Tortellini de ricotta al limón y sugo de tomate

octubre 18, 2019

La primera vez que hice pasta casera y vi lo sencillo que era (por alguna razón me lo había imaginado mucho más complicado), decidí hacerme mi pasta siempre. Ni siquiera tenía una máquina de pasta, la estiraba con un rodillo, la enrollaba y cortaba para obtener tallarines. Con mis compañeras de piso experimentábamos con tinta de sepia, espinacas, cúrcuma etc. para darle colores y aromas distintos. 

Luego se apuntó un amigo y empezamos a hacer pasta rellena. Quedábamos un día a la semana a eso del mediodía, y conversando, con una copa de vino tinto nos poníamos a la obra. Acabábamos de preparar la pasta a las cinco de la tarde, muertos de hambre y ya más que un poquito ebrios. Y la disfrutábamos como los niños que ahora me parece que éramos. ¡Qué buenos recuerdos!

No te voy a negar que preparar pasta rellena artesanalmente, una por una, rellenándola y dándole forma es trabajoso. Pero si te buscas a algún compinche para no aburrirte y además te regalas una copa o dos de vino mientras la preparas - pues entonces la preparación la disfrutarás tanto como el resultado final. 

Y comer una pasta que fue hecha una por una, siempre hace que me detenga mucho más en el momento de comerla. Al saber qué trabajo hay en cada tortellini, me concentro mucho para percibir la textura, la mezcla de aromas y gustos. La como muy poco a poco, saboreando cada bocado. 

Y esta receta, por ser de pasta rellena, es de las más sencillas. No hace falta cocinar el relleno, solo es mezclar los ingredientes. Y aún así es de mis favoritas. Porque el relleno es suave y cremoso, pero a la vez sorprendente con el toque de limón y el sugo de tomate tiene muy pocos ingredientes, pero queda espectacular cuando los tomates están de temporada. 

 

 

Notas:

  • La receta es para 4, pero yo opino que se puede hacer pasta rellena a mano para un máximo de dos personas sin quedar agotada. Si quieres hacer esta receta para más de dos, recomiendo que invitas a los comensales a participar en la preparación (¡que así sí que es divertido!). 

  • Si quieres hacer esta receta para dos, puedes guardar el resto de la masa en un tupper, una tela encerada o un paño húmedo en la nevera y hacer tallarines el día siguiente (o más tortellini, ya sé que son tan buenos que dan ganas de repetir enseguida ;-). 

 

INGREDIENTES

Para la masa de la pasta:

  • 280g / 2 tazas de harina de espelta o harina especial para pasta (tipo 00)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • ¼ taza + 1 cucharada de agua

Para el relleno:

  • 1 Ricotta (250 g)
  • 1 limón ecológico (ralladura y zumo)
  • 1 puñado de albahaca fresca (opcional)

Para el sugo de tomate*:

  • Unos 400 g tomates cherry
  • ½ cucharadita de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de sirope de arce (puedes sustituir por azúcar de coco o moreno)
  • 1 cucharadita de sal

*Si quieres ahorrarte hacerlo en casa y sustituir el sugo por una salsa de tomate natural, en la sección despensa tenemos una salsa de pomodoro auténtica venida de Italia que resulta de lo más natural y saludable (es jugo 100% exprimido del tomate, nada más).

Para servir (opcional):

  • Hojas de salvia fritas en aceite o mantequilla
  • Queso parmesano

     

