Nos inspiramos en las populares patatas Hasselback para convertir unas pechugas de lo más comunes en un plato de lo más festivo: hoy preparamos Pollo Hasselback con tomate y mozzarella con salsa de tomate picante. O lo que es lo mismo, unas pechugas de pollo rellenas con los sabores más intensos de Italia. Deliciosas.

Prepararlo requiere solo un momento de cariño, ¡Ya veréis qué receta más socorrida! Y si el pollo con verduras resulta delicioso, le da intensidad a cada bocado ese lecho de salsa de tomate picante, que hace que el pollo se mantenga suculento y tierno durante toda la elaboración.

Lo cocinamos al horno, y para ello hacemos uso de una de las bandejas más versátiles de Le Creuset, la colección

Ingredientes

Para la salsa de tomate picante

  • 1400 g de tomates troceados en lata
  • 1 cda de mezcla de hierbas
  • 2 cc de pasta de chile
  • 2 cc de puré de ajo
  • 1 cc de pimentón ahumado dulce
  • 1 cda de chutney de cebolla caramelizada
  • 75 g de tomates cherry, cortados por la mitad

Para el pollo

  • 4 pechugas de pollo sin piel
  • 1 bola de mozzarella
  • 8 trozos de tomate secos
  • 2 cdas de pesto verde
  • Pimienta negra recién molida

Para acompañar

  • Hojas de albahaca fresca

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200°C
  2. Primero prepara la base de la salsa de tomate. Pon todos los ingredientes de la salsa en la bandeja de horno Ovenware de Le Creuset y remuévelos bien para que se mezclen. Salpimienta al gusto.
  3. Para preparar el pollo Hasselback, pon las pechugas sobre una tabla de cortar y, con cuidado de no atravesarlas por completo, haz cuatro rajas iguales en cada pechuga.
  4. Corta la mozzarella en 16 partes iguales y corta los tomates secos por la mitad longitudinalmente.
  5. Con una cuchara pequeña, echa un poquito de pesto en cada raja del pollo antes de añadir un trozo de mozzarella y de tomate seco. Repite hasta que todas las rajas estén llenas. Pasa el pollo a la bandeja asadora y adereza con pimienta negra recién molida.
  6. Asa durante 25 minutos, hasta que el pollo esté bien cocinado. Justo antes de servir, pon una hoja de albahaca en cada una de las rajas.

Notas de cocinado

  • El acompañamiento perfecto para este plato es una ensalada fresca con albahaca. Adereza con aceite de oliva y un poco de limón, y dale un toque final con piñones tostados.
05 noviembre 2021 — Claudia Ferrer

Dejar un comentario