Recetas tradicionales y saludables



Ideas para regalar

Publicado el Dec 09, 2015. 4 comentarios

La alegría se apodera de mi cuando llega diciembre. Se aproximan las Navidades, unas fechas que adoro: pensar en las comidas familiares, esas comidas que a veces terminarán como cenas, y también ver la ilusión de los niños al despertarse y correr a mirar al lado del árbol.

Esta euforia que vivo se traslada en todo lo que hago, y no para de rondarme por la cabeza qué regalos serán los más adecuados para cada uno de mis seres más queridos… porque no lo había dicho, pero ¡Me encanta hacer regalos! Adoro pensar en algo que resultará útil, o que sorprenderá, o que encontrará precioso… Escoger el regalo ideal para cada persona y cada momento. Y debo admitirlo también… ¡Me hace feliz ver que he acertado!

Creo que todos podemos acertar con el regalo que vayamos a hacer. Lo más importante es pensar en qué le gustará a la persona que va a recibirlo. Cuando el perfil ya lo tienes claro, lo único que falta son ideas. Y creo que en eso puedo ayudar, así que hoy quiero hablar de productos de la tienda que pueden ser ideales para regalar.

 

Ideas para regalar

Empezaré con ideas para los que quieran regalar un capricho. ¿Qué podría ser un capricho? Sin duda, algo que uno no se compre por sí sólo, pero te recomendaría optar por piezas a las que al tenerlas le sacas mucho partido. Debo animaros a pensar en regalar una fondue (desde la famosa Savoyarde de Emile Henry, a la de hierro fundido de Le Creuset). Regalar una crepera es otra idea genial, dado que muchas veces no se dispone de ella, y le acabas dando gran uso. O te animo a pensar en mi pequeña joya: una Chemex, una cafetera que te aporta un café claro y puro como los que no hay! (aparte que es una pieza de arte única).

 

 Regala un capricho: fondue Savoyarde Emile Henry, crepera de hierro Le Creuset y cafetera Chemex

 

Si estás pensando en hacer un regalo a alguien a quien le gusta cocinar repostería, optaría por regalar un bonito molde, un molde para tarta tatín o los sellos para hacer galletas, que vienen presentados en una bonita caja. Si el presupuesto es amplio, ¡Plantéate regalar un Kitchen Aid! Es el sueño de toda repostera.

 

Para amantes de la repostería: molde cerámico Le Creuset, sellos para hacer galletas y robot de cocina Kitchen Aid

 

Luego están los regalos para gente que se pasa bastante tiempo en la cocina, y que apreciará los utensilios que puedan convertirse en un aliado. Sin duda el Spirelli 2.0. es un regalo de éxito entre los cocinillas; así como una mandolina (cuesta hacer el paso de comprarse una, pero si se cocinan grandes cantidades a menudo, sin duda se le saca mucho partido).

En este bloque no puede faltar un buen cuchillo: muchas veces no se le presta atención, cuando de hecho es el utensilio que más se usa en la cocina. Disponer de un buen cuchillo es básico, y es también un regalo estupendo: la gran mayoría vienen presentados en una bonita caja, lo que los convierte en un regalo ideal. De cuchillos hay de muchas clases y categorías, pero por eso tal vez te interese ver los posts en los que hablé de Cuchillos de Cocina, o puedes directamente ver la sección de Cuchillos (si quieres ir rápido a por alguno realmente diferente, ve a ver los japoneses de Kai).

 

ideas para regalar aun cocinero

Para cocinillas: Spirelli 2.0., mandolina Kobra y cuchillos japoneses Kai 

 

Ahora vamos a pensar en regalar utensilios de cocina que nos ayudan a cocinar en el día a día. El primero, sin duda, es una cocotte de hierro, el capricho de todo amante del chup-chup, las cocciones lentas y los sabores de siempre. Por su precio, a uno le cuesta a veces comprársela, pero tenerla se convierte en un sueño hecho realidad. Con ellas no sólo se obtienen mejores sabores gracias a sus propiedades de cocción, sino que uno cocina más feliz al poder usarla, y es una inversión para toda la vida, ya que las cocottes de hierro pueden pasar fácilmente a nuestros hijos.

El segundo utensilio que creo es muy adecuado para reglar es un wok: todos disponemos de sartenes, ollas y parrillas, pero un wok es un elemento que a menudo se deja para más tarde, y es una lástima. Cocinar vegetales, carnes y pescado en wok es una delicia, cocciones rápidas y sabrosas que seguro conseguirán que le demos más uso del que a priori podemos pensar.

Sigo mi lista de ideas para regalar, y creo que muchos estaremos de acuerdo que regalar una olla tal vez no sea el regalo más atractivo para muchos… Creo que sólo se recomendaría en caso de aquellas personas que tienen una batería de cocina realmente antigua o en mal estado. Pero regalar una olla rápida... ¡Eso ya es otra cosa! Muchos desearían tener una, se gana en tiempo y en propiedades y sabor de los alimentos, pero tienen un coste elevado, así que aprovechar la excusa de los regalos puede ser el momento ideal para hacerse con una. Además ahora, disponemos de varias con unas ofertas muy importantes, lo que creo las convierte en una muy buena oportunidad. 

 

Para los amantes del chup-chup: cocotte de hierro Le Creuset, wok Le Creuset y olla a presión WMF

 

Finalmente puedo nombrarte algunos productos más que son también elegidos a menudo para hacer regalos. Está en tus manos ver si encajan con la persona que tienes que sorprender:

- Una tetera es un regalo muy recurrente. Hay algunas relamente preciosas, puedes verlas aquí. Además puedes acompañarla con alguno de los mejores tés del mundo, los tés de la marca Kusmi Tea que tenemos en la sección Despensa, y acabará siendo un regalo único.

- Un tajine, un utensilio pensado para los grandes amantes de la cocina lenta, y que disfrutarán sus especiales propiedades de cocción: consigue alimentos más jugosos ya que el mismo vapor de la cocción vuelve a precipitarse sobre los alimentos.

- Unas preciosas y deliciosas mini-cocottes: escoge todas del mismo color, o cada una de un color diferente, y será un regalo delicioso.

- El set de tazas de Le Creuset, con una bonita presentación.

- El bote de mermelada, o el de aceitunas, unas auténticas cuquerías.

- La panera térmica, otro capricho que sólo quien lo prueba sabe apreciar realmente lo que es gozar de pan, tostadas y croissants calientes en la mesa y durante mucho rato! Aparte, la panera es bonita.

 

Tetera Le Creuset, tajine Le Creuset, mini-cocottes cerámicas, tazas de café Le Creuset, tarro para mermelada y panera térmica Mastrad

 

- Un clásico: ¡un libro de cocina! Hay libros que son maravillosos, algunos son de siempre, otros son auténticas novedades que vale la pena descubrir. Te invito a verlos.

- Si sólo buscas un detallito, el autobús de galletas Walkers, las bonitas cajas de Jules Destrooper, el set Quarteto de mermeladas especiales, los conjuntos de tés Kusmi Tea o un delicioso panettone pueden resultar muy buenas opciones.

 

Regalos para él

Sin dejar de ser válidas las opciones anteriores para chicos que se sienten atraídos por el mundo de la cocina, me gustaría tomarme ahora la libertad de hablar de regalos que pueden ser ideales para ellos. Creo que hay varios productos que pueden gustar muchísimo, y no puedo dejar escapar esta ocasión para decirlo. Lo primero, una navaja para setas Opinel. ¡Es tan ideal! Creo que es un regalo exquisito para aquellos que disfrutan yendo al bosque en otoño o que tienen ese espíritu aventurero.

Luego están las barbacoas. Tenemos tanto las tradicionales de carbón como las de gas, todas ellas magníficas! Sólo falta decidir cuál va más con él.

Y el otro regalo recurrente y muy práctico son los sacacorchos y las fundas enfriadoras. En cuanto a sacacorchos, Screwpull-Le Creuset es la mejor del mundo (y no es un decir), y cualquiera que escojas de la marca ha sido diseñado para una extracción excelente del tapón. Tal vez, como regalo vale la pena valorar los que incluyen bomba de vacío, para alargar la vida del vino; pero lo incluyas o no, un sacacorchos es una muy buena opción.

 

 ideas para chicos

Para ellos: Navaja para setas Opinel, barbacoa de carbón Eva Solo, barbacoa de gas Weber y set de abridor Screwpull

 

 Regalos para niños

Hace un tiempo hice un post hablando de posibles regalos para niños. Si está buscando uno, te invito a verlo aquí.

Seguir leyendo »

Guía de utensilios básicos para la cocina (II)

Publicado el Nov 17, 2015. 0 comentarios

El otro día os hablaba de qué utensilios son los básicos e imprescindibles a la hora de equipar una cocina, y que de hecho son también básicos a tener en cuenta a la hora de ir renovando los utensilios que uno tiene. Podéis ver el post aquí.

Una vez cubiertos los básicos, uno puede tener las ganas o, por cuestiones de tiempo o practicidad, la necesidad de incorporar otros utensilios a la cocina. Así que de esto va a ir hoy: de utensilios que compraríamos en una segunda ronda para equipar la cocina.

Creo que de los más imprescindibles a mencionar es una olla a presión: todo lo que con ella hagas podrías hacerlo en una olla o en una cazuela o cocotte, pero con la olla a presión consigues unos resultados óptimos en muy poco tiempo (y de eso no vamos sobrados, ¿verdad?). Además, los alimentos cocinados en poco tiempo y con poca cantidad de agua como hacemos en una olla a presión, conservan todas sus propiedades nutritivas, vitaminas y un aspecto delicioso, especialmente las verduras. Así que con una olla a presión, la verdad es que se gana mucho!

Todos sabemos que las ollas a presión no son económicas, pero vale la pena comprarlas buenas: primero, porque las de mejor calidad cierran mejor y consiguen unas condiciones con las que realmente cocinas más rápido que con una olla a presión convencional; y segundo, porque cogen mucha presión en su interior, y por ello vale la pena que sean de confianza. 

 

ollas a presión

Olla a presión Duromatik Ergo de Kuhn Rikon, set Perfect Plus de WMF y Olla a presión Fissler

 

En la tienda, disponemos de una varidad importante de ollas a presión. Podríamos destacar las clásicas Duromatic de Kuhn Rikon, o el set Perfect Plus de WMF, que incluye dos tamaños de cuerpo que funcionan con la misma tapa. Otra que vale la pena ver es la Fissler, que tiene la ventaja de ofrecer muchos tamaños, incluso de 10L, ideal para hacer una buena cantidad de caldo! Puedes ver todas las que tenemos en la tienda y que sin duda recomendamos aquí.

Si seguimos con otros utensilios que son de gran ayuda en la cocina para complementar los básicos, te recomendaría tener una cocotte baja, una cocotte tipo cacerola (sea de hierro como la de Le Creuset, o una antiadherente tipo la de Bra): tanto para risottos como para asar carne al horno, o hacer un suquet de pescado o cocinar unas albóndigas... una cacerola más baja que una olla convencional da mucho juego y la acabas usando sin duda en tu día a día, y en el caso del hierro consigues unos resultados en sabor y cocción superiores.

 

cacerola

Cocotte tipo cacerola de hierro Le Creuset y cacerola antiadherente con tapa Bra

 

Si nos movemos en el ámbito de las sartenes, claro está que éstas son básicas y estaban incluídas en el post del otro día... pero un tipo de sartén que complementará tu día a día es un wok: tanto para cocinar verduras, tofu o salmón en trocitos, consiguiendo los resultados de cocción rápidos que esperas en la cocina asiática, como para aprovechar sus paredes altas para freír evitando salpicaduras indeseadas... la verdad es que acabas sacando mucho partido a un wok! 

No dejaré hoy de mencionar lo que para mi es imprescindible, aunque por el carácter de básico del otro día no lo mencioné: ¡una buena fuente para horno! Tanto para canelones o lasañas como para hacer repostería o asar una buena pieza de pollo o cordero al horno... mmmmhh! Una buena fuente te dará mucho juego, cocinarás cómodamente en ella si aciertas con el tamaño, no cogerá sabor ni olor, la harás limpia fácilmente y te durará toda la vida! 

Si quieres ver algunas de las bandejas de las que más contenta estoy, sin duda debo hablarte de la de Emile Henry, de preciosa y buenísima cerámica a la que estoy convencida sacarás mucho partido; otra que me tiene enamorada es la de hierro de Le Creuset (es como una cocotte, pero en forma de bandeja con asas); o la alternativa menos pesada pero más delicada porque se puede rallar son las antiadherentes, en este caso te invitaría a ver la bandeja asadora de Le Creuset (esta no te será tan útil para repostería por el tema de las asas), o la bandeja antiadherente para horno básica y de toda la vida, también de Le Creuset. Puedes verlas todas en "Fuentes de horno".

 

 bandejas para horno

(Parte superior) Fuente cerámica para horno Emile Henry y bandeja de hierro fundido Le Creuset
(Parte inferior) Bandeja asadora antiadherente y bandeja antiadherente para horno, ambas Le Creuset

 

 Si los asados prefieres hacerlos siempre en la cocotte, entonces te recomendaría que como mínimo tuvieras un molde cerámico, que tanto te servirá para hacer pasteles como para servir ensaladas y otras comidas que prepares, con buena presentación en la mesa. Hay algunos de preciosos, y tanto los de Le Creuset como los de Emile Henry tienen una calidad de cerámica excelentes (no porosos, no se rallan, no absorven olores...). 

Si aún tienes espacio para un pequeño extra, y eres de los que les gusta compartir mesa con amigos y familiares, no puede faltar en tu cocina una fondue! Da mucho juego, tanto para fondues saladas como dulces, y te permite servir una comida o cena divertida y sin ninguna dificultad ni tiempo de preparación!

 

Fondue Savoyarde y molde cerámico alto, ambos de Emile Henry

 

Siguiendo mi lista de recomendaciones, tener una paellera será interesante si eres de los que celebra cada domingo con una paella o una fideuá. 

Para acabar, no puede haber una buena comida o cena sin un buen vino o champán, así que si abres la botella con un sacacorchos de calidad, darás el toque perfecto a la mesa... y seguro que dará de qué hablar a tus comensales. ¡A mi siempre me da buen resultado enseñar un sacacorchos de Screwpull!

Seguir leyendo »

Cómo hacer un buen entrecot a la parrilla

Publicado el Jun 04, 2015. 7 comentarios

Hoy la autora de El invitado de Invierno, Miriam, nos da unos consejos realmente útiles de cómo cocinar correctamente una pieza de carne como puede ser un chuletón o un bistec. Porque si bien cocinar en parrilla es algo al alcance de todos, también tiene sus trucos hacerlo con gracia!

 

Entramos en temporada de barbacoas y de cocinar ligero, y para esto las parrillas son un utensilio perfecto para cocinar con poca grasa, poca complicación y relativa rapidez. Apenas hace falta preparar nada y la carne se puede hacer tan ligera como queramos, sin casi añadir grasa y sin salsas.

Con el calor del verano, una pieza de carne acompañada de una buena ensalada es una comida excelente y equilibrada.

Nada más fácil que hacer una buena carne como el clásico corte del entrecot de buey a la brasa en una pesada parrilla de hierro. Los consejos que os doy a continuación para conseguir una pieza de carne a la parrilla perfecta son válidos no solo para preparar un entrecot a la barbacoa, sino igualmente para cualquier pieza de carne de vacuno como un buen chuletón o un buen solomillo, variando los tiempos de cocinado en función del tamaño de la pieza, claro está.

- Lo primero y esencial es que la carne sea de calidad. Esto normalmente pasa por que el precio no sea precisamente bajo, pero de vez en cuando nos podemos dar un capricho.

