Hay mil formas de hacer plumcake, pero en esta receta os doy una de las mejores que he probado, por su combinación entre facilidad, esponjosidad, sabor y que puedes hacerlo con ingredientes que acostumbras a tener en casa.

Es un plumcake muy suave y tiene un agradable aroma a naranja. Al cocinarlo también puedes disfrutar del olor de las naranjas y cuando veas el resultado esponjoso en qué resulta solo te quedarás con ganas de una cosa, de repetir.

¿Qué es un plum cake?

Si buscamos una definición de manual, un plumcake es básicamente un pastel de fruta, ya sea fruta confitada o fresca troceada que de forma habitual ha sido mojada, macerada o hidratada en alcohol. El plumcake también añade frutos secos y especias.

Con todos esos ingredientes en su mezcla (aromas frutales, de especias y de licor), el plumcake acostumbra a ser un bocado de lo más sabroso y con muchos y variados matices.

Sobre la receta de plumcake de naranja

La receta de hoy incorpora todos los ingredientes que requiere un plumcake, pero la única fruta que añadimos es la naranja, que fácilmente tendrás en casa y facilita mucho su habitual y fácil preparación.

El sabor cítrico hace que este bizcocho resulte ligero en boca, y combina fabulosamente con los matices del ron y de las especias.

La receta es tan deliciosa y suave como parece, además de fácil de hacer. Es una tarta única que no necesita muchos ingredientes y que puede convertirse en una auténtica delicia para adultos y niños.

Espero que con la llegada del otoño y la vuelta al horno os animéis a probarla. ¡Ya me diréis si ha triunfado en vuestras casas tanto como en la mía!

Plum cake de naranja

 Molde cerámico rectangular Emile Henry

 

Ingredientes

  • 35 ml de ron
  • 100 g de naranja confitada (cortada en cubos pequeños)
  • 100 g pasas
  • 150 g mantequilla (a punto pomada)
  • 50 g azúcar blanco
  • 50 g azúcar moreno
  • 50 g panela
  • 3 huevos L (o 4 M), a temp. ambiente
  • 1 cdta llena de jengibre
  • 1 cdta llena de canela
  • 1 cdta rasa de cúrcuma
  • 1 pizca de sal
  • Zumo y ralladura de media naranja (40 - 50 ml)
  • 160 g harina repostería
  • 1 sobre levadura química

Preparación

  1. Precalienta el horno a 170 °C, sin aire.
  2. En un bol, pon el ron junto a las pasas y la naranja confitada para hidratar.
  3. En el bol de la KitchenAid, introduce la mantequilla punto pomada junto a los azúcares (el blanco, moreno y la panela). Pon a batir con el accesorio globo (el accesorio de varillas) a velocidad 2 hasta integrar todo.
  4. Añade los huevos, uno a uno (espera a integrar uno para añadir el siguiente).
  5. Añade el zumo y ralladura de naranja, sin dejar de batir.
  6. Cuela el ron de las pasas y naranja, escurriendo bien la fruta. Añade el ron resultante a la mezcla también.
  7. Las pasas y la naranja escurridas, resérvalas en otro bol con un par de cucharadas de harina, y mézclalas. La harina ayudará que la fruta quede repartida en la masa y no se precipite al fondo del bizcocho durante el horneado.
  8. En otro bol, tamiza la harina, la levadura, la sal y las especias (el jengibre, la canela y la cúrcuma).
  9. Incorpora la mezcla de ingredientes secos (la mezcla con la harina) en el bol de la KitchenAid con los ingredientes húmedos, a tandas, dejando que se integre progresivamente.
  10. Deja que se integre todo y cambia al accesorio batidor por el accesorio pala. Añade las pasas y la naranja enharinadas y mezcla el mínimo, pero hasta observar que se han repartido de forma homogénea por toda la masa.
  11. Prepara el molde Emile Henry con spray desmoldante. Si lo prefieres, puedes también disponer en él dos trozos de papel sulfurizado longitudinal y transversalmente, y aplicar spray en él para asegurar que no se pegará la masa al papel y poder retirar todo en un segundo.
  12. Introduce la masa en el molde y pon a hornear en la parte baja del horno a 170 °C durante 60 min. Comprueba con un palillo que la masa está hecha y retíralo, o déjalo unos minutos más si así lo requiere.

Robot de cocina KitchenAid Modelo 175Molde cerámico rectangular Emile Henry

 

Notas

  • Si quieres un plum cake más denso, puedes incrementar la cantidad de harina en una cucharada más, de harina de repostería o de espelta, o de harina integral.
  • Si buscas más matices en el sabor de la masa, puedes añadir media cucharadita de extracto de vainilla y media de pimienta blanca.
  • Puedes añadir otra fruta confitada si la tienes o lo prefieres.
  • La masa resultante es muy húmeda. Para asegurar que crece bien, puedes añadir un papel de aluminio de forma holgada encima del molde, para asegurar que la masa no se hace por arriba y puede expandirse correctamente, crecer sin impedimentos (pero no pongas la función horno solo por abajo del horno o quemarás la base del bizcocho).

 Molde cerámico rectangular Emile Henry

Espero que quede un plum cake delicioso. En casa lo han disfrutado mucho, y mi padre ha repetido (es un gran amante de los plum cakes).

¿Te animas a hacerlo? Me encantará si dejas un comentario explicando el resultado. ¡Gracias y feliz semana!

Comentarios

Beatriz dijo:

Hola Claudia, yo no tengo el KitcheAid, solo batidor de varillas como lo puedo hacer. Y si es asi cuanto tiempo batiendo.
Muchas gracias.

Dejar un comentario