Si hay unas magdalenas fáciles y rápidas de preparar y que quedan absolutamente deliciosas, son las de esta receta de magdalenas de Mascarpone que os traigo hoy.

El sabor del Mascarpone y el limón se elevan en cada bocado, mezclado con el sabor del extracto de vainilla, que le aporta un aroma más suave y tradicional.

Densas y sabrosas, así de bien quedan y desde que di con esta receta la verdad es que es de lo más habitual que las prepare en casa, porque gustan un montón.

¡Espero que os gusten también a vosotros!

Magdalenas de mascarpone

Molde para magdalenas Le Creuset

Ingredientes

  • 4 huevos M (o 3 L)
  • 100 g azúcar
  • 250 de queso Mascarpone
  • 50 g mantequilla derretida
  • 1 cc de extracto vainilla
  • Una pizca de sal
  • 210 gr harina de repostería
  • 1 cp de levadura
  • Ralladura de un limón y el zumo de medio limón generoso (o zumo de limón entero si el limón es pequño pequeño)
  • Azúcar y unas gotas de agua para la decoración

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 200º, y si disponemos de él podemos poner el accesorio báscula y tamizador a nuestro KitchenAid.
  2. En el bol de la Kitchen Aid y con el accesorio globo, batimos a velicidad alta los huevos. Cuando empiecen a espumar, añadimos el azúcar y seguimos espumando hasta que blanqueen y espumen bien.
  3. Añadimos el extracto de vainilla y la mantequilla derretida (que no esté caliente) y seguimos batiendo a velocidad media.
  4. Cambiamos el accesorio y ponemos la pala de lado flexible.
  5. Añadimos la ralladura de limón, el zumo de limón y el queso mascarpone y mezclamos a velocidad baja hasta integrar.
  6. A través del tamizador, pesamos y añadimos la harina, la pizca de sal y la levadura y seguimos mezclando con la pala a velocidad baja y el tiempo justo hasta que esté todo integrado.
  7. En el molde para magdaleas y cupcakes Le Creuset, aplicamos spray desmolante o ponemos cápsulas de papel, y las llenamos hasta la mitad o 3/4 de su altura.
  8. Ponemos el molde en la parte baja del horno y las dejamos a 200 ºC los primeros 5 minutos, luego bajamos a 170 ºC o 180 ºC unos 10 minutos más.
  9. Llenamos tres dedos de un vaso con azúcar blanco y aplicamos una cucharada de postres de agua. Mezclamos bien, hasta ver que todo el azúcar está humiteado.
  10. Cuando han pasado esos 10 o 15 minutos y las magdalenas han subido ya (pero aún están blancas), abrimos el horno, aplicamos el azúcar humiteado encima de las magdalenas rápidamente y volvemos a cerrar. Dejamos hasta que las magdalenas se hayan tostado y están hechas del todo, unos 5 minutos más y tras comprobar con un palillo que sale limpio, retiramos las magdalenas del horno y las dejamos enfriar en una rejilla enfriadora.

Magadenas de mascaropone

Notas

  • Estas mismas magdalenas, rellenas de mermelada de frutos del bosque u de fresas quedan absolutamente maravillosas. Solo tienes que añadir una cucharada de postres de la mermelada encima tras repartir la masa en el molde, antes de hornear. También con unos buenos trozos de chocolate blanco o negro quedan estupendas.
  • El accesorio tamizador de KitchenAid es un gran ayudante: no tener que preparar los ingredientes con antelación, pues se pesan a través de él, a medida que los vas añadiendo, te facilita y agiliza muchísimo las recetas.
  • El azúcar me gusta añadirlo cuando las magdalenas ya han subido para asegurar que suben el máximo posible (es un peso menos que tiene que aguantar la masa), pero hay quien prefiere no tener que abrir el horno para asegurar que la masa no baje al abrir el horno y bajar la temperatura a media cocción. Si abres el horno cuando la masa está crecida y ya hecha por dentro, que solo le falta acabarse de tostar, la masa no bajará, pero si prefieres no tener que estar tan pendiente de ellas puedes añadir el azúcar antes de poner las magdalenas en horno.
  • Para sacar todo el zumo de nuestro limón, ya sabéis que nada como el exprimidor manual de madera.
  • El molde para magdalenas Le Creuset es antiadherente, pero aplicando las cápsulas de papel te beneficias del alto calor y poder de horneado del cuerpo de hierro que tiene ese molde, pero no tienes ni que lavarlo porque con el papel no se ensucia nada, y hacer magdalenas es de lo más rápido y fácil.
30 julio 2021 — Claudia Ferrer

Dejar un comentario