El pudín es uno de los alimentos de la cocina inglesa que más me gusta. Con ese aspecto y textura en medio de flan y bizcocho, creo que es una solución estupenda para un postre elegante, sabroso, ligero (o no tan pesado como otros postres) y que puedes terminar con los ingredientes que tengas en casa.

Hoy, hacemos un pudín de piña invertido, un sabor tropical que termina estupendamente cualquier comida de domingo.

Lo puedes elaborar con piña fresca o piña en almíbar, lo que lo hace una receta de lo más ideal para solucionar cualquier compromiso.

A la hora de servir, te proponemos una crema de natillas de coco, otro ingrediente tropical que combina a la perfección con la piña, y que aportará suavidad y cremosidad al pudin.

¿Es un pudín o un budín?

Un pudín o budín es una receta que puede ser dulce o salada, y está hecha con varios ingredientes mezclados, pero entre ellos hay pan u otro tipo de masa de bizcocho mezclado en huevos y leche, y se cuaja al baño maría.

Puedes llamarlo pudin en cualquier caso, pero se le llama "budín" especialmente si es dulce.

Pudin invertido, la receta de hoy

Para hacer un pudín o budín de piña, podemos integrar la fruta en la mezcla (es decir, cortar la piña en trozos pequeños y mezclarla con los demás ingredientes. De hacerlo así, por el peso más elevado dentro de la mezcla líquida, lo habitual es que los trocitos de piña se precipiten al fondo del recipiente donde se cuece el pudin, y quede una base más densa, cosa que es bonita porque se aprecia una especie de pudin bi-capa, con una textura más ligera en todo el pudin y más densa en la base.

Pero puedes hacer un pudin invertido, colocando los trozos de piña en el fondo del recipiente y verter la mezcla de huevo encima, de forma que tras la cocción desmoldarás el pudín y, al girarlo, los trozos de piña quedarán en la parte superior.

Para este fin, para poder invertir el pudin y asegurar que no se ha pegado, es interesante usar un molde antiadherente. Puedes usar el molde para flanes y pudines KitchneCraft o, como es el caso de hoy, sacar partido a la Sartén del Chef antiadherente Le Creuset, que al ser de alta capacidad, paredes altas y apta para el horno resulta ideal para esta receta (además, gracias a su mango podrás invertir el bizcocho para desmoldarlo cómodamente. Además, hace un reparto del calor muy bueno e homogéneo, y verás que a pesar de ser una mezcla totalmente húmeda lo tendrás cuajado y listo en menos de una hora.

 

Sartén Chef Pro con vertedor y tapa acero Le Creuset

 

Ingredientes

Para la salsa

  • 80 g de azúcar moreno
  • 80 g de mantequilla
  • 1 cdta de pimienta de Jamaica molida
  • 45 ml de ron especiado
  • 7 anillos de piña (en conserva o frescas)
  • 7 estrellas de anís (solo por decoración y aroma)

Para el bizcocho

  • 200 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar moreno
  • 4 huevos medianos
  • 200 g de harina leudante
  • 1 cdta rasa de levadura en polvo
  • 45 ml de ron especiado

Para la natilla de coco (acompañamiento opcional)

  • 15 g de harina de maíz
  • 25 g de azúcar glas
  • 1 cdta de pasta de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 410 g de leche de coco

Elaboración

Para la elaboración de pudin de piña:

  1. Precalienta el horno a 180 °C.
  2. Primero, prepara la salsa de caramelo que se requiere en la base. Para ello, coloca el azúcar moreno, la mantequilla, la pimienta de Jamaica y el ron en la Sartén del Chef antiadherente de 24 cm y llévalos al fuego hasta ebullición, durante 2 minutos a fuego medio. Verás como el azúcar y la mantequilla se integran y doran, y obtienes un caramelo dorado. Vigila que no se queme (cuando empiece a estar dorado, apaga el fuego y se acabará de dorar con el calor residual). Deja enfriar un poco en la sartén.
  3. Cogiendo la sartén por el mango, muévela inclinándola arriba y abajo y a los lados de forma que el caramelo, aún caliente, se reparte por las paredes, fondo y laterales.
  4. Coloca los anillos de piña alrededor de la base de la sartén, bañando los anillos en la salsa. Coloca un anís estrellado en el centro de cada anillo de piña.
  5. Para hacer el pudín, en un bol amplio introduce la mantequilla, el azúcar, los huevos, la harina, la levadura en polvo y el ron. Mézclalo con unas varillas manuales durante 5 minutos (puedes hacerlo en la amasadora KitchneAid, en 2 minutos), hasta formar una masa suave.
  6. Vierte poco a poco la mezcla del pudín en la sartén, sobre los anillos de piña, y hornea durante 35-40 minutos o hasta que un palito salga limpio.
  7. Deja reposar durante 10-15 minutos para que se asiente y pierda calor.
  8. Pasado ese tiempo, coloca un plato grande sobre la sartén e invierte la sartén con un giro rápido para desmoldar el pudín.

Para la elaboración de las natillas de coco:

  1. Retirado el pudin, lava la sartén chef Le Creuset y seca.
  2. En un bol pequeño, introduce la harina de maíz, el azúcar, la pasta de vainilla y las yemas de huevo. Mezcla enérgicamente con unas varillas hasta que quede una masa suave (si usas un batidor de puntas redondas, evitarás grumos más fácilmente).
  3. Introduce la leche de coco en la sartén y calienta suavemente, a fuego medio. Cuando esté caliente, justo antes de que la leche hierva, vierte unas cucharadas de esa leche caliente en la mezcla de huevo y bate (lo que queremos, es calentar un poco el huevo, para que vaya cogiendo algo de calor sin que cuaje en el paso siguiente).
  4. Añade toda la mezcla de huevo en la sartén, con el resto de la leche. Deja que caliente y no dejes de remover con las varillas (si usas las varillas de puntas de silicona, no dañarás el antiadherente). Remueve continuamente a fuego medio, verás que la salsa comenzará a espesarse.
  5. Justo antes de que hierva y cuando ya ha cogido espesor, retira la salsa del fuego y, beneficiándote de los picos vertedores de la sartén, vierte la salsa en una salsera o ramequín para servirla a la mesa.
Autor de la receta: Le Creuset

Dejar un comentario