Trenza de Cinnamon en skillet

febrero 23, 2020

3 Comentarios

Si habéis tenido la suerte de llegar a probar – por no hablar ya de preparar – ese maravilloso invento llamado cinnamon rolls (o rollos de canela), intuiréis fácilmente que lo que viene a continuación va a crearos una necesidad imperiosa de ir corriendo a comprobar la despensa y meteros cuanto antes en harina. ¿O me equivoco?

Es difícil no caer rendido ante esa ternura casi inexplicable y esa fragancia a canela y mantequilla que quedará no sólo en la trenza, sino suspendida indefinidamente en el aire de toda tu casa. Si bien es cierto que, aunque os haya apremiado para que no perdáis ni un segundo, tendremos que aplicar una necesaria dosis de paciencia (mínima) y mucho mimo (máximo) si queremos que nuestra trenza de cinnamon roll sea todo un éxito y merezca la pena la espera y el tiempo invertido (que ya os avanzo que no es demasiado largo). Podéis o bien empezar por la mañana para tenerla lista a la hora de la merienda o bien dejar que leve en frío en el frigorífico por la noche y terminar a tiempo para el desayuno a la mañana siguiente (en este ultimo caso, la textura y el sabor de la masa se verán increíblemente recompensados).

Aunque podréis emplear multitud modelos de moldes o fuentes para horno a la hora de preparar esta receta, a mí me parece especialmente acertado utilizar la skillet de hierro de Le Creuset*; el hierro fundido distribuye el calor de manera homogénea por toda la masa, favoreciendo que quede perfectamente cocida en su interior (conservando su ternura) así como en la base. Además, debido a su diseño impecable, podrás servirla del horno directamente a la mesa sin necesidad de desmoldar.

Sartén skillet Le Creuset, pala para servir De Buyer y salvamanteles de hierro fundido Le Creuset

 

Ingredientes (para 8-10 personas)

Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario.

Para la masa:

  • 60 g de mantequilla sin sal, derretida y templada
  • 55 g de azúcar blanco
  • 50 g de queso mascarpone
  • 1 huevo (M)
  • 200 ml de leche tibia (43-45ºC), nunca caliente (+ leche extra para pincelar)
  • 15 g de levadura fresca de panadería
  • 450-475 g de harina de trigo de uso común (+ harina extra para amasar)
  • ¾ cucharadita de sal

Para el relleno:

  • 90 g de mantequilla sin sal, punto pomada
  • 100 g de azúcar blanco
  • 6 g (3 cucharaditas) de canela molida (yo uso la variedad de Ceylan o Sri Lanka, que es más suave y tiene un punto dulce)

 

Rodillo de madera Sophie Conran T&G

Preparación:

De la masa:

  1. En el cuenco de nuestra amasadora eléctrica (o en un cuenco amplio si vamos a trabajar a mano), combinamos la mantequilla derretida (ya templada), el azúcar, el queso mascarpone y el huevo con ayuda de las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.
  2. En un cuenco mediano aparte, desleímos la levadura en la leche tibia.
  3. A continuación, incorporamos aproximadamente la mitad de la harina a la mezcla inicial, así como la leche con la levadura y mezclamos con el accesorio de pala (o una espátula de silicona o cuchara de madera si no vamos a usar amasadora) hasta que quede todo más o menos ligado.
  4. Seguidamente, añadimos casi toda la harina restante (reservaremos unos 30-40 g de harina por si la necesitáramos más adelante) y la sal y seguimos mezclando lo justo hasta integrarlo todo.
  5. Acoplamos ahora el accesorio de gancho de amasar (o pasamos la masa a una superficie ligeramente enharinada para amasar a mano) y empezamos a amasar a velocidad media-baja hasta que nuestra masa se despegue con facilidad del cuenco o la superficie de trabajo (unos 8-10 minutos con la amasadora; algo más si amasamos a mano) y haya adquirido una textura muy suave y elástica. Aunque esta masa es algo grasosa, al final del amasado no debe quedarse pegada a nuestras manos. Si viéramos que se pega en exceso, podemos añadir poco a poco parte de la harina (o toda) que habíamos reservado.
  6. Le damos forma de bola a la masa, la colocamos entonces en un cuenco amplio, previamente engrasado con una fina película de aceite suave, cubrimos con film transparente y, si vamos a continuar del tirón con la receta, dejamos levar en un lugar cálido (unos 20-23ºC) y alejado de las corrientes de aire hasta que doble su volumen (entre 1 – 1 ½ horas). Si, por el contrario, la vamos a dejar levar en frío, introducimos el cuenco con nuestra masa en el frigorífico durante toda la noche; por la mañana, lo retiramos y dejamos que la masa se aclimate a temperatura ambiente antes de continuar con el siguiente punto.

