Pizza con berenjenas a la plancha, jamón, mozzarella y salsa pesto

Publicado el Aug 14, 2016. 0 comentarios

Hacer nuestra propia pizza en casa es todo un acontecimiento. La pizza es un plato que acostumbramos a comer en días especiales, fines de semanas, comidas con amigos o en esos días que nos apetece comer frente a la tele para ver por séptima vez un par de episodios de Sexo en Nueva York.

Si ese día especial decides no sólo comer pizza sino además hacerla tu mismo, el éxito está asegurado. Preparar la pizza en casa es mucho más fácil de lo que parece (todavía más si en casa tienes una Thermomix o una panificadora para preparar la masa). Los resultados son increíbles y puedes preparar la pizza a tu gusto, ¡Te aseguro que repetirás!

La receta de pizza que te traigo hoy la ha elaborado Emile Henry para su base cerámica para hornear pizzas, que realmente te aconsejo si quieres conseguir unos resultados excepcionales. La base cerámica consigue una masa crujiente y perfectamente cocinada y además es ideal para servir y mantener caliente la pizza en la mesa.

¡A disfrutar!

 

Receta de pizza con ase emile henry

 

Ingredientes

Para la masa de la pizza:

  • 200gr de harina para pizza
  • 4gr de sal fina (1 cucharadita)
  • 5gr de levadura seca (1 cucharadita)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 100ml de agua tibia

Para el relleno:

  • 200ml de salsa de tomate
  • 5 rebanadas de jamón prosciutto (jamón italiano en rodajas finas)
  • 100gr de mozzarella
  • 1 berenjena
  • 10 aceitunas negras
  • Sal fina y pimienta molida

Para la salsa pesto:

  • Una pizca de sal gruesa
  • 12 hojas de albahaca fresca
  • 1 diente de ajo
  • 20gr de piñones (1 ½ cucharadas)
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 100 ml de aceite

 

Preparación

Elaboración de la masa de pizza casera:

  1. Calentamos el agua en un cazo, hasta que llegue a unos 40 °C.
  2. Mezclamos la harina, la sal, la harina de trigo duro y la levadura seca en un bol amplio. Una rasqueta para pan nos será de ayuda. 
  3. Vertemos el agua caliente y el aceite de oliva y trabajamos la masa, primero con la rasqueta y más adelante con las manos. Debemos conseguir que coja una consistencia elástica.
  4. Cuando la masa está lista, formamos una bola y la dejamos reposar durante 30 minutos en el mismo bol, tapado con un paño limpio de algodón.
  5. Espolvoreamos harina en la superficie donde vayamos a trabajar, y extendemos la masa encima con ayuda de un rodillo, desde el centro hacia afuera, e intentando no trabajar los extremos. Dejamos la base de pizza apunto para condimentar al gusto.

 

Preparación del relleno de la pizza:

  1. Vertemos la salsa de tomate encima de la masa y la extendemos por toda la superficie, dejando libre los extremos.
  2. Añadimos un poco de sal y pimienta.
  3. Cortamos las berenjenas en rodajas finas con la ayuda de un cuchillo o una mandolina (en casos como éste, con la Oxo Good Grips o la Kobra van de maravilla para conseguir rápidamente cortes perfectos y del mismo tamaño). Los pasamos un momento por la parrilla bien caliente y con un punto de aceite, para marcarlas por cada lado (¡También puedes hacerlo en una barbacoa, que el verano se presta a ello!).
  4. Colocamos las rodajas de berenjena asada en la pizza, seguido también de la mozzarella cortada en rodajas (un cortador de mozzarella te puede ser de mucha utilidad) y el jamón prosciutto a tiras o trozos.
  5. Para terminar, colocamos las aceitunas distribuidas también por la parte superior de la pizza.

 

Para la elaboración del pesto:

  1. Ponemos los piñones en la picadora chop-chop o en un vaso alto en el que usar una batidora, y añadimos también el queso parmesano, el ajo, las hojas de albahaca, el aceite de oliva y la sal gruesa.
  2. Trituramos hasta conseguir una mezcla suave.
  3. La echamos en forma de lluvia encima de la pizza. 

 

¡Es hora de hornear la pizza! Si usas la base cerámica Emile Henry, es conveniente pre-calentarla 10 minutos en el horno a 200ºC para conseguir una masa crujiente. Pasados los 10 minutos ya podemos poner la pizza encima de la base. Ojo con mover la masa el mínimo, una pala para pizza o una de pasteles mismo te resultará útil.

La base con la pizza debe estar en la parte central/baja del horno, a 200ºC. La pizza estará lista cuando observes la masa crujiente y la mozzarella derritida.

 

NOTAS:

  • También puedes hacer la pizza a la barbacoa si dispones de una barbacoa con tapa, sea una de carbón como la Kettle como de gas tipo Weber 1200. Para ello, introduce la base de pizza para calentarla en la barbacoa mientras preparas la pizza; y a la hora de hornearla, introduce la base con la pizza en la barbacoa y cierra la tapa. ¡En unos 10 minutos tendrás una deliciosa pizza lista para tomar!
  • Un buen consejo: puedes reemplazar el jamón prosciutto por langostinos, la combinación con el resto de ingredientes resulta igualmente deliciosa! 
  • Si lo prefieres y te va el picante, puedes no preparar el pesto y optar por usar un aceite aromatizado tras el horneado, como el de la Chinata o el de pizza la Tourangelle. 




¡Nos gustaría saber tu opinión!