Horchata de chufa - Blog de Claudia&Julia

Horchata de chufa

julio 20, 2017

7 Comentarios

No podíamos dejar pasar el verano sin la receta de horchata de chufa valenciana. Lola, autora de Loleta, life, market&cooking, nos la trae hoy para que disfrutemos de un verano aún más dulce y refrescante!

La horchata y el verano van de la mano. En casa recuerdo como si fuera ayer las meriendas de verano en los que llenábamos la cubitera con horchata para hacernos granizados de horchata en las tardes de calor. 

Hacer horchata en casa es súper fácil. Lo único que necesitas es un robot de cocina o una licuadora potentes para triturar la chufa al máximo. Pero más importante aún es una buena malla que no deje pasar nada sólido y que hará que la horchata quede suave y completamente líquida.

Hay que tener en cuenta además que no se puede preparar de un rato para otro, sino que hay que dejar las chufas en remojo al menos 24 horas para que se inflen y ablanden. Cuanto más blandas estén las chufas, más fácil será obtener todo su sabor.
Para terminar es importante conservarla en una botella con tapón que aísle la horchata del aire, los olores y los sabores de la nevera. Y yo estoy enamorada de esta botella hermética de Luigi Bormioli de cristal italiano que siempre está llena en mi nevera.

 

 Botella hermética de cristal Luigi Bormioli y vasos de cristal Mediterránea

 

Ingredientes

  • 500gr de chufas*
  • 2 litros de agua
  • 200gr de azúcar glas

*Es recomendable que sean de Valencia, y si tienen denominación de origen tanto mejor. Así os aseguráis el gran sabor gracias a una chufa de calidad (con chufas resecas nunca obtendrás el mejor resultado, a pesar de darles una buena hidratación).

Preparación

  1. Poner en remojo las chufas en un bol grande. Cubrir con agua y dejar reposar 24   horas en la nevera. Cambiamos el agua al menos una vez.
  2. Al día siguiente, lavar y escurrir las chufas. Ponerlas en un robot de cocina y triturar con la mitad del agua. Hay que triturarlas bien hasta formar una pasta.
  3. Sobre un bol grande (a mi me encanta usar éste de cristal reciclado de Mediterranea) colocaremos nuestra malla de algodón de Gefu. Esta malla, aparte de ayudar a retener muy bien los residuos se limpia muy bien y hace el exprimido muy fácil porque es muy grande y puedes sujetarla sobradamente incluso tras incorporar una gran cantidad de mezcla.
  4. Sobre la malla, volcaremos nuestras chufas trituradas y las exprimimos. Poco a poco irá saliendo toda la horchata. Apretaremos bien con las manos rotando.
  5. Cuando no salga más líquido, devolvemos las chufas trituradas a la batidora añadimos el resto del agua y repetimos el proceso.  Con esta repetición conseguimos un extra de sabor de las chufas ya trituradas.
  6. Repetimos el proceso y exprimimos bien. Cuando hayamos terminado, desechamos las chufas. Movemos la horchata y añadimos el azúcar glas. Mezclamos bien y pasamos a una botella. Yo tengo esta de Luigi Bormioli que es de cristal italiano y cierra herméticamente, lo que la hace perfecta para guardar la horchata, el gazpacho o los zumos que hacemos en casa*.
  7. Enfriamos en la nevera durante unas horas (cuanto más fría esté la horchata, más rica estará) y ¡a disfrutar de tu horchata casera! 

 

*Aunque lo que es aún mejor de las botellas Luigi Bormioli es que el tapón hermético se separa totalmente de la botella, pudiendo servir en la mesa con gran elegancia y comodidad.


7 Respuestas

Charo

julio 15, 2019

A mi hija le encanta¡¡ pero las dos últimas veces que la hice se estropeó y era como una cola de carpintero, horrible¡¡ no sé porqué ocurre esto pero eran horchatas ecológicas, un trabajo grande… así que no he vuelto a hacerla.

Claudia

julio 21, 2017

Gracias, Hermela! Me apunto a lo de acompañarlo con unos fartons, sin duda!! :) Saludos para ti también, y feliz verano!

Claudia

julio 21, 2017

Hola Ana Belén, personalmente creo que es una agua que debe desecharse, ciertamente por las impurezas que acaba conteniendo, pero para regar plantas sí te valdrá,sin duda. Un saludo!

Claudia

julio 21, 2017

Sin duda, Emma!! Galletas, bizcochos o incluso pan, sin duda alguna podéis aprovechar los restos de chufa, especialmente en todo tipo de recetas dulces (incluso lo he visto en turrón) :) Gracias por la aportación, Emma, un saludo!

Emma

julio 21, 2017

Lo que se puede aprovechar son los restos de las chufas trituradas para hacer galletas.

Ana Belén

julio 21, 2017

Qué bien! quería una alternativa a las comerciales, que saben demasiado dulces para mí… y no son de mucha calidad… sustituiré el azúcar por dos cucharadas soperas de miel de castaño eco.. seguro que el resultado es espectacular :). Una pregunta, el agua de remojo, no es aprovechable, no, porque tendrá polvo y cosas desechables? porque supongo que la chufa suelte algo en ella,… la puedo aprovechar para regar las plantas?

Hermela

julio 21, 2017

Riquísima,y con acompañamiento de unos fartons artesanos una merienda para las tardes de verano,saludos desde Valencia

Dejar un comentario


Artículos relacionados

Pan de  soda de chocolate (delicioso, fácil y sin amasado)
Pan de soda de chocolate (delicioso, fácil y sin amasado)

junio 14, 2021 13 Comentarios

¿Quieres hacer un pan solo mezclando unos poco ingredientes? ¡Sin amasados ni conocimientos en masas panaderas! Una de las recetas de pan más fáciles y rápidas de Ibán Yarza es la receta de pan de soda. ¡Es una opción perfecta! Se trata de un pan que no requiere de amasado ni esperas y que puedes disfrutar tal cual o la puedes usar como receta base para elaborar una gran cantidad de recetas deliciosas
Ver artículo completo
Brownie de chocolate blanco
Brownie de chocolate blanco

junio 10, 2021

Esponjoso y de lo más jugoso, así es la receta del brownie de chocolate blanco que te traigo hoy. Lo hacemos con leche condensada también, y te aseguro que queda de lo más húmedo y esponjoso. Si lo haces una sola vez, repetirás cien veces.
Ver artículo completo
Terrina estilo mediterráneo
Terrina estilo mediterráneo

junio 07, 2021 3 Comentarios

La receta de terrina vegetariana que te traemos hoy es de lo más intensa en sabor, y una opción fabulosa todos los días del año. Está formada por capas de salsa de tomate, mozzarella y berenjena frita, y es muy fácil de preparar: tan solo tienes que freír previamente y de una forma muy básica los ingredientes, y formarla en la terrina cerámica, en la que terminarás la cocción.

Ver artículo completo

¡Apúntate y recibe tu libro de recetas gratis!