Me encanta la panna cotta, pero debo admitir que tomada tal cual, sola, me cansa. Es un postre de lo más delicado y fino, con ese leve sabor a nata y el toquecito de vainilla que me gusta darle... pero para mí no es suficiente: necesito aportarle un plus para disfrutarla, un contraste, y descubrir la combinación maravillosa de la panna cotta con lemon curd es un disfrute que no quiero guardarme para mí -¡Tenéis que probarlo!

Receta de panna cotta con lemon curd

La panna cotta es literalmente "nata cocida", y es uno de los postres más fáciles que puedes elaborar: nata para montar con azúcar y al fuego con un poco de vainilla. Para que cuaje, le añades unas láminas de gelatina. ¡Nada más!

Pero su finura y dulzor, a mí al menos, me cansa un poco y no puedo comer mucha... hasta que la combino con una salsa de fresas o cerezas, o le añado alguna fruta fresca con cierto punto de acidez para generar frescor y contraste. Hoy ha sido el momento de añadirle lemon curd, y el resultado ha sido maravilloso.

Además, en lugar de hacerla individualmente, la he hecho en tamaño XL, en un loaf cake. Sí, en los moldes Nordic Ware también puedes hacer flanes, púdines y gelatinas, aparte de todo tipo de bizcochos! Lo encuentro de lo más práctico y el resultado siempre es espectacular. La última vez que la hice fue en el molde Estrella de David de Nordic Ware, y quedó preciosísimo. Hoy, quería darle un toque festivo y jovial, y por ello he usado el molde Gingerbread.

¡Que no os engañen las apariencias! Hago panna cotta en loaf cakes y moldes bundt desde hace años, ¡Y siempre quedan preciosos y con unas formas super definidas! Lo que ha ocurrido hoy es que no he cuajado el molde con la preparación de la panna cotta solamente (pudiendo acompañarla con el lemon a la hora de servirla a cada comensal), sino que antes de ponerla en el molde ya he mezclado el lemon curd, para probar si su aroma a limón se diluía por toda la preparación. El resultado no podía ser mejor en sabor: ciertamente, el toque de limón ha hecho que la panna cotta adquiriera un toque delicioso.

La nota negativa ha sido que, a pesar de haber mezclado, ha habido un gran cantidad de lemon curd que se ha precipitado donde había los dibujos de los muñequitos del molde, y el lemon curd, por su naturaleza líquida, no podía tomar la forma del molde. Por eso puede parecer que el molde no ha hecho su función, pero lejos de ello no tengo duda de que sí lo ha hecho (solo tienes que ver la definición de los dibujos donde no hay lemon curd para creerme).

¿Cómo solucionarlo? Si preferís que la panna cotta tome la forma perfecta del molde, simplemente NO añadáis el lemon curd en la mezcla de la panna cotta, y ya la añadirás después como acompañamiento en el momento de servirla.

Si te gusta la panna cotta y no la has probado nunca, te invito sin duda a hacerla -se ha convertido en mi combinación favorita para este postre.

 

Ingredientes (para un molde de 1 L como mínimo)

  • 750 ml de nata para montar (35% m.g)
  • 90 gr de azúcar
  • 1 cda de extracto de vainilla
  • 6 hojas de gelatina
  • 150 gr de lemon curd (medio bote del lemon curd de Tiptree)
  • Spray desmoldante

Preparación

  1. Pon las hojas de gelatina en plato hondo, y cúbrelas de agua para que se vayan hidratando.
  2. En un cazo, añade la nata para monta y ponla a fuego suave.
  3. Añade el azúcar y la vainilla, y mezcla bien.
  4. Puedes pasar a fuego medio, pero no te alejes de la preparación y ve mezclando con una espátula continuamente, para asegurar que el azúcar se ha disuelto y la nata no se queme por la parte inferior.
  5. Cuando aparezcan burbujas porque está a punto de hervir, para el fuego.
  6. Inmediatamente, escurre las hojas de gelatina y añádelas al cazo. Mezcla para que se disuelvan.
  7. Si quieres añadir el lemon curd a la mezcla, con el riesgo de que no se definan las formas, pero el plus de que el sabor de limón se difunda por toda la panna cotta, añade el lemon curd y mezcla*.
  8. Prepara el molde gingerbread loaf cake (o cualquier otro loaf o bundt cake), aplicando spray desmoldante en toda la superficie interior (ayúdate de un pincel para esparcerlo por todos los huecos).
  9. Vierte la preparación de panna cotta en el molde. Deja que pierda calor y, cuando ya esté templada, guárdala en el frigorífico mínimo 4 horas.
  10. Desmolda la panna cotta en una fuente rectangular Revol (con solo girar en la fuente y aplicar unos golpecitos verás que desmolda estupndamente).

*Si prefieres asegurar una forma 100% perfecta, no añadas el lemon curd a la mezcla: vierte la preparación de la panna cotta con la gelatina en el molde y deja que cuaje, y a la hora de servir añade lemon curd para decorar cada plato o corte que sirvas.

Al llevar a la mesa, dispón también un bol con lemon curd, para aquellos que quieran servirse más. ¡Está tan rico que os aseguró que más de uno lo hará!

Panna cotta receta con lemon curd

 

 

Claudia Ferrer

Comentarios

Claudia dijo:

Hola Carlos siempre la he hecho con gelatina la panza cotta pero mirando alguna receta de sitios de confianza veo que aplican 2 gr de agar agar, por una cantidad de 700ml de nata…. Así que aplicando esos 2 gr o 2’5 gr debería darte buen resultado. Gracias por preguntar, un saludo!

Carlos dijo:

Hola y en lugar de la Gelatina no se puede añadir Agar Agar?. Si es así en que proporción?. Cuantos gramos de Agar Agar para que quede consistente=

Dejar un comentario