    PREPARACIÓN

    1. Empezamos con la masa de la pasta. Mezcla harina sal a un bol. Haz un molde en el medio de la harina y añade el huevo y, poco a poco, el agua. Ve mezclando con las manos hasta obtener una masa homogénea. Deja reposar durante 20 minutos para dejar que se desarrolle el gluten y la masa de vuelva más elástica. 
    2. Mientras, mezcla la ricotta con la ralladura y el zumo de limón. Si usas albahaca, córtala y añádela. Mezcla con un tenedor. 
    3. Cuando la masa haya reposado, divídela en 4 porciones iguales. Dale forma de rectángulo con las manos, aplastándola un poco, para que entre bien en la máquina de pasta (si no tienes máquina de pasta, estira la masa con un rodillo, no queda igual de fina, pero también funciona). 
    4. Enharina la masa un poco para que no se pegue. Pasa la masa por la máquina ajustada al mayor grosor. Repite con la siguiente medida más fina y así hasta llegar al penúltimo ajuste (yo normalmente voy de dos en dos, funciona muy bien). Si ves que la masa va quedando muy larga, córtala en dos. Una vez que tengas la pasta con el grosor que quieres, asegúrate de dejarla en una superficie bien enharinado para que no se pegue. Sigue con el resto de la masa hasta que tengas varias tiras. Con un cortador de galletas redondo de unos 7cm de diámetro (o un vaso), corta tantos círculos como puedes.
    5. Junta las sobras de la masa, forma una bola y vuelve a estirar y cortar hasta que tengas toda la masa en círculos. 
    6. Pon media cucharadita del relleno sobre cada círculo. Es importante no pasarse, ya que si no, el relleno acaba saliendo y es difícil darle la forma deseada. Ten un bol con un poco de agua a tu lado para poder mojar los bordes y así pegar los tortellini. 
    7. Dobla el tortellini a la mitad y aprieta suavemente los bordes para que quede bien cerrado. 
    8. Sitúa el tortellini  -que ahora debería tener forma de media luna- de manera que la recta quede hacia ti. Estira las dos esquinas hacia ti y un poquito hacia arriba y pega las puntas. Repite! Pon los tortellini encima de un plato o una superficie enharinada. 
    9. Para el sugo de tomate, corta los tomates en dos.
    10. Añade mantequilla, aceite y sirope a una olla y calienta a fuego alto.
    11. Una vez que la mantequilla esté fundida, añade los tomates, tapa y cocina a fuego alto durante 5min. 
    12. Añade la sal y el balsámico y sigue cocinando durante 5-10min más a fuego alto, removiendo de vez en cuando. 
    13. Para la pasta, pon a hervir agua salada. Una vez que hierva, pon los tortellini (con cuidado, uno a uno) y hierve hasta que suban a la superficie. Yo los dejo un minuto más una vez que hayan subido. 
    14. Mezcla con el sugo de tomate y sirve caliente. ¡Buen provecho!

     

     Tortellinis de ricotta preparados con la máquina para pasta Imperia SP150

     

      Autora de la receta: Lenka de Can Caramelo

      Dejar un comentario


      Artículos relacionados

      Tarta dulce de chocolate
      Tarta dulce de chocolate

      mayo 25, 2020 7 Comentarios

      Si te gusta el chocolate y tienes ganas de sorprender en casa con una pastel de chocolate de lo más rico en cacao, esta receta es ideal para tí. Se trata de una receta muy simple pero con unos resultados en apariencia y sabor de lo más deliciosos: de base un bizcocho lleno de sabor a cacao, y recubierto con una glasa de chocolate muy fácil de hacer, pero que resulta de lo más vistosa.
      Ver artículo completo
      ¡Recetas en quesera! Descubre otra forma de enamorar en el aperitivo
      ¡Recetas en quesera! Descubre otra forma de enamorar en el aperitivo

      mayo 21, 2020

      Emile Henry ha sacado una quesera cerámica preciosa y pensada para traernos muchas alegrías en la mesa. Lo llaman Cheese Baker, y aparte de poder guardar en él los quesos tipo brie o camembert una vez los has abierto, lo que resulta realmente gratificante es aprovecharlo para cocinar tus quesos. Sí, cocinarlos, de forma que obtienes unos quesos derritidos y condimentados deliciosos y en el punto perfecto para dipear o disfrutarlos con un poco de pan.
      Ver artículo completo
      Rancho canario de pulpo
      Rancho canario de pulpo

      mayo 18, 2020 7 Comentarios

      Hay platos de cuchara que son mágicos, platos que hacen viajar a la infancia y a las comidas de casa de la abuela. Este rancho canario que os traigo hoy es uno de ellos, un plato de cuchara sencillo y, aunque el más conocido se prepara con carne, a mí me apasiona la versión con pulpo. Se trata de una preparación típica de las Islas Canarias, un plato humilde realmente delicioso.
      Ver artículo completo

      ¡Apúntate y recibe tu libro de recetas gratis!