- Conviene sacar las piezas de la nevera con antelación, para que cojan la temperatura ambiente y la parrilla no tenga tanto trabajo para subir la temperatura interna de la pieza de carne como si la pusiéramos recién salida del frigorífico. Al calor que recibe la pieza en la superficie le cuesta progresar hacia el interior, por lo que no es lo mismo que el centro de la pieza se encuentre a 12°, por poner un ejemplo, que a 25°. Hay incluso quien aconseja acercar las piezas a la parrilla o barbacoa mientras se está calentando, para que vayan caldeándose.

- La parrilla tendrá que estar muy caliente al poner la carne, para que coja un bonito dorado por fuera.

- Es preferible untar con aceite la pieza antes de ponerla sobre la parrilla en lugar de engrasar la propia parrilla, porque engrasándola conseguimos que el aceite ya esté algo requemado al poner la pieza. Lo fácil es hechar un chorro de aceite encima, pero es recomendable también pincelarla con un pincel de cocina.

- No es necesario darle la vuelta continuamente a la carne, es más conveniente dejarla quieta por cada lado hasta que esté bien doradita, así se aprovecha mejor el calor de la parrilla.

 

 

- El tiempo de cocinado depende del punto que queramos en la carne, por supuesto, aunque no debería ser excesivo. Para unas piezas como la de la foto, de un dedo de grosor más o menos, de un minuto a un minuto y medio debería ser más que suficiente para conseguir un buen tostado externo y un interior jugoso.

- Es preferible salar la carne una vez que esté hecha, al sacarla de la parrilla, pues si la salamos antes la sal puede hacer que pierda más jugos.

- Para trinchar la carne usad cuchillos afilados, que corten bien (¡Qué poco se estila esto en nuestro país!) y preferiblemente que no sean de sierra (éstos desgarran las fibras, por ello se están poniendo ahora muy de moda los tradicionales cuchillos Pallarès, que tiene la versión inox para la mesa).

 

También puede interesarte descubrir más sobre las parrillas de hierro, cómo cocinar en ellas y cómo cuidarlas. Hablé de ellas aquí.

Con todas estas pautas ya no tenéis excusa para no haceros unas carnazas de no te menees esta temporada de primavera-verano. Que aproveche.

 

En la foto, cuchillos Pallarès. Puedes descubrir más sobre ellos clicando aquí.

Seguir leyendo »

Cocinar con wok -consejos y receta

Publicado el May 26, 2015. 2 comentarios

Todo el mundo se atreve con el wok, y es que la mayoría lo ven como una sartén más con los laterales altos. Pero dicha forma es sin duda la gracia del mismo -la base más caliente para dorar el alimento  rápidamente, los laterales para mantenerlos calientes, y su altura también permite cocinar al vapor hervir, guisar... 

El wok es originario de la China, y si queremos usarlo "como es debido", hay varias pautas importantes a seguir. Por eso os animo a leer los consejos que ha elaborado Laura, del blog Because, en el post que encontraréis pinchando aquí. Además, lo acompaña de una rica y fácil receta que te encantará para el día a día! 

 

 

Si estás pensando en adquirir un wok, o iniciarte en ello, sin duda es muy recomendable el que menciona Laura, el set de diez piezas de wok con tapa y accesorios de Ken Hom. Ken Hom es líder de ventas en este utensilio, de hierro (acero carbono), en un set muy completo y a un precio realmente razonable! 

 

Aunque si te interesa sólo el wok Ken Hom, está también disponible sin los accesorios (aquí). Te invito a ver los distintos woks disponibles en la tienda!

 

 

 

Seguir leyendo »

Cocinar con sartenes de acero inoxidable

Publicado el May 20, 2015. 18 comentarios

"Para cocinar con una sartén de acero inoxidable es muy importante controlar la temperatura". Reconozco que era casi lo único que podía decir sobre las sartenes de acero inoxidable ya que tampoco tenía mucho más que contar de primera mano hasta hace un tiempo.

Siempre he usado las sartenes de hierro, tanto las Le Creuset como las De Buyer, por lo que nunca tuve una motivación o necesidad real de empezar a usar una sartén de acero inoxidable. Además, llevaba muchos años oyendo que era muy difícil usarlas: comentarios como "es casi imposible cocinar con ellas", hasta el "son sólo para alemanes que cocinan todo con mantequilla", me hacían abrazar a mis queridas y conocidas sartenes de hierro.

La cosa es que estamos vendiendo bastantes sartenes de acero inoxidable en la tienda y veo por los comentarios que dan buenos resultados. Es cierto que algún cliente no ha conseguido hacerse a ellas pero en general los comentarios son muy buenos. Veo también que son una buena alternativa para aquellos que deciden prescindir totalmente de las sartenes antiadherentes. A diferencia de las sartenes de hierro De Buyer, son ligeras y no requieren de cuidados especiales.

Por este motivo, para poder solucionar las dudas de aquellos clientes que no consiguen hacerse a ellas y para ver de primera mano como funcionan, me llevé una a casa y empecé a cocinar con ella. Tras haberla usado durante una temporada, me arrepiento mucho de no haberlo hecho antes! Me doy cuenta de que es algo que debí hacer hace mucho tiempo, porque realmente no es tan difícil cocinar con ellas y dan muy buenos resultados. Quizás no dan el acabado tan tradicional de una sartén de hierro, pero sí que queda todo mucho mejor que en una sartén con antiadherente. Además de las ventajas del acero inoxidable: cocinamos sin antiadherentes en una sartén ligera y versátil.

Aprovechando que la semana pasada tuvimos nuestro amigo Stephan Poussardin en casa, hicimos un pequeño vídeo para poder mostrar lo fácil que resulta cocinar con las sartenes de acero inoxidable con un pequeño truco para controlar la temperatura. Es nuestro primer vídeo (grabado y editado por nosotros) y lo hemos hecho con mucho cariño pero poco talento. ¡Esperamos ir mejorando en los que vendrán!

  

 

Consejos de uso y mantenimiento

Así pues, tal y como veis en el vídeo, las claves para cocinar en sartén de acero son:

1. Calentar la sartén sin poner aceite.
2. Controlar la temperatura tirando unas gotas de agua (salpicar con agua).
3. Cuando las salpicaduras se transforman en gotas que parecen gotas de mercurio encima de la sartén, significa que la sartén ya está lo bastante caliente.
4. Secar con papel de cocina las gotas de agua.
5. Poner aceite y repartir bien moviendo la sartén.
6. Bajar ligeramente la potencia de fuego.
7. Cocinar los alimentos ajustando la potencia de fuego si es necesario.
No es necesario curar las sartenes de acero inoxidable ni hacer ningún proceso especial antes de usarlas. Tal y como las recibimos, le pasamos agua para quitar el polvo y podemos empezar a usarlas.
Si a nuestra sartén de acero inoxidable se pega la comida, podemos poner un poco de agua en la sartén y frotar con una espátula de madera o silicona para soltar los restos que hayan podido quedar pegados. Podemos lavar la sartén a mano o incluso en el lavavajillas ya que estas sartenes no se oxidan.

 

¿Qué sartén de acero escojo?

Si te apetece probar una sartén de acero, paso a explicarte las alternativas que tenemos en la tienda (las que en nuestra opinión tienen mejor calidad/precio). Lo primero es diferenciar entre las que tienen fondo difusor y las que tienen construcción multicapa. El acero inoxidable tiene la ventaja de que no es perjudicial para la salud, se usa en multitud de utensilios para la cocina, pero no reparte bien la temperatura. Por este motivo es necesario usar también aluminio para que el calor se reparta bien consiguiendo una cocción homegénea.

Las sartenes más económicas tienen un fondo difusor o sandwich, que es aluminio encapsulado en el fondo de la sartén para repartir el calor (un fondo similar al que llevan las ollas a presión o muchas sartenes antiadhernetes). El aluminio está por debajo del cuerpo de la sartén y totalmente recubierto de acero inoxidable, por lo que no entra nunca en contacto con los alimentos. Podemos encontrar dos sartenes en la tienda con fondo sandwich: las De Buyer y las WMF.

 



La WMF y la De Buyer son sartenes muy parecidas a nivel de funcionalidad. Ambas están fabricadas en acero 18/10, ambas tienen un fondo difusor de prestaciones parecidas (apto para inducción) y ambas son suficientemente robustas. La diferencia principal se encuentra en el nivel de acabados, ya que la WMF es una sartén pensada para el mercado doméstico, por lo que tiene un mango más bonito y adecuado a lo que son las sartenes domésticas de calidad. En cambio, la De Buyer es una sartén pensada para hostelería y restaurantes y tiene un mango más basto, muy habitual en hostelería. A pesar de ello, estamos convencidos que es una sartén ganadora ya que tiene un precio excelente y una robustez fuera de toda duda. De Buyer es una marca muy apreciada en el mundo de la hostelería a nivel internacional.


Las sartenes de más calidad no tienen fondo difusor, tienen una fabricación multicapa (acero inoxidable y aluminio) por todo el cuerpo, por lo que reparten el calor desde el fondo de la sartén hasta la parte superior de las paredes de una forma óptima. Este tipo de construcción nos da una sartén de calidad muy superior, pero también tiene un coste de fabricación mucho más alto. En la tienda tenemos dos sartenes con fabricación multicapa: las De Buyer Affinity y las Le Creuset.

 

 

Tanto las Le Creuset como las De Buyer son sartenes excelentes. Elegir una u otra es más una cuestión de afecto a la marca o una preferencia estética que una decisión racional. Ambas están fabricadas en acero inoxidable de primera calidad, tienen construcción multicapa, son aptas para inducción y son sartenes cómodas que transmiten sensación de calidad en la mano. Por si te ayuda a elegir entre una y la otra, podemos destacar de la Le Creuset que el acero está reforzado con titanio para mantener su brillo y color tornasolado durante muchos años; y la De Buyer está fabricada en siete capas, por lo que posiblemente su reparto de la temperatura sea mejor que la Le Creuset.

Sé que muchos usáis desde hace mucho sartenes de acero inoxidable y pensaréis que me dejo algo y que tenéis vuestros propios trucos para cocinar con ellas. ¡Comparte por favor tu experiencia en los comentarios!

Seguir leyendo »

Cuchillos cerámicos Kyocera: un imprescindible en nuestra cocina

Publicado el Mar 17, 2015. 0 comentarios

Empecé a usar los cuchillos Kyocera hace tiempo, porque me enfatizaron que la durabilidad del afilado de la hoja cerámica era mucho más elevada que las de acero, y que la cerámica no oxidaba los alimentos. Con el uso me di cuenta de que, además, tienen muy buen agarre. Y hoy, con la opinión que nos da de ellos Virginia, autora de Sweet & Sour, me he dado cuenta de que, de hecho, me gustan y me he habituado a ellos por otras tantas cosas. Te dejo que lo descubras también tu en su post de opinión:  

Un buen cocinero sabe que uno de los útiles más importantes en la cocina, son los cuchillos. Un mal cuchillo o un cuchillo mal afilado dan como resultado, cuando menos, riesgos. ¿Cuántos de nosotros no hemos sido presas de algún que otro corte inesperado, gracias a un mal cuchillo o un cuchillo mal afilado? Aparte, claro está, según el cuchillo la tarea de cocinar se hará más o menos fácil, por el tipo de hoja y corte, y por el agarre del cuchillo. Así que, en mi opinión, la inversión en un buen cuchillo es fundamental para aquellos que nos gusta disfrutar de la cocina.

 

 

A este respecto, uno de los cuchillos que desde hace unos años más de moda están en el mercado son los cuchillos de cerámica, dentro de los cuales los cuchillos de cerámica Kyocera son con diferencia la élite del mercado por su máxima calidad contrastada. ¿Es este auge de los cuchillos de cerámica real, o sólo es una moda pasajera? A mi entender ese auge tiene su razón de ser.

En casa disponemos, desde hace más de dos años, de dos cuchillos de cerámica Kyocera: un cuchillo de Chef o cebollero para alimentos más grandes como coles, cebollas, carne… y un cuchillo pelador más pequeño, para verduras pequeñas y fruta. Así que os puedo hablar de ellos con cierto conocimiento de causa.

Estos cuchillos de cerámica están fabricados con polvo de óxido de circonio, un material de una dureza máxima, solo superado por el diamante. Son por tanto muy resistentes al desgaste, lo que permite conservarlos afilados mucho más tiempo que un cuchillo convencional: la publicidad afirma que 15 veces más afilados. Puedo decir que los cuchillos que tengo en casa, con más de dos años de antigüedad, no los he tenido que afilar nunca y os puedo asegurar que siguen conservando un filo doble que supera con creces al resto de cuchillos, los que tengo que afilar cada cierto tiempo.

 

Además, el óxido de circonio es un material no poroso, por lo que estos cuchillos no conservan olores o sabores de los alimentos cortados previamente. Eso sí, si cortáis alimentos con color intenso, como la remolacha, a pesar de que los limpies rápidamente, el blanco impoluto inicial acaba tornándose en un ligerísimo tono avainillado, que no afecta a la eficacia del filo.

Son cuchillos ligeros, muy ligeros y fáciles de manejar, pero os aviso que cortan y cortan mucho, así que se debe tener cuidado al usarlos, y usarlos sobre superficies bien estabilizadas.

A pesar de su dureza, y para una mejor conservación del filo y capacidad de corte, se aconseja utilizar  preferiblemente superficies de plástico y/o madera para el corte, antes que las de piedra o metal. Si bien, en las ocasiones que he cortado sobre la superficie de mármol por descuido o por pereza, no ha sufrido ningún daño.

En mi opinión, son ideales para cortar verduras, fruta, carne y pescado, con mucha precisión y finura,y sin tener que hacer ningún tipo de fuerza, pero ojo en estos dos últimos alimentos, no os los recomiendo para cortar las zonas de hueso o para las zonas con espinas grandes y duras como las zonas de la cabeza.

A su favor cuenta con que cortan el tomate y las verduras de piel blanda (como la berenjena) sin producir desgarros en la piel del alimento, a pesar de no tener el filo dentado, que es el filo aconsejado para este tipo de alimentos. Para mí esto es una ventaja grande, porque cuando me encuentro muchas veces cocinando me veo en la necesidad de cambiar de cuchillo solo porque tengo un tomate u otra verdura de piel similar. Esto no me ocurre si utilizo desde el primer momento el cuchillo de cerámica Kyocera. Además, al no desgarrarse el alimento por la finura del corte, los alimentos no se oxidan con la misma facilidad que los cortados con cuchillos de acero.

Los cuchillos Kyocera son extremadamente precisos y ligeros, con lo que por ejemplo puedes obtener con ellos finas lonchas de salmón marinado o de embutido.

Me encantan también para cortar queso, porque obtienes lonchas finas de quesos curados como el manchego, y tampoco desgarran o deforman la porción de quesos más cremosos como el brie o el roquefort, como ocurre con otros cuchillos.

Sin embargo, en mi opinión, no son adecuados para cortar alimentos congelados, lo mismo que os he dicho que no son aconsejables, ni útiles, para huesos o espinas grandes.

A pesar de su dureza hay que tener en cuenta que son muy delicados a los golpes secos y por tanto si se caen al suelo pueden acabar rompiéndose sin remedio, lo que no ocurre con los cuchillos de acero.

En conclusión, tienen sus pros y sus contras, pero en mi opinión de cocinera de diario, los cuchillos de cerámica Kyocera son una inversión en utensilios de calidad imprescindibles en la cocina, a los que al menos yo doy muchísimo uso.

Seguir leyendo »

Moldes Nordic Ware: ¡Un bundt cake perfecto!

