

            Para hacer la masa, echar la harina en un cuenco, junto con la sal. Echar la mantequilla y trabajarla con los dedos hasta obtener una consistencia arenosa. Ésta debe estar muy fría.

            Añada el queso y solo la suficiente agua como para que ligue la masa. Formar una bola, envolver en un papel de aluminio y dejar en el frigorífico durante 15 minutos.

            Extender la masa en una encimera enharinada.

            Colocar en un molde, pinchar la masa con el tenedor, cubrir con papel de hornear y esparcir unas legumbres secas por encima para que hagan peso. Cueza en el horno precalentado a 190ºC unos 15 minutos hasta que dore. Déjela enfriar un poco.

            Para el relleno, esparza en la base el queso y bacon de manera uniforme. Bata los huevos con la nata hasta que estén bien ligados. Salpimentar al gusto y verter en la base. Cueza la quiché en el horno durante unos 20-25 minutos, hasta que el relleno esté cuajado y dorado.

            Saque la quiché del horno y déjelo enfriar. Desmoldar y dejar enfriar en una rejilla. Listo para servir.

             

            Seguir leyendo »

            Opinel, navajas y cuchillos de cocina de alta calidad

            Publicado el Aug 11, 2014. 0 comentarios

            La primera vez que Jordi me trajo un cuchillo Opinel para que lo viera me encantó. Un diseño simple, sobrio, de buen agarre y de una calidad de corte excepcional. A posteriori, descubrí que tras la marca Opinel se esconde una tradición centenaria (Opinel es el apellido de la familia que las creó y las ha estado fabricando), y que hay muchas particularidades que hacen de estas navajas un artículo único y muy respetado. Por todo ello, tengo ganas de compartir algunas de las curiosidades sobre esta marca, ¡bien interesantes creo yo!, que hacen que me guste aún más. 

            Tradicionalmente eran navajas de trabajo y para todo, destacaban por su buen corte y forma, y eran una ayuda incluso para Pablo Picasso, quien fue visto usando una para esculpir una escultura. Eran tan populares y la marca ha crecido tanto durante todo este siglo que muchos franceses hoy usan el nombre Opinel para referirse de forma común a las navajas de bolsillo con mango de madera.

            Opinel registró su conocido logo, "la mano coronada" ("the crow hand") en 1909, y un tiempo después empezó la producción en masa. Pero una producción que siempre ha destacado por una cosa: la calidad y respeto hacia el medio y los materiales. Opinel se preocupa mucho del origen de la madera y carbón que utiliza para la fabricación de sus cuchillos, algo que como imagináis ¡Nos gusta mucho en Claudia&Julia!

             

             

             Hacia 1955 diseñaron un anillo de seguridad, que supuso una mejora significativa de los cuchillos. Este sistema se mantuvo durante medio siglo, y no fue hasta el 2000 que el sistema de seguridad Virobloc fue modificado para asegurar la seguridad durante el transporte (mientras se encuentra en posición cerrada). 

             

             

            Una sorpresa fue para mi descubrir que en1985 Opinel fue reconocido como uno de los mejores objetos diseñados del mundo en el " Victoria and Albert Museum ", ¡junto al Porsche 911 y al reloj de Rolex! Y en 2006 los diseñadores internacionales de  “Phaidon Design Classics” apuntan que el diseño de Opinel es de los más acertados de todos los tiempos.

            Pero Opinel no quería quedarse sólo en los bolsillos de los franceses, por lo que exportan a más de 70 países gran parte de su producción. Y por el mismo motivo, y teniendo claro que tienen un corte excelente, pensaron que tenía mucho sentido extender su gama a cuchillos para la cocina. Muy lógico, ¿verdad? Así lo hicieron, y gracias a ello podemos ofrecer cuchillos Opinel en la tienda. 

             En la tienda encontraréis los cuchillos de pan, de chef, de carne y jamonero. Luego están las navajas, tan apreciadas por algunos de nosotros y que me gustaría detallar un poco más (porqué me encantan, porqué pienso que pueden gustaros a muchos, y porqué son también grandes ideas de regalos!).

            Está la navaja para ostras y marisco, fabricada en madera de bubinga para resistir la humedad, tiene una hoja de acero inoxidable de 6,5cm afilada sólo por la punta para abrir con facilidad ostras y cualquier tipo de marisco. 

             

             

            Luego viene una de mis preferidas: ¡la navaja para setas! Dispone de una hoja fina y curvada con el dorso dentado para retirar la cutícula de las setas, y además su mango de madera de roble dispone de un cepillo de cerdas de jabalí para limpiar la seta de tierra y hierbas. 

             

            Y también tenéis el clásico: la navaja con sacacorchosideal para picnics o llevar siempre encima.

             

             

            Y hay un par más de productos Opinel que vale la pena tener presentes. El primero es el conjunto de cuchillos con pelador Opinel. Son preciosos, útiles, están en varios colores, y vienen presentados en una caja que invita a convertirlo en regalo. 

             

             

            El segundo es el kit Le Petit Chef, para que los niños aprendan a usar correctamente los cuchillos con seguridad, y disfruten en la cocina.Este conjunto está compuesto por un cuchillo de mango de haya y hoja de 10cm con un anillo educativo (para enseñarles a colocar bien los dedos evitando que se deslicen hacia la hoja); también incluye un protector de dedos para sostener los alimentos como los grandes cocineros mientras cortan con toda seguridad; y un pelador para vegetales y hortalizas.

