Natillas de vainilla caseras

Publicado el Feb 10, 2019. 0 comentarios

Hoy te cuento como hacer unas estupendas natillas caseras con sabor a vainilla y que no sepan a huevo. En cuanto las hagas en casa, pasará a ser una de tus recetas de cabecera, ya que nada tienen que ver con las que se compran en supermercados. 

Para empezar y como siempre comento, que los ingredientes sean de calidad, y en este caso los huevos mejor que sean de gallinas felices, le darán un poco de color a las natillas.
Para que no sepa a huevo, el truco está en infusionar bien la leche con la vaina de vainilla. También puedes añadir una cucharadita de esencia de vainilla, pero en este caso es muy importante que sea extracto natural, sino el sabor a vainilla artificial arruinaría el resultado. El de Madagascar es una muy buena opción.

No me enrollo más y vamos con la receta. 

Ingredientes 

  • 1 litro de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 100 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 80 g de harina de trigo (Maicena, depende como te guste de espesa podrás añadir más o menos)
  • Canela para espolvorear

 

Preparación

  1. Calentar en la marmita la leche (no toda, reservar un poco) y añadir la vaina de vainilla abierta por la mitad para que infusione. Si quieres asegurar un extra de sabor a vainilla puedes añadir la cucharadita de esencia. Dejar a fuego medio hasta que la leche hierva, y después dejar unos 5 minutos a fuego lento. Luego retirar para que temple. 
  2. En un bol con la leche que hemos reservado disolver la maicena, no puede tener grumos (el batidor con punta de bola te ayudará mucho).
  3. En otro recipiente mezclar las yemas de los huevos junto con el azúcar, y también añadir la maicena. Batir bien con ayuda de unas varillas.
  4. Añadir a la mezcla anterior la leche poco a poco. La leche debe estar templada sino se formaran grumos, y el huevo no se disolverá bien o puede cuajarse. 
  5. Una vez que está bien mezclado poner de nuevo a fuego lento hasta que la preparación espese, y no dejar de remover para que no se queme el fondo.
  6. Verter las natillas en una fuente o como yo, que prefiero servirlas en mini cocottes de forma individual.
  7. Poner en el frigorífico mínimo 6 horas y antes de servir puedes decorar con canela (su sabor casa estupendamente con el sabor de las natillas), o puedes decorar con galletas.

 

Marmita cerámica Emile Henry, tarros herméticos Luigi Bormiolimini cocottes cerámicas Le Creuset

 

Espero que os guste esta sencilla manera de preparar las natillas. La marmita de Emile Henry es un utensilio fabuloso para este tipo de preparaciones, amalgama sabores y permite una cocción lenta y húmeda de cualquier receta.

 

Autora de la receta: Luisa de Cocinando con mi carmela

 





¡Nos gustaría saber tu opinión!