Publicado el Feb 25, 2015. 2 comentarios

Sabía que Noelia, La cucharina magina, estaba encantada con los moldes de Nordic Ware. Por ese motivo no pude resistirme y la última vez que hablé con ella le pedí si podía preparar una entrada explicando las virtudes de estos moldes y como usarlos. Si te interesan estos moldes, ¡no te la pierdas!

 

Al ver los moldes de Nordic Ware más de uno habrá pensado, anda si son como los de los años 50; no, no son iguales, son los mismos. David Dalquist, ingeniero y fundador de Nordic Aware, comenzó a fabricar estos moldes en 1950. A día de hoy, son más de 60.000 millones de artículos vendidos en todo el mundo. Cada año, muchos esperamos a las novedades que llegan desde Minnesota, EEUU, en donde se encuentra la aún familiar fábrica que sigue realizando su producción casi íntegramente en su país.

Sin embargo, los orígenes de este molde son mucho más antiguos y más cercanos a nosotros. Tras la Segunda Guerra Mundial, los emigrantes centro europeos que huyeron a EEUU comenzaron a buscar un molde con el que hacer su tradicional kugelhopf, un bizcocho cuyo molde de cerámica se caracteriza por tener una chimenea central que proporciona un óptimo horneado. Así, por la necesidad de recuperar sus tradiciones, es como nació la marca Nordic Ware, cambiando la cerámica por fundición de aluminio con recubrimiento antiadherente.

 

 

Los bizcochos horneados con estos moldes, con su característico agujero en el medio, se denominan bundt Cake y no, no son especialmente difíciles o complicados. Un simple bizcocho de yogur (sí, ese que hacemos todos en casa) se convierte en un precioso y delicado desayuno como este gingerbread bundt Cake, con una forma perfecta. Si además jugamos con los ingredientes y lo adornamos por ejemplo con chocolate, conseguiremos tener una tarta maravillosa como este bundt Cake de castañas y chocolate.

 

Consejos para preparar un Bundt Cake

Reconozco que lo mío con la marca Nordic Ware fue amor a primera vista y nunca mejor dicho. Cuando vi los primeros bizcochos y galletas realizadas con moldes de esta casa, simplemente pensé que yo sería incapaz de hacer algo tan perfecto, tan bonito, con esa presentación tradicional, elegante y sencilla. Sin embargo, desde que cayó en mis manos el primer molde de Nordic Ware pude comprobar que no es necesaria una destreza especial, conocimientos culinarios de alto nivel o ser un repostero de primera. El molde lo hace todo, sólo hay que saber usarlo.

 

 

Por ello, os doy unos trucos para que conservéis vuestro molde durante muchos años, como el primer día y con los mejores resultados:

1. Es necesario untar con mantequilla su interior antes de introducir la masa (no es recomendable el uso de aceite). Además, hay que insistir bien en todos los recovecos del molde para que no quede nada sin untar. También podéis usar los sprays desmoldantes, muy prácticos de aplicar, y no dejan ningún tipo de aroma o gusto. 

2. Deben llenarse sólo 2/3 de su capacidad total, ya que hay que dejar espacio para que la masa suba.

3. Una vez lleno de masa, le damos unos pequeños golpes sobre una mesa o encimera para asegurarnos de que la masa llega a todas las aristas del molde y no queden burbujas de aire.

4. Deben hornearse sobre una rejilla, no sobre una bandeja, así el calor subirá por la chimenea central y se horneará por todas las partes de forma igual.

5. Antes de sacarlo del horno, debéis asegurar que está bien hecho. Esto es vital para que os desmolde correctamente: una bizcocho algo crudo no os desmoldará. Para asegurar que está bien hecho, cumplid los tiempos de horneado de las recetas, y observad los laterales -veréis que las paredes del bizcocho se han separado algún milímetro del molde.

5. Una vez horneado y fuera del horno, se debe esperar 10 minutos antes de sacarlo del molde. Para hacerlo nunca se deben usar instrumentos metálicos, basta con voltear el molde suavemente y saldrá solo.

6. Para limpiar el molde, se debe usar una esponja con un poco de jabón, nunca un estropajo o cualquier cosa que pueda lesionar la superficie interna y estropear el efecto antiadherente.

7. Los mejores bizcochos para hacer con estos moldes son los que tienen un cuerpo consistente, pesados, para que llenen sin problema todos los recovecos y la forma quede perfecta.

 

Ahora me imagino que os preguntaréis cuál de ellos es mi preferido, pues bien, pese a que todos me gustan, para qué negarlo, mi corazoncito lo tiene el molde aniversary, en su versión grande o pequeña y con que hice este más que aconsejable bizcocho de castañas, que era una receta antigua que circulaba por mi casa desde hace lustros.

 

 

Ya veis que cualquier receta puede quedar bien en estos maravillosos moldes y es que tener un molde de Nordic Ware es como tener un pequeño tesoro, de esos que se heredan de generación en generación. Una vez que lo tocas y notas su peso, la calidad de sus materiales y la elegancia de sus diseños, entiendes que bien merece el precio que se paga por un utensilio que nos da tantas satisfacciones.

Seguir leyendo »

Cómo hacer crêpes en casa: cómo sacar el máximo partido a tu crêpera de hierro

Publicado el Feb 10, 2015. 0 comentarios

Hace unos días hablaba con Miriam, del blog El Invitado de Invierno, sobre algunos de los productos de la tienda y me comentó cómo estaba de contenta con la sartén para crêpes ya que le daba mucho uso. Al escuchar las recetas que preparaba y lo a menudo que la usaba, me transmitió una ilusión que no pude hacer otra cosa que pedirle que nos hablara de las crêpes, y nos diera unos buenos consejos para aprender a sacar el máximo partido de la sartén. ¡Te dejo con su post!

Seguir leyendo »

Productos de hierro fundido Le Creuset: beneficios y consejos de uso

Publicado el Feb 03, 2015. 12 comentarios

Miguel Ángel, autor gastronómico de Pimientos Verdes, tiene larga experiencia con todo lo que Le Creuset se refiere. Por ese motivo, le hemos pedido que nos cuente cuándo y por qué usa este tipo de utensilios, y conocer sus consejos y trucos a la hora de utilizarlos en nuestra cocina. ¡Esperamos que os resulte interesante!

 

Hoy os quiero hablar de un material que es el gran aliado en mi cocina y con el que me siento totalmente tranquilo a la hora preparar mis platos: el hierro colado.

¿Y por qué me gusta tanto cocinar con hierro? Muy sencillo, es un material que se puede utilizar sobre cualquier fuente de calor, ya sea gas, eléctrica, vitrocerámica, inducción o incluso en el horno y directamente sobre fuego. Así que estoy seguro, que aunque cambie mi actual "vitro" por otro sistema, podré seguir utilizando mis cocottes y sartenes sin ningún problema.

Otra gran ventaja es que el hierro es un excelente conductor del calor, así que necesitaremos menos energía para cocinar y los alimentos se cocinarán mejor. ¿No me crees? Yo tampoco lo creía antes de utilizar el hierro en mi cocina, pero dos sencillas acciones me convencieron rápidamente de lo contrario: freír patatas y poner agua a hervir.

En el caso de las patatas fritas en una sartén de hierro colado esmaltado, obtenemos unas patatas más crujientes, más doradas y, dato importante, la temperatura óptima del aceite para freír se consigue en menos tiempo. En el caso de hervir agua, también he notado que el agua hierve antes. Además, una vez retiramos la cocotte o sartén del fuego, los alimentos se mantienen calientes durante largo tiempo, con lo que si los componentes de nuestra familia tienen diferentes horarios, no hará falta recalentar la comida.

 

Le Creuset, líder en utensilios de hierro colado

Como experto indiscutible en utensilios de hierro colado tenemos a Le Creuset, una compañía que desde el año 1925 fabrica con un notable éxito toda una gama de productos de hierro colado, donde, sin lugar a dudas, su producto estrella es la cocotte.

 

 

Todo el proceso de fabricación se realiza en su fábrica de Francia, ubicada en Fresnoy-Le-Grand, donde tecnología y artesanía se unen y dan como resultado unos productos de altísima calidad y que, cuidados como es debido, nos durarán muchísimos años. Si quieres ver cómo se fabrican las cocottes y demás utensilios de hierro de Le Creuset, puedes visitar este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=-ASTAJBZ9qs (en inglés)

 

Utilización de cocottes, sartenes, planchas y parrillas

Como he comentado, las cocottes de hierro pueden utilizarse sobre cualquier fuente de calor, aunque es recomendable seguir una serie de consejos para conseguir unos resultados óptimos:

- Debes calentarlas gradualmente, así que no las pongas directamente frías sobre un fuego a máxima potencia. En una escala del 1 al 9, yo pongo mi vitrocerámica entre el 5 y el 6 para empezar a cocinar.

- Son perfectas para cocciones largas y a fuego lento. No te recomiendo utilizar nunca la máxima potencia para cocinar con ellas, ya que el hierro es un excelente conductor del calor y corremos el riesgo que los alimentos se peguen y, en consecuencia, se quemen. Por ejemplo, para cocinar legumbres o estofados, pongo mi vitrocerámica entre el 5 y el 6.

- Puedes utilizarlas para cocinar en el horno, incluso utilizando la tapa. Las cocottes con mango de acero se pueden meter en el horno a cualquier temperatura. Las de mango fenolítico (el típico de color negro), no pueden meterse en el horno a más de 190º.

- Para remover los alimentos que cocines en tu cocotte, utiliza siempre utensilios de madera o silicona, como esta espátula o ésta otra o esta cuchara.

Actualmente disponemos de una amplia variedad de cocottes que se adaptarán a nuestras necesidades. Las tenemos redondas en diversos tamaños, bajas, altas y ovaladas, sin olvidarnos de la mítica cocotte Doufeu. Así que, poco a poco, podemos ir completando una buena batería de cocina que perdurará en nuestra familia durante años.

Además, podemos completarla con otros productos como el cazo o mi preferido: la fondue, de la que seguro que hablaremos en una próxima entrada.

En el caso de las sartenes de hierro, planchas y parrillas, su utilización es diferente. Acabo de explicarte que las cocottes las utilizo para cocciones lentas y largas y las sartenes, planchas y parrillas todo lo contrario: para cocciones cortas y a altas temperaturas. En casa utilizo tanto las sartenes con mango de madera como el skillet.

 

En la foto, sartén skillet (izquierda) y sartén con mango de madera (derecha)

 

Mi experiencia me ha enseñado lo siguiente:

- Calentarlas gradualmente: igual que con las cocottes, las pongo sobre el fuego a temperatura media y luego subo hasta alcanzar la temperatura que deseo. En caso de hacer carne a la plancha, pongo mi vitrocerámica al 7 y, en raras ocasiones al 8.

- Para cocinar a la plancha, utilizo unas gotas de aceite de oliva para evitar que la carne se pegue.

- Cuanto más utilizas una sartén, plancha o parrilla, menos se pegan los alimentos que cocinamos en ella.

 

 

- Las sartenes de hierro son ideales para freír. Al alcanzar altas temperaturas, los alimentos quedan muy crujientes y dorados. Este es el único uso en el que pongo la vitrocerámica a nivel 9.

- El skillet lo podéis utilizar también en el horno. Si tenéis inducción con función turbo, no la utilicéis nunca con vuestros utensilios de hierro. No es necesario y corremos un alto riesgo de estropear tanto la comida como el esmaltado de nuestras sartenes y ollas de hierro fundido Le Creuset.

 

Limpieza

En cuanto a la limpieza de cocottes y sartenes de hierro, ten en cuenta lo siguiente:

- Esperar a que se enfríen completamente antes de limpiarlas. Los cambios bruscos de temperatura pueden dañar la capa de esmalte.

- Aunque pueden limpiarse en el lavavaplatos, desaconsejo este método porque los jabones suelen ser bastante abrasivos y pueden terminar afeando la capa de esmalte. Esto no repecurtirá en la utilización de nuestros utensilios, pero los hará menos bonitos. En el caso de las sartenes con mango de madera, nunca utilices lavavajillas o dañarás el mango.

- Nunca utilices nanas. ¡Prohibídisimo! Lo mejor es usar una esponja con un poco de jabón. En caso de que haya restos de comida que se resista, deja las cocottes en remojo unos minutos con agua caliente. Ya verás como las limpias sin problemas. En caso de necesitar “rascar”, hazlo siempre con un estropajo suave (de los azules, que no rallan). Pero evítalo en la medida de lo posible.

- Para limpiar las sartenes, planchas y el skillet hay un método infalible en caso de queden restos pegados después de cocinar con ellos: yo echo un dedo de agua tibia dentro de la sartén, espero 5 minutos y luego las limpio con una esponja y una gota de jabón. Quedan impecables y no hace falta rascar con ningún estropajo.

- En caso de que hayas tenido la mala suerte que la comida se haya quemado y se quede muy pegada a la cocotte, te recomiendo que la llenes con agua hasta la mitad, eches un poco de jabón y la calientes a fuego medio-bajo. Ya verás como lo que se haya quedado “carbonizado” se va despengando y puedes recuperar la cocotte sin problemas.

- Por último, una vez limpios, yo seco mis cocottes y sartenes con un paño de algodón y las guardo hasta su próximo uso.

Si sigues estos sencillos consejos, conservarás tus utensilios de hierro colado por muchos años sin problemas. Es más, Le Creuset nos da garantía de por vida en toda su gama de hierro colado, así que tendremos cocottes y sartenes siempre listos para cocinar y tendremos la total tranquilidad que nuestra inversión ha merecido la pena.

 

Recetas

Si acabas de adquirir un producto Le Creuset, en el blog te damos muchas ideas para que utilicéis tus cocottes, sartenes, planchas, parrillas y skillets.

Ya verás como notas que la comida te sabe mejor utilizando hierro. Al principio yo era escéptico con este dato... pero después de más de 3 años cocinando con hierro, te puedo asegurar que es cierto. Haz la prueba y me cuentas.

Aquí tienes algunas recetas para que te inspires en tu cocina:

- La cocotte de invierno

- Caldereta de almejas con brócoli

- Redondo de pollo guisado en cocotte

- Suquet de rape con langostino, mejillón y pan de allioli de avellanas

- Pollo cantonés

Y yo, en mi blog Pimientos Verdes también tengo una buena colección de recetas cocinadas con hierro, no dejéis de visitarlo.

 

En la foto, Picantones a la catalana y Risotto de pera, nueces y gorgonzola

 

Espero que todos estos consejos te ayuden para utilizar y conservar durante mucho tiempo tus utensilios de hierro colado y a los que estáis pensando en adquirir por primera vez una cocotte o sartén de hierro, os animo a que lo hagáis. Que no os eche para atrás el precio: es una inversión para toda la vida y os va a encantar utilizarlos.

Si tienes alguna duda, puedes dejarla en los comentarios de esta entrada. Os ayudaremos encantados en todo lo que necesitéis.

Seguir leyendo »

El pan: conceptos básicos de amasado y técnicas

Publicado el Jan 27, 2015. 10 comentarios

Muchos somos los que tenemos ganas de hacer nuestro propio pan en casa, pero tenemos muchas dudas sobre el amasado por ejemplo (cómo hacerlo, cómo sabré que ya está preparado...), o no tenemos muy claros algunos términos cuando intentamos seguir alguna receta para hacer nuestro pan casero.

Virginia, autora del blog Sweet and Sour, nos ha preparado esta introducción a los conceptos del pan. ¡Me atrevo a decir que es una guía rápida para aprender todo lo básico! Te propongo que lo leas con atención, y muy pronto te daremos una receta para que pongas en práctica los conocimientos que hoy aprendes. ¡A disfrutar!

 

 

Quizás una de las cuestiones que más nos echa para atrás cuando pensamos en preparar pan en casa es el amasado. Nos da miedo no saber, no acertar con el modo, que las manos se nos llenen de masa y encontrarnos con que un alien ha invadido nuestra cocina.