             

            Seguir leyendo »

            Presa ibérica a la plancha con verduras

            Publicado el Aug 06, 2014. 0 comentarios

            Miriam García, de El Invitado de Invierno, nos invita a preparar una jugosa presa a la plancha acompañada de verduras, elaborada con una parrilla de hierro Le Creuset. ¡Un plato tan simple como apetecible, sano y gustoso!

             

            A estas alturas no hace falta ni decir que uno de los grandes tesoros culinarios de este país es el cerdo ibérico. Este animal tiene una carne exquisita, entreverada de una grasa deliciosa... se nota que me gusta, ¿no?

            La presa es una pieza de carne que corresponde más o menos al hombro del cerdo, muy jugosa y con un gran sabor. Por ser una pieza no excesivamente gruesa ni de gran tamaño se puede preparar perfectamente a la plancha sin abrir, tal cual se presenta. La carne debe quedar tostada por fuera y sonrosada por el centro. Si se hace bien, en una plancha adecuada, el resultado es impresionante. Un auténtico placer.

             

             

            En esta temporada en que, reconozcámoslo, no apetece mucho pasar tiempo en la cocina, una carne a la plancha con verduritas es una gran idea, un plato completo y, si los ingredientes son de calidad como una buena pieza de cerdo ibérico, nos daremos un gustazo con muy poco esfuerzo. Vamos allá.

             

            Ingredientes

            (para 2 personas)

            • 1 pieza de presa ibérica
            • 1 calabacín pequeño
            • 2 tomates de pera
            • Aceite de oliva virgen
            • Sal al gusto

             

            Elaboración

            1. Cortamos el calabacín en rodajas finas, de no más de 3-4 mm y los tomates por la mitad. Calentamos una buena plancha o una sartén de fondo grueso a fuego alto. Cuando esté bien caliente pincelamos con aceite de oliva y ponemos las verduras. Pincelamos las rodajas de calabacín con un poco de aceite por encima, también.
            2. Tostamos las verduras por ambos lados, hasta que estén blanditas, y las sacamos a una fuente tapada, donde se mantengan calientes mientras hacemos la carne.
            3. Ponemos la carne sobre la plancha o sartén y la cocinamos por lo menos 10 minutos por cada lado, a fuego fuerte. No hace falta añadir más aceite en este caso, porque la carne ya contiene suficiente grasa propia y no se pegará.
            4. Al cabo de ese tiempo servimos la carne de inmediato, acompañada de las verduras aún calientes. Trincharemos la presa en filetitos de medio dedo, que podemos salar de forma individual. Yo prefiero salar cada filete de presa ibérica por separado al servirlo, ya que al ser la presa algo gruesa y la cocción no muy prolongada, si salamos la pieza completa puede que no notemos suficiente salazón en el interior. Para este tipo de carnes encuentro que la sal en escamas es un complemento fantástico.

            En esta receta he usado calabacín y tomate como guarnición, pero podemos poner otras verduras también, como berenjena en rodajas, espárragos trigueros, etc. Cada uno, a su gusto, la variedad de recetas de presa ibérica a la plancha es tan extensa como lo es vuestro gusto culinario y vuestro ingenio a la hora de innovar.

             

             

            Seguir leyendo »

            ¡Ganador del sorteo de julio!

            Publicado el Aug 03, 2014. 0 comentarios

            El ganador del sorteo realizado entre todas las opiniones recibidas en Claudia&Julia durante el pasado mes de julio ha sido David de Zaragoza que de momento está satisfecho con la funda de neopreno para el mango de las sartenes De Buyer (a la expectativa a ver como evoluciona). Ya le hemos enviado un correo para confirmar que le mandamos las dos mini-cocottes ovaladas Le Creuset. Muchas gracias a todos por participar.

             

             

            Durante el mes de agosto seguiremos con el sorteo entre todas las opiniones recibidas y el ganador se llevará un rallador Mircroplane Zester, el rallador más popular de Microplane que nos permite rallar con facilidad cualquier tipo de alimento duro.

             

             

            Cómo ya sabéis, vuestras valoraciones ayudan a otros clientes a decidir qué productos compran y también nos ayudan a nosotros a mejorar nuestro servicio y selección de productos. Recordad que para participar sólo tenéis que valorar los productos comprados en Claudia & Julia en la misma página del producto. El sorteo sigue en marcha, ¡envianos tu valoración y participa!

             

            Seguir leyendo »

            Loleta estrena cocotte: Atún encebollado

            Publicado el Jul 28, 2014. 2 comentarios

            Loleta, de Loleta Life, Market & Cooking (ganadora del concurso Blogueros cocineros 2013), es gastrobloguera y amante de los viajes. Le gusta unir ambas aficiones, y lo hace enamorando a sus lectores de ciudades con gusto a las recetas más deliciosas.

            En esta ocasión, una bonita ruta y descripción de Málaga y sus rinconcitos, termina en el Muelle Uno, y tanto mar la invitan a preparar un delicioso atún encebollado. Y lo hace con una cocotte que ganó a través de un sorteo en Cocinando con mi Carmela (blog de Luisa Morón), en el que Claudia&Julia colaboramos.

             

            Estamos encantados que Loleta disfrute de la Cocotte, ¡Y poder gozar de sus recetas! Podéis encontrar su receta aquí: http://bit.ly/1ughMkb.

             

             

            Seguir leyendo »