La crème brulée es la prima-hermana francesa de la que conocemos como crema catalana. Más suave, diría, y con un delicioso sabor avainillado, que la hace deliciosa. En esta tarta de base dulce de almendra y la crème brulée como relleno, la disfrutarás como nunca.

Te invito sin duda a hacerla, porque no tiene ninguna complicación (y si leéis el paso a paso veréis que no miento). Lo único que será importante tener presente a la hora de prepararla es que es una tarta para hacer en dos días: el primer día, dejas hecha la base, que requerirá de un reposo de una noche en la nevera. El segundo día, podrás preparar la crème brulée fácilmente, llenar el molde y hornear.

Espero que disfrutes mucho y en muchas ocasiones de esta tarta de crema. La verdad es que es una receta ideal para quedar bien si tienes invitados, y que gusta mucho.

Recomiendo mucho quemarla ligeramente como último paso como veis en la receta, pero si alguien prefiere disfrutar de la crème brulée sin quemar podéis omitir ese paso y presentar la tarta sin la capa de azúcar caramelizado (aunque, aparte de aportar matices en aroma y textura, el quemado también le confiere un aspecto ideal y la acaba mejor).

 

Tarta de creme brulee

 Aro perforado de repostería y bandeja perforada De Buyer

Ingredientes

Para la masa

  • 150 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar glasé
  • 60 g de almendras molidas
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 250 g de harina


Para la crème brulée

  • 250 ml de nata líquida (18% m.g.)
  • 150 ml de leche
  • 4 yemas
  • 50 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • Azúcar moreno para caramelizar (si vas a quemarla al final)

 

Preparación

Preparación de la masa

  1. En un procesador de alimentos (a falta de él, en un bol amplio), bate la mantequilla hasta ablandarla a punto pomada.
  2. Añade el azúcar glasé y la almendra en polvo y mezcla.
  3. Añade la sal y el huevo y sigue mezclando hasta conseguir una consistencia homogénea.
  4. Añade la harina y mezcla el tiempo mínimo, lo justo hasta que esté integrada.
  5. Recoge la masa en una bola, envuélvela en film transparente y déjala en la nevera como mínimo una hora.
  6. Pasado ese tiempo, retírala del film y pásala a una superficie de trabajo enharinada. Estírala con ayuda de un rodillo, dándole forma circular (los de mármol van estupendos en este tipo de masas, porque mantienen la masa fría más tiempo).
  7. Pasa la masa al molde perforado De Buyer con base extraíble (o a una bandeja perforada, disponiendo en ella un aro perforado) previamente engrasado. Baja la masa a la base y presiónala con los dedos hacia las paredes del molde (debe formar un ángulo recto entre paredes y base).
  8. Deja la masa en el molde tapada en film durante mínimo una hora (¡idealmente toda la noche!, hasta el día siguiente).
  9. Hecho el reposo, precalienta el horno a 170 °C durante 15 minutos.

Preparación de la crème brulée

  1. Vierte la nata y la leche en un cazo, y pon a calentar a fuego suave.
  2. Parte la vaina de vainilla por la mitad, retira las semillas con ayuda de un cuchillo e introduce vaina y semillas en el cazo. Mantén 3 minutos a fuego muy suave y apaga el fuego. Deja que el líquido se infusione durante 30 minutos con la vainilla. Pasado ese tiempo, retira con una espumadera la vaina y las semillas (o pásalo por un colador y devuelve el líquido al cazo).
  3. Mientras, bate las yemas de huevo y el azúcar.
  4. Pasados ​​los 30 minutos de infusión, devuelve la leche al fuego durante 1 minuto solamente, para que coja algo de calor, y vierte sobre la mezcla de yemas y azúcar. Mezcla enérgicamente hasta homogeneizar. Obtendrás una mezcla totalmente líquida.

Relleno y horneado

  1. Retira el molde con la masa dulce del frigorífico.
  2. Vierte la crème brulée encima de la masa, con cuidado de no salpicar, y desde cerca para que la base se mantenga sólida y no se suelte.
  3. Hornea en el horno precalentado durante 50 minutos a 150 °C.
  4. Retira del horno cuando veas la crème brûlee cuajada, y deja enfriar el pastel en una rejilla enfriadora.
  5. Espolvorea una cantidad generosa de azúcar moreno (o azúcar blanco si lo prefieres), y dora con ayuda de un soplete de cocina.

NOTA: Si quieres, puedes hacer la receta en formato individual: solo tienes que repartir la masa en cazulelitas o aros individuales, formarlos y llenarlos con la mezcla de crème brulée.

 Receta de tarta de creme brulee

Claudia Ferrer

Comentarios

Claudia dijo:

Hola Luz Maria, la verdad es que queda estupenda, espero que te animes con ella. Gracias!!

Luz Maria Arango dijo:

Muchas gracias por esta receta, se ve deliciosa!!

Dejar un comentario