Es indudable que un buen amasado del pan requiere práctica, pero también es cierto que es fundamental tener claras una serie de cuestiones básicas, que nos ayudarán a comenzar con buen pie nuestra andadura de panaderos caseros.

¿Qué significa amasar pan? El amasado es la parte de la elaboración de un pan posterior al mezclado, y en el que lo que hacemos principalmente es desarrollar el gluten que contienen las harinas, que la masa gane elasticidad e incorporar aire. En definitiva es el responsable de, entre otras, crear la estructura del pan. De que la masa sea capaz de soportar la tensión que se generará en su interior con la expansión del gas.

Hay determinadas harinas que contienen muy poco o nada de gluten y por tanto esos panes no precisan amasado, como ocurre con los panes de centeno 100% o panes con harinas sin gluten. En este caso tan solo un mezclado conveniente y un tiempo de fermentación harán lo propio. Pero los panes con harina de trigo común sí requieren amasado.

¿Qué nos va a indicar que el amasado de una masa de trigo es correcto? La prueba de la membrana. Consiste en retirar una pedacito de la masa que estamos amasando,y estirarlo entre los dedos, de forma que si está correctamente amasado no se romperá, sino que se estirará como un chicle formando una pequeña membrana traslucida. Esta prueba será la que nos orientará sobre el estado de amasado en que se encuentra nuestra masa.

No obstante, si vamos a efectuar una fermentación larga en frío, no será preciso que el amasado llegue a ese punto de perfección, pues debemos saber que las masas se autoamasan también con el reposo.

 

 

¿Qué tipos de amasado podemos realizar?

Podemos distinguir entre el amasado con amasadora o el manual.

Si tenemos una amasadora como Kitchen Aid, es perfecta. Nos permitirá mezclar con la pala a velocidad baja 1-2, y tras obtener una masa cohesionada y homogénea, amasar con el gancho amasador, que lo que hace es retorcer la masa para desarrollar el gluten, darle elasticidad y llenarla de aire.

 

 

A este respecto hay que tener en cuenta que por mucho que coloquemos el gancho amasador y encendamos el motor, el amasado no empieza hasta que la masa queda enganchada al gancho.

El tiempo de amasado en la amasadora suele ser más corto que si seguimos una técnica manual, porque la amasadora es más enérgica y capaz de mantener la intensidad constante, lo que nuestros brazos no.

Las amasadoras ahorran mucho tiempo, ya que te permiten realizar otras tareas mientras tu pan se amasa. Yo preparo pan todas las semanas, y hay días que o bien no me apetece amasar o no tengo el tiempo suficiente, lo que suele ser muy habitual, pero sin embargo me apetece disfrutar de mi pan casero. En este caso Kitchen Aid es mi ayudante particular.

Pero si te gusta sentir la masa en tus manos y aprender con ella, o aún no dispones de una amasadora tipo Kitchen Aid, debes saber que existen dos tipos principales de amasado manual, en función del tipo de masa que hayamos obtenido:

El amasado tradicional para una masa menos hidratada, que será una masa agradable y sobre todo fácil de amasar, no se nos pegará excesivamente a las manos.

Y el amasado francés, para una masa más hidratada, para los más valientes o para los panaderos caseros más aventajados.

 

La técnica manual

Si optamos por la técnica manual, en primer lugar procederemos al mezclado: en un bol amplio, incorporamos los ingredientes básicos de un pan, que son harina, levadura, agua y sal. Mezclamos bien hasta obtener una masa cohesionada, a partir de la cual comenzaremos a amasar.

 

 

Si queremos facilitar el amasado, no obstante, os recomiendo el mezclado en dos fases para practicar la denominada autolisis. Mezclar en un primer momento solo harina y agua, cubrir y dejar reposar media hora, y solo después incorporar la levadura y la sal. Esto es lo que se denomina autolisis, que con el reposo de la mezcla de agua y harina, permite ahorrarnos esfuerzo en el amasado, ya que en base a una reacción química que se produce, la masa se suaviza y se prepara para un amasado más fácil y cómodo.

Lista nuestra masa, vamos ya con el amasado propiamente dicho. Si hemos optado por dejar la masa menos hidratada, será poco pegajosa y nos permitirá realizar el amasado tradicional: sobre la mesa ligeramente enharinada, colocaremos nuestra masa. Con una mano estiraremos de ella para doblarla sobre si misma y que atrape el aire. Giraremos un cuarto de vuelta la masa y repetiremos la operación, de estirado y doblado, y así sucesivamente.

 

 

Si hemos optado por añadir más agua y dejar una masa más hidratada, será más pegajosa, así que utilizaremos la técnica del amasado francés:

 

 

 

Consiste en coger la masa con las manos como palas en el aire, y de un golpe seco sobre la mesa, estirarla (foto 1), doblarla sobre sí misma para que atrape el aire (foto 2 dcha.), recogerla por el costado de nuevo con las manos como palas (foto 3) y elevarla (foto 4) para repetir la operación, volviéndola a estirar de un golpe seco sobre la mesa.

En ambos casos podemos amasar directamente unos 10 minutos, o bien hacer amasados cortos de 1 minuto y cinco de reposo, durante dos o tres veces. Ya que como ha quedado explicado, durante el reposo se produce una especie de autoamasado.

La masa que debemos obtener será una masa lisa, suave y elástica, como la que aparece en la imagen.

 

 

La fermentación

Tras el amasado, debemos dejar fermentar la masa, para que la levadura haga su función y la desarrolle. Por regla general se realizan dos fermentaciones, la inicial y la final, esta última ya con el pan formado en su forma final.

A este respecto, para las masas poco hidratadas y que incorporan masa madre, se suelen utilizar los banettones, que son cestos de mimbre o de pulpa de madera que ayudan a conservar la forma de las masas, ya que las masas preparadas con masa madre no suelen tener la fuerza de las que incorporan levadura y les cuesta mantener la forma durante el levado. También se utilizan para dejar marcados bonitos dibujos en la corteza que de otro modo resultaría imposible.

Para usar un banneton hay que tener presente que debe enharinarse concienzudamente, ya que de lo contrario la masa podría quedar adherida y desgarrarse al extraerlo, con la consiguiente perdida de aire. No son recomendables para masas muy hidratadas, ya que por muy bien que se enharinen, con tanta humedad tiende a quedarse adherida.

 

 

Tras la fermentación, solo quedará hornear, y ya tendrás tu pan listo y la casa llena de ese aroma tradicional de pan recién hecho. Ten en cuenta que los tiempos de fermentación y horneado variarán según la receta que elijas (tipos de harina, cantidades...). 

Si queréis saber más sobre el pan, os recomiendo el libro de cabecera Pan Casero de Iban Yarza, imprescindible para todos los panarras. En breve, una receta del libro aquí en el blog.

 
Seguir leyendo »

¿Qué utensilios compro para mi cocina de inducción?

Publicado el Nov 19, 2014. 33 comentarios

Muchas cocinas nuevas incorporan hoy en día la cocina por inducción, que debido a sus particularidades de funcionamiento y a ser un concepto relativamente nuevo genera muchas dudas para comprar los utensilios idóneos.

En este artículo intentamos responder a la frecuente pregunta: ¿Me servirá con inducción?

 

 

Cómo funciona la inducción

Una placa de cocina de inducción genera un campo electromagnético variable. Este campo magnético induce el calentamiento de cualquier material ferromagnético que entre en contacto con la placa.

En otras palabras: la placa de inducción solo calienta si entra en contacto con metales magnéticos, a los que se pegaría un imán, tales como el hierro o el acero inoxidable de algunas clases. Por eso, si por ejemplo colocas un plato cerámico sobre una placa de inducción este no se calentará aunque la enciendas —el campo magnético no produce ningún efecto en la cerámica.

La gran ventaja de las cocinas por inducción es que el recipiente se calienta directamente; en una placa vitrocerámica estándar primero se calientan las resistencias eléctricas, que a su vez transmiten el calor al recipiente colocado encima, con la menor eficacia que ello conlleva. La inducción calienta mucho más rápidamente, con el consiguiente ahorro energético.

Utensilios de cocina para inducción

La respuesta a qué productos son aptos para cocinar con inducción es clara: cualquier producto que tenga base de hierro o acero ferromagnético. Entre estos utensilios encontramos cazuelas para inducción, sartenes para inducción y ollas para cocinas de inducción, entre otros. No funcionará nada que en la base tenga aluminio, terracota, cerámica, vidrio o cobre.

En teoría, para comprobar si un utensilio es apto para usarlo en cocina de inducción no tenemos más que usar un imán de los que seguro que tenéis en la puerta de la nevera: si el imán se pega a él, es apto para inducción.

Todas las sartenes de nuestro catálogo son aptas para inducción, bien por ser enteras de material ferromagnético, bien por tener una base especial difusora de material ferromagnético, apta para inducción.

En el mercado se encuentran también sartenes más económicas que carecen de fondo difusor, pero en Claudia&Julia preferimos las sartenes de fondo difusor porque les da además mayor solidez a las piezas para inducción: es más difícil que la sartén se deforme.


 

Sartenes de hierro

En la tienda somos fans de las sartenes de hierro, entre otras razones, porque no requieren de ningún fondo difusor específico para inducción, pues toda la sartén es sensible a la inducción y se calienta por completo.

 

 

Cocottes

Otro buen ejemplo son las cocottes: las cocottes de Le Creuset son de hierro fundido, perfecto para inducción. Pero cuidado, porque las cazuelas de Emile Henry son cerámicas y no se calentarán con el campo magnético de las placas de inducción.

 

 

La tajine es otro buen ejemplo: la tajine de Emile Henry es toda de cerámica, por lo que no sirve para placas de inducción; sin embargo, la tajine de Le Creuset, si bien tiene la tapa cerámica, tiene una base de hierro fundido (¡super versátil además!) perfecta para la cocina con inducción.

 

 

Acero inoxidable

Los utensilios de acero inoxidable con base de acero inoxidable ferromagnético sirven igualmente para placas de inducción. Ojo, no todos los utensilios de acero inoxidable son del tipo ferromagnético, aptos para inducción; hay baterías de cocina antiguas fabricadas en acero inoxidable no magnético (que no atraen los imanes) que no sirven para las cocinas de inducción.

Pero las ollas o baterías de cocina de acero inoxidable de buena calidad y con base difusora de acero inoxidable ferromagnético funcionan de maravilla en cocinas de inducción.

Tamaño de los utensilios para inducción

Otra duda habitual es el tamaño de los utensilios para usar con inducción. No es necesario que el tamaño de la base del utensilio tenga el mismo diámetro que el fuego donde pensemos usarlo.

Al contrario que en las cocinas vitrocéramicas, en las cocinas de inducción modernas no hace falta cubrir toda la superficie del fuego para que el calentamiento sea eficiente, ya que se adaptan al tamaño del utensilio que usemos. Es decir, si la base es más pequeña que el fuego, solo se calentará la superficie que quede en contacto.

En resumen

Advertimos de que hay utensilios que, a pesar de contener hierro, no sirven para las cocinas de inducción. Si bien la inducción funcionaría, podría darse el caso de que la base fuera demasiado fina y pudiera deformarse, o que por algún otro motivo no pudiera usarse con inducción. Siempre debemos comprobar en el embalaje o instrucciones que el utensilio puede usarse en cocina de inducción

Creo que por mi parte esto es todo por ahora. Y os recuerdo que no dudéis en comentarnos las dudas que os surjan, porque estamos aquí para resolverlas y ¡porque de ellas aprendemos todos!

Seguir leyendo »

Consejos para la preparación con éxito de un Bundt Cake

Publicado el Nov 03, 2014. 2 comentarios

Muchos pensáis que hacer un bundt cake es complicado, o que requiere de ciertas habilidades en la cocina. Pues si véis y seguís los consejos que ha elaborado Virginia, autora de la receta "Muerte por chocolate" que colgamos ayer, veréis que, de hecho, elaborar un delicioso bundt cake no tiene mayores complicaciones. Te animamos a leerlos, y a que te atrevas a preparar tu primer bundt cake para el próximo 15 de noviembre, ¡Día internacional del Bundt Cake!

 

 

Consejos para la preparación con éxito de un Bundt Cake:

 

1.- Antes de cualquier otra cuestión, es fundamental engrasar el molde de forma muy minuciosa, haciendo hincapié en todos los rincones. Aunque estos moldes son maravillosos en el desmoldado, al tener tanta forma sinuosa, es conveniente dedicar un poco de tiempo a esta labor inicial, con el fin de que al desmoldar no se nos desbarate nuestra obra.

2.- La preparación y engrasado del molde se puede realizar del modo tradicional, con mantequilla y harina; o en el caso de cakes de chocolate, con mantequilla y cacao, para evitar que nos quede al final una película blanca. Pero en mi opinión es más rápido y fiable, utilizar un spray antiadherente y repartirlo luego bien por toda la superficie con ayuda de un pincel. El desmoldado es infinitamente más fácil, rápido y fiable porque llega más fácilmente a todas las esquinas.

3.- Al depositar la masa en el molde debemos hacerla llegar a todos los rincones y zonas del molde. Si se tratara de una masa muy densa, debemos presionar suavemente la masa con la espátula.

4.- No debemos llenar el molde más allá de las 3/4 partes. Aunque los moldes originales te indican la capacidad en tazas (cups), y las recetas casi siempre también, si no disponéis de ellos, o no conocéis el equivalente de las tazas, esta regla te ayudará a que la masa en el horno al expandirse no se salga del molde.

5.- Es conveniente nivelar la masa dentro del molde, de forma que quede ligeramente más alta en los lados que en el interior. Este tipo de preparaciones en estos moldes con tubo central, al hornearse tienden a inflarse y subir más por el interior que por los laterales y esto lo evitará, o al menos hará que sea menos pronunciado.

6.- Antes de introducir el molde en el horno, deberemos golpear suavemente éste contra la encimera unas cuantas veces para hacer salir cualquier burbuja de aire que hubiera quedado atrapada en la masa. Así, al realizar el corte, no nos aparecerán esos agujeros indeseables que a veces nos quedan.

7.- Cuando nuestro cake esté finalmente horneado y antes de desmoldarlo, deberemos dejarlo enfriar entre 10-15 minutos boca arriba sobre una rejilla, ni más ni menos tiempo. Si lo tratamos de desmoldar antes, nuestro cake, todavía muy caliente, estará demasiado frágil y se nos podrá romper. Si lo dejamos más allá de ese tiempo, puede ocurrir que se adhiera demasiado a las paredes del molde con el mismo resultado a la hora de desmoldarlo.

8.- Antes de proceder al desmoldado final, separaremos el bizcocho de los laterales del molde, presionando suavemente con ayuda de los dedos. Después lo golpearemos suavemente varias veces sobre la superficie y lo voltearemos con cuidado sobre una rejilla enfriadora.

9.- Los Bundt Cake suelen estar más ricos al día siguiente que el mismo día de su preparación, porque así le damos tiempo a que todos sus sabores se amalgamen y cojan cuerpo.

 

Seguir leyendo »

Kuhn Rikon, fabricante de las ollas Duromatic

Publicado el Sep 16, 2014. 0 comentarios

"Al igual que ningún cocinero que se aprecie trabajaría con ingredientes de baja calidad, nosotros solo compramos lo mejor en materias primas. Y fabricamos nuestros productos con el mismo cuidado y atención a los detalles que el que cualquier gastrónomo en sus comienzos dedicaría a la preparación de una exquisita comida".

