Fácil y rapidísimo de hacer, la piña asada con canela se convierte en un postre de domingo por su exotismo y color, pero te aseguro que es una receta a considerar hacer cualquier día de la semana, de postre o de desayuno por la mañana.

Puedes hacer la piña a la parrilla o en la barbacoa, y te aseguro que triunfarás. Eso sí, ¡Acompáñala siempre de un poco de yogur o helado! Es el toque perfecto para redondear la entrega.

Ingredientes

  • Piña fresca
  • Azúcar (blanco, moreno o ambos)
  • Canela

Para acompañar (opcional, a escoger):

  • Yogur natural endulzado o yogur de coco
  • Helado de nata, de vainilla o de coco

Preparación

  1. Corta la piña a rodajas de 1 cm, y decide si cortas éstas por la mitad (haciendo medias lunas), o prefieres servirlo a rodajas enteras.
  2. Espolvorea el azúcar encima de cada rodaja, con los dedos pero de forma algo generosa (puedes usar azúcar blanco, moreno, una mezcla de ambos o incluso usar panela si quieres aportar más matices a la piña).
  3. Espolvorea ahora canela, de igual forma que con el azúcar, por toda la rodaja y de forma generosa.
  4. Calienta una parrilla de hierro. Cuando esté caliente, dispón los cortes de piña en ella, por el lado que tenías el azúcar y la canela.
  5. Mientras se hacen de ese lado, aprovecha para espolvorear con azúcar y canela ese segundo lado.
  6. Espera que el primer lado esté doradito, y cuando sea así gira los cortes, y asa la piña por el otro lado. Retira a una bandeja o directamente en los platos cuando estén hechos.
  7. Sirve cuando esté aún algo caliente o ya templada, con yogur o helado. Puedes servir la piña en un plato y el yogur en un bol aparte, echar el yogur por encima de la piña o cortar la piña en trozos pequeños (en cubos) y servir la piña asada en un bol de yogur. 

Piña asada con yogur

Notas

  • Es importante que sea de hierro, para conseguir coger una temperatura elevada y conseguir realmente asar la piña.
  • La piña se dispone en la parrilla tal cual, sin aplicar aceite ni mantequilla (aunque puede hacerse con un poco de mantequilla también, si así lo prefieres aunque no sea necesario... pero no uses aceite).
  • Es una receta ideal para hacer también en la barbacoa. Ya sea porque disfrutas de ella en la terraza en invierno o porque quieres una receta ligera durante el verano, ¡Verás lo riquísima que queda la piña asada en la barbacoa!
  • El azúcar ayudará a caramelizar y dorar la piña más fácilmente, pero puedes no aplicarlo si prefieres reducirlo en tu dieta.
  • Sabrás que la piña está hecha cuando tome un color marrón o dorado. Si la parrilla está caliente, se hace rápidamente, así que no te apartes mucho tiempo de ella.

 

¿Qué me decís? ¿Os animáis a probar? Ese contraste de la piña templada y asada con el yogur fresco es de lo más agradable, ligero y entra super bien -tanto al empezar el día, para darte un gustazo a pesar de seguir dieta de régimen o después de una comida copiosa. ¡Espero que la disfrutéis!

 

Comentarios

Más Real dijo:

¡Qué buena pinta! ¡Deseando probarlo! Muchas gracias por el artículo. En Más Real Aranjuez te ofrecemos una deliciosa experiencia gastronómica en un marco idílico. Conócenos en www.masreal.es. ¡Te esperamos!

Dejar un comentario