Cada día me gusta más la comida asiática, y hoy os invito a preparar una receta que desde que la probé me enamoró: se trata de unos bollos esponjosos hechos al vapor, y rellenos de una pasta de judías rojas de lo más sabrosa. Es una receta tradicional coreana, muy fácil de hacer y que espero os sorprenda tanto como me sorprendió a mi.

Me consta que una de las cosas que generan más curiosidad y hay ganas de hacer de la cultura culinaria asiática son esos bollos y dumplings tan perfectos, que en su interior esconden siempre algún secreto delicioso. Así que espero que estos jjinppang coreano tradicional os motive a probar de hacerlos en casa.

Tanto la pasta de judías como la cocción de los bollos al vapor la hacemos en olla rápida, así que ganas un montón de tiempo, no necesitas horno, y quedan super suaves y esponjosos.

¿Qué me dices? ¿Te animas con ellos? Te aseguro que los bollos jjinppang al vapor, servido caliente y con esa esponjosidad, ¡es irresistible! Además, resultan de lo más versátiles, porque tanto se sirven como postre o merienda como para acompañar un primer plato o un plato de pescado. 

 

Ingredientes (para 4 raciones)

  • 150 g de judías azuki (judías rojas)
  • 125 g de azúcar moreno
  • 1 pizca de sal para la pasta de judías
  • 15 g de levadura fresca
  • 2 cdas de azúcar
  • 250 g de harina de trigo
  • ½ cucharadita de sal para la masa
  • 125 ml de leche
  • 1 cdta de aceite
  • un poco de mantequilla para el relleno.

 Receta de pan al vapor en olla rápida

Preparación

Preparamos la pasta de judías del relleno:

  1. Introduce 600 ml de agua a la olla rápida WMF Premium y lleva a ebullición.
  2. Mientras, pasa las judías por agua en un colador, escurre e introduce las judías rojas a la olla.
  3. Cierra con la tapa herméticamente, indica nivel dos de presión y deja cocer las judías durante unos 45-50 minutos a contar des de que el anillo de presión se eleva (queremos que estén muy blandas).
  4. Transcurrido el tiempo de cocción, para la olla y deja que pierda presión por si sola. Cuando puedas abrirla, retira del fuego, cuela las judías y pásalas a un bol amplio.
  5. Mezcla con el azúcar y una pizca de sal, y bate o mezcla enérgicamente con un batidor de puntas de bola, hasta que el azúcar se haya integrado totalmente y las judías se hayan desmenuzado (bate para que vayan haciéndose una pasta).
  6. Devuelve la pasta de judías a la olla y calienta sin tapar. Queremos que hiervan unos minutos para evaporar el líquido que han soltado o retienen, hasta que solo quede una pequeña cantidad de agua.
  7. Reserva el puré de judías en un bol y deja que pierda calor. Remueve de vez en cuando.

Nota: Una clave o gracias de esta receta es dejar algunos trozos de judía más gruesos. Al encontrarlos en algún mordisco al bollo, le aporta un toque casero tradicional delicioso.

Receta de pan al vapor relleno

Preparación de la masa:

  1. En un bol, mezcla la levadura fresca, el azúcar y 1 cucharada de harina en un cuenco. Deja reposar 5 minutos.
  2. En un vaso o bol, calienta un poco la sal y el aceite con la leche (no queremos que queme, solo que coja algo de temperatura). 
  3. En un bol amplio, introduce la masa que has hecho con la levaludra, la leche caliente y el resto de harina. Amasa durante unos 5 minutos o 10 minutos, hasta crear una masa suave (será mucho más efectivo con el robot KitchneAid, con el accesorio gancho). Cuando tengas la masa fina, cubre con un paño de algodón y deja reposar en un lugar cálido unos 30 minutos.
  4. Pasado el tiempo, habrá levado. Retira la masa del bol y pásala a una superficie enharinada. Amasa con ayuda de un rodillo y corta en unas 8 o 10 porciones.
  5. Debes hacer de 8 a 10 círculos planos (de unos 8 cm de diámetro cada uno). Usa el rodillo para amasar los círculos, partiendo del centro y extendiendo la masa hacia los extremos.
  6. Es hora de aplicar el relleno: extiende aproximadamente 1 cucharadita de la pasta de judías que tienes reservada en el centro de cada círculo, y luego cierra cada uno, formando pequeñas bolas. Debes juntar firmemente los extremos de la masa.
  7. En el accesorio de vapor de la olla rápida, coloca un papel de horno, y coloca sobre él las bolas que has preparado (no te cabrán todas porque crecerán, pon solo 4 o 5 en esta primera tanda), dejando espacio entre ellas y con el punto de unión de la masa hacia abajo (es decir, debe lucir la cara lisa de cada dumpling). Cubre con film o un paño de algodón y deja reposar 30 minutos aproximadamente. Mantén el resto de bolas cubiertas con film, para que no se resequen.
  8. En la olla rápida (ya limpia, después de cocer las judías), pon el puente (las patas) del accesorio vapor y introduce agua a la olla (hasta cubrir unos 2 cm de altura -no más, no debe superar la altura del puente). Pon al fuego y lleva a ebullición.
  9. Pinta los duplings con mantequilla derretida y suavemente, sin ejercer presión.
  10. Cuando esté caliente el agua de la olla y con cuidado de no quemarte, dispón el accesorio vapor en la olla, reposando sobre el puente. Cierra la olla y pon a calentar a fuego máximo hasta alcanzar el nivel de cocción 1. Deja dos minutos y apaga el fuego, y deja que las bolas se cuezan al vapor con el calor residual, con solo 3 a 5 minutos.
  11. Libera el vapor de la olla y ábrela. Retira los dumplings hechos en la olla rápida y repite la operación con el resto de bolas reservadas.

Espero que disfrutes de la receta -recuerda que el jjinppang está mejor si se toma caliente, así que puedes servirlo poco después de sacar de la olla.

 

Pan en olla rápida

Comentarios

Claudia dijo:

Hola Lola, feliz de que te guste la idea de estos bollos! Sin duda que sí puedes rellenarlos con otros ingredientes, los bollos tienen un sabor muy neutro y que aceptan desde Chocolate a salchicha o sobrasada:) ¡Con pisto mismo están deliciosos!

Gracias por tu interés , espero que te queden deliciosos.. saludos!

lola dijo:

Tiene muy buena pinta. Me encanta el dulce de judía roja. Se pueden usar los bollos también para rellenos salados??

Dejar un comentario