Esta receta de hoy es una tarta que sabe y huele a verano, a tardes de pícnic y cenas en la terraza. Con reminiscencias muy mediterráneas que llegan con el queso feta, el orégano o las aceitunas negras. Una tarta cubierta al más puro estilo "pie" que estoy segura de que te va a encantar y que además de hacerla tal cual te indico, podrás variar a tu gusto de muchas formas distintas, inspirándote en las sugerencias que encontrarás al final.

Las tartas saladas son un recurso estupendo en la cocina y un plato de lujo en la mesa. Admiten prácticamente todo tipo de relleno y, aunque se recomiende comerlas recién hechas para disfrutar del punto crujiente de la masa horneada, pueden prepararse con antelación, lo que supone una importante ayuda cuando esperas invitados o la invitada eres tú. Si quieres llevar algo, una tarta salada es un acierto: no te roba mucho tiempo en la cocina, es fácil de transportar y lucirá como ninguna, presentada en un molde tan bonito como el molde cerámico de Emile Henry.

¡Prepara tu molde, que vamos con la receta!

Molde cerámico alto para pasteles Emile Henry

Ingredientes

    Para la masa quebrada:

    • 250 g de harina
    • 125 g de mantequilla cortada en dados
    • 5 g de sal fina
    • 5 cl de agua
    • 1 yema de huevo

    Para la tarta:

    • Masa quebrada
    • 1 lámina de hojaldre redonda
    • 1 lata de atún al natural
    • 1 manojo de cebolletas
    • 12 aceitunas negras griegas sin hueso
    • 250 g de queso feta 
    • 10 cl de aceite de oliva
    • 2 yogures griegos
    • 1 cda. de tomate concentrado
    • 800 g patatas “Charlotte”
    • 1 huevo
    • Sal fina, pimienta molida

    Elaboración

    Preparación de la masa quebrada:

    1. Lo primero es preparar la masa quebrada. Con la yema de los dedos, mezcla la mantequilla cortada en trocitos con la harina y la sal hasta que tenga consistencia arenosa, como la sémola fina.
    2. Agrega la yema de huevo, el agua y mezcla todo hasta integrar y conseguir una bola homogénea y lisa.
    3. No trabajes mucho la masa, aplástala con la palma de la mano, envuélvela con film y déjala reposar 1 hora en la nevera.

    Preparación del relleno:

    1. Mientras la masa quebrada reposa en la nevera, prepara el relleno. Para ello lo primero es limpiar las patatas y hervirlas (sin pelarlas) hasta que estén cocidas.
    2. Una vez listas, cuando hayan enfriado un poco, pélalas y córtalas en rodajas.
    3. A continuación pica las cebolletas y sofríelas con el aceite de oliva en una sartén. Añade también el orégano.
    4. Cuando la cebolleta esté pochada, agrega las patatas cortadas, las aceitunas, el queso feta escurrido y troceado en cubitos y el atún bien escurrido. Remueve para mezclar todos los ingredientes y añade la sal y la pimienta al gusto. Apaga el fuego y deja que se atempere un poco.
    5. En un bol bate los yogures con el concentrado de tomate y, a continuación, incorpora todo el relleno y remueve suavemente con una cuchara, hasta que veas que todo está bien integrado.

    Montaje y cocción del pastel:

    1. Unta con mantequilla el interior del molde cerámico alto para pasteles Emile Henry y espolvorea un poco de harina.
    2. Extiende la masa quebrada, estírala con un rodillo y colócala en el molde para el pastel, de manera que cubra todo el interior del molde.
    3. Si dispones de una chimenea para tartas o un pie bird, como por ejemplo el pajarito para tartas de Le Creuset, colócala sobre la masa (preferiblemente en el centro). 
    4. Añade el relleno y alísalo bien con una espátula o con una cuchara. Si has puesto la chimenea para tartas, reparte el relleno a su alrededor y alísalo de la misma forma.
    5. A continuación cubre con la masa de hojaldre. Pincelando los bordes con el huevo batido para que quede unida a la masa quebrada, sellando así la tarta. Si has puesto la chimenea, haz un agujero en el centro del hojaldre para que la chimenea pueda asomar.
    6. En caso de no haber puesto la chimenea, con cuidado y ayudándote de un cuchillo, haz un agujero en el centro del hojaldre para que el vapor salga durante el horneado, evitando que la masa se infle o se pueda abrir, y así la cocción sea óptima.
    7. Asegúrate de que el hojaldre cubra bien toda la tarta y estén los bordes bien sellados y pincela con huevo batido.
    8. Introduce la tarta en el horno precalentado a 200 °C y hornea durante 40 minutos.
    9. ¡Una vez listo, emplata y sírvelo caliente!

    Molde cerámico alto para pasteles Emile Henry

    NOTAS:

    • La patata Charlotte es una variedad de patata de carne firme y amarilla, al igual que su piel. También puedes utilizar patata Monalisa.
    • Para darle un toque diferente, puedes añadir orégano a la masa quebrada. Espolvorea un poco cuando mezcles los ingredientes y así quedará integrado fácilmente. También puedes hacerlo con pimentón, tomillo o romero, o con una mezcla de hierbas provenzales.
    • Esto mismo puedes hacerlo también cuando pinceles el hojaldre que cubre la tarta. Tan sencillo como añadir la especia o la aromática elegida al huevo antes de pincelar
    • Puedes poner las aceitunas enteras o a mitades. También puedes usar otra variedad, pero con las negras el resultado es mucho más sabroso.
    • El relleno de esta receta resulta delicioso, pero es solo una de las muchas posibilidades que tienes para hornear cada vez una tarta diferente. Añade un poco de sobrasada, cambia el atún por sardinas, o por unas migas de bacalao con unos piquillos troceados, o con calabacín y berenjenas...
    Autor de la receta: Emile Henry

    Comentarios

    Patricia dijo:

    Hola, de qué tamaño es el molde? Yo tengo uno de 28 cm y es para saber si las cantidades de la masa son suficientes para el tamaño del molde
    Muchas gracias

    Dejar un comentario