Hoy vamos a preparar una focaccia de lo más tradicional porque, aparte de una masa al más puro estilo italiano, le añadiremos mozzarella y le aportamos el toque de la zona de Liguria gracias al seductor aroma de las aceitunas taggiaca. Y también añadiremos romesco, las especias no puedes faltar nunca.

Las aceitunas taggiaca (o taggiasche) deben su nombre al pueblo de Taggia, cerca de Sanremo. Esa zona es tradicionalmente cultivada con extensiones de olivos, tan típicos del Pontente ligure (en la provincia de Imperia), que fueron traídos originalmente por los monjes benedectinos. Así, la aceituna taggiaca debe su nombre al pueblo de Taggia, cerca de Sanremo, y se caracateriza  por su refinamiento químico y organoléptico... ¡Y sin duda por su sabor!

Para que os imaginéis a qué saben esas aceitunas, debéis saber que es a partir de ellas que se produce el típico aceite italiano ligero y afrutado, de baja acidez y un sabor dulce y singular.

Hoy, todo ese sabor lo disfrutaremos gracias a esta focaccia aromática y vestida con cebolla y queso mozzarella. Esta receta es un acompañamiento ideal a cualquier comida, o una cena que, solo con acompañar de un buen vino, disfrutarás hasta decir basta.

 

Ingredientes

Para la masa

  • 400 g de harina panadero (o 250 g harina de fuerza + 150 g harina de trigo normal)
  • 1 sobre de levadura de panadería (6 g)
  • 1 cdta de sal
  • 1 cdta de azúcar
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 200 ml agua (a temperatura ambiente)

Para condimentar la focaccia

  • 1 cebolla roja
  • 4 ramitas de romero fresco
  • 150 g de queso Scamorza o mozzarella
  • 100 g de aceitunas taggiasca en aceite (sin hueso)
  • 1 cdta de sal gruesa (+150 ml de agua para disolver)

Bandeja de hierro FusionTec

Preparación

  1. Mezcla la harina, la levadura, la sal y el azúcar en un bol. Añade 100 ml de aceite de oliva y unos 200 ml de agua templada.
  2. Mezcla con la amasadora hasta obtener una masa uniforme, con el gancho amasador (puedes dejarle unos pocos reposos entre medio).
  3. Cuando la masa se observe lisa y trabajada, cubre con un paño y deja levar durante 2 horas (en un ambiente cálido y libre de corrientes), hasta doblar el volumen.
  4. Pela la cebolla y córtala en aros finos. Separa las hojas de romero de los tallos y ralla finamente la scamorza o la mozzarella.
  5. Una vez que la masa haya doblado, libera el gas con los nudillos y estírala formando un rectángulo sobre una superficie enharinada. Deja reposar bajo un paño durante 15 minutos.
  6. Haz marcas (pequeñas hendiduras) en la masa con el dedo índice, dispersos por toda la masa. Cubre la masa con los aros de cebolla, el romero, las aceitunas y la scamorza (mozzarella). Deja reposar otros 15 minutos.
  7. Disuelve la sal gruesa en 150 ml de agua y pincela la focaccia con la salmuera obtenida. Añade el resto de las aceitunas, esparcidas por toda la focaccia.
  8. Precalienta el horno (a 220 °C con calor arriba y abajo, a 200 °C con ventilación), con la bandeja FusionTec 3 en 1 de WMF dentro para que coja temperatura.
  9. Cuando la bandeja esté caliente, traspasa la focaccia en ella con una pala para pizzas.
  10. Hornea la focaccia en la posición más baja del horno durante 10–15 minutos (ya verás que al estar la bandeja tepanyaky caliente la masa la tendrás horneada en un momento). Saca del horno y deja enfriar unos minutos.
  11. Para terminar, córtala en trozos y sírvela caliente (aunque a temperatura ambiente, pasadas unas horas, sigue estando deliciosa).

Notas:

  • Después del levado, puedes estirar la masa y rellenarla en un papel de horno. Así, a la hora de traspasar la masa a la bandeja, resulta muy fácil: no tienes porqué sacar el papel de horno, simplemente lo pones todo (papel con la masa encima) en la bandeja.
  • La bandeja de hierro Fusiontec es perfecta para asados de carnes y pescados... pero sin duda también de este tipo de masas, así como de pizzas, masas quebradas y panes. El hierro coge mucha temperatura y asa perfectamente, de un modo de lo más tradicional.
  • Puedes añadir un chorrito de aceite de pizza si quieres por encima, le da un toque picante ideal.
  • Si no dispones de aceitunas tipo taggiasca aplica las que te gusten a tí, ya sean negras o verdes.

 

Comentarios

José dijo:

Hola. Quisiera saber cuánto hay que calentar la bandeja antes de meter la masa.
Hago pan siempre en perola de hierro fundido, y esa hay que dejarla 45 minutos a 250° para que se ponga bien a tono.
Pero en esta receta de focaccia no se especifica.
Por cierto. Si en el punto 6 se echan todas las aceitunas, ¿cuáles son las del punto 7?

Gracias.

Claudia dijo:

Hola Isabel, disculpa porque no estaba especificado el tipo de harina, tienes toda la razón. Ya está modificado, idealmente usa una harina panadera, fuerza media/alta, para la foccacia. Saludos y ya nos contarás qué tal resulta la receta:)

Isabel dijo:

Tiene muy buena pinta la receta. ¿Qué tipo de harina es la mejor para esta receta?

Dejar un comentario