Del relleno:

  1. Una vez lista nuestra masa, la desgasificamos hundiendo los nudillos en ella un par de veces, la cubrimos de nuevo con film transparente y dejamos reposar 10 minutos más.
  2. Una vez ya relajada, traspasamos la masa a una superficie de trabajo amplia y ligeramente enharinada, y con ayuda de un rodillo, también enharinado, la estiramos (trabajando siempre desde el centro hacia fuera) dándole forma de rectángulo de unos 45 x 25 cm.
  3. Extendemos entonces la mantequilla con una espátula pequeña por la superficie del rectángulo dejando un margen de 1 cm sin untar en uno de los lados más largos.
  4. Seguidamente, espolvoreamos el azúcar y la canela de manera uniforme sobre la mantequilla.
  5. A continuación, empezamos a enrollar la masa sobre sí misma, empezando por el lado largo que sí hemos cubierto con el relleno. Cuando vayamos a llegar al borde sin relleno, lo pincelamos con un poco de agua para que quede bien sellada y terminamos de enrollar.

Montaje y horneado:

  1. Colocamos entonces el rollo de masa sobre una superficie plana para que no se deforme, lo cubrimos con film transparente y lo introducimos unos 10 minutos en el congelador para así poder manipularlo mejor.
  2. Mientras tanto, engrasamos el interior de nuestra skillet de hierro de 23 cm de Ø* con spray desmoldante antiadherente y reservamos.
  3. Retiramos el rollo de masa del congelador, lo situamos sobre la encimera con la junta hacia abajo y lo dividimos en dos a lo largo con un cuchillo grande y bien afilado.
  4. Colocamos ambas caras cortadas hacia arriba (que el corte de las capas quede visible), pinzamos uno de los extremos y empezamos a trenzarlas procurando que el corte de ambas partes quede siempre hacia arriba.
  5. Al llegar al otro extremo, pinzamos también y colocamos nuestra trenza en la skillet que teníamos preparada formando una espiral.
  6. Cubrimos una vez más con film transparente sin ajustar y dejamos levar otros 30-45 minutos en un lugar cálido y sin corrientes de aire hasta que nuestra trenza de cinnamon roll haya crecido visiblemente y tenga un aspecto esponjoso (no es necesario que doble su tamaño).
  7. Precalentamos el horno (eléctrico y sin aire) a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 15 minutos y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  8. Introducimos la skillet en el horno y horneamos durante unos 50-55 minutos (si vemos que pasada media hora la superficie se estuviera dorando en exceso, cubrimos con papel de aluminio cuidando de que quede bien holgado).
  9. En cuanto comprobemos que nuestra trenza está bien cocida (si insertamos una brocheta en el centro, ésta ha de salir seca y limpia de migas), retiramos la skillet del horno con mucho cuidado de no quemarnos y la dejamos reposar dentro de la skillet sobre una rejilla enfriadora un mínimo de 20 minutos. Pasado este tiempo, podemos desmoldarla si la vamos a servir en una fuente diferente, pero yo suelo dejarla en la skillet y servirla directamente en ella; me parece simplemente perfecta para llevarla así tal cual a la mesa.
  10. A veces, al igual que hago con los cinnamon rolls, la termino de preparar con un glaseado de queso crema batido con un poco de leche por encima o simplemente espolvoreada con azúcar y canela si no me quiero complicar. Una buena bola de helado suele ser un acompañamiento perfecto, sobre todo cuando aún está un poco templada; el contraste es espectacular.

