Quiche de verduras

Publicado el Sep 15, 2019. 8 comentarios

Ya sabéis lo mucho que nos gustan las quiche o tartas saladas en Claudia&Julia. Las tenemos de todos los colores, tamaños y sabores, pero no nos saciamos. La de hoy es una receta nueva con la que ampliar la lista y que viene de perlas tener a mano para cuando queramos dejar las carnes y pescados de lado. Algo que, os podemos asegurar, no vais a echar de menos cuando le hinquéis el diente a esta quiche de verduras. Es sabrosa, jugosa deliciosa. En una palabra: tremenda. 

Cuando preparamos quiche en casa nos gusta hacer nuestra propia masa quebrada. Se tarda cero coma en ello y el resultado nada tiene que ver con el de la comprada. Esta vez hemos añadido una pequeña proporción de harina de trigo integral, todo un acierto. Sobre la mezcla de verduras ¡qué decir! Libertad total y absoluta a la hora de decidir cuáles usar y en qué cantidades. Está bien usar las de esta receta como referencia, pero que no os frene no tener alguna de ellas a la hora de lanzaros a prepararla. Seguro que con otras combinaciones está igual de increíble. 

 

Picadora manual Speedwing Gefu, pelador nº115 Opinel, plato de porcelana Caracère Revol y molde cerámico Le Creuset

 

INGREDIENTES (para 6 personas)

Para la masa quebrada:

  • 200 g de harina de trigo de todo uso
  • 50 g de harina de trigo integral
  • 125 g de mantequilla fría
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 80 ml de agua fría 

Para el relleno:

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 2 zanahorias
  • 1 berenjena pequeña
  • 8 espárragos verdes
  • 1/2 calabacín
  • 3 huevos
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Romero seco picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon

 

ELABORACIÓN 

De la masa quebrada 

  1. Con un cuchillo afilado y sobre una tabla de corte, troceamos la mantequilla (que ha de estar muy fría) en pequeños dados. 
  2. En un recipiente hondo y amplio colocamos la harina de trigo de todo uso, la integral y la sal, removemos y añadimos la mantequilla en dados. Mezclamos con las manos hasta conseguir una textura como de migas en la que no queden grumos grandes, esto nos llevará tan solo unos minutos. A continuación añadimos el agua fría y mezclamos de nuevo, amasando suavemente hasta que todos los ingredientes están bien integrados. 
  3. Estiramos la masa en forma de disco, envolvemos en papel film y a la nevera a reposar durante 30 minutos. 

Del relleno 

  1. Pelamos y retiramos pedúnculos y pepitas de las verduras y troceamos groseramente. Introducimos cada una de ellas en la picadora y picamos del grosor deseado. Reservamos por separado, salpimentando cada una ligeramente. 
  2. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y pochamos las verduras. Empezamos por la cebolla, el ajo, el pimiento verde y la zanahoria juntos. Cuando estén ligeramente tiernos añadimos las berenjenas y cocemos unos minutos más. Quizás necesitemos añadir un poco más de aceite, al gusto. A continuación añadimos los espárragos y el calabacín y rehogamos un par de minutos. Salpimentamos y tapamos la sartén y dejamos enfriar antes de usar. 
  3. Mientras tanto mezclamos los huevos con la nata líquida. Podemos hacerlo en un recipiente hondo y con unas varillas o en el vaso de la picadora usando el accesorio batidor. En cualquier caso, salpimentamos al gusto y añadimos un poco de romero seco picado. 

Terminación y horneado 

  1. Cuando la masa quebrada haya reposado y las verduras estén frías, procedemos a montar la quiche de verduras. 
  2. Con ayuda de un rodillo extendemos la masa quebrada, sobre una superficie de trabajo enharinada. Le damos forma circular, más grande que el molde a utilizar. Al haberla enfriado en forma de disco esta tarea se hace mucho más fácil y rápida. 
  3. Colocamos la masa quebrada en el interior de un molde de 24 centímetros de diámetro, ajustamos a su base y paredes y recortamos el sobrante. Podemos darle una bonita forma al borde o dejarlo tal cual, todo dependerá de la importancia que le deis a la presentación, del tiempo que tengáis y de vuestras habilidades. 
  4. Untamos la base con la mostaza y repartimos las verduras rehogadas y frías sobre ella. Vertemos la mezcla del huevo con la nata líquida por encima, asegurando que llega bien a todos sitios y cuidado de no desbordar. 
  5. Introducimos el molde en la parte baja del horno, pre-calentado a 180º C con calor arriba y abajo, y cocemos durante un mínimo de 35 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada. 
  6. Se puede consumir en el momento, pero recomendamos esperar al menos media hora para que sea más fácil de manipular y no se desmorone.

 

Picadora manual Speedwing Gefupala para servir De Buyerplato de porcelana Caractère Revol y molde cerámico Le Creuset

 

Autora de la receta: Carmen de Tia Alia


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Tarta de manzana y espirales de canela

    Las tartas de manzana son al otoño lo que los árboles anaranjados y la caída de sus hojas. A pesar de ser un dulce que preparamos y comemos a lo la...

  • Tortellini de ricotta al limón y sugo de tomate

    La primera vez que hice pasta casera y vi lo sencillo que era (por alguna razón me lo había imaginado mucho más complicado), decidí hacerme mi past...

  • Recetas con huevos

    Deberás disculparme, el título del post no tiene ni trampa ni cartón: hoy te traigo un montón de recetas para tus comidas y cenas con huevos, ¡Much...



Comentarios

  • Publicado por XmIKlznSQdNHoF el Oct 22, 2019

    uYXyMxebJDfLni

  • Publicado por wXsUiEOTdIufLRK el Oct 22, 2019

    olfKyjtP

  • Publicado por flPhwAqnr el Oct 22, 2019

    vnUIiHZpbrwWYKTh

  • Publicado por ZxUTvuCiAsMjcK el Oct 22, 2019

    NewncpWdqEO

  • Publicado por HysQqcVnjRhOvwMC el Oct 22, 2019

    BsuqMXYOZpvd

  • Publicado por lMHdjVNwhpaKX el Oct 22, 2019

    NagvoqsJMQcZE

  • Publicado por Gloria duarte el Sep 17, 2019

    Realmente es una delicia! ! Felicitaciones!!!!

  • Publicado por Alexandra el Sep 16, 2019

    Delicioso

¡Nos gustaría saber tu opinión!