Dicen que los clásicos nunca mueren, y sin duda que es así: esta tarta fácil de manzana y frutos rojos es una receta rapidísima de hacer, ligera y absolutamente deliciosa. Pero ¿sabes qué es lo más interesante de las tartas de masa quebrada como la que traemos hoy? Que puedes hacerla todo el año con los frutos que te apetezcan (frescos o congelados) que siempre sale bien. Además, no es una tarta pesada y es ideal para toda ocasión.

Seguro que muchos la habéis hecho alguna vez. Si no hacedla, ¡es tan rápida de preparar y permite tantas variaciones!

Más allá de la receta, que deseo disfrutéis mucho, espero que algunas notas que os dejo aquí y en la receta os den algunas nuevas ideas para poder variar de la receta que normalmente seguís u os animéis con alguna de las propuestas que os hago de forma opcional. 

Cosas a tener en cuenta

  • Hoy la hacemos con una gran cantidad de manzana y algo de frutos rojos. Yo he usado frutos del bosque y cerezas, que aún las encuentro frescas. Pero puedes usar frutos congelados si quieres (en la mayoría de superficies de alimentación grandes, encuentras bolsitas de fruta congelada).
  • En caso de usar la fruta congelada, mejor dejarla a temperatura ambiente para descongelar previamente, sino soltará mucha agua y estropeará la masa.
  • He usado manzanas rojas, pero puedes usar solamente manzanas amarillas tipo Golden. Son más dulces y de hecho al horno las adoro. Al combinarlas, rojas y Golden, he conseguido una tarta menos dulce, que es lo que buscaba, y también se encuentra el punto crujiente de la fruta.
  • Podéis usar masa quebrada, brisa o de hojaldre , pero al haber una cantidad de fruta importante prefiero usar la masa quebrada porque soporta mejor el peso (a parte que me gusta más para este tipo de tartas... hace más a tarta, ¿no opináis igual?)
  • En el apartado de repostería de las grandes superficies, encontraréis botes de cerezas para relleno. Son una gran opción para endulzar y aportar jugosidad, y pueden ser parte de la fruta que aportéis a la tarta (de hacerlo así, yo reduciría el azúcar de la receta). Su jugo es dulzón y se mezclará con toda la fruta y hará una tarta deliciosamente atractiva. Ese relleno también podéis hacerlo en casa, aquí veréis cómo hacer relleno para tartas.

 Tarta de manzana y relleno de cerezas

Ingredientes

  • 1 plancha de masa quebrada o brisa rectangular (2 dos masas redondas)
  • 2 manzanas rojas tipo ambrosia o gala
  • 1 manzana tipo golden
  • 150 g frutos rojos (fresas, moras, cerezas, frutos del bosque...)*
  • Medio limón
  • 100 g de azúcar**
  • ⅓ cda de canela
  • (opcional) 1/2 cdta de nuez moscada
  • (opcional) Mermelada de fresas

*Podéis usar también relleno de cerezas para tartas (ver notas anteriores).

**Puedes sustituir una parte por azúcar moreno, le aporta unos matices y caramelización muy interesantes.

    Para decorar:
    • 1 huevo batido
    • Azúcar glass

    Preparación

    Preparamos la masa:

    Si dispones de 1 masa rectangular:

    Extiende la masa quebrada rectangular, y dibuja un círculo -tiene que ser de unos 3 centímetros más ancho que el fondo del molde que vas a utilizar. Es decir, si usas un molde de base de 20cm, el círculo debe ser de 23-24 cm de diámetro. Para ello, puedes ayudarte de un plato (dispón un plato volcado hacia abajo encima de la masa (muchos platos planos son de 23 o 24 cm, mídelo), y cortar su perímetro con ayuda de un cuchillo afilado.

    Los restos de masa que has cortado, serán las tiras superiores de la tarta. Corta esos restos para hacer tiras de un centímetro o dos de ancho.

    Si dispones de 2 masas circulares: una masa será la base de la tarta, y la otra masa debes cortarla en tiras de 1 centímetro de grosor, para hacer las tiras superiores de la tarta.

    Si es el caso que has usado 2 planchas, te saldrán muchas tiras. Eso te lleva a decidir entre dos bonitas y deliciosas opciones: (1) que la parte superior de la tarta no sea solo unas tiras transversales, sino entrelazarlas (unas de arriba a abajo y otras de derecha a izquierda, y hacer una "rejilla" superior que cubre toda la tarta); (2) usar unas tiras para cubrir la tarta, y otras cortarlas en trocitos más pequeños y mezclarlos con la fruta que pondrás en el interior (te aseguro que es una opción deliciosa, queda riquísimo cada bocado si encuentras la fruta con más cantidad de masa).

    Receta de tarta de manzana

    Preparamos la tarta

    1. Dispón la masa en el molde desmontable de pinza, apretando los laterales hacia el molde para que queden levantados.
    2. Lava, pela y corta las manzanas en tiras y posteriormente en cubos pequeños. Disponlos en un bol y exprime encima un poco de limón para que no se oxide. Mezcla para impregnar todo.
    3. Lava los frutos rojos, y córtalos en caso de usar fresas para conseguir trozos más pequeños. Añádelos a la manzana y mezcla.
    4. Solo en caso de haber usado dos planchas de hojaldre y tener masa extra, como explicaba más arriba puedes ahora cortar algunas de las tiras sobrantes en trozos y mezclarlo con la fruta.
    5. Añade el azúcar y la canela (y nuez moscada, si la usas), y mezcla.
    6. Vierte la fruta dentro del molde preparado con la masa quebrada.
    7. Dispón encima las tiras de masa que tienes reservadas. Puedes darle media vuelta al colocarlas, haciendo una forma de espiral, encima de la fruta.
    8. Cierra los laterales de la masa, bajándolos y tapando los extremos de las tiras que has dispuesto.
    9. Pincela toda la masa con huevo batido.
    10. Hornea a 180 grados unos 45 minutos
    11. Retira del horno y deja enfriar.
    12. Antes de servir, espolvorea de forma generosa con azúcar glass.

     

    NOTA: Si quieres, después de disponer la masa en el molde (antes de verter la fruta dentro, pedes extender mermelada de fresas por toda la base, para aportar jugosidad y dulzor (yo normalmente no la aplico, pero es una buena opción). También puedes aplicar unas cucharadas de mermelada y mezclarlas con la fruta.

     

    Claudia Ferrer

    Dejar un comentario