Pancakes o tortitas de castañas

Publicado el Jan 01, 2017. 0 comentarios

Seguro que muchos habéis oído hablar de los tradicionales pancakes americanos, aunque habitualmente aquí hablamos de tortitas o panqueques. Se trata de una especie de pan plano y dulce, o puedes verlos también como una crêpe de pequeño diámetro y más gruesa. 

La verdad es que las tortitas resultan un recurso muy fácil de elaborar, perfecto para los desayunos o las meriendas, y que acompañadas de mermelada, sirope o nata están espectaculares. Más aún con esta receta de pancakes de castañas que nos trae Rosa, autora de Pemberley Cup&Cakes, que acompaña de otro ingrediente de lujo que todos tenemos en casa, la miel. Os dejo con ella: 

 

Vaya, otro año que se nos va directo al álbum de los recuerdos y uno listo ya para estrenar. Cada comienzo es una nueva oportunidad para descubrir y probar todo aquello que se nos había quedado en el tintero, que se nos había resistido o simplemente que nunca se había presentado la ocasión.

Sin embargo, es fácil estar de acuerdo con el hecho de que no es necesario que nos propongamos grandes gestas o propósitos que acaban resultando casi inalcanzables. Las pequeñas conquistas diarias son, la mayoría de las veces, las que más satisfacción nos dan, sobre todo porque podemos disfrutarlas y también compartirlas casi en el momento. Como estos pancakes o tortitas de castañas, que casi sin esfuerzo gracias a lo gratificante que resulta cocinar con la skillet de hierro fundido de Le Creuset, hacen de cualquier desayuno una ocasión especial y, desde luego, lo convierten en un auténtico placer. 

Y dicho esto, no me digáis que no es ésta una buena forma de empezar el día, el año y todo lo que nos propongamos. En casa nos han encantado a todos, especialmente acompañados de una generosa dosis de miel de romero. Sencillamente sublimes. ¿Las probaréis, verdad?

 

pancakes americanos de castañas

Sartén Skillet Le Creuset y miel de romero Mellarius

 

Ingredientes (para 10-12 pancakes, según tamaño)

(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

  • 200gr de harina de trigo floja
  • 45gr (3 cucharadas) de azúcar blanco
  • 1 ½ cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de canela de Ceilán molida
  • ¼ cucharadita de cardamomo molido
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 huevos (L)
  • 240ml de leche
  • 30gr de mantequilla sin sal, derretida y templada a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 125gr de puré de castañas (ver "Notas", más abajo)
  • Mantequilla sin sal o spray desmoldante, para engrasar

 

Elaboración

  1. En un cuenco amplio tamizamos la harina con un tamizador, 1 cucharada (15gr) del azúcar, la levadura química, el bicarbonato sódico, las especias y la sal y mezclamos bien con unas varillas hasta combinar por completo. Reservamos.
  2. A continuación, separamos las yemas de las claras (reservamos las yemas) y empezamos a montar las claras con las varillas a velocidad media. En cuanto adquieran una consistencia ligeramente firme, aunque aún algo suaves, añadimos las 2 cucharadas (30gr aprox.) restantes del azúcar de forma gradual y sin dejar de batir. Una vez añadido todo el azúcar, aumentamos a velocidad alta y seguimos montando las claras hasta conseguir una consistencia algo más firme, pero sin que lleguen a resecarse. También reservamos.
  3. En otro cuenco grande aparte, mezclamos las yemas, la leche, la mantequilla derretida (templada ya a temperatura ambiente), el extracto de vainilla y el puré de castañas con las varillas hasta conseguir una textura cremosa y uniforme.
  4. Seguidamente, incorporamos la mezcla anterior de ingredientes húmedos (punto 3) a la mezcla de ingredientes secos que teníamos reservada (punto 1) y, con ayuda de una espátula de silicona, mezclamos sólo lo justo hasta que quede todo más o menos integrado.
  5. Finalmente, agregamos las claras montadas (punto 2) a la mezcla anterior con mucha suavidad, empleando movimientos envolventes con la espátula para evitar arruinar el volumen conseguido.
  6. Una vez lista la mezcla, precalentamos nuestra skillet a fuego medio y engrasamos ligeramente con una pizca de mantequilla o spray desmoldante (paso que volveremos repetir después de cada tanda).
  7. Dejamos caer unos 60 – 80ml de masa (según el tamaño elegido) en la sartén skillet, procurando que quede en forma circular, y dejamos que se dore por una cara (un par de minutos aprox.) antes de dar la vuelta con ayuda de una espátula plana de silicona para que se dore por la otra cara (1-2 minutos). La primer tortita no suele ser de las mejores, pero veréis que la segunda sale estupendamente bien.
  8. Servimos nuestros pancakes aún calientes (directamente en la misma skillet es una opción perfecta), con una generosa ración de miel; la de romero, como os decía, es sencillamente todo un espectáculo.

 

Tortitas tradicionales en sartén

Vaso tipo bol Le Creuset, sartén Skillet Le Creuset y miel de romero Mellarius

 

Notas

Si prefieres utilizar el puré de castañas casero en lugar de la versión comercial, necesitarás:

  • 500gr de castañas
  • 55gr de mantequilla
  • 120ml de leche entera
  • Sal y pimienta al gusto (opcional)
  1. Hacemos una pequeña incisión en la piel de las castañas con un cuchillo bien afilado, las colocamos en una cacerola amplia bien cubiertas con agua y las dejamos cocer unos 20 minutos a fuego medio (o unos 10 minutos en el microondas a potencia máxima).
  2. Escurrimos y dejamos enfriar hasta poder manipularlas sin quemarnos.
  3. Mientras se enfrían, derretimos la mantequilla en un cazo a fuego lento, removiendo con frecuencia para evitar que se queme, hasta que adquiera un tono dorado más intenso.
  4. Pelamos las castañas, las depositamos, junto con la leche caliente y la mantequilla derretida y ligeramente tostada, en el vaso de la batidora y trituramos finamente hasta obtener una consistencia cremosa y uniforme (si quedara demasiado denso, podemos añadir 1-2 cucharas de leche hasta conseguir la textura deseada).
  5. Salpimentamos al gusto y conservamos refrigerado en un tarro de cristal hermético hasta su uso.

 

Si necesitaras recalentar tus tortitas de castañas, no dudes meterlas un par de minutos en las tostadora. ¡Casi como recién hechas!

 

Así pues, feliz año nuevo y un abrazo cargado de mis mejores deseos a todos.

Rosa


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Pan brioche trenzado con chocolate

    El pan brioche es un tipo de pan que nos trae recuerdos de infancia. Su textura y sabor no tiene igual, y si la haces en casa el placer y satisfacc...

  • Fricandó de ternera

    ¡La receta de hoy es un clásico que no puedes perderte! Juana Guindilla, autora de La Cocina de Babel, nos trae la receta tradicional de fricandó d...

  • Ideas de menús para Navidad

    En menos de un mes llegan las Navidades, la época más festiva del año. El día de Navidad, Nochebuena, el primer día del año, el día de Reyes... Son...




¡Nos gustaría saber tu opinión!