Como es tradición durante la Cuaresma y Semana Santa, os invitamos a preparar torrijas, este dulce que si bien tiene sus orígenes en la necesidad de aprovechar el pan sobrante de varios días, resulta tan rico que se ha convertido en un postre o merienda de lo más deseado. Nos trae la receta Carmen, autora de Yerbabuena en la cocina, con un toque algo distinto: en lugar de azúcar o miel, las endulza con un delicioso almíbar de naranja y miel. ¡Feliz Semana Santa!

 

Si hay una receta nuestra cocina más tradicional por la que guardo un especial cariño, sin duda alguna son las torrijas. Recuerdo como desde niña, año tras año cuando llegaba Semana Santa, mi madre y yo preparábamos un sinfín de ellas, tanto de leche como de vino. La casa se inundaba con aquel maravilloso olor a azúcar, leche, canela, etc, embriagando cada rincón, bajo las atentas miradas de mis hermanos, que impacientes esperaban anhelantes el permiso o el despiste de mamá para poder hincarlas el diente.

Aunque ésta es la receta tradicional que siempre ha estado en mi casa, en esta ocasión he sustituido el azúcar y la canela espolvoreada al final, por un ligero almíbar de naranja y miel… una deliciosa propuesta que prepara mi tía y que viniendo de una excepcional cocinera como ella seguro os encantará.

 

torrijas de pascua

 

Pero siguiendo con la tradición, en la preparación de estas torrijas no he podido resistirme a utilizar materiales tan nobles como el hierro y cobre, ambos excelentes conductores de calor e ideales para cocciones rápidas. ¿Y qué mejor que mi adorable sartén Skillet de Le Creuset y mi coqueto cazo de De Buyer para seguir manteniendo vivas este tipo de recetas?

Os deseo una muy feliz Pascua, espero que disfrutéis según vuestros gustos, pero antes os dejo unos últimos consejos para conseguir unas ricas Torrijas:

  • Para evitar en gran medida los restos quemados en el aceite, con un pincel de silicona extenderemos el huevo batido antes de freír las torrijas en lugar de rebozar.
  • Cada dos tandas de torrijas, ponemos papel absorbente en un colador, filtramos el aceite y limpiamos la sartén con otro poco de papel para retirar las indeseables impurezas. También puedes usar un recuperador de aceite si dispones de él.
  • Freír en abundante aceite de oliva muy caliente tan solo 30 segundos por cada lado, de esta manera las torrijas se sellarán y la leche apenas se saldrá.
  • No sobrecargar nunca la sartén para evitar que baje la temperatura.
  • Entre tanda y tanda, añadir algo más de aceite si hiciese falta.
  • Podéis usar la miel que más os guste.

 

Ingredientes

  • 1 Barra de pan de torrijas
  • 1 litro de leche
  • 170gr azúcar
  • 1 Rama de canela
  • Un trozo de piel de naranja
  • La piel de medio limón
  • 2 cucharadas de miel
  • 200ml zumo de naranja exprimida
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva suave

 

Elaboración

  1. En un cazo ponemos la leche con el azúcar, el palo de canela, un trozo de piel de naranja y otro de limón, reservando un poco de éste para aromatizar el aceite donde freiremos las torrijas y llevamos al fuego. Cuando comience a hervir, retiramos el cazo y dejamos enfriar.
  2. Mientras, cortamos la barra de pan -preferiblemente especial para torrijas- en rodajas de dos centímetros de grosor.
  3. Una vez fría, colamos la leche y sumergimos las torrijas en ella hasta hayan absorbido suficiente líquido. Sacamos a una rejilla para que escurran el excedente.
  4. En una sartén (para freír, preferiblemente de hierro), ponemos abundante aceite de oliva suave con el trozo de piel de limón reservado. Batimos los huevos y pincelamos las torrijas con ellos, de esta manera conseguiremos que haya menos restos quemados en el aceite y que las torrijas se mantengan más limpias.
  5. Cuando el aceite comience a humear, introducimos las torrijas en él, sin sobrecargar nunca la sartén para evitar baje la temperatura, así conseguiremos que las torrijas se sellen y la leche no se salga. Freímos a fuego fuerte durante 30 segundos por cada lado. Sacamos con ayuda de unas pinzas o espátula y colocamos sobre papel absorbente.

 

torrijas con miel

Skillet Le Creuset, espumadera Le Creuset, cazo de cobre De Buyer y ramequienes Le Creuset

 

Ponemos la miel en un cazo y acercamos al fuego para que se diluya mejor. Añadimos entonces el zumo de naranja y removemos. No es necesario que cueza tan solo tenemos el zumo en el fuego hasta que se disuelva la miel. Retiramos y dejamos enfriar.

Una vez tibio el almíbar de miel y naranja, volcamos sobre las torrijas que previamente habremos colocado en una bandeja. Conservamos en frigorífico y servimos frías.

Comentarios

María del Mar dijo:

Yo siempre las hacía con leche o con el almíbar de siempre tradicional pero el año pasado mirando en Internet me salieron estas las hice y les encantaron, guarde la receta para hacerla todos los años.
Sacas tu torrija y mis hijos les ponen un choreoncillo solo como un adorno por encima de chocolate y quedan genial.

carmen dijo:

Hola,
Nunca las había probado ni hecho torrijas con este almíbar. Me he atrevido a hacerlas y debo decir que me han parecido exquisitas. Gracias por acercarnos esta receta, ya no se si haré torrijas con otro almíbar que no sea este :-)

Claudia dijo:

Claro que sí, Verónica. Debes probarlo. Un saludo!

Claudia dijo:

Estupendo Conchi, ya nos contarás qué tal. Un saludo!

Claudia dijo:

Muchas gracias Verónica. Me alegra que te haya gustado, un saludo!

Claudia dijo:

Me alegro mucho Conxi, muchas gracias por tus palabras :)

Claudia dijo:

Gracias Pilar! Un saludo, Claudia

elena dijo:

Qué genial! nunca he hecho, pero esta receta me ha animado!! Lo provaré

conchi dijo:

Distintas a las mias las probare

veronica dijo:

Es priera ves que entro a esta pagina, me encanto ,felices pascua de resureccion.

conxi dijo:

Impresionantes torrijas!!! Me encanta esta receta.Bss.

Pillar Gómez dijo:

Las recetas de cocinas estupendas y fácil de elaborar a la vez que muy buena presentación, y los utensilios de cocina me gustan mucho

Dejar un comentario