Hoy, en postres viejunos: ¡Milhojas de merengue! Sí, puede ser que sea uno de los dulces más viejunos de la historia, pero por ese mismo motivo seguro que tienes más de una anécdota que contar en lo concerniente a estos deliciosos hojaldres.   

¿Quién no se ha pringado entero comiéndose una de ellas? ¿Quién ha intentado por todos los medios no acabar con toda la ropa (y quien dice la ropa, dice el pelo) lleno de azúcar glas o merengue?

Por mucho que hayamos querido guardar la compostura y acabar de la forma más digna posible… las milhojas son impredecibles, nunca sabes por dónde te va a salir el merengue, el azúcar glas o el hojaldre…

Pero, oye, ¡Qué nos quiten lo bailao! Con lo ricas que están se lo perdonamos todo.

Además, con lo fáciles, rápidas y con tan solo 3 ingredientes (hojaldre, huevo y azúcar), tampoco es plan ponernos tiquismiquis. Lo mejor es disfrutarlas como niños y dejarnos de tonterías.

El hojaldre de esta receta que te traigo no es casero, pero si compras uno de buena calidad y de mantequilla, por supuesto, te quedará espectacular. Ten en cuenta que el hojaldre encogerá un poco al hornearlo, unos 2 centímetros más o menos, en la receta te doy mis medidas para que te orientes y puedas hacerlo sin problemas.

El merengue es súper fácil, prácticamente la KitchenAid lo hará solo; lo que sí debes controlar muy bien es el almíbar, para ello, necesitas un termómetro que te indique la temperatura exacta a la que debe llegar para conseguir un almíbar a punto de bola blando.

Por lo demás, las milhojas de merengue, son un dulce de lo más agradecido y resultón. Así que anímate a hacerlas caseras porque son facilísimas.

 Pala de madera de acacia T&G y taza espresso de porcelana Caractère de Revol

Ingredientes para 6 milhojas

1 plancha de hojaldre de mantequilla
3 claras de huevo (unos 100 g)
230 g de azúcar
75 ml de agua
Azúcar glas

Preparación

Hojaldre:

  1. Precalentamos el horno a 190 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central. Colocamos la plancha de hojaldre sobre una bandeja de horno con papel vegetal en su base; con un tenedor, hacemos agujeros por toda la plancha.
  2. Colocamos otra lámina de papel vegetal sobre la plancha de hojaldre y colocamos una bandeja de horno encima para evitar que la plancha de hojaldre suba y se deforme.
  3. Horneamos la plancha de hojaldre durante 15 minutos, pasado este tiempo, destapamos la plancha y le retiramos el papel vegetal superior para que se dore, alrededor de unos 7-10 minutos.
  4. Retiramos la plancha del horno y ahora vamos a subir el horno a máxima potencia para caramelizar un poquito la plancha de hojaldre. Mientras se calienta el horno, espolvoreamos la plancha de hojaldre con azúcar glas.
  5. Metemos otra vez el hojaldre y lo dejamos SOLO un minuto. Retiramos y dejamos enfriar por completo. Este paso es totalmente opcional, si no quieres caramelizarlo, no lo hagas.

Merengue:

  1. En un cazo ponemos el agua y azúcar a fuego medio-bajo SIN REMOVER y dejamos que alcance una temperatura de 100 ºC. Cuando alcance esta temperatura, podremos empezar a batir las claras.
  2. Limpiamos muy bien el bol de la batidora con unas gotas de limón y papel de cocina. Ponemos las claras dentro y colocamos el accesorio globo. Comenzamos a batir a velocidad media.
  3. Una vez que el almíbar llegue a los 116 ºC, retiramos del fuego y cuando deje de burbujear empezamos a verter a hilo sobre las claras a punto de nieve sin dejar de batir. Para evitar salpicaduras, debemos dejar caer el almíbar en forma de hilo muy fino sobre el borde del bol de forma constante.
  4. Seguimos batiendo a velocidad media-alta hasta que el merengue sea denso, brillante y esté más o menos a temperatura ambiente.


Milhojas:

  1. Distribuimos el merengue por la plancha de forma uniforme. Colocamos la otra plancha encima y con mucho cuidado de no romperla, presionamos. Con una espátula alisamos el merengue de los bordes hasta nivelar por completo. Mi plancha, medía 28 cm antes de hornearla. Una vez horneada mide 26 cm. Con un cuchillo de sierra la he cortado por la mitad una vez horneada, por lo que ahora tengo 2 planchas de 26x13.
  2. Ahora, solo nos queda hacer las porciones. Tenemos 2 opciones: la primera es dejarla reposar en la nevera hasta el día siguiente para que el merengue se asiente y quede más firme y así hacerlo con más seguridad; la segunda opción es la más arriesgada, si eres valiente, puedes cortarlo ahora. ¡Tú decides!
  3. Por último, una vez cortadas las porciones, espolvorea con azúcar glas y a disfrutar.

Robot de cocina KitchenAid  y Cuchillo de cocina Pallarès

Autora de la receta: Mercedes de Merceditas Bakery

Comentarios

Justa dijo:

Muchas gracias por la receta, está muy bien explicada!!!

Antonia dijo:

Gracias por la receta. Me encantan las milhojas, intentaré hacerlas y a ver como me quedan.🤗🤗

Gema dijo:

Me encantan los milhojas y siempre he querido hacerlos… pero me daba miedito. Parece que no es tan complicado, aunque tiene sus riesgos.
Para hacer las porciones, no sería más fácil cortar antes el hojaldre? (no se si antes de hornear o después) y luego sería rellenar con el merengue a modo sandwich…

CRISTINA dijo:

A falta de Kitchenaid, se puede hacer con varillas eléctricas con ése resultado? Saludos

MARIA URSULA dijo:

Me encanta la receta y ademas lo bien explicada que esta
Gracias

Dejar un comentario