Traemos una quiche con aire otoñal al cien por cien, Quiche de calabaza, manzana y gorgonzola. ¿Qué combinación, verdad? El contraste del dulce y salado resulta perfecto, y más si incluyen queso.

Elaborar esta quiche es sencillo, y el resultado realmente especial. La combinación de la calabaza y la miel dulces, contrasta con el toque intenso del queso gorgonzola, todo ello en una cama de masa quebrada, un bocado delicioso.

Este quiche es estupendo, tanto para cenar un sábado, como para ofrecer en porciones individuales de aperitivo. Además, tiene un aspecto la mar de bonito, por lo que también va a ser un elemento clave que va a llamar la atención de tus invitados en la mesa. 

Notas

  • Puedes comprar la masa si te lo quieres poner muy fácil. Pero tampoco es tan difícil hacerla, será más sana y más sabrosa.
  • Puedes usar harina blanca, integral o una mezcla de ellas.
molde rectangular antiadherente de buyer

 

    Ingredientes

    Para la masa:

    • 300 g harina de espelta
    • 100 g mantequilla fría
    • 1 Huevo
    • 1 cucharada de agua fría

    Para el relleno:

    • 5 Huevos
    • 300 g de calabaza
    • Aceite de oliva 
    • 1 manzana
    • 150 g de gorgonzola
    • 1 puñado de nueces
    • 1 cucharadita de sal
    • Pimienta negra recién molida
    • 1 cucharada de miel

    Para la salvia (opcional)

    • 12 hojas de salvia fresca
    • 1 cucharadita de mantequilla
    • 1 pizca de sal

    Preparación

    1. Empieza precalentando el horno a 250 ºC.
    2. Pela la calabaza y córtala en rodajas finas (unos 2 mm de grosor). Pon las rodajas encima de una bandeja antiadherente de Le Creuset, rocía con un poco de aceite de oliva y sal y hornea durante 10-1 5min.
    3. Para la masa, pon todos los ingredientes (la mantequilla en dados) en el bol de tu kitchenaid o amasa a mano lo imprescindible hasta que te quede homogénea.
    4. Estira la masa con un rodillo entre dos hojas de papel de horno en forma de tu molde. Puedes ponerla con el papel de horno por debajo o en el molde rectangular engrasado con un poco de mantequilla, ayudándote del papel de cocina. Aprieta con los dedos hasta que el molde esté cubierto. Si se rompe un poco, simplemente coge un trozo de masa sobrante. Corta lo que sobre (si sobra algo). Lo puedes usar para hacer alguna decoración.
    5. Guarda el molde con la masa en la nevera mientras preparas el relleno.
    6. Bate los huevos hasta que hayan doblado su volumen. Añade la sal. Trocea el gorgonzola. Corta la manzana en rodajas finitas.
    7. Ahora vierte los huevos al molde, añade ¾ partes del gorgonzola troceado y coloca las rodajas de calabaza y manzana de manera vistosa. Cubre con el resto del gorgonzola y las nueces.
    8. Baja la temperatura del horno a 200ºC. Hornea durante unos 25 minutos.
    9. Mientras prepara la salvia (si quieres usarla). Calienta la mantequilla en una sartén a fuego medio-alto.
    10. Echa las hojas de salvia y una pizca de sal y fríelas un par de minutos, hasta que queden crujientes. Reserva sobre un papel de cocina.
    11. Adorna el quiche con estas hojas (¡son deliciosas!) y con la pimienta negra.¡Disfruta!

     

    Molde antiadherente de buyer rectangular

     Molde rectangular antiadherente De Buyer  

    ************************* 

    Cosas que te gustará saber:

    Molde antiadherente de buyer rectangular
    Autora de la receta: Lenka de Lenka's Lens

    Comentarios

    Carmen de Cangas Arias dijo:

    Me parece una receta de Lisboa más apetecible. Voy a hacerla y ya os comento como me quedó. Muchas gracias !!

    marina dijo:

    la he hecho y ha sido todo un exito, todos encantados y si no tienes gorgonzola queso azul

    Amelia Almodovar dijo:

    Buenas tardes, no somos de quesos con sabor fuerte… Me podríais dar otra idea sobre q queso puedo poner???
    Mil gracias

    Ana dijo:

    Se puede tomar en frío?

    Celia dijo:

    Delicioso,una receta buenísima.Gracias

    Dejar un comentario