Si os gustan los huevos tanto como a mí, os va a encantar la receta de hoy. Esta frittata de ajo y patata asada es de lo más deliciosa. Verás que no tiene dificultad en su preparación y es un plato ideal para cualquier ocasión, aunque apetece especialmente para solucionar una cena.

La frittata es una especie de tortilla típica de la gastronomía italiana. Y del mismo modo que nuestra tradicional tortilla, admite un sinfín de ingredientes al gusto de quien la cocine. En esta ocasión, la haremos con patata asada, espinacas y ajos.

Para que el sabor del ajo no domine la frittata, te muestro dos formas de prepararlo, confitado en el fuego o asado en el horno al tiempo que se asa la patata. Puedes hacerlo como más te guste, o probarlo de ambas formas, así tendrás dos versiones de la frittata sin variar los ingredientes.

¡Vamos con la receta!

Sartén skillet Le Creuset y Mini-cocottes cerámicas Le Creuset

Ingredientes

  • 3 cabezas de ajo enteras
  • Aceite de oliva*
  • 500 g patatas nuevas
  • 200 g espinacas baby
  • 6 huevos, batidos ligeramente
  • Un pellizco de sal

*El aceite de oliva lo usaremos para confitar o asar los ajos. La cantidad que necesitarás variará según como los hagas:

  • Si los vas a hacer asados, con unas 2-3 cucharadas soperas tendrás suficientes. Puedes poner un poco más, para conservar los que no utilices en esta receta. Aquí tienes un montón de ideas de cómo usar tanto los ajos como el aceite.
  • Si los vas a confitar, necesitarás más cantidad de aceite. Lo ideal es confitarlos en un cazo pequeño, cubriendo los dientes de ajo con el aceite que sea necesario.

Elaboración

Como te cuento en la presentación, puedes hacer esta frittata con ajo confitado, o con ajo asado. De ambas formas deliciosas, te dejo el método con ambos para que puedas escoger. Personalmente me gusta hacerlo con ajo asado, porque al mismo tiempo que se asa el ajo aso en otra bandeja la patata y sacando doble partido del tiempo de horno.

Si vamos a hacer el ajo confitado:

  1. Para confitar los ajos, separa las 3 cabezas de ajo en dientes individuales, sin pelarlos, y colócalos en un cazo pequeño.
  2. Cúbrelos con aceite de oliva y cocínalos a fuego bajo de 30 a 40 minutos. El aceite no debe hervir en ningún momento. Puedes controlar la temperatura con un termómetro de cocina, asegurándote que se mantenga sobre unos 80 °C.
  3. Cuando los ajos estén, deja que el aceite se enfríe.
  4. Pela 10 dientes de ajo y resérvalos para la frittata.
  5. Vierte el aceite junto con los ajos sobrantes en un recipiente hermético (los de Luigi Bormioli son ideales para conservarlos) y reserva en la nevera para cuando los quieras usar.

Si vamos a hacer el ajo asado:

  1. Precalienta el horno a 185 °C.
  2. Coloca las cabezas de ajo y las patatas lavadas y cortadas a cuartos sin pelarlas en la Sartén Skillet Le Creuset. Añade por encima un chorro de aceite (unas 3 o 4 cucharadas soperas) y remueve las patatas y las cabezas de ajo un poco para que queden aceitados por completo.
  3. Pasados 25 minutos, retira las cabezas de ajo y reserva.
  4. Sube la temperatura del horno a 200 ºC y deja que las patatas se acaben de asar durante unos 5 minutos más o hasta que las veas doradas.
  5. Cuando el ajo haya enfriado, pela 10 dientes y deja el resto en un recipiente hermético, cubriéndolos con aceite. Reserva en la nevera para cuando los quieras usar.

Preparación dela frittata:

  1. Si has confitado los ajos, tendrás que asar las patatas como se indica en el punto anterior.
  2. Una vez estén doradas las patatas, saca la sartén del horno sin apagarlo.
  3. Mueve bien las patatas para desprender cualquier patata adherida al fondo de la sartén.
  4. Coloca la sartén en el fuego a potencia media (usa una manopla para sujetar el asa - estará muy caliente), y añade las espinacas, mezclando hasta que se ablanden.
  5. Esparce por encima los dientes de ajo asados o confitados.
  6. Añade el huevo batido con una pizca de sal, vertiéndolo uniformemente por toda la sartén y remuévelo suavemente para cubrir las espinacas y patatas. Cocínalo a fuego medio durante un par de minutos.
  7. Lleva la skillet al horno, y déjala hasta que la frittata justo se cuaje.
  8. Sirve la frittata en porciones generosas y acompáñala con una ensalada o con una buena rebanada de pan casero.

Notas

  • Si quieres, puedes añadir queso a la mezcla (queso de oveja semi, queso rallado tipo 4 quesos, mozzarela, queso de cabra...). Mézclalo con el huevo antes de pasar a la sartén.
  • Puedes preparar una frittata con los ingredientes que prefieras o que tengas en la nevera, a tu gusto en cada ocasión.
  • Una buena forma de hacerla siempre distinta es utilizar los ingredientes de temporada.
  • También puedes hacerla con la pasta o la salsa que te haya sobrado de la comida, con espaguetis y su carbonara, o con un poco de boloñesa. ¡Y gratinarla en el horno con un poco de queso!
Autor de la receta: Le Creuset

Dejar un comentario