¿Qué haces cuando tienes restos de masa brisa que has tenido que recortar de alguna tarta? ¿O si tienes unas peras en el frutero que te hacen ojitos para que las disfrutes a tu antojo? Hoy te traigo una receta super resultona para preparar en 3 minutos y disfrutar al cabo de nada: peras al horno con avena y masa brisa. ¡Un capricho delicioso!

Puedes hornear las peras en cualquier molde, ya sea antiadherente, de hierro o cerámico. Yo he optado por el molde Revol alto, tipo terrina. Me gusta así, porque me queda recogidito y bien presentado, me va estupendo para poca cantidad de fruta (hoy solo he horneado dos peras) y con la tapa se hace todo aún más rápido, pues retiene el calor en el interior.

Ingredientes

  • Peras conference (he usado dos, pero usa la cantidad que necesites)
  • Pasta brisa* (restos de masa que te hayan quedado o un cuarto de masa refrigerada)
  • Copos de avena (yo he usado 3 cucharadas generosas, pero aplica al gusto)
  • Sirope de arce
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharaditas de canela
  • Yogur o helado de vainilla o de nata como acompañamiento.

*Para una receta sin gluten, usa masa brisa sin gluten. También se puede seguir la receta sin mezclar con masa brisa, hacer simplemente peras con avena asadas y especiadas, salen deliciosas.

Preparación

  1. Pela y corta las peras en cubos o trocitos, sin muchos remordimientos. Introdúcelas directamente en el molde que vayas a hornear (yo he utilizado el molde tipo terrina con tapa de Revol).
  2. Corta a trocitos la masa brisa que tengas y distribúyela por todo el molde, mezclando con la pera.
  3. Espolvorea con las cucharadas de azúcar moreno y la canela.
  4. Echa un chorro de sirope de arce (un par de zig-zag a lo largo del molde).
  5. Mezcla todo con una cuchara y reparte de forma más o menos homogénea.
  6. Esparce los copos de avena por encima y espolvorea un poco de azúcar y sirope por encima.
  7. Introduce en el horno, a 180 ºC con calor arriba y abajo durante 20 minutos, y 5 minutos más con la función grill, o hasta que haya cogido un bonito color tostado.

Notas

  • Puedes comerlo tal cual, está delicioso (¡Palabra, lo querrás terminar a cucharadas!). También será el acompañamiento perfecto a un bol con yogur durante el desayuno o la merienda.
  • Si no dispones de masa brisa o si quieres hacerlo menos golosa, simplemente omítela, no la pongas y horneas peras con avena y la canela y miel, tal cual.
  • Si quieres, antes de poner la avena final por encima puedes mezclar más avena con la pera. Si eres de tomar estos copitos deliciosos, vale la pena que añadas más.
  • También es un postres estupendo acompañado de helado de vainilla o nata.

Es una receta estupenda, rica y fácil de preparar, pensada para ganar tiempo. No dudes a la hora de añadir cantidades, simplemente echa en el molde y mezcla con la pera las cantidades a ojo, no te equivocarás si no te excedes y si tienes confianza en tu "ojímetro".

¡A disfrutar!

 

 

Comentarios

Claudia dijo:

Hola Carla, ¡Está de vicio, verdad!? :) Me alegro mucho de que te haya gustado!!

Carla dijo:

Te he hecho caso y lo he probado… Bufff, cuánta razón tenías, ¡Menudo vicio! Gracias por la receta!!

Dejar un comentario