Raviolis de bolognesa

Publicado el Apr 16, 2017. 0 comentarios

Hacer raviolis en casa no es complicado y es realmente satisfactorio. Lola, autora del blog Loleta, te cuenta cómo preparar raviolis rellenos de bolognesa. ¡Una propuesta de lo más sabrosa!

 

Me encanta hacer y comer pasta fresca pero mi favorita sin duda es la pasta rellena. Si encima la acompañamos de la boloñesa más deliciosa entonces los raviolis se transforman en toda una experiencia. ¿Una de las salsas más tradicionales y conocidas de la gastronomía italiana convertida en un relleno? ¿Y porqué no?

Ésta es una de esas recetas que, siendo muy sencillas, hacen que comer sea un verdadero placer.

La boloñesa es una salsa que cuando se hace en casa consigue todo el sabor del tomate y la buena carne de ternera. La paciencia hará el resto de la magia de este plato. Aromatizamos con un poco de albahaca fresca y nadie podrá resistirse.

 

Cacerola antiadherente baja Efficient Orange Bracuchillo de acero carbono Pallarèscortador de raviolis Kitchen Craft y porrón de cristal Mediterránea.


Ingredientes

Para la boloñesa:

  • 750gr de carne de ternera picada dos veces
  • 150gr de panceta fresca picada
  • 1 cebolla pequeña o media grande
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1/2 kilo de tomates maduros
  • Sal y pimienta
  • Un manojo de albahaca fresca
  • 100ml de aceite de oliva 
  • Un trozo de parmesano reggiano o de grana padano 

Para la pasta fresca:

  • 500gr de harina de fuerza
  • 200ml de líquido: yo pongo dos huevos y el resto del líquido hasta 200ml lo completo con agua

 

Preparación

  1. Comenzamos haciendo la masa de la pasta. Para ello, en un robot de cocina o con ayuda de una batidora eléctrica, batimos los ingredientes para la pasta fresca hasta obtener una bola de masa lisa. Con ayuda de un rodillo o, idealmente, con la máquina para pasta Imperia (dado que aseguramos un aplanado perfecto y homogéneo), amasamos hasta obtener unas tiras de pasta fina de unos 2mm de grosor. Al hacer raviolis es importante que la pasta no se seque para que luego selle bien, de modo que si es necesario taparemos la masa con un trapo húmedo. Reservamos.
  2. Lavamos y pelamos los tomates. Les quitamos las pepitas y los cortamos en trozos muy pequeños. En una cacerola baja o una sartén, ponemos la mitad del aceite de oliva y un diente de ajo. Añadimos los tomates y sofreímos a fuego medio-bajo, hasta que la salsa esté trabada y el agua de los tomates se haya evaporado casi en su totalidad. Cuando el tomate esté casi listo añadimos tres cucharadas de albahaca picada y apagamos el fuego. Reservamos.
  3. Mientras el tomate se hace a fuego lento, picamos la cebolla y los ajos. Los colocamos en una cacerola baja y añadimos un poco de aceite de oliva. Sofreímos a fuego lento hasta que la cebolla esté transparente. Añadimos entonces la panceta y dejamos que la grasa se funda lentamente. 
  4. Añadimos la carne picada y la trabajamos bien para que quede desmenuzada. Sofreímos unos minutos y añadimos entonces la mitad de la salsa de tomate que teníamos reservada. Dejamos cocer a fuego suave hasta que la carne esté tierna y haya evaporado todo el jugo de la carne. Rectificamos de sal y dejamos atemperar.
  5. Ya tenemos la pasta y el relleno hechos, así que vamos a montar ahora los raviolis. Cogemos dos tiras de pasta fresca. Sobre una de las láminas de pasta ponemos cucharaditas de boloñesa, calculando con ayuda del cortador de pasta la distancia entre cada cucharadita de relleno. Cubrimos con la otra hoja de pasta fresca cuidando que el relleno queda bien cubierto y comenzamos a cortar los raviolis con ayuda de los cortadores. Cortamos todos los raviolis y reservamos.
  6. En una olla grande ponemos abundante agua a hervir. Cuando el agua esté hirviendo cocemos los raviolis, pero no todos a la vez para evitar que se peguen mientras están cociendo. Una vez listos (unos 4-5 minutos), escurrimos bien de agua y pasamos a la cacerola con la salsa de tomate caliente.
  7. A mí me gusta añadir un poco de salsa boloñesa a la salsa de tomate para encontrarme unos trocitos de carne en la salsa.
  8. Añadimos un poco de albahaca fresca y terminamos rallando un poco de parmesano o grana Padano por encima.

Cortador de raviolis Kitchen Craftcacerola antiadherente baja Efficient Orange Bra, porrón de cristal Mediterránea, rallador Zester Microplane y cuchillo de acero carbono Pallarès.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Mug cakes de cacao y coco en horno

    Si te gusta la repostería sin complicaciones la receta de hoy es ideal. Se trata de unos mug cakes de coco y cacao (¡una combinación ganadora!) que...

  • Ossobuco a la milanesa

    La receta de hoy nos la trae Juana, autora de La Cocina de Babel. Se trata de una receta típica italiana de la que muchos habéis oído a hablar, la ...

  • El día de la Crêpe

    En muchos lugares del mundo existe la bonita tradición de ir en procesión desde una iglesia hasta casa con una vela encendida el día 2 de febrero (...




¡Nos gustaría saber tu opinión!