Esta receta de cómo hacer mermelada de naranja casera viene de la mano del chef francés Philippe Laruelle, y es éxito seguro gracias a los consejos y proporciones que nos facilita.

La mermelada, para ser mermelada, debe disponer de unas proporciones de fruta y azúcar concretas (normalmente de 1:1), y el contenido mínimo de fruta, (en este caso naranja) nunca puede ser inferior a los 30 g por cada 100 g de mermelada final.

Lo que nos propone Phillippe, de la mano de De Buyer, es hacer una mermelada con azúcar y miel, que reduce el uso directo de azúcar y cuyos aromas tan bien combinan con el sabor de la naranja.

El momento óptimo para retirar la mermelada del fuego es siempre cuando el azúcar se enlaza con la pectina (que aporta el limón de la receta), y esto ocurre más o menos a una temperatura de 105 ºC. Así que lo ideal es tener un termómetro de cocina, y cuando la mermelada alcance esa temperatura sabremos que la mermelada está cocida, y podremos retirarla del fuego.

Como el control de la temperatura es vital en este tipo de recetas, hacemos uso del cazo Alchimy de De Buyer, una gama de acero inoxidable como no la has visto antes: es una  triple capa, pero su espesor de fondo es superior a cualquier otro del mercado, y te aporta una rapidez a la hora de subir y bajar la temperatura como no podrás hacer con otras piezas. ¡Bravo, De Buyer!

Cazo Alchimy De Buyer y cucharón de acero inoxidable mango de madera De Buyer

Ingredientes

  • 750 g de naranjas para zumo
  • 400 g de azúcar granulado
  • 110 g de agua
  • 120 g de miel suave (como romero)
  • 10 g de zumo de limón

Elaboración

Preparación de las naranjas:

  1. Lava las naranjas en agua tibia.
  2. Sécalas bien con un paño de algodón
  3. Corta los extremos y corta las naranjas en trozos pequeños, con piel, con un buen cuchillo para no aplastarlas y conserva todo el zumo.
  4. Resérvalas.

Cocción de la mermelada:

  1. En un Cazo Alchimy De Buyer , cuece el azúcar con el agua a 150 °C.
  2. Añade las naranjas y remueve.
  3. Añade la miel.
  4. Continúa la cocción hasta los 104 °C mientras se espumen, retira cuidadoramente las semillas que puedan haber salido a la superficie.
  5. Añade el zumo de limón al final de la cocción, remueve y retira.

Acabado:

  1. Vierte la mermelada en tarros limpios para conserva Quattro Stagionni.
  2. Cierra y da la vuelta hasta que se enfríe completamente.
  3. Conserva a temperatura ambiente hasta 3 meses.

Cucharón de acero inoxidable mango de madera De Buyer

Notas

  • Puedes seguir la misma receta con clementinas o mandarinas.
  • Puedes aromatizar tu mermelada añadiendo especias, como canela en rama, anís estrellado o azafrán, por ejemplo. ¡Sabrá deliciosa!
  • Si quieres disfrutar de un buen desayuno, unta pan de jengibre con la mermelada. ¡Riquísimo!
  • Los botes Quattro Stagionni, de Rocco Bormioli, son los tarros líderes en Italia para la elaboración de conservas, verás que no tienen igual gracias a su anillo de sellado en la tapa.
Autor de la receta: De Buyer

Dejar un comentario