Esta es la filosofía de Kuhn Rikon, y la encuentro ejemplar. Me gusta tanto, que de hecho trato de trasladar este pensar a Claudia&Julia -cuando escojo los productos para introducir a la tienda, cuando damos una respuesta a un cliente, cuando embalamos los productos para enviarlos... Se tiene que ser cuidadoso, y trasladar cariño y profesionalidad a las cosas. Así pienso yo al menos. Y por este mismo motivo confío tanto en Kuhn Rikon, y de esta marca quería hablaros hoy.

A muchos les suena este nombre, y de seguro que habéis visto su logo, y es que Kuhn Rikon es una empresa muy importante. A pesar de ser familiar (con sede central en Rikon, Suiza), tiene filiales en Gran Bretaña, España y EE.UU. Venden a más de 40 países de todo el mundo, y mantienen una estrecha relación con los distribuidores.

 


Kuhn Rikon se encarga de todo el proceso de producción, desde el desarrollo y diseño del producto, hasta la distribución de menaje, accesorios y utensilios de cocina de alta calidad, que permiten una cocina eficiente y saludable. ¡Sin duda que al hablar de Kuhn Rikon podemos hablar de calidad suiza! Utilizan acero de primerísima calidad, tienen gran parte del proceso de producción automatizado, pero revisan pieza a pieza la calidad del producto en los puntos clave, con métodos electrónicos. Y con todo ello se aseguran de mantener unos resultados de calidad elevadísimos. ¡
Pensad que Kuhn Rikon fue la primera empresa de la industria de bienes de consumo en obtener la certificación ISO 9001 por su gestión de la calidad!

Y si destaco tanto la calidad, es porque es vital para mi desde el momento que entran sus productos en mi tienda... pero en especial cuando hablamos de ollas a presión. Las ollas a presión deben soportar temperaturas y presiones internas elevadísimas, y es muy importante por todo ello garantizar la calidad de la olla. Con Kuhn Rikon estoy muy tranquila, y se que cualquiera que tenga una de sus ollas lo estará también, porque es una olla para toda la vida.

De seguro que habéis oído hablar de las ollas de Kuhn Rikon. Son conocidas por su nombre, "Duromatic". La primera se desarrolló en 1949, fue un éxito inmediato y su nombre pronto se convirtió en sinónimo de toda olla a presión.

 

 

Fue el primer producto exportado por Kuhn Rikon, y en estos más de 60 años ha pasado a ser la olla que todos los suizos tienen en su cocina. ¡También en la mía! 

Las Duromatic aún se comercializan hoy: la olla ha ido reinventándose para ser cada día mejor.


Pero las ollas son hoy sólo una parte de todo lo que Kuhn Rikon hace: como he dicho antes, todo tipo de utensilios y gadgets para la cocina. Y en todo destaca su diseño -la empresa es famosa también por sus numerosos galardones en el diseño de sus productos. El diseño y la funcionalidad se combinan en armonía según el lema “La forma sigue a la función”. Un gran ejemplo de ello es la fondue: es perfecta en su función, y exquisita en su diseño.

 

 

En fin, con todo, me gustaría transmitiros que Kuhn Rikon hace productos de altísima calidad y diseño, y ya sabéis que ello se transfiere a la comida.

 

Seguir leyendo »

Cocinar en fondue

Publicado el Sep 09, 2014. 3 comentarios

Muchos de nosotros ya tenemos una fondue en casa. Se ha vuelto un elemento ideal para regalar, y hace mucha ilusión tenerla. Pero también es cierto que hay quien la tiene aparcada y, la verdad, ¡Pienso que es una verdadera pena! La fondue es un utensilio culinario práctico -con el que puedes resolver una comida u cena rápidamente-, es divertido para los comensales, es fácil de preparar y de limpiar -importante, ¿A que sí?- y además por mi experiencia, favorece la comunicación y anima las comidas, ya que es, por así decir, una actividad en grupo, un plato para compartir, que llama a la conversación.

Así que, convencidos de que el uso de la fondue debe generalizarse más, aquí va el consejo que para mi es primordial: sácalo del fondo del armario donde lo tienes guardado, porque debe estar a mano, debe ser un utensilio tan a mano como la sartén u olla que tanto usas. Así la verás, te acordarás de que tienes ese recurso, y la usarás mucho más.

En segundo lugar, ya que a menudo querrás usarla, intenta tener siempre en la nevera quesos especiales para fondue, ¡U chocolate para derretir! O desmelénate un día que no todo es a guión fijo: ¿Por qué no usar nutella, un día? ¿O por qué no hacer chocolate caliente en lugar de chocolate de fundir?

Y por último, ten clarísimo que ¡Hay un montón de comida que puedes usar para sumergir en una fondue! No digas que no tienes nada para hacerla, porque desde hoy ese pensar ya no vale. 

Dicho todo esto, creo que es buen momento para hablar de cómo preparar la fondue. Lo más habitual es hacer fondue de queso o fondue de chocolate. No es tan común, aunque es igual de delicioso y divertido, hacerlas de aceite. Pero vamos paso a paso.

Las fondues de queso se preparan con queso especial para fondue. Lo encontrarás en los supermercados, en refrigerados. Para prepararlo, sólo debes derretir el queso en el cazo de la fondue (eso lo haces en la cocina, de gas, vitro...). Cuando ya está derretido, lo colocas en el soporte de la fondue de vela, con la vela u aceite para fondue encendido para mantener el queso caliente. ¡Y ya está apunto para empezar a sumergir lo que tengas preparado!

Por otro lado, has preparado los alimentos que van a ser la combinación perfecta con el queso. Ya he dicho antes que muchos ingredientes van a valer aquí. Lo que te aconsejo es que lo que tengas pensado lo dejes en la mesa cortado a cuadritos o tiras. La mayoría de cosas se comen totalmente crudas, así la preparación de la mesa es tan rápida como la del queso! 

¿Qué puedes sumergir en el queso? Los clásicos son el pan tostado y las verduras (espárragos, zanahoria, pimientos, ...). Pero como todo es cuestión de probar, puedes descubrir muchas cosas que quedan bien con el queso: nosotros también lo hacemos con judías verdes, champiñones, endivias, jamón serrano, aceitunas... ¡incluso la manzana queda estupenda!

 

 

Un secretillo: para ir variando el sabor del queso, puedes ponerle un poco de pimienta un día, otro día añadirle algo de romero, otro sazonar con otra especie o dejarlo de nuevo sin ningún añadido. Y en cuanto a los ingredientes, variará también el gusto de la fondue si un día son crudos y otro los pasas por la parrilla.

Está luego la de chocolate. El proceso es el mismo que antes: derretir el chocolate en la cocina, para mantenerlo caliente y líquido en la mesa con el calor de la vela. Hay quienes la preparan de postre, yo prefiero hacerlo los fines de semana por la mañana. ¡Así disfrutamos todos de un buen desayuno en familia! Qué sumergir en el chocolate es ya cosa de la imaginación más caprichosa. Desde la fruta más típica (fresas, plátano, manzanas, kiwi, sandía, naranja, ...), a los bizcochos más tiernos, pasando por sequillos, pan tostado, galletas tipo digestive, croissanes... y otras frutas como el melocotón, uvas o frutos rojos.

Las fondues de aceite, básicamente, son para freír los ingredientes. Lo importante es conseguir mantener bien caliente el aceite una vez en la mesa. Aquí, lo habitual es hacerlas de carne y pescado, que bien sumergidas se cuezan los trocitos en 30 segundos. ¿Vas a probar? De nuevo, todo vale. Carne de ternera, lomo de cerdo, atún, salmón... lo que te apetezca cortado en dados, y que tenga consistencia para que aguante dentro del aceite. 

 

 

Ya véis que la fondue admite todo tipo de combinaciones. Unos preferirán unas, otros preferirán otras... pero si en la mesa hay una variedad suficiente de ingredientes, de seguro que todos encontráis la vuestra.

La verdad es que yo disfruto de la fondue. La disfruto comiendo, y también ver que es una forma diferente para que los críos coman verdura y fruta, aparte de que, como he dicho antes, ¡Une mucho a quienes están en la mesa!

Si no tienes ninguna en casa y te apetece comprar una fondue, ¡Tienes muchas para elegir! En casa tenemos la Savoyarde y Bourguignon de Le Creuset. Pesa mucho, pero es que ¡Es una fondue de hierro fundido! Eso también ayuda a retener mejor la temperatura. Y tiene un esmaltado que hace que no absorba la humedad, los colores ni los olores de los alimentos. Se limpia fácilmente -déjala en remojo con agua, y pasado un rato la limpiarás sin dificultad alguna. Es una gozada, y cuando la tienes delante queda claro que es una señora fondue.

 

También está la cerámica, preciosa fondue de Emile Henry, más económica y con un diseño tradicional que nos encanta. Muy ideal para fondues de queso y de chocolate. Aparte de la fondue y tenedores, incluye un libro de recetas, que siempre es divertido de ojear y coger ideas, ¿verdad?

 

 

Una novedad de Le Creuset no hace mucho, fue la fondue mini-cocotte. Es una pieza curiosa, elegante y, por qué no, graciosa. Tened presente que el cazo es una mini-cocotte, así que servirá para acompañar las comidas y cenas, más que poder hacer de la fondue un plato único. Es ideal para regalar, y para iniciarte en el mundo de la fondue si por ahora no tienes claro si vas a usarla. Y claro está que la mini-cocotte la puedes usar diariamente para presentar otras delicias en la mesa.

 

 

No acabaré el post sin antes hablar de la fondue que me tiene el corazón robado: la fondue de Kuhn Rikon: fue diseñada en Suiza y fabricada en Alemania, es de cerámica blanca, y la base es de madera de cerezo y una rejilla de níquel barnizado. Seguramente al ver la foto pensaréis que es bonita. ¡En directo diríais que es una preciosidad!

 

 

Seguir leyendo »

¿Merece la pena comprar un robot KitchenAid?

Publicado el Jul 22, 2014. 21 comentarios

A la mayoría nos encanta el diseño del KitchenAid, pero muchos os preguntáis de hecho qué es, para qué sirve y si merece la pena comprar este robot de cocina. Así que vamos a empezar desde el principio: el KitchenAid es un robot de cocina que sirve para amasar, mezclar y batir.

Con el KitchenAid automatizamos los procesos que requieren de constancia y fuerza en la cocina, y lo hacemos estupendamente, ya que introduce aire en las mezclas que lo requieren, tiene una gran potencia de amasado cuando la mezcla es muy densa, y puede batir muy rápido o muy poco a poco según lo que requieras. 

En definitiva, el robot Kitchenaid es una gran ayuda para los aficionados a la repostería, ya que tanto te batirá unas claras a punto de nieve como irá mezclando mientras vas añadiendo los ingredientes que requieres, ¡y un largo etcétera sin ensuciar la cocina!, y además sirve para hacer cremas, salsas y purés de todo tipo.

 

 

Lo que distingue al robot Kitchenaid

Para acabar de explicar qué es un KitchenAid, debéis saber que existen en el mercado muchos accesorios de este versátil robot, que lo hacen muy completo: hay accesorios para hacer pasta fresca, pasta rellena, para convertirla en un cortador de embutido, exprimidor, máquina para hacer helados, etc.

A veces nos preguntáis si, teniendo un robot Thermomix, vale la pena comprar un KitchenAid en España. La respuesta, desde mi punto de vista, reside en contestar a la pregunta: ¿Cuán aficionado eres a la repostería? Si bien es cierto que la Thermomix dispone de programas que pueden realizar lo que hace el KitchenAid, el KitchenAid está específicamente diseñado para repostería, y lo que hace el robot KitchenAid lo hace mejor: hacer glasa, amasar, montar claras, etc. El resultado de trabajar con las varillas KitchenAid es mejor que lo que se puede conseguir con una Thermomix.

Por todo ello, lo importante es valorar si se hacen muchas recetas dulces o no: si no haces mucha repostería a lo mejor puedes apañarte con la Thermomix, y usar unas varillas eléctricas normales para cuando tengas que montar claras o similar.

¿Qué diferencia al KitchenAid de unas varillas eléctricas? Lo primero es que unas varillas sólo baten, pero si los comparamos sólo por dicha función lo que marca una gran diferencia es la potencia -el KitchenAid no se calentará ni por estar batiendo mucho rato ni por batir preparaciones muy densas. Luego está la necesidad en las varillas de que sea la persona quien la sujete (a menudo durante un buen rato), mientras que el KitchenAid no requiere de intervención humana.

Los modelos de robot Kitchenaid

El modelo más común y el que en general se recomienda es el robot KitchenAid Artisan. Es el modelo estándar, disponible en varios colores (en la tienda lo encontrarás en color rojo, fucsia, plata, verde manzana y negro). 

 

El siguiente robot más popular es el KitchenAid Heravy Duty. Es poco más caro que el Artisan, y ofrece una gran ventaja: mayor estabilidad, gracias a unos brazos móviles que sujetan el bol y permiten ubicarlo a distintas alturas. Además, este modelo llega a más revoluciones por minuto que el Artisan, por lo que dará mayor velocidad para las mezclas y batidas si se requiere (220 rpm, frente a 200 rpm del Artisan). Tiene más potencia (325 W frente a 300 W el Artisan).

 

 

Y luego tenemos el KitchenAid Profesional. Este robot dispone también de los brazos que lo hacen más estable, y además lo que caracteriza a este robot es ciertamente su uso más profesional u industrial: ofrece mayor capacidad de bol mezclador (¡de 6,9 L de capacidad!), y dispone de un conmutador de parada de emergencia y protección metálica para su uso industrial. Este modelo ofrece algo más de potencia que los anteriores (325 vatios).

 

 

 

Todos los modelos disponen de los mismos 10 programas o velocidades, desde la velocidad 1-Remover, a la 10-Montado muy rápido, pasando por mezclar lenta y rápidamente, batir... En la página de cada producto veréis mayor detalle. 

Accesorios para el Kitchenaid

Antes os he comentado que hay muchos accesorios en el mercado de KitchenAid. Los que consideramos más interesantes y que ofrecemos en la tienda son dos, que os describo a continuación.

El primero es el accesorio para hacer pasta. Después de todo lo que os he contado, ya os podéis imaginar que con el robot se puede preparar la masa para hacer pasta fresca, pero luego hay que alisarla y cortarla. Así que este accesorio, que es válido para todos los robots KitchenAid, permite alisar y cortar nuestra propia pasta. Dispone de 3 rodillos: 1 rodillo liso para confección de lasagnas y canelones, y 2 rodillos cortantes que permiten fabricar tagliatelles, fideos, spaghettis, etc..

 

El otro accesorio es el accesorio para hacer helados, que tanto disfrutamos en verano ¡pero es igualmente sano comerlos todo el año! Este accesorio, válido para robots de cocina de la gama Classic, Artisan y Heavy Duty, permite preparar cremosos y deliciosos helados y sorbetes. Tiene una capacidad de 1,9 litros.

 

 

 

Potencia de los robots Kitchenaid 

Para acabar, me gustaría aclarar una duda recurrente en cuanto a la potencia de los robots KitchenAid. A priori puede parecer que tienen mucha menos potencia que otros robots del mercado (300 W vs 1000 W). En cambio, los que tenemos o hemos usado robots KitchenAid sabemos que tienen mucha potencia y que nunca se calientan. La explicación es el uso de motores muy redondos y fiables, que consiguen con muy poco consumo y revoluciones lo que otros hacen con motores muy justos. Por ese motivo se calentará antes un robot de 1000 W que un KitchenAid con sus 300 W.

Es el mismo tipo de motor que llevan los aspiradores Nilfisk tradicionales (los que vemos en tiendas y hoteles), también tienen muy pocos watios en comparación con cualquier aspirador moderno (450 W vs 2800 W). Pero estos Nilfisk de 450 W (que todavía se comercializan) tienen mucho más poder de aspiración y se usan durante todo el día sin ningún problema.

