El sangochao de sepia o “sipia” como dirían en mi pueblo, es uno de los platos más típicos y populares de la gastronomía Torrevejense. Junto con el pulpo sangochao, es uno de los múltiples manjares que puedes degustar en una ruta cualquiera de tapeo por la ciudad.

Se trata de una receta en cocotte, un guiso a fuego lento del que resulta una sepia superjugosa y tierna con una salsa de otro mundo. LA SALSA (con mayúsculas) de vino blanco, aunque puedes usar vino tinto sin problemas, habla por sí sola; si te gusta el mojeteo, no lo dudes, ¡este es tu plato!

Lo mejor de este tipo de platos tradicionales es su sencillez y cómo con muy poquitos ingredientes se consigue un sabor espectacular. Para hacer este plato, puedes usar una olla rápida, sin embargo, con un cocinado a fuego lento en cocotte te aseguro que el resultado es inmejorable.

Como curiosidad, según la tradición popular, cuando se cocina el calamar, la sepia o el pulpo, en el momento de hervir, se le añade al guiso un tapón de corcho, cuya función será golpear las piezas mientras hierven y conseguir así un resultado aún más tierno y blando.

Y vosotros/as, ¿qué opináis de esta curiosa tradición popular del tapón de corcho?

Ingredientes

  • 1 kg de sepia limpia fresca
  • 3 o 4 cebollas blancas medianas
  • 600 ml de vino blanco
  • 1 clavo de olor
  • 7 granos de pimienta negra
  • 2 hojas de laurel
  • 50 gr de piñones
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Limón (opcional)

Cocotte Le Creuset

Cocotte redonda Le Creuset y cuchillo pallarès

Preparación

  1. Limpiamos la sepia completamente, la lavamos y la cortamos en trozos medianos. Reservamos.
  2. Cortamos las cebollas en rodajas finas y las ponemos a pochar en una cocotte con un buen chorro de aceite. Cuando esté blandita, añadimos los piñones y dejamos que se doren.
  3. Añadimos la sepia, los granos de pimienta, un poquito de sal, el clavo de olor y el laurel. En este punto, subimos el fuego y rehogamos la sepia hasta que coja colorcillo y pierda el excedente de agua.
  4. Agregamos el vino blanco y una vez que comience a hervir bajamos el fuego y tapamos la cocotte.
  5. Cocinamos 30 minutos con el fuego al mínimo; destapamos y dejamos cocinar otra media hora hasta que la salsa coja cuerpo.
  6. Por último, añadir perejil picado, sal (si la necesita) y, opcional, algo de limón.
  7. Servir bien caliente con un buen trozo de pan de pueblo.

Cocotte redonda Le Creuset

Cocotte redonda Le Creuset y cuchillo pallarès

Autora de la receta: Mercedes de Merceditas Bakery
Claudia Ferrer

Comentarios

Marta dijo:

Buenísimo!!! He cogido esta receta para estrenar mi cocotte q os la pedí la semana pasada aprovechando que estaba de oferta.
He añadido un poquito de harina antes de echar la sepia y luego en la segunda cocción un poquito más para ligar la salsa porque la sepia soltó mucha agua.
El sabor espectacular.. mil gracias

Maria Jose dijo:

Concidencias de la vida, lo he recibido esta mañana y acababa de descongelar dos sepias. ¡Así que lo hemos comido! con arroz. Muy rico. Sugiero antes de echar la sepia añadir dos cucharaditas de harina, tostarlo y luego, echar la sepia y el vino como indica la receta. La salsa coge así más cuerpo. Un proceso muy parecido lo hago con unos calamares en salsa y la única diferencia son los piñones, el clavo y el limón del final. Los calamares llevan un par de tomates rallados y el perejil se echa también cuando el tomate y cuece los 30 minutos. Lo recomiendo así en su cocotte, muy rico!

Lia dijo:

Riquisimo!!!!!!

Dejar un comentario