 

Sartén skillet Le Creusetpala para servir De Buyer, pincel para repostería T&G, cuchillo Pallarès de acero Carbono con mango de bojy rodillo de madera Sophie Conran T&G

Es preferible consumir este tipo de recetas con masa levada el primer día, recién hechas, que es cuando conservan toda su ternura. Aun así, una vez fría, se ha de conservar a temperatura ambiente y bien resguardada del aire. Si llegara a ver otro amanecer y se hubiera resecado un poco, unos segundos en el microondas a potencia media devolverán gran parte de esa ternura perdida, aunque os recomiendo consumirla lo antes posible.

 

NOTAS:

  • *Como os decía más arriba, también podemos hornear esta receta en otro tipo de molde o fuente (siempre que mantenga las mismas dimensiones que la skillet de la receta y seas apto para el horno). Sin embargo, al utilizar un recipiente fabricado con otro tipo de material (cerámica, aluminio, etc.) o de otro color, los tiempos de horneado variarán (aumentarán) ligeramente y puede que la textura exterior también; el hierro fundido y el color negro de la skillet utilizada en esta receta retienen mucho más el calor que otros materiales o colores, lo que no deja de influir de alguna manera en el resultado final.
  • La levadura seca de panadería también es una opción perfectamente válida en lugar de la fresca; nunca se ha de confundir con la levadura química tipo Royal (normalmente, empleada para elaboraciones tipo bizcocho). Una parte de levadura seca equivale a tres partes de levadura fresca. Así, en esta receta en concreto, los 15 g de levadura fresca podrían sustituirse por 5 g de levadura seca de panadería.
  • En ocasiones, en lugar de queso mascarpone utilizo sour cream (nata agria) – lo primero que encuentre en el súper. El resultado es una miga increíblemente esponjosa.
  • 1 cucharada= 15 ml / 1 cucharadita = 5 ml

 

Autora de la receta: Rosa Mª Lillo de Pemberley Cup&Cakes

3 Respuestas

Mía

marzo 10, 2020

La masa es la misma del brioche ?
Gracias

Maria Ugarte

febrero 24, 2020

Buenas tardes, muchas bendiciones, gracias por tomarme siempre en cuenta, me gustaría poder adquirir uno que otro utensilio de cocina, así como los libros, pero dada las circunstancias por la que estamos pasando en nuestro País es imposible y solo me queda darles las gracias por estas publicaciones y desearles todo lo mejor y éxitos, Dios les Bendiga

Maria

febrero 24, 2020

¿De que tamaño es la sartén utilizada para esta receta? ¿Los tiempos sería los mismos si el exterior fuera de otro color?

Muchas gracias.

Dejar un comentario


Artículos relacionados

Mermelada de fresas casera
Mermelada de fresas casera

abril 04, 2020

Hoy te traigo mi receta de mermelada favorita, la receta de mermelada de fresas casera que más me gusta y que trae a mis hijos locos también. Es realmente simple de hacer, pero la intención del post de hoy es justamente animaros a empezar a hacer vuestra propia mermelada si no la hacéis aún, porque vale mucho la pena.
Ver artículo completo
Pan de molde con panificadora Moulinex
Pan de molde con panificadora Moulinex

abril 03, 2020 5 Comentarios

Hacer pan de molde en casa es ahora mismo uno de nuestros entretenimientos. Nos viene genial para los chicos que a veces prefieren comer un bocadillo con un pan más blandito para la merienda. O para desayunar unas exquisitas tostadas con aceite.
Ver artículo completo
Leche frita (receta tradicional)
Leche frita (receta tradicional)

marzo 31, 2020 3 Comentarios

Tenía muchas ganas de traer un postre casero, de los que gustan mucho y curiosamente se está perdiendo en muchos hogares en los que no hay cerca una abuelita; aunque, sin embargo, sea uno de los postres más populares de nuestro país. ¡Vamos a poner nuestro granito de arena para que esta exquisitez, la auténtica receta de leche frita, no desaparezca! Que vuelva a estar entre las recetas de nuestra generación y que nuestros niños nos la pidan.
Ver artículo completo

¡Apúntate y recibe tu libro de recetas gratis!