Espero haber aclarado un poco las dudas más habituales respecto a qué KitchenAid comprar. Si os puedo ayudar en algo más, dejad un comentario por favor :)

Seguir leyendo »

Trucos para conseguir el frito perfecto

Publicado el Jul 15, 2014. 1 comentario

Freír los alimentos se considera popularmente como una opción poco saludable ya que añadimos más aceite a los alimentos que usando otro tipo de cocciones. Hoy vamos a ver que no todo son desventajas y cómo podemos disfrutar de un buen frito.

Freír los alimentos es una opción muy tradicional, con un valor gastronómico que no debemos despreciar. Los alimentos fritos no ganan sólo en sabor sinó que también podemos conseguir una textura muy atractiva e intentar limitar la absorción de aceite en la medida de lo posible.

 

 

El arte de freír (¡porque freír bien es todo un arte!) presenta una gran paradoja: se suele pensar que es mejor freír con poco aceite, para limitar así de alguna forma el aceite que absorberá el alimento.

Nuestra recomendación es freír usando una buena cantidad de aceite, tanto como para que podamos sumergir totalmente el alimento dentro del aceite. La intención es formar la costra lo más rápido posible para sellar los alimentos. Así, conseguimos una buena textura y limitaremos la cantidad de aceite que absorbe el alimento.

Además la costra consigue mantener los nutrientes de los alimentos, por lo que acaban conservando mejor los nutrientes los alimentos fritos que los cocinados con otras técnicas (hirviendo por ejemplo).

Para conseguir formar la costra rápidamente, la clave está en freír con el aceite muy caliente. Si usamos poco aceite, éste se enfría en contacto con los alimentos por lo que el proceso de formación de la costra tarda mucho más en formarse, y el alimento absorbe aceite y pierde nutrientes.

Por este motivo es importante sumergir totalmente el alimento y no freír muchas piezas a la vez. Cuanto más alimentos pongamos en el aceite, más reduciremos la temperatura de cocción. Conviene encontrar un equilibrio entre la cantidad de aceite que usamos y los alimentos que podemos poner a la vez.

También es importante usar un buen aceite de oliva virgen (aguanta mejor la temperatura que el de girasol) y nunca dejar que supere los 190ºC ya que no queremos quemarlo. Podemos reutilizar el aceite pero conviene separar el que usamos para el pescado y el que usamos para la carne. El aceite coge mucho aroma, y se impregnará en los alimentos. Esto en sí no es malo del todo, ya que puede realzar los sabores si sabemos aprovecharlo a nuestro favor. Muy importante siempre es dejar los restos de alimentos en la sartén cuando reciclemos el aceite.

Para freír es muy aconsejable usar sartenes de hierro, y no con antiadherente. El motivo es que las elevadas temperaturas que requerimos para freír pueden dañar tanto la sartén cómo el antiadherente (malo para la sartén y para nuestra salud). Una sartén de hierro no lleva ningún recubrimiento y es gruesa y robusta por lo que aguantará sin problemas las altas temperaturas.

La sartén que encuentro ideal para freír y la que siempre recomiendo es la sartén alta de De Buyer, que es suficientemente alta como para sumergir los alimentos. Además seguirá siendo válido usarla para dorar carne, saltear vegetales o darle el uso habitual de cualquier sartén de hierro.

 

 

Otra alternativa que me gusta mucho es usar un cazo de hierro fundido como el de Le Creuset, e ir sumergiendo los alimentos uno a uno.

Siguiendo estas pequeñas pautas conseguiréis un buen frito. Recordad que lo más importante es sellar el alimento, así que es vital que el alimento se fría rápido en abundante aceite caliente. Podéis secarlo además al finalizar con un poco de papel de cocina.

Os dejo para acabar con un truco para reutilizar los restos de comida del aceite o el propio aceite cuando nos queramos deshacer de él: podemos ir poniendo restos de comida y aceite usado en un recipiente (un bote de cristal) junto con los papeles de cocina empapados y otros papeles o cartones que vamos reciclando en la cocina (el cartón mismo del rollo de papel finalizado). Este bote nos va a venir muy bien para ir sacando restos y papeles empapados y usarlos para encender la chimenea o la estufa de leña en invierno. ¡Ya sabéis que me encanta reciclar!

Seguir leyendo »

Cocinar a la plancha en una sartén o una parrilla

Publicado el Jul 08, 2014. 15 comentarios

¿Cómo se cocina a la plancha? ¿Es mejor usar una sartén o una parrilla para cocinar a la plancha? ¿Merece la pena usar una parrilla en lugar de una sartén? Os lo contamos:

Sartenes para cocinar a la plancha

Muchos usan una sartén para cocinar a la plancha. No es incorrecto, pero no todas las sartenes son idóneas: 

  1. Nuestra primera recomendación es usar una sartén sin recubrimiento antiadherente. La temperatura necesaria para cocinar a la plancha no es la más adecuada para una sartén antiadherente: acorta la vida del recubrimiento y en el peor de los casos, podría llegar a emitir gases perjudiciales para la salud.
  2. Por este motivo recomendamos siempre las sartenes de hierro para cocinar a la plancha, tanto las sartenes Mineral B de De Buyer como las sartenes o skillets Le Creuset (con unas características muy similares a una parrilla de hierro fundido).
  3. Con las sartenes de hierro fundido podemos alcanzar altas temperaturas siempre teniendo en cuenta que conviene calentarlas suavemente para que se reparta el calor de manera homogénea.

Cocinando a la plancha con una sartén de hierro tanto las carnes como los pescados quedarán perfectamente dorados, con una textura y sabor muy superiores a los que podríamos conseguir en una sartén antiadherente. Esto se debe entre otras razones a que las sartenes de hierro no llevan más que materiales 100% naturales.

 

 

 

Parrillas para cocinar a la plancha

Ya hemos establecido que para cocinar a la plancha se puede usar una sartén, siempre que sea la sartén adecuada. Pero si de verdad te gusta cocinar a la plancha, nuestra recomendación es usar una parrilla de hierro fundido Le Creuset:

  1. Una parrilla de hierro fundido es una inversión importante, pero es un utensilio específicamente diseñado para la cocción a la plancha y que cocina los alimentos de maravilla.
  2. Un buen grill de hierro fundido no necesita antiadherentes ni revestimientos extraños. Es ecológico y sano.
  3. Además se trata de piezas muy robustas y resistentes que te durarán toda la vida, por lo que son una inversión a largo plazo. Que se la podrás dejar a tus nietos en herencia, vaya.

Una parrilla de hierro fundido resulta ideal para la cocción a la plancha por su forma (normalmente rectangular y sin paredes) y por su construcción. Se trata de una pieza completa de hierro fundido, robusta e indeformable, que retiene muy bien el calor consiguiendo un reparto óptimo y una temperatura de cocción muy estable.

Además las parrillas de hierro fundido tienen un acabado vitrificado, parecido al de una cocotte, que las protege y ayuda a obtener los mejores resultados de cocción.

Elegir una parrilla de hierro fundido

Una duda muy habitual es si elegir una parrilla plana o con estrías. ¿Nuestra experiencia?

  1. Es una decisión muy personal, ya que ambas tienen sus ventajas.
  2. Nuestros clientes tienden a comprar la parrilla estriada, porque es ideal para hacer carnes ya que separa la grasa en el fondo.
  3. También gusta mucho cómo marca las piezas con sus estrías. Ese estriado lo asociamos con una cocción a la plancha profesional, con razón o sin ella. Que por los ojos también comemos.
  4. Precisamente por la ausencia de estrías, la parrilla plana es más fácil de limpiar.
  5. La transmisión y la distribución del calor es igualmente magnífica en ambos tipos de parrilla o grill.

     

    Admito que nosotros solemos recomendar la parrilla lisa. Es algo más versátil (más adecuada para pescado, aparte de la carne), y sin duda mucho más fácil de limpiar. Vemos la parrilla de hierro plana mucho más cómoda, y da un color tostado más uniforme a toda la pieza que a nosotros nos encanta.

     

     

    Un último consejo para cocinar a la plancha

    Y de propina, un último consejo práctico sobre cómo cocinar a la plancha:

    Para la cocción a la plancha os recomendamos pintar los alimentos con aceite (se hace con enorme comodidad con los pinceles de silicona), mejor que tirar un hilo de aceite a la plancha o sartén. Por ejemplo, al cocinar carne a la plancha en sartén para que no salpique demasiado. Así te aseguras de que la pieza no se pegará en ninguna parte y usarás solo el aceite imprescindible.

    Seguir leyendo »

    ¿Cómo elegir una mandolina de cocina?

    Publicado el Jun 22, 2014. 6 comentarios

    Las mandolinas pueden ser un utensilio de cocina muy práctico, pero también un trasto sin uso si no escogemos bien. Empecemos por lo fundamental: ¿Para qué quieres una mandolina? Las mandolinas para cocina son unos utensilios que te permiten laminar o cortar verduras, frutas y embutido fácilmente, y manteniendo el mismo grosor.

    Un buen corte te permite ganar en presentación en cualquier plato que prepares (ensaladas, postres, carne y pescado con acompañamiento...), y la mandolina te ayuda también a preparar los alimentos para recetas elaboradas. La mandolina lo hace rápido, lo hace seguro, lo hace práctico y lo hace bonito.

    ¿Qué diferencias hay entre mandolinas, y cuál te interesa más? En definitiva, ¿qué mandolina comprar? En la tienda tenemos distintas mandolinas, todas de una casa en la que confiamos mucho y que conocéis bien, hablo de De Buyer. Vamos a verlas.

    Uno de los modelos más vendidos es la mandolina Kobra de De Buyer. Es una mandolina con un corte exquisito, y es la que recomiendo siempre si buscamos una mandolina práctica y muy fácil de usar, pensando en que su uso va a ser el de su función principal, que es laminar (permitiéndote lógicamente laminar con distintos grosores). Lo que la hace muy especial es la forma de V en que tiene sus hojas: este diseño, inspirado en las técnicas de corte de los cocineros profesionales, hace que el alimento no choque contra la hoja, sino que lo deslizas a lo largo de la hoja sin aplastarlo. Con ello se consigue un corte excelente. Me gusta siempre ejemplificar el corte pensando en laminar un tomate: un tomate tiene un punto de blando, y si lo haces chocar contra una hoja (pensad en un cuchillo mismo), el tomate pierde su forma y con la piel del mismo cuesta de cortar bien... Pero al deslizarlo por las cuchillas en V no lo machacarás, sino que lo cortarás correctamente. La Kobra es una muy buena mandolina que nunca te va a dar pereza sacar del cajón.

     

     

    Con el éxito de la Kobra y sus cuchillas en V, muchos clientes nos pedían algo parecido pero que, aparte de laminar, nos permitiera cortar en juliana o hacer cubos. Pues bien, la siguiente mandolina de la que hablar es la mandolina Viper de De Buyer: es como la mandolina Kobra, pero nos permite cortar también en juliana o hacer cubos con el tamaño que le indiquemos. Es una mandolina excelente con un corte y una estabilidad fuera del alcance de las mandolinas tradicionales.

     

     

     

    Luego tenemos la mandolina Swing 2.0. Nos alegra tenerla, si me permitís, pues la versión 2.0 hace poco que se encuentra disponible y nos apetecía mucho tenerla en nuestra tienda! Es un mandolina muy completa y versátil. Dispone de distintas cuchillas para laminar recto, ondulado, rejilla, hacer cubos, juliana... y además funciona como rallador y nos permite varios grosores de rallado (para quesos, chocolate, limón, zanahoria, etc). Es muy mandolina completa con toda la calidad de los productos De Buyer.

     

     

    Y finalmente no podía faltar la mandolina Ultra. Ésta es la clásica mandolina profesional de De Buyer, robusta y con los tipos de corte clásicos. Fabricada en acero inoxidable y con detalles de calidad profesional... ¡Es la reina de las mandolinas!

     

     

    Espero que esta breve explicación te haya sido de utilidad. Si todavía tienes dudas, recomiendo ver los vídeos que hay en cada una de las páginas de producto (justo debajo de la descripción). Son de mucha utilidad para ver como funciona y como corta cada mandolina, de esta manera será mucho más fácil elegir la que más nos convence.

    Seguir leyendo »

    ¿Qué wok comprar? Consejos para elegir un wok

    Publicado el May 20, 2014. 0 comentarios

    ¿Quieres comprar un wok para cocinar pero no te acabas de decidir? Después de leer este post lo vas a tener muy claro y no podrás cocinar algunas recetas sin un wok.

    El Wok (kuo en el idioma mandarín) que significa literalmente "recipiente en el que se cuece", es un utensilio originario y muy popular en China.

    Uno de mis preferidos y que uso a menudo es el Wok de Le Creuset. Una de sus principales ventajas es que está fabricado de hierro colado, que conserva el calor y se calienta uniformemente. Asimismo evita la oxidación y que se peguen los alimentos. Este utensilio  tiene la forma perfecta para sofreír, guisar, hervir o cocer al vapor, su gran polivalencia permite un gran abanico de posibilidades culinarias.

     

    Foto: Wok de Le Creuset

     

    Su diseño de forma ancha y profunda produce diferentes zonas de temperatura: más caliente en la base, donde los alimentos se doran rápidamente y templado por los laterales para mantenerlos calientes una vez cocidos. El wok permite utilizar muy poco aceite o grasa, de manera que todo lo que cocino en él es sanísimo y sabroso. 

    Luego está uno de los woks más usados y vendidos en todo el mundo, el wok Ken Hom. Es un wok hecho de acero carbono (un wok de hierro), práctico y que reparte estupendamente el calor. Está en su versión más habitual, para gas y vitrocerámica (el wok Ken Hom Everyday, éste) y también la versión que también es apta para cocinar en inducción (el wok Ken Hom Profesional, aquí). Tanto el Ken Hom Everyday como el Ken Hom Profesional resultan en una relación calidad precio indiscutible.

    Si buscas un wok más ligero que los de hierro, recomendamos encarecidamente el de Kuhn Rikon. Es un wok con un mango práctico y su antiadherente está muy reforzado, lo que resulta muy interesante y conveniente para los utensilios de cocina que trabajan a altas temperaturas, como es el caso del wok. Este wok de Kuhn Rikon puede ir en todo tipo de cocinas, incluída la inducción. 

     

    woks

     

    Woks de acero carbono Ken Hom, Everyday (para cocinas de gas y vitro) y Profesional, para cocinas de inducción; y wok antiadherente Kuhn Rikon

     

    Para los amantes de la cerámica Emile Henry ha fabricado el primer wok de cerámica, llamado «Flame®». Con la cerámica, el wok alcanza rapidamente la temperatura de cocción, pero también se estabiliza manteniendo los sabores y los alimentos crujientes. El wok Emile Henry asegura una cocina sana y muy fácil, manteniendo la tradicionalidad del menaje de cerámica.

    Foto: wok de cerámica

    Otro excelente wok que os encantará es fabricado por Silit en cerámica Silargan. Es un material con alta durabilidad, muy resistente a arañazos, no abrasivo y libre de níquel. La base, apta para todas las cocinas incluida inducción, tiene un diseño liso para proteger la superficie de cocción, y además, es muy buena conductora del calor, ahorrando energía.

    Y para los amantes de hacer barbacoas al aire libre os quiero mostrar un utensilio que os va a encantar. Esta sartén wok de acero inoxidable es ideal para disfrutar todavía más de tu barbacoa. En ello se pueden cocinar vegetales, marisco o incluso carnes o pescados de una forma sencilla manteniendo todo el sabor y aromas de la barbacoa. ¿Qué os parece? Una maravilla, ¿verdad?

    Foto: sartén tipo wok de acero inoxidable 

     

    Pues bien, espero que os haya ayudado a conocer un poco más de este gran y un poco conocido utensilio de cocina, que además de darnos unos resultados excelentes, ayuda a cuidarnos y a cocinar de manera muy sana.

    ¿Ya habéis escogido el wok que más se adapta a vuestras necesidades y gustos? Espero que este post os haya dado las pistas sobre cómo elegir un wok¡Yo me quedaría con todos!

    Seguir leyendo »

    Ventajas de cocinar con una olla a presión

    Publicado el May 06, 2014. 0 comentarios

    Hay días que no dispongo de mucho tiempo para pasarme largos ratos en la cocina. Ojalá pudiera dedicarle tiempo siempre que me apetece, pero a veces tengo que cocinar algo en un tiempo récord.

    Una de mis soluciones a esta falta de tiempo, es la olla a presión. Cocinar en una olla de estas características es una solución fácil y muy saludable. Se cocinan los alimentos en un momento y los resultados son excelentes.

    Con una olla a presión puedo preparar las recetas más tradicionales y sabrosas en un tiempo impensable. Además los alimentos cocinados en poco tiempo y con poca cantidad de agua conservan todas sus propiedades nutritivas, vitaminas y un aspecto delicioso, especialmente las verduras.

    Una de mis indispensables en la cocina es la Olla a presión Duromatic Supreme. Son de fabricación suiza y tienen un diseño y una calidad espectacular. Disponen de vaporizadores y compartimentos que permiten cocinar dos y tres alimentos a la vez en la misma olla, sin que los sabores ni los olores se mezclen. Además la misma tapa sirve para otros modelos de cuerpo que podemos ir adquiriendo según nuestras necesidades. Las ollas Duromatic, con su sistema de bloqueo automático, ingenioso y sencillo, y su válvula autolimpiable, se convierten en las ollas de más fácil manejo y limpieza del mercado.

     

    Foto: Olla a presión Duromatic Supreme

     

    Si queréis una olla a presión de mayor capacidad, para poder cocinar para toda la familia, existe el modelo Duromatic Hotel de 5 litros de capacidad y 28cm de diámetro. Es apta para todo tipo de cocinas, incluida inducción. ¡Una solución para grandes familias!

    Otra olla que tiene muchos incondicionales es el modelo Perfect de WMF. Dispone de un mango que está diseñado para cubrir varias funciones: indicador de cocción de gran visibilidad para los niveles de cocción y sistema de presión residual; corredera de cocción para un manejo fácil y una salida de vapor escalonado. WMF ha desarrollado una solución única para la limpieza, se puede desmontar y retirar el mango de la tapa para limpiarlo bajo el grifo. 

    La olla a presión Sicomatic Econtrol de Silit es otra solución muy interesante ya que reúne todas la tecnología más puntera en ollas ultra rápidas con un cuerpo fabricado en acero inoxidable con un recubrimiento cerámico. Se pueden cocinar los alimentos en su propio jugo o al vapor. Además, se puede ahorrar energía y tiempo, incluso el proceso de descongelación se realiza en unos pocos minutos. El control de la olla a presión se realiza mediante un innovador mando circular muy fácil de usar y que puede manejarse con una sola mano. El sistema de control automático de la temperatura asegura una temperatura ideal y una cocción precisa.

     

    Foto: Sicomatic Econtrol de Silit 

     

    Como habéis observado, hay diferentes opciones para cocinar con una olla rápida. Es una opción muy saludable, ideal para esos días que no tenemos mucho tiempo para dedicar a la cocina ¿Con cuál os quedáis?

    Seguir leyendo »

    Cómo preparar pasta fresca en casa

    Publicado el Apr 30, 2014. 2 comentarios

    Hoy me gustaría hablaros de la pasta hecha en casa. Parece complicada de elaborar y la verdad es que no es tan difícil como parece. A mi me entretiene mucho prepararla y es un éxito asegurado en casa :)

    Cuando os cuente cómo se prepara y veréis lo sencillo que es, ¡no podréis parar de hacer pasta en casa!

    Primero de todo, se debe preparar la masa con harina, aceite, un poco de sal y huevos. Mezclamos la harina y la sal primero y luego añadimos el aceite y los huevos y amasamos hasta que quede una masa fina. La dejamos reposar 10 minutos y ya podemos estirarla y cortarla según el tipo de pasta que queramos preparar.

    Para estirar la masa podemos usar un rodillo o una máquina para pasta. Yo tengo esta máquina de Marcato, una firma italiana que siempre destaca por sus buenos productos. Su cuerpo  consta de rodillos lisos para estirar las láminas y una parte de corte para lasagnes, fettucine (6,5 mm) y tagliolini (1,5 mm). 

     

     

    Foto: Máquina para hacer pasta de Marcato

     

    También hago pasta de colores y sabores añadiendo a la masa otros ingredientes como espinacas, pimentón, caldo de remolacha, tinta de calamar, azafrán, especias en cantidad suficiente. Ya sabéis que adoro probar cositas nuevas… y la verdad es que he cocinado recetas muy interesantes.

    La abertura de los rodillos lisos permite que tenga acceso a 9 diferentes posiciones (de 0,3 mm hasta 2,5 mm). Puedo preparar todo tipo de pasta usando siempre la misma máquina. ¡Es una gozada! 

    A mis hijos les encantan los raviolis y por esta razón me agencié con este accesorio para poder preparar raviolis rellenos. Depende del día uso unos ingredientes u otros. Cada plato es toda una sorpresa y toda mi familia está encantada.

     

    Foto: Accesorio para raviolis

     

    Para cocinar la pasta fresca, se necesita menos tiempo que con la pasta seca: sólo unos cinco minutos. Sólo con hervirla con agua, aceite y una pizca de sal y nos va a quedar riquísima.

    ¿Qué os parece? ¿Verdad que no es tan complicado? Me gustaría que os animarais, probaseis de hacer pasta en casa y me contarais qué tal os fue :)

    Seguir leyendo »

    Trucos para elaborar una buena mermelada casera

    Publicado el Apr 23, 2014. 1 comentario

    No sé si a vosotros también os pasa pero, ahora que gozamos de más buena temperatura, la fruta madura más rápido que cuando no hace tanto calor. Si no me la como en poco días, siempre hay algunas piezas que se estropean.

    Para evitarlo, aprovecho la fruta y hago mermelada con ella. Una delicia muy fácil de preparar que me alegra los desayunos de la semana. Si uso la fruta más madura, la mermelada me queda de vicio. 

    Para hacerla, corto la fruta en trozos y le agrego azúcar. Yo uso 3/4kg de azúcar por cada kilo de fruta que quiera hacer. Tengo amigas que le añaden el zumo de un limón, pero yo soy fiel a la receta tradicional que me enseñó mi madre y sólo uso fruta y azúcar. Antes de elaborar la mermelada, dejo la fruta durante 12 horas empapada en azúcar. 

    Para preparar la mermelada, pongo la fruta en una cazuela y no dejo de removerla nunca con un utensilio de madera. 

    ¿Cómo sé que la mermelada está lista? Cojo un poco de mermelada con una cuchara y la dejo unos dos minutos en la nevera. Cuando haya pasado este tiempo, veo que se arruga y se pega, ¡ya está a punto! 

    Antes de envarsarla, la dejo reposando un rato. Yo la guardo en este tarro para mermeladas de Le Creuset, que tiene un color y un diseño espectacular. Está fabricado en gres, que resiste temperaturas de hasta 260ºC. Esto me permite poder utilizar el tarro en el horno, grill, microondas, lavavajillas y congelador. Es muy fácil de limpiar y la superficie tiene una gran resistencia a las ralladuras. Además, no absorbe ni olores ni sabores. Incluye una mini espátula de silicona ideal para servir el contenido del tarro. 

     

    Foto: Tarro para mermeladas de Le Creuset

     

    Preparo mermeladas con todo tipo de frutas, incluso se puede hacer con verduras. Aprovecho las temporadas de la fruta y la verdura para elaborar mermelada, así puedo disfrutar de ese ingrediente durante todo el año. 

    Para alimentos de medidas pequeñas, uso esta licuadora manual para prensar sin esfuerzo todo tipo de bayas y frutos pequeños. La fruta es empujada hacia un tamiz mediante un tornillo obteniendo el jugo que puede ser utilizado para hacer mermelada sin tener que emplear mucho esfuerzo. ¡Va genial y me quedan unas mermeladas de vicio!

     

    Algunas veces mezclo las fruta con especias, como canela, cardamomo o jengibre. El sabor que se obtiene es muy sorprendente. Os animo a qué probéis cositas nuevas y veréis que se pueden obtener sabores muy especiales.

    ¿Aprovecháis la fruta que os ha quedado demasiado madura para hacer mermelada u otras recetas? ¿Tenéis algun truco que deba saber? ¡Espero vuestras experiencias!

    Seguir leyendo »

    ¿Cómo conseguir un sabor ahumado en tus recetas?

    Publicado el Apr 14, 2014. 1 comentario

    Hace mucho tiempo que esta técnica se utiliza en muchos ingredientes para qué no se estropeen y duren más tiempo. Es una práctica culinaria en la que se exponen los alimentos al humo que se desprende de un fuego formado con madera que tenga poca resina. Hoy por hoy los ahumados protagonizan muchas recetas por su sabor y no porque sean alimentos que deban conservarse.

     

    El ahumado da un sabor diferente, más concentrado e intenso. Uno de los alimentos en los que se usa más esta técnica es el pescado. Pero actualmente, está presente en muchos más productos de nuestra cocina, de modo que nos podemos encontrar con carnes o vegetales ahumados. ¡El sabor resultante es una delicia!

    Y os preguntaréis, ¿cómo dar sabor ahumado a los productos para que consigan desprender esa magia? El método más tradicional de ahumar es el que se usaba para conservar los alimentos poniéndolos en contacto directo con el humo generado por la combustión de trozos de madera durante muchas horas. Otra alternativa para conseguir ese delicioso sabor ahumado es cocinar los alimentos con astillas para que se impregnen del olor y sabor de la madera.

    Con el ahumador de alimentos Nordic Ware lo podemos hacer en casa sin complicaciones. Es muy práctico y sencillísimo de usar. Mide 23cm de altura y 34cm de diámetro e incluye el termómetro, astillas de madera para ahumar. ¡No puede ser más fácil de utilizar! Es ideal para cocinar pescados, carnes o vegetales con un delicioso sabor ahumado en casa sin humos ni olores. Es apto para todas las fuentes de calor, incluida la inducción. Viene con un libro de recetas y un DVD (ambos en inglés).

    Foto: Ahumador de alimentos Nordic Ware

    Para usarlo se deben ponen un par de cucharadas de astillas de madera para ahumar en el recipiente y luego la bandeja para líquidos encima. Se puede cocinar sin añadir ningún líquido a la bandeja o añadiendo un vaso de agua en ésta.

    Cocinar con algún líquido permite obtener carnes más tiernas e incluso añadir sabor si usamos cerveza, zumo o vino al agua.

    Para usarlo, se colocan los alimentos en la bandeja, los tapamos y ponemos el ahumador a fuego medio (bajo si tenemos inducción) hasta que alcance 200-220ºC en su interior.

    Es muy importante mantener este rango de temperaturas ajustando tanto la potencia de fuego como abriendo las compuertas superiores si se quiere rebajar la temperatura interior.

    En función de la pieza que vayamos a cocinar, deberemos dejar el ahumador hasta dos horas en el fuego siempre controlando la temperatura interior para una óptima cocción de los alimentos.

    Foto: Ahumador de alimentos Nordic Ware

    ¡Os animo a que lo probéis porque los resultados son una maravilla! ¿Imagináis poder preparar vuestro propio salmón ahumado con el toque de especias que más os apetezca? Yo siempre pruebo combinaciones nuevas con los ingredientes que más me gustan y siempre me sorprendo con los nuevos sabores que obtengo.

    ¿Habéis probado alguna vez la técnica del ahumado? ¿Os parece interesante? ¡Quiero leer vuestras experiencias y opiniones! 

    Seguir leyendo »

    Ventajas de cocinar a la plancha o a la parrilla

    Publicado el Jan 29, 2014. 0 comentarios

    Cómo bien sabéis, soy una fan incondicional de la cocina saludable y cada día intento cocinar recetas que ayuden a cuidarme. 

    Me encanta cocinar a la plancha o a la parrilla. En ella puedo dorar carnes, pescados y todo tipo de verduras y hortalizas. Es una manera muy saludable de cocinar los alimentos: como no necesitan una cantidad muy alta de aceite para dorarse, resultan menos calóricos y conservan mejor los nutrientes originales. Por ejemplo la carne asada a la plancha o la parrilla adquiere un sabor especial que solo puede otorgar este tipo de cocción. Además, en el caso de las verduras, su textura, sabor y contenido en vitaminas es bastante similar que en crudo.

     

                                                              Fotografía: Parrilla lisa de Le Creuset

     

    La manera más adecuada de usar una parrilla o una plancha es dejando que se caliente de manera gradual. De esta manera, el calor se repartirá por la superfície y la intesidad será igual para todos los alimentos que colocaremos en ella. Es más, os recomiendo pintar los alimentos con un pincel antes de cocinarlos para asegurar que no se peguen y además restaremos calorías a las recetas. ¿Qué mejor qué cocinar con más sabor y menos grasa?

    Para limpiar la plancha o la parrilla es mejor que la dejemos enfriar, tal y como hacemos con las cocottes. La limpiaremos con una esponja con agua caliente y jabón. Si vemos que nos ha quedado pegado algun alimento, la dejaremos ablandar con agua caliente para después quitarlo con total facilidad.

    A la hora de limpiarlas también es importante tener en cuenta que, aunque las tipo grill son muy atractivas, las parrillas planas se limpian con mucha más facilidad ya que no tenemos que ir frotando cada uno de los surcos. 

     

                                                                     Fotografía: Parrilla lisa Le Creuset

     

    Yo cocino con una parrilla Le Creuset y tengo que confesaros que desde que cocino con ella, la carne me queda más sabrosa. ¡Quedé alucinada con el sabor cuando probé una pechuga de pollo dorada en esta parrilla! Podéis ver en este vídeo una pequeña demostración de su eficacia. Para mí cocinar a la parrilla se ha convertido en todo un placer que verdaderamente os aconsejo probar. 

    Si estáis cansados de cocinar siempre lo mismo, os animo a que os compréis el libro de recetas “Grill&plancha” de Le Creuset que nos ofrece 29 originales recetas para cocinar carnes, pescado, verduras o incluso postres con tu parrilla. Las recetas son muy claras y fáciles de preparar, además vienen acompañadas con una fotografías impresionantes que servirán también para conseguir la mejor presentación en la mesa de la propia parrilla.

    Yo no puedo vivir sin mi plancha y mi parrilla. Tengo todo un mundo de posibilidades para cocinar cada día de forma variada y muy sana. ¿Y vosotr@s? ¿Cocináis con una plancha o parrilla? 

     

    Fuentes: Mi propia experiencia y el blog de Tu cocina y tú

    Seguir leyendo »

    Consejos para congelar tus guisos

    Publicado el Jan 22, 2014. 2 comentarios

    Adoro cocinar con mi cocotte y con mi cazuela. Disfruto en la cocina preparando guisos y estofados para mi familia y mis amigos. Me emociono cada vez que pruebo recetas nuevas. Pero no siempre acierto con las medidas y algunas veces cocino para 30 en vez de para 4. 

    Os doy algunos truquitos para congelar vuestros guisados sin dejar de perder su textura, su sabor y sus propiedades. Vamos, que cuándo los descongeléis parezca que los acabéis de sacar de los fogones.

