Pad thai

Publicado el Mar 30, 2017. 4 comentarios

Juana, autora de La Cocina de Babel, nos traslada a Tailandia con el Pad Thai, una receta para hacer en wok que abrirá todos tus sentidos y te hará sentir en plena Asia. Es una receta muy completa, saludable y rica en sabor, y que además te dará mucho juego porque, si bien Juana nos la presenta con gambas, admite muchos ingredientes variados, la puedes hacer con pollo, ternera, tofu... ¡A disfrutar!

 

Para mí viajar es un ejercicio necesario que habría que poder practicar muchas veces en la vida. No solo es fuente de gratas sensaciones y momentos bonitos, es una manera de abrir nuestra mente a otros modos de vida; nos hace más tolerantes mostrándonos otras culturas, haciendo que tomemos conciencia de que hay mucho más, y todo es perfectamente válido y respetable.

Sabores y aromas de un país lejano, sensaciones gustativas y placeres sencillos es lo que vais a encontrar en el pad thai, el plato tradicional y puede que más famoso del país a donde os quiero llevar, Tailandia.

Tailandia es el país por antonomasia de la cocina de callejera. Sentados en pequeños taburetes de plástico alrededor de mesas dispuestas sobre las aceras, los tailandeses degustan este y otros muchos deliciosos y variados platos inundando de vida las ya de por sí ajetreadas calles.

En el pad thai el ingrediente básico son los fideos de arroz que son salteados junto diversas verduras, brotes de soja, tofu, gambas o cerdo y para hacer todo aún más tentador, huevo. De sabor ligeramente ácido debido al empleo de la pulpa de tamarindo y salado a causa de la salsa de pescado (nam pla), os aseguro que si sois amantes de la cocina asiática, esta delicia no os dejará indiferente.

¿Viajamos con los sentidos a Tailandia?

 

Wok de acero carbono Ken Hom, boles de porcelana Seigaiha de Tokyo Design Studio y plato de gres Green Cosmos de Tokyo Design Studio

 

Ingredientes (para 2 personas)

  • 150gr de tallarines de arroz
  • 1 chalota
  • 1 cebolleta
  • 75gr de tofu duro
  • 6 gambones
  • 2 cucharadas de azúcar de palma o azúcar moreno
  • 1 cucharada de tamarindo concentrado
  • 2 cucharadas de salsa de pescado
  • 1 huevo
  • 30gr de brotes de soja
  • Aceite vegetal para freir

Para acompañar:

  • Un puñadito de hojas de cilantro
  • Brotes de soja
  • 25gr de cacahuetes
  • Cebollino
  • 1 lima cortada en cuartos
 

Preparación

  1. Introducimos los tallarines en un recipiente con agua fría y dejamos que se hidraten durante una hora aproximadamente.
  2. Mientras, sobre una tabla de cortar y con un cuchillo afilado, picaremos finamente la chalota, la cebolleta en rodajas de medio centímetro aproximadamente y el tofu en taquitos de un centímetro de lado.
  3. Rallamos el azúcar de palma y reservamos.
  4. Pelamos los gambones dejándoles la cola y retiramos el hilo intestinal haciendo un corte con un cuchillo afilado a lo largo de la espalda.
  5. Calentamos nuestro wok hasta que esté muy caliente y añadimos un par de cucharadas de aceite donde freiremos el tofu durante unos minutos hasta que esté dorado; en ese momento incorporamos los gambones lo justo para que tomen color por ambos lados. Retiramos el tofu y los gambones del wok y reservamos.
  6. Calentamos un poco más de aceite en el wok, incorporamos la chalota y cocinamos unos minutos a fuego medio hasta que se reblandezca y vigilando que no se queme. Cuando esté blanda añadimos el azúcar de palma, tamarindo, salsa de pescado y dos cucharadas de agua removiendo el conjunto hasta que el azúcar se funda y mezcle con el resto de ingredientes formando una salsa.
  7. Subimos el fuego, escurrimos los tallarines y salteamos con la salsa de azúcar y tamarindo durante unos minutos hasta que estos se reblandezcan del todo (si veis que falta líquido podéis añadir un poquito de agua).
  8. Una vez los tallarines listos, incorporamos las gambas y tofu reservados, la cebolleta, brotes de soja y mezclamos con delicadeza. Apartamos todo a un lado del wok y en la parte que nos queda libre ponemos el huevo que removerémos rápidamente con una paleta de madera para obtener una especie de revuelto que mezclaremos con el resto de ingredientes.
  9. Servimos inmediatamente sobre un plato que decoraremos con los cacahuetes troceados, cilantro, cebollino, unos pocos más brotes de soja y lima.
 

Wok de acero carbono Ken Hom y bol de porcelana Seigaiha Tokyo Design Studio.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Pollo en pepitoria

    El pollo en pepitoria es una receta que seguro disfrutaréis mucho en casa. La pepitoria consiste en cocinar la carne enriqueciéndola con yema de hu...

  • Galletas de avellanas y chocolate

    Preparar galletas en casa es un gran placer, ¡aparte de ser realmente fácil! La receta que nos propone hoy Virginia (de Sweet&Sour), galletas d...

  • Le Creuset y las especias

    Me encanta usar diferentes especias en la cocina. Su sabor nos lleva a diferentes lugares del mundo, incluso a los más recónditos y exóticos, sin n...




Comentarios

  • Publicado por Claudia el Jun 07, 2017

    Hola Mar, muchas gracias por tus palabras! En cuanto al tamarindo, bien lo encontrarás en tiendas especializadas en cocina oriental o también deberías verlo en la sección Internacional de grandes superficies. En cuanto a la salsa de pescado, a falta de una salsa concentrada, puedes usar caldo de pescado o de marisco. Saludos!

  • Publicado por Claudia el Jun 07, 2017

    Hola Mercedes, muchísimas gracias por tus hermosas palabras!! Juana estará encantada, un saludo!

  • Publicado por Mercedes el Apr 05, 2017

    Para mi siempre es un placer sensorial ver tus recetas, sabes transmitir todo un mundo de color y sabor en tus palabras y fotos.
    Un plato extraordinario.
    Felicidades Divita.
    Un besote

  • Publicado por Mar el Mar 31, 2017

    Hola!!!
    Me encanta vuestra web, podéis informarme donde conseguir el tamarindo concentrado y la salsa de pescado? He entrado en vuestra despensa y no lo tenéis a la venta. A mi hija le encanta la comida tailandesa y me gustaría darle una sorpresa con vuestra receta.
    Muchas gracias por todo

¡Nos gustaría saber tu opinión!