Zorza gallega

febrero 10, 2020

6 Comentarios

Nunca había oído hablar de la zorza gallega hasta que Claudia me propuso hacerlo y he de reconocer que he caído rendida a sus pies (bueno, yo y todos en casa), porque hemos encontrado una nueva manera de preparar la carne de una manera diferente y nada complicada.

La zorza o picadillo es la carne que se usa para rellenar los chorizos, que antes se acostumbraba a hacer en casa. La tradición de hacer los chorizos en casa ha ido disminuyendo, pero de esa costumbre quedó este delicioso plato.

La magia de la zorza la hace el pimentón y la marinada de la carne, que se vuelve tierna y muy sabrosa de una manera muy sencilla. Después de marinar, se saltea en un momento en la sartén y resulta en un plato ideal para comer sola, acompañada de arroz o pasta, de unas patatas o pimientos... ¡O puedes usarla en pizzas y empanadas! Una receta estupenda para el día a día.

Sartén de hierro con mango de madera Le Creuset, aceitera de porcelana Revol y cuchillo de cocina Pallarès de acero carbono con mango de boj

 

Ingredientes

  • 1 kg de lomo de cerdo
  • 4 o 5 dientes de ajo
  • Una cucharadita de sal gorda Guerande Le Palusier
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce de la Vera
  • 1 cucharadita de pimentón picante de la Vera
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • Aceite de oliva virgen extra

 

Aceitera de porcelana Revol y cuchillo de cocina Pallarès de acero carbono con mango de boj

Preparación

  1. Con ayuda de un cuchillo Pallarés y sobre una tabla de corte T&G, cortamos el trozo de lomo primero en filetes gruesos y luego en taquitos, como si fuéramos a hacer un estofado. Reservar.
  2. En un mortero de Emile Henry ponemos un chorreón de aceite con la aceitera de Revol junto con los dientes de ajo picados, la sal, el orégano y las dos clases de pimentón. Trabajamos machacando hasta obtener una pasta espesa pero lo más lisa posible.
  3. Volcamos esta mezcla sobre la carne y movemos bien hasta que todos los trozos queden bien impregnados en la marinada. Tapamos bien con papel film y dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente.
  4. Sobre una sartén de hierro Le Creuset, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando la sartén esté bien caliente, salteamos la carne que quedará jugosa por dentro pero extra dorada por fuera. Espolvoreamos con un poco de perejil picado.
  5. Servimos con unas patatas cocidas o el acompañamiento que más te apetezca.

 

Sartén de hierro con mango de madera Le Creuset y cuchillo de cocina Pallarès de acero carbono con mango de boj

Autora de la receta: Lola de Loleta Life, Market & Cooking

6 Respuestas

Mari

mayo 28, 2020

Despues de leer el comentario de Juaquina y como persona que hace chorizos todos los años, me gustaría comentarte que la zorza más tradicional si se hacía con la carne picada a cuchillo y por lo que comentaba mi abuela se necesitaban a todas las mujeres del pueblo para realizar el trabajo.
Respecto al orégano, aclarar que es un punto de controversia tanto por zonas como por casas, en mi pueblo por ejemplo hay casas a favor (como la nuestra en la que se cree que la zorza non coge aroma hasta que le añades el orégano) y en contra. Normalmente la contra se suele basar en la creencia de que los chorizos cogen un sabor rancio al secarlos si llevan orégano, algo que a día de hoy con la existencia del envasado al vacío y del congelador es prácticamente imposible.
Personalmente creo que la receta es correcta y os animo a probarla también con cortes de jamón o de cualquier otra carne mayoritariamente magra que será más económico e incluso más rico.
En Asturias al hacer el picadillo se le añade un chorrito de sidra natural que le aporta un sabor exquisito por si gustas de probar y personalmente como acompañamiento nada como unos cachelos!

Claudia

febrero 16, 2020

Verás qué rica, María! Un saludo!

Claudia

febrero 16, 2020

Muchas gracias Maria Ángeles!! No sabía yo lo de chichillas, genial!!

Joaquina Mon López

febrero 13, 2020

La receta está bien aunque se parece más a la preparación del “raxo” que a la zorza.
La zorza se hace con carne picada gruesa, no cortada con cuchillo pues el resultado final es distinto. El aderezo está bien aunque no suele llevar oregano pero se puede admitir.
Por último la zorza suele tener más reposo, sobre unos tres días pues eso es lo que le da el sabor especial que tiene la zorza.
Todo esto lo digo con ánimo de aportar mi granito de arena a la receta no como critica.
Si tenéis ocasión probadla como os digo y veréis la diferencia.
Un saludo y muchas gracias por todas la recetas que compartis.

María

febrero 10, 2020

Me encanta la zorza pero nunca la he preparado en casa. Gracias a esta receta espero hacerlo pronto 😃
Muchas gracias!

M.angeles Muñoz gonzalo

febrero 10, 2020

En castellano es Picadillo y en Vocabulario familiar “chichillas”

Dejar un comentario


Artículos relacionados

Helado de pastel de queso y frutos rojos
Helado de pastel de queso y frutos rojos

julio 07, 2020

¡Hoy te traigo una recta de lo más deliciosa! Se trata de unos helados de tarta de queso y frutos rojos con los moldes para 6 helados classic Pop de Zoku. Llega el verano, y con él la época en que más disfrutamos de helados para que nos ayuden a superar el calor y a recordar que las vacaciones están muy cerca.
Ver artículo completo
Provolone con sobrasada y huevo
Provolone con sobrasada y huevo

julio 05, 2020 2 Comentarios

¡Hoy os traemos un plato de lo más simple pero sensacional! Se trata de un provolone al horno con sobrasada y huevo, hecho en la sartén Skillet de Le Creuset.
Ver artículo completo
Risotto de guisantes, gorgonzola y menta
Risotto de guisantes, gorgonzola y menta

julio 02, 2020

Hoy ponemos rumbo a Italia con este “risotto de gorgonzola, guisantes y menta”. Esta es una de mis recetas favoritas de risotto: cremoso, suave y con la explosión de los guisantes en cada bocado. El risotto es uno de los platos más tradicionales de la cocina italiana; para conseguir un arroz hiper cremoso es imprescindible usar un buen arroz para este menester: Arborio, Carnaroli, etc. Debido a la capacidad de estos arroces para absorber líquido, nos ofrecerá esa textura pastosa típica del risotto.
Ver artículo completo

¡Apúntate y recibe tu libro de recetas gratis!