     

    Un detalle que debemos tener en cuenta: cuando pongáis vuestro guiso en el congelador, no debe llevar patata incorporada. El problema de congelar patatas guisadas es que las patatas, una vez congeladas, pierden textura y se convierten en arenosas.  No digo que los platos que lleven patata no se puedan meter en el congelador. No os preocupéis, si vuestra receta tiene patatas, el día que lo recalentéis,  añadís las patatas cortadas y dejáis que se cuezan a fuego lento. 

    Para congelar un guiso con garantía también es importante que no hayáis espesado la salsa con féculas ni espesantes tipo harina de maíz, pasaría lo mismo que con las patatas y quedaría pastoso. ¿Y qué hago para obtener una salsa espesa? Añado más verdura al sofrito y parte de ella, la trituro añadiéndola de nuevo a la olla. 

    Otra solución para espesar la salsa tras la congelación es hacerlo con espesantes exprés, estos se deshacen en caliente y no forman grumos, así mientras que recalentáis el guiso, obtenéis una salsa con la textura deseada. 

    Por último y no menos importante: todos los guisos para congelar, tanto de carne como de pescado, necesitan siempre ser descongelados en la nevera de un día para otro ya qué la carne, el pescado y las verduras son fuentes de contaminación microbiana.

    Con estos consejos prácticos podréis conservar vuestros estofados, y no los desaprovecharéis. Además, no estaréis comiendo el mismo plato durante 4 días seguidos por miedo a qué se estropee.

    También, conociendo la técnica más adecuada y efectiva para congelar platos guisados, podéis aprovechar el día que tengáis tiempo para echar horas en la cocina, cocinar vuestras mejores recetas para después poder disfrutarlas cualquier otro día que no dispongáis de tanto tiempo para guisar. Yo lo hago siempre que puedo. Con esta costumbre he salvado muchas cenas inesperadas y me he dado algún que otro capricho después de un día duro de trabajo. ¡Os lo recomiendo!

    ¿Qué tal si empezáis con este delicioso e irresistible guiso de ternera? Lo podéis cocinar tanto en la cocotte de hierro cómo en la cazuela de cerámica. 

     

    Fuente: Mi experencia, la página web de Le Creuset y el blog de Directo al Paladar

     

     

     

    Seguir leyendo »

    ¿Para qué sirve deshidratar los alimentos?

    Publicado el Jan 15, 2014. 8 comentarios

    ¿Os he explicado alguna vez cómo pico de manera saludable entre horas? Un día descubrí los alimentos deshidratados y desde entonces no he vuelto a pecar más. ¡Es una salvación para mis momentos de tentación!

    Seguro que muchos de vosotros habréis oído hablar sobre los alimentos deshidratados, los habréis comprado o incluso los habréis usado en alguna de vuestras recetas.

    Ahora bien, ¿sabéis cómo se deshidratan los alimentos? ¿Qué ventajas tiene? En definitiva, ¿Para qué se deshidratan los alimentos? A continuación os daremos alguna información que os despejará algunas dudas sobre esta técnica.

    La deshidratación es una forma de conservar los alimentos mediante su extracción de agua. Es una técnica que se usa desde hace mucho años y que se aplica a toda clase de alimentos (fruta, verdura, carne, pescado, purés, setas, especias...), sería el equivalente a la técnica de dejar secar al sol, que se practicaba cuando no había neveras o congeladores.

    Podemos secar al sol nuestros alimentos, pero puede ser peligroso ya que la exposición a diferentes temperaturas y el ambiente donde sequemos, pueden estropear nuestras conservas.

     

     

    La mejor manera para obtener conservas de primera de una manera estable y controlando el tiempo y la temperatura es con un deshidratador. Yo tengo en casa el que tenemos en Claudia&Julia y es fabuloso. Un aparato muy práctico y sencillo de usar. Su funcionamiento se basa en la generación de calor en la parte inferior que asciende y penetra por los agujeros de las bandejas que se apilan y en las que se encuentran los alimentos.

    Una vez deshidratados los alimentos, deben guardarse en tarros, en bolsas o submergidos en aceites aromatizados apuntando la fecha en que los deshidratamos. Os sorprendería lo bien que se conservan, pueden mantenerse en magníficas condiciones meses e incluso años sin perder las propiedades nutricionales.

    Si uno de tus buenos propósitos para este 2014 es mejorar tu alimentación, conservar los alimentos puede ayudarte mucho. ¡Además el proceso es muy sencillo! Sólo tienes que cortar en trocitos las frutas o verduras, meternos en el deshidratador y dejar que él haga el resto. ¿Fácil eh? 

     

     

    La importancia de la deshidratación de alimentos ya ha quedado patente en lo que hemos comentado hasta el momento, es una técnica hasta ahora un poco olvidada pero que está cogiendo mucha fuerza últimamente gracias a que la gente empieza a concienciarse de que hay que mejorar la alimentación. Y con lo caros que están los snacks saludables, los métodos de producción caseros estoy segura que resurgirán con fuerza. Podéis hacer vuestros propios snacks saludables y llevarlos a la oficina. Ocupan poco espacio, no manchan y están deliciosos. Os recomiendo que lo probéis.

    Además de ser una excelente alternativa nutricional, la verdad es que me encantan las conservas y más si conozco el origen del producto. A veces me encierro en la cocina toda una tarde a preparar los tarros. Me relaja. Además no me gusta tirar la comida y menos cuando me traen una caja de fruta o verdura y veo que se me va a estropear (una tiene sus contactos ;)

    Si queréis guardar alimentos de temporada que se van a estropear, como la fruta o las verduras, esta es una técnica que os va a resultar ideal.

    ¿A vuestros hijos no les gusta mucho comer fruta o les cuesta acabársela? Podéis hacer pequeñas golosinas de fruta deshidratada. Veréis cómo les encanta, además de ser un snack súper saludable, su sabor es dulcísimo. 

    ¿Y en las recetas? ¿qué papel juegan? Podemos usar los alimentos deshidratados para guisos, sopas o salsas o podemos rehidratarlos submergiéndoles en agua durante algunas horas. También, a la hora de conservarlos, podéis añadir especias a vuestra preparación para darle un toque diferente. ¿Y sabéis qué es lo mejor de todo? al conservar los alimentos los sabores se intesifican. ¡Toda una experiencia!

    ¿Se os han ablandado las galletas? Un truquito: Ponedlas en el deshidratador y devolveréis su textura crujiente. 

    ¿Tenéis costumbre de conservar algunos alimentos? ¿Usáis alimentos deshidratados para vuestras recetas? ¡Espero que me contéis vuestras experiencias!

     

    Fuentes: Mi propia experiencia y el blog de Gastronomía&Cía

    Seguir leyendo »

    Cómo cuidar tus cocottes y conservarlas siempre como nuevas

    Publicado el Jan 08, 2014. 10 comentarios

    ¿Cuántos de vosotros habéis recibido una cocotte de regalo estas Navidades? Si esta es vuestra primera cocotte de hierro fundido estaréis emocionadísimos y con ganas de estrenarla. Antes de hacerlo coged lápiz y papel y tomad algunos apuntes, os voy a revelar los mejores truquitos para cuidar las cocottes y conservarlas como nuevas durante mucho tiempo.

     

     

    Cosas importantes que hay que saber antes de empezar a utilizar tu cocotte 

    Antes de utilizarla por primera vez, debéis lavarla con agua caliente y jabón además de secarla muy bien. También, tenéis que aceitar la superfície antiadherente con un papel de cocina. Podéis usar las cocottes en todas las fuentes de calor, desde inducción hasta en cocinas de carbón o madera.

    Para calentarla, se debe empezar desde frío. Los cambios de temperatura muy bruscos estropean las cocottes: si ponemos la cazuela sobre el fuego ya caliente se estropeará el esmaltado. Si cocináis con placas de inducción, lo mejor es cocinar a fuego lento para empezar e ir aumentando progresivamente, sin usar ninguna función rápida. Además, para no dañar las placas o incluso las vitrocerámicas, lo mejor es levantar y desplazar la cazuela, sin deslizarla. ¡Importante! Para sujetar vuestra cocotte, debéis usar guantes de cocina: sus asas son de hierro y os podríais quemar.

    Para cocinar es mejor utilizar utensilios de silicona, madera o plástico. Nada de metales que puedan rayar y estropear el esmaltado.

    Una vez acabadas vuestros guisos, dejad que la cazuela se enfríe a temperatura ambiente.

     

     

    Cómo limpiar tu cocotte

    • Limpiar una cazuela de hierro fundido no tiene secreto ni complicación, sólo hay que tener en cuenta algunos detalles.
    • Tal y como os hemos dicho, dejaremos enfriar la cazuela antes de limpiarla. Si no se ha pegado ningún alimento, solo tendremos que lavarla con una esponja y detergente normal.
    • Si ha quedado comida pegada en nuestra cocotte, y con la esponja no basta para quitar los restos, funciona muy bien poner agua caliente con jabón durante unos minutos para que los restos reblandezcan.
    • Que no se os ocurra usar ningún estropajo o ‘nana’, ni rascar con ningún tipo de utensilio porque podríais dañaréis su esmaltado.
    • El lavavajillas no está desaconsejado, pero algunos de sus detergentes son un poco abrasivos y a la larga pueden el esmaltado de nuestras cocottes.

    Y por el momento estos son los consejos más importantes.

    Ahora que ya sabéis como cuidar vuestras cocottes supongo que tendréis ganas de estrenarla ¿no? Una receta ideal para hacer los honores es este rico plato: rissotto con peras y queso gorgonzola de una nuestra amiga Luisa Morón.

    Estoy deseando que me contéis qué tal os va con vuestras cocottes nuevas. ¡Bon appétit!

     

    Fotografía de Luisa Morón

     

    Fuentes: Directo al paladar. Página oficial de Le Creuset. Mis horas de experiencia en la cocina con mis cocottes.

    Seguir leyendo »

    Curado y cuidado de las sartenes de hierro Mineral De Buyer

    Publicado el Jun 26, 2013. 95 comentarios

    Uno de los productos preferidos por nuestros clientes son las sartenes de hierro mineral De Buyer. Son sartenes muy naturales que nos permiten recuperar los sabores de toda la vida tanto si freímos un huevo o unas patatas o si cocinamos un buen filete. Además son sartenes con un precio muy asequible y que nos pueden durar un montón de años si les damos un correcto mantenimiento.

    Curado de una sartén de hierro

    Debemos saber cómo curar una sartén de hierro antes de usarla por primera vez. Esto se hacia antes friendo piel de patatas, pero con el tratamiento de cera de abeja que traen ahora las sartenes De Buyer no es necesario. Sólo tenemos que lavar la sartén con agua muy caliente y jabón y aclararla cuidadosamente. La ponemos en el fuego y cocemos 1cm de aceite durante 5 minutos. Tiramos el aceite y limpiamos la sartén con papel de cocina. ¡Ya está lista para la acción!

    Cuando cocinemos con ella tenemos que calentar un poco de aceite o mantequilla suavemente a fuego bajo. En general, todos los utensilios de cocina de hierro se deben calentar con suavidad para que el calor se reparta de manera uniforme. Esto es todavía más importante en el caso de las sartenes de hierro ya que un exceso de calor provocará que los alimentos se peguen y además podría llegar a deformar una sartén de hierro en caso de dejarla a fuego alto.

    Puedes ver cómo curar una sartén Mineral B en el siguiente vídeo: 

     

    Cómo limpiar sartenes de hierro

    Para lavar la sartén manteniendo sus propiedades y evitando la oxidación debemos usar solo agua caliente con un poco de jabón y secar inmediatamente con un trapo o papel absorbente. Es muy importante no dejarla nunca a remojo ni ponerla en el lavavajillas. Si los alimentos se han pegado podemos frotar con la esponja del estropajo y jabón o calentar un cucharilla de aceite en la misma sartén, echar un puñado de sal gorda y frotar con papel de cocina. Limpiar la sartén con sal gorda también es efectivo para eliminar olores o residuos de cocción anteriores.

    ¡Utiliza la sartén a menudo! Cuanto más negra se pone, más protegida estará y menos se pegarán los alimentos :)

    Seguir leyendo »

    ¿Qué sartén debo comprar?

    Publicado el May 24, 2013. 30 comentarios

    Hace unos días me llamó una amiga y me comentó que estaba mirando mi web, ya que quería una sartén pero no sabía qué sartén comprar. Me contaba que quería una sartén "normal" y que en nuestra web eran muy caras.

     

     

    Le expliqué por encima los distintos tipos de sartenes que tenemos en la web y cuál le podría venir bien, pero también le expliqué mi punto de vista sobre las sartenes "baratas". Hay muchas sartenes en el mercado con precios muy atractivos pero de muy baja calidad. Son sartenes que te funcionan bien al principio pero con el uso van perdiendo antiadherente, color del esmaltado e incluso llegan a perder la forma. Algunas ni siquiera aguantan un par de años en la cocina.

    Teniendo las mejores sartenes del mercado que duran diez, quince años o incluso que son para toda la vida, las sartenes que duran poco tiempo ya no salen tan a cuenta. Además la sartén es un utensilio que usamos a diario, por lo que es importante que estemos a gusto con ella, que nos trasmita confianza y sensación de calidad. Si optamos por sartenes económicas acabaremos cambiándolas a menudo, ya no saldrá tan a cuenta y, lo que es peor, cocinaremos toda la vida con utensilios de baja calidad que a los pocos meses ya no funcionan como el primer día.

    También es importante tener en cuenta que las sartenes "normales" con teflón pueden contener una sustancia que puede llegar a ser perjudicial para la salud. Se trata del ácido perfluorooctanoico (PFOA), que puede transmitirse a los alimentos bien por alcanzar altas temperaturas o bien por desprenderse partículas de la propia capa de teflón. Esto ha provocado un cambio de hábitos de consumo y mucha gente preocupada por su salud (y sobretodo la de su familia) busca nuevas alternativas (cerámica) o vuelve a las sartenes tradicionales (acero o hierro).

    Nosotros hemos apostado en nuestra web por las sartenes tradicionales: La sarten de hierro colado (Le Creuset) y la sartén de hierro Mineral De Buyer. Esta última es una sarten francesa fabricada con hierro natural sin productos ni recubrimientos químicos: sólo lleva una capa de cera de abeja natural que le ayuda a alcanzar una superficie antiadherente de manera natural.

    Recuerdo una de las primeras clientas de la web que me llamó y me comentó que su familia estaba sorprendida con los huevos y las patatas fritas que había hecho con la sartén de hierro. Realmente con estas sartenes conseguimos recuperamos la cocina de toda la vida, le dan un sabor a los alimentos impresionante. Además no son nada caras -la de 20cm la tenemos en oferta a 19,90 euros- y son sartenes que, bien mantenidas, duran toda la vida. Son aptas para todas las fuentes de calor, incluida la inducción.

     

     

    Mi consejo es tener como mínimo una sartén de hierro para freir o para cocinar carne; pero también se hace imprescindible tener una sartén antiadherente para cocciones más suaves o delicadas. Es la sartén "normal" que me pedía mi amiga, la que no requiere mantenimiento y no se pega a los alimentos. Aquí mi opinión es contundente: si hablamos de sartenes antiadherentes no hay nada mejor que Le Creuset.

    La sartén antiadherente Le Creuset está fabricada en aluminio forjado con mangos de acero inoxidable. Su capa antiadherente (interna y externa) es ultra-resistente y no contiene PFOA. Es una sartén muy ligera y sólo con tenerla en las manos nos transmite una sensación de calidad excepcional. De hecho, Le Creuset ofrece garantía de por vida ya que ha hecho ensayos en laboratorios independientes que han demostrado que resiste dos usos diarios durante 109 años. Hay muchas sartenes antiadherentes más baratas pero os aseguro que no hay mejor sartén y ninguna ofrece garantía de por vida. Mi amiga está entusiasmada con ella :)

     

    Seguir leyendo »