Fue escuchar "pan de coco" y me puse a investigar. Tras ver varias recetas que me llenaron de interés y varias pruebas, doy por aprobadísima y con infinitas ganas de compartir esta receta tan rica, fácil y suave para hacer estos bollos de coco. El resultado son unos panecillos con un ligero sabor a coco, tremendamente tiernos, de corteza fina y realmente deliciosos.

Desconocía que el pan de coco era típico de servirse en algunas zonas del Caribe. Es habitual que el pan de coco acompañe algunos platos del pescado, y de hecho puedo entender que case estupendamente: el arroz en muchas de esas zonas se hace con coco, e igualmente el mismo pescado puede asarse con aceite de coco.

En cualquier caso, yo opto para servir estos panecillos en cualquier momento, porque resultan realmente ricos, y lejos de obtener un pan con un intenso sabor a coco resultan en un bocado suave, perfecto tanto para los amantes de su sabor como los que no son muy fans (¡Palabra de Claudia!).

Hoy, han resultado un bocado estupendo para los peques: acompañados de chocolate han sido una merienda perfecta.

Panecillos de cocoTapete para hornear De Buyer y Panera de lino natural Claudia&Julia.

Ingredientes

  • Un sobre de levadura de panedería seca (4,6 gr)
  • 1 taza de leche de coco
  • 3 cdas de aceite de coco derretido
  • 1 cdp de sal
  • 1 cda llena de azúcar moreno
  • 1 cda llena de azúcar blanco 
  • 1 taza de harina de trigo
  • 2 tazas de harina de fuerza
  • 3/4 de taza de copos de coco

*Para la medición de las tazas, bien podéis usar directamente el cacito de "1 taza" del set de medidores Nordic Ware, o coger un vaso o taza de vuestra vajilla con 220 ml de capacidad llenado de agua.

Preparación

1. Calienta en un cazo o en el microondas unos grados la leche de coco y vierte la levadura seca. Mezcla y deja reposar un par de minutos.

2. Mezcla el aceite de coco derretido con los azúcares. Añade las harinas y la sal y mezcla con el robot KitchenAid a velocidad baja, con el accesorio pala.

3. Añade la leche de coco con la levadura, mezcla y añade los copos de coco.

4. Cambia al accesorio pala, con el que vas a amasar a velocidad media/alta (velo. 6) varios minutos, con varios reposos entre medio. No es una masa que  requiera de mucho trabajo ni amasado, verás que coge una textura suave e integrada pronto.

5. Si ves que queda muy seca, añade una cucharadita más de aceite de coco y amasa un poco más con el accesorio pala.

6. Deja reposar la masa en sitio cálido (mira en notas), hasta que prácticamente doble su volumen. En tres cuartos de hora o una hora verás la masa crecida.

Panecillos de cocoRobot de cocina KitchenAid Artisan.

7. Retira, vuelca en una superficie enharinada, divide en porciones a gusto con ayuda de una rasqueta (yo he hecho 9 panecillos de entre 100 y 110 gr con esta cantidad de masa, pero puedes hacer menos si quieres hacer panes más grandes, o hornear un pan redondo de coco directamente). Dale forma, coloca en una bandeja con tapete perforado, practica un corte y tápalos con film.

 

Panecillos de cocoSet de 3 palas recogedoras y rasquetas Küchenprofi.

8. Tapados, deja que reposen 20 minutos más. Pasado ese tiempo espolvorea con coco rallado e introduce en la parte media/baja del horno, precalentado a 220 ºC durante 10 minutos. Luego baja a 180 ºC y mantenlos unos 15 minutos más.

 

Panecillos de cocoTapete para hornear De Buyer y Set de 3 palas recogedoras y rasquetas Küchenprofi.

9. Cuando se observen hecho, retíralos del horno y déjalos enfriar unos minutos antes de disfrutar. La espera será difícil con el aroma que desprenden, quedas avisado.

 

Panecillos de cocoTapete para hornear De Buyer y Panera de lino natural Claudia&Julia.

Notas

  • Verás que se hacen rápidamente si haces los bollos pequeños. ¡No te despistes ni te alejes mucho!
  • Yo no los he pintado, pero puedes hacerlo, con aceite de coco líquido o con huevo batido antes de aplicar el coco encima.
  • Para dejar que leven, el horno es muy buen sitio: calienta el horno durante 5 minutos a 50 ºC, para el horno e introduce el bol con la masa que tiene que levar dentro. Tapa el bol con un paño de algodón humedecido para que la masa no se reseque, pero el bol cogerá algo de temperatura y la masa levará fabulosamente.
  • La próxima vez, les añadiré una cucharadita de canela y un poco de nuez moscada, creo que les caerá de miedo tras haberlos probado.

Espero que te gusten. Si te animas a hacerlos, ya me contarás qué tal te han resultado.

Comentarios

Javier Sanz dijo:

Me podríais dar las medidas en gramos en vez de tazas?
De estas hay de muchos tipos, formas y tamaños….
Gracias